El Esta­do de Israel podrá actuar en terri­to­rio espa­ñol sin con­trol – La Haine

El Gobierno espa­ñol ha remi­ti­do al Par­la­men­to un nue­vo acuer­do rela­ti­vo a la pro­tec­ción de infor­ma­ción cla­si­fi­ca­da entre Espa­ña y el Gobierno del Esta­do de Israel, cuya fir­ma auto­ri­zó el Con­se­jo de Minis­tros el 9 de julio de 2010 y que amplia las facul­ta­des mili­ta­res del Esta­do sio­nis­ta en terri­to­rio espa­ñol. Asi­mis­mo inclu­ye acuer­dos en mate­ria de asis­ten­cia infor­ma­ti­va recíproca.

Según la rese­ña del Con­se­jo de Minis­tros, el acuer­do actua­li­za el actual­men­te en vigor, fir­ma­do en Madrid en febre­ro de 1995, que, según las auto­ri­da­des espa­ño­les, había que­da­do “des­fa­sa­do”, y esta­ble­ce las nor­mas y pro­ce­di­mien­tos de segu­ri­dad apli­ca­bles en el inter­cam­bio de infor­ma­ción cla­si­fi­ca­da entre ambos países.

El Gobierno espa­ñol afir­ma que “ambos paí­ses “mani­fies­tan su pro­pó­si­to de “coope­rar en pro­yec­tos con­jun­tos rela­ti­vos a asun­tos mili­ta­res y de defen­sa que pue­den dar lugar a una espe­cial pro­tec­ción de la infor­ma­ción intercambiada”.

Aun­que no men­cio­na nin­guno en con­cre­to, el Minis­te­rio de Defen­sa espa­ñol ha adqui­ri­do en los últi­mos años sis­te­mas israe­líes aun­que, en su mayor par­te, a tra­vés de con­tra­tis­tas espa­ño­les. Algu­nos ejem­plos son los misi­les Spi­ke con que se equi­pa­rán el el Ejér­ci­to de Tie­rra y la torre­ta auto­má­ti­ca por con­trol remo­to Sam­son con que van equi­pa­dos los RG-31 MK5, ambos de la empre­sa israe­lí Rafael

Regu­la asis­ten­cia mutua en esta materia

El nue­vo acuer­do esta­ble­ce el ámbi­to de apli­ca­ción, la obli­ga­ción de ambos paí­ses de infor­mar de la exis­ten­cia del acuer­do a los orga­nis­mos y enti­da­des per­ti­nen­tes de su país y las res­pec­ti­vas auto­ri­da­des nacio­na­les de segu­ri­dad res­pon­sa­bles de su apli­ca­ción. Igual­men­te, reco­ge los prin­ci­pios por los que se regi­rá la trans­mi­sión, recep­ción, tra­duc­ción o repro­duc­ción de la infor­ma­ción así como las equi­va­len­cias entre las cla­si­fi­ca­cio­nes de segu­ri­dad de ambos paí­ses. El pun­to más con­tro­ver­ti­do es el inter­cam­bio de infor­ma­ción en mate­ria anti­te­rro­ris­ta, ya que el borra­dor envia­do al Con­gre­so con­tie­ne una regu­la­ción que per­mi­ti­rían al Esta­do de Israel inves­ti­gar a ciu­da­da­nos del Esta­do Espa­ñol que pue­dan par­ti­ci­par en acti­vi­da­des «con­tra la segu­ri­dad colec­ti­va de Israel».

Se regu­la tam­bién la asis­ten­cia mutua en la con­ce­sión de habi­li­ta­ción de segu­ri­dad a per­so­nas y esta­ble­ci­mien­tos, las medi­das de segu­ri­dad indus­trial a adop­tar en con­tra­tos y pro­yec­tos cla­si­fi­ca­dos, y el régi­men para las visi­tas que supon­gan el acce­so a mate­rias cla­si­fi­ca­das o las medi­das a adop­tar en caso de infrac­ción de la seguridad.

Inten­si­fi­ca­ción de relaciones

En mar­zo del año pasa­do, la minis­tra de Defen­sa, Car­me Cha­cón, y su homó­lo­go israe­lí, Ehud Barak, sus­cri­bie­ron un memo­rán­dum de enten­di­mien­to como mar­co jurí­di­co para impul­sar la coope­ra­ción y el inter­cam­bio tec­no­ló­gi­co en mate­ria de Defen­sa. Barak seña­ló enton­ces que cons­ti­tuía “un para­güas” que podía alber­gar mucho con­te­ni­do en mate­ria de Defensa.

Aque­lla visi­ta a Espa­ña fue la pri­me­ra de un minis­tro de Defen­sa israe­lí ofi­cial­men­te, pese a la exis­ten­cia de reunio­nes fre­cuen­tes y un con­tac­to con­ti­nua­do entre ambos.

En este sen­ti­do, en mayo de 2010, la com­pa­ñía israe­lí Rafael se ins­ta­ló en Espa­ña a tra­vés de la com­pra de PAP Tec­nos, una com­pa­ñía de inge­nie­ría de la que se con­ver­ti­rán en su tec­nó­lo­go ade­más de dar­le sopor­te finan­cie­ro. Su obje­ti­vo era abrir­se mer­ca­do en Espa­ña y en el res­to de Euro­pa, Amé­ri­ca Lati­na y ter­ce­ros mer­ca­dos en los que la ‘mar­ca” Espa­ña tie­ne algu­na ven­ta­ja, ejer­cien­do Espa­ña un papel de agen­cia comer­cial de los intere­ses mili­ta­res israe­líes en el mundo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.