Vice­pre­si­den­te de Ecua­dor defien­de expul­sión de emba­ja­do­ra de EEUU

El vice­pre­si­den­te ecua­to­riano expli­có las razo­nes de la sali­da de la diplo­má­ti­ca por incu­rrir en asun­tos inter­nos

Resu­men Latinoamericano/​Telesur - El vice­pre­si­den­te de Ecua­dor, Lenín Moreno, afir­mó este sába­do que la recien­te expul­sión de la emba­ja­do­ra esta­dou­ni­den­se en ese país, Heather Hod­ges, se hizo en corres­pon­den­cia con “dos valo­res (de la nación) que no pue­den ser rotos: la dig­ni­dad y el res­pe­to”. El segun­do al man­do seña­ló que era muy nece­sa­ria la res­pues­ta que nun­ca lle­gó por par­te de la emi­sa­ria.

En el pro­gra­ma sema­nal Enla­ce Ciu­da­dano tras­mi­ti­do este sába­do, Moreno recal­có que a tra­vés de la deci­sión de decla­rar per­so­na non gra­ta a la emba­ja­do­ra Hod­ges, el Gobierno ecua­to­riano exi­ge res­pe­to de Esta­dos Uni­dos (EE.UU), un valor que “no pue­de per­mi­tir que se le nie­gue”.

“Si se exi­ge res­pe­to pues que se dé res­pe­to (…) pen­sa­mos como ecua­to­ria­nos que era impor­tan­te reci­bir por par­te de la Emba­ja­da de EE.UU. una expli­ca­ción cor­dial acer­ca de lo que había ocu­rri­do. Sin embar­go, esto las­ti­mo­sa­men­te no ocu­rrió”, expli­có.

Indi­có que “bajo nin­gu­na cir­cuns­tan­cia” a EE.UU. “se le da el dere­cho a con­si­de­rar por nues­tra peque­ñez, como mucha­chos de manos de ellos” y a su vez, agre­gó que “es por eso que el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca (Rafael Correa) con el Can­ci­ller (Ricar­do Pati­ño)” deci­die­ron emi­tir la decla­ra­ción.

El acon­te­ci­mien­to que ori­gi­nó la expul­sión de la emba­ja­do­ra Heather Hod­ges de Ecua­dor el pasa­do miér­co­les fue la apa­ri­ción de unos cables difun­di­dos a tra­vés del sitio Web Wiki­Leaks, en los que la emi­sa­ria se refe­ría al gober­nan­te ecua­to­riano y al ex coman­dan­te de la Poli­cía Nacio­nal, gene­ral Jai­me Hur­ta­do, de for­ma ofen­si­va.

Ante los docu­men­tos, en los que Hod­ges ofen­dió a Correa seña­lan­do que con­tra­ta a corrup­tos a sabien­das de sus actos ile­ga­les con el fin de poder­los “mani­pu­lar”, el can­ci­ller Pati­ño hizo una cita con la emba­ja­do­ra para pedir una expli­ca­ción; no obs­tan­te, ella no qui­so dar­la debi­do a que su “Polí­ti­ca de Esta­do” se lo prohí­be.

Des­pués del hecho, Pati­ño, en una entre­vis­ta exclu­si­va con tele­SUR, recal­có que “no pode­mos acep­tar que una repre­sen­tan­te infor­me de esa mane­ra a su pro­pio Gobierno, dicien­do cali­fi­ca­ti­vos ofen­si­vos de nues­tro man­da­ta­rio”.

Pese a la cali­fi­ca­ción de Hud­ges como “per­so­na non gra­ta” por par­te de Ecua­dor, Pati­ño reite­ró que espe­ra que EE.UU. entien­da la acción y a su vez, com­pren­da que este acto “no es con­tra todo el Gobierno, sino par­ti­cu­lar­men­te con la con­duc­ta de su emba­ja­do­ra en nues­tro país”.

“Las rela­cio­nes no debe­rían afec­tar­se, esa es nues­tra posi­ción, espe­ra­mos que así los entien­dan”, des­ta­có en esa opor­tu­ni­dad.

Sin embar­go, dos días des­pués de la expul­sión de Hod­ges, el Gobierno esta­dou­ni­den­se anun­ció que tam­bién había sido expul­sa­do el emba­ja­dor ecua­to­riano en el país del nor­te, Luis Galle­gos.

A pesar de la acción, este vier­nes Pati­ño se mos­tró con­fia­do que las rela­cio­nes entre las dos nacio­nes pasa­rán el capí­tu­lo y se man­ten­drán cor­dia­les.

«Cono­cía­mos que esta reac­ción se podía dar (…) Nor­mal­men­te esto se hace (en el ámbi­to diplo­má­ti­co) como medi­da de reci­pro­ci­dad», seña­ló el Minis­tro de Exte­rio­res y expli­có que al no exis­tir Emba­ja­do­res, la rela­ción entre los paí­ses se desa­rro­lla a nivel de Encar­ga­dos de Nego­cios.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *