“EEUU tie­ne todas las prue­bas del terro­ris­mo de Posa­da Carri­les”- Min­rex Cuba

En la tar­de del 8 de abril de 2011 cul­mi­nó la far­sa que se ini­cia­ra ya hace 13 sema­nas en El Paso, Texas, con la abso­lu­ción del terro­ris­ta Luis Posa­da Carri­les de todos los car­gos que se le impu­taron en el jui­cio migra­to­rio en su con­tra.

Para todos aque­llos que han segui­do la tene­bro­sa tra­yec­to­ria del terro­ris­ta y sus víncu­los con suce­si­vos gobier­nos nor­te­ame­ri­ca­nos, el FBI y la CIA, en su gue­rra sucia con­tra Cuba, se tra­ta de una demos­tra­ción adi­cio­nal del apo­yo y ampa­ro que his­tó­ri­ca­men­te le han brin­da­do las auto­ri­da­des nor­te­ame­ri­ca­nas.

Des­de que Posa­da Carri­les des­em­bar­có en La Flo­ri­da adon­de via­jó des­de Islas Muje­res, en Méxi­co, a bor­do de la embar­ca­ción “San­tri­na”, como opor­tu­na­men­te denun­ció el Coman­dan­te en Jefe Fidel Cas­tro, ha segui­do estan­do, como lo estu­vo siem­pre, bajo la tute­la y pro­tec­ción del gobierno de los Esta­dos Uni­dos.

Su jui­cio por haber men­ti­do en un pro­ce­so migra­to­rio y no por terro­ris­ta, es un insul­to al pue­blo de Cuba y a las fami­lias enlu­ta­das por las accio­nes de Posa­da.

La des­ver­güen­za ocu­rri­da en El Paso es total­men­te con­tra­dic­to­ria con la polí­ti­ca anti­te­rro­ris­ta que dice pro­fe­sar el gobierno de los Esta­dos Uni­dos y que ha pro­vo­ca­do, inclu­so, inter­ven­cio­nes mili­ta­res en otras nacio­nes y cos­ta­do miles de vidas.

El gobierno de los Esta­dos Uni­dos cono­ce bien la par­ti­ci­pa­ción de Posa­da Carri­les en la vola­du­ra de la aero­na­ve de Cuba­na de Avia­ción sobre Bar­ba­dos en 1976, la cam­pa­ña de bom­bas con­tra ins­ta­la­cio­nes turís­ti­cas cuba­nas en 1997, y sus pla­nes para aten­tar con­tra la vida de nues­tro Coman­dan­te en Jefe, en Pana­má, en el año 2000, por lo que fue, inclu­so, con­de­na­do en dicho país.

El gobierno de Washing­ton tie­ne en sus manos todas las prue­bas de los crí­me­nes de Posa­da, muchas de las cua­les fue­ron pre­sen­ta­das en el jui­cio de El Paso.

Habrá que ver si es capaz aho­ra de enta­blar un nue­vo pro­ce­so con­tra Posa­da Carri­les por terro­ris­mo, o de pro­ce­der a su extra­di­ción a Vene­zue­la, como le fue­ra soli­ci­ta­do hace ya más de cin­co años por ese país, y a lo que está obli­ga­do jurí­di­ca­men­te por los con­ve­nios inter­na­cio­na­les de que es par­te y por la reso­lu­ción 1373 (2001) del Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das, que pro­pio Gobierno de Esta­dos Uni­dos pro­mo­vió.

Lo más para­dó­ji­co es que, mien­tras se exo­ne­ra a Posa­da Carri­les, cin­co lucha­do­res anti­te­rro­ris­tas cuba­nos per­ma­ne­cen injus­ta­men­te en cár­ce­les nor­te­ame­ri­ca­nas por bus­car infor­ma­ción sobre las accio­nes de los terro­ris­tas de ori­gen cubano que, como Posa­da Carri­les, se pasean libre e impu­ne­men­te por las calles de Mia­mi.

Cuba reite­ra que el gobierno de los Esta­dos Uni­dos es el res­pon­sa­ble prin­ci­pal de este des­en­la­ce y lo empla­za a que asu­ma sus obli­ga­cio­nes en la lucha con­tra el terro­ris­mo, sin hipo­cre­sías ni dobles rase­ros.

La Haba­na, 9 de abril de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *