Dis­cur­so del inter­na­cio­na­lis­ta vas­co Wal­ter Wen­de­lin al salir de pri­sión

foto_0120100731203112.jpg

Wal­ter Wen­de­lín: «No se pue­de aca­bar con la ter­nu­ra entre los pue­blos a caño­na­zos»

El tex­to fue leí­do por él mis­mo en su ongi-eto­rri jun­to a los jóve­nes gas­teiz­ta­rras Nes­tor y Unai. Un ongi-eto­rri muy nume­ro­so, tras el cual hubo una cena popu­lar.

A par­tir del momen­to que apo­rrean o asti­llan la puer­ta de tu casa y lue­go cuan­do los por­to­nes van gol­pean­do al cerrar uno tras otro detrás de uno, cuan­do sus nor­mas ins­ti­tu­cio­na­les y las arbi­tra­rias deci­sio­nes de car­ce­le­ros te ago­bian en los corre­do­res, cuan­do el abu­rri­mien­to se estan­ca duran­te la noche y el tiem­po no pasa sin parar de pasar enton­ces es cuan­do el com­pa­ñe­ro pre­so polí­ti­co te ofre­ce lle­var la car­ga con­jun­ta­men­te, y abre la ven­ta­na ocul­ta en un muro para recor­dar­te cómo en las calles y pla­zas de pue­blos y ciu­da­des de EH voso­tros estáis pisan­do fuer­te, avan­zan­do, toman­do deci­sio­nes, actuan­do sin parar, sin que os pue­dan parar, ni prohi­bir, ni nor­mar, ni lle­var a nin­gún redil. A veces nos cues­ta reci­bir el hom­bro del com­pa­ñe­ro como tam­bién nos cues­ta reci­bir todo el apo­yo de las per­so­nas que via­jáis cada fin de sema­na y tam­bién de las que os que­dáis guar­dan­do la reta­guar­dia.

No hemos apren­di­do esto a tiem­po ni lo sufi­cien­te. Pode­mos y debe­mos rea­li­zar este apren­di­za­je pre­via­men­te y por si aca­so.

No debe­mos tener mie­do ni temer espan­tar a la gen­te con ello.

Debe­mos for­mar­nos a tiem­po y bien por­que se lo debe­mos a los com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras que están y siguen allá den­tro y tam­bién os lo debe­mos a voso­tros y voso­tras, que via­jáis cada fin de sema­na por la Piel de Toro o a tra­vés de la Repu­bli­que, que seguís y seguís avan­zan­do en las calles de EH hacia la Liber­tad Lle­ga­rá el día en el que todos y todas las que hemos pasa­do por este tran­ce (haya sido cor­ti­to o lar­go) poda­mos orga­ni­zar el home­na­je jus­to y mere­ci­do a todos y todas las que habéis tra­ba­ja­do, sufri­do para ase­gu­rar la salud, el áni­mo y la moral de los y las de den­tro. Pero no olvi­de­mos que más impor­tan­te aún que for­mar­nos más y mejor para estar pre­pa­ra­dos en el caso de tener que tras­pa­sar los odio­sos muros hacia den­tro es inver­tir esfuer­zo y tra­ba­jo para no tener que hacer este via­je.

Debe­mos evi­tar este via­je siem­pre pero sin renun­ciar ni a un sólo acto que nos dic­te nues­tra con­cien­cia, sin dejar de hacer este algo que hemos hecho sin dejar de ser ni un poqui­to así de cul­pa­bles.

Por­que no somos ino­cen­tes, somos cul­pa­bles, y debe­mos ser­lo cada día más, cul­pa­bles de pro­du­cir, acu­mu­lar y uti­li­zar armas de desa­rro­llo masi­vo de huma­ni­dad, soli­da­ri­dad, dig­ni­dad, jus­ti­cia y paz, cul­pa­bles de tomar deci­sio­nes inde­pen­dien­te­men­te pero con total depen­den­cia de cual­quier lucha de cual­quie­ra con­tra cual­quier injus­ti­cia en cual­quier par­te del Mun­do. Hace 6 meses y algo ya el Rei­no, cár­cel de pue­blos y cons­truc­tor de más y más cár­ce­les a su ima­gen y seme­jan­za, des­car­gó todo el peso de su debi­li­dad y su mie­do, su indig­ni­dad y su fana­tis­mo sobre 8 de noso­tros sobre la SOLIDARIDAD INTERNACIONALISTA de nues­tro pue­blo.

Con la «razón» de su fuer­za y la fuer­za de su sin­ra­zón pre­ten­dió aca­bar nada más y nada menos que con la TERNURA entre los pue­blos. qué ILUSOS ENGREIDOS y COBARDES !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

No se pue­de aca­bar con la Ter­nu­ra entre los Pue­blos a caño­na­zos, con misi­les des­de sus F16 como aho­ra están inten­tan­do en Libia o antes pre­ten­die­ran hacer­lo en los Bal­ca­nes y lue­go en Afga­nis­tán. Ni tam­po­co Tele­fó­ni­ca, Ende­sa, Iber­dro­la, Unión Feno­sa, el BBVA, .… podrán nun­ca aca­bar con la soli­da­ri­dad arra­san­do a otras tie­rras y gen­tes con sus euros,sus 0,7%, su cré­di­tos, sus sór­di­dos nego­cios con bene­fi­cios ase­si­nos a los que lla­man cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, por­que los pue­blos de Argen­ti­na, Boli­via, Nica­ra­gua, Ecua­dor, Colom­bia .… y tan­tos otros de Amé­ri­ca, Áfri­ca, Asia y Ocea­nía han deci­di­do, como Vene­zue­la, que ya no se callan. Mucho menos pue­den aca­bar con la Ter­nu­ra, con la Soli­da­ri­dad y con la Volun­tad de nues­tro pue­blo median­te la gue­rra sucia para­po­li­cial de los GAL, con la gue­rra sucia para­ju­di­cial de la Audien­cia Nacio­nal o con sus cár­ce­les cons­trui­das a ima­gen y seme­jan­za de su Demo­cra­cia Real y su Irreal Liber­tad. No pue­den – ni ellos ni nadie – aca­bar con el inter­na­cio­na­lis­mo soli­da­rio, con la ter­nu­ra entre los Pue­blos, con nues­tro «Sen­tir en lo más hon­do cual­quier injus­ti­cia con­tra cual­quie­ra en cual­quier par­te del Mun­do».

Siem­pre nos soli­da­ri­za­re­mos, por­que sabe­mos que si hay un sólo pue­blo explo­ta­do y opri­mi­do es por­que exis­te un opre­sor explo­ta­dor y mien­tras exis­ta un sólo opre­sor explo­ta­dor no habrá nadie, ni un sólo pue­blo, que pue­da estar segu­ro de su Liber­tad. La SOLIDARIDAD No es deli­to.

Pero si lo hacen deli­to hare­mos que sea el «deli­to» más gran­de, digno, pode­ro­so, legí­ti­mo y éti­co aquí y en cual­quier par­te del Mun­do.

No hay cár­cel que resis­ta la TERNURA entre los PUEBLOS

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *