Jui­cio con­tra opo­si­to­res al TAV: la fis­cal reba­ja su peti­ción a una fal­ta de des­lu­ci­mien­to- Ateak Ire­ki

Hoy a las 11.30 de la maña­na ha teni­do lugar en la Audien­cia Pro­vin­cial de Nava­rra la segun­da par­te del jui­cio con­tra cua­tro per­so­nas acu­sa­das de rea­li­zar unas pin­ta­das con­tra la cons­truc­ción del Tren de Alta Velo­ci­dad.

La sesión se ha ini­cia­do median­te una vídeo con­fe­ren­cia con la decla­ra­ción de un Guar­dia Civil des­ti­na­do a Afga­nis­tán. Este núme­ro esta­ba cita­do por la acu­sa­ción fis­cal como tes­ti­go ocu­lar de los hechos. Pero no ha con­se­gui­do iden­ti­fi­car a nin­guno de los acu­sa­dos como autor de las pin­ta­das. Las acu­sa­das han ejer­ci­do su dere­cho a la últi­ma pala­bra, pero todas ellas han sido inte­rrum­pi­das por el juez ale­gan­do que las con­si­de­ra­cio­nes polí­ti­cas que se han inten­ta­do trans­mi­tir no tenían nada que ver con los hechos juz­ga­dos.

Para fina­li­zar, la fis­cal ha reba­ja­do su peti­ción de deli­to de daños a una fal­ta de des­lu­ci­mien­to soli­ci­tan­do para las encau­sa­das el cum­pli­mien­to de la res­pon­sa­bi­li­dad civil que supo­ne el pago de 3.600 euros de indem­ni­za­ción en con­cep­to de lim­pie­za más una pena de seis días de loca­li­za­ción per­ma­nen­te (anti­guo arres­to domi­ci­lia­rio). La defen­sa ha soli­ci­ta­do la libre abso­lu­ción debi­do a que la acu­sa­ción se basa­ba úni­ca­men­te en indi­cios y no en prue­bas obje­ti­vas. En todo caso, con res­pec­to a la res­pon­sa­bi­li­dad civil, ha argu­men­ta­do que el Ayun­ta­mien­to de Zizur no se ha per­so­na­do como acu­sa­ción ni ha soli­ci­ta­do nin­gún tipo de indem­ni­za­ción. Tam­po­co ha pre­sen­ta­do nin­gu­na fac­tu­ra que acre­di­te el cos­te de lim­pie­za de las pin­ta­das.

Mien­tras se ha desa­rro­lla­do el jui­cio, ha teni­do lugar una con­cen­tra­ción enfren­te de la Audien­cia en apo­yo a las per­so­nas acu­sa­das y en con­tra de la cri­mi­na­li­za­ción del movi­mien­to anti-TAV.

Las per­so­nas encau­sa­das con­si­de­ran que “la des­me­su­ra­da peti­ción ini­cial por par­te de la fis­ca­lía res­pon­de a una cla­ra inten­cio­na­li­dad de ame­dren­tar a la opo­si­ción a este macro­pro­yec­to”. Duran­te un año se ha man­te­ni­do la ame­na­za de cár­cel para las encau­sa­das a pesar de que la defen­sa inter­pu­so un recur­so de ape­la­ción soli­ci­tan­do que los hechos fue­ran juz­ga­dos como fal­ta y no como deli­to. Final­men­te la fis­ca­lía se ha vis­to obli­ga­da a reba­jar la peti­ción a pesar de que los hechos no habían varia­do, “lo que con­fir­ma que la desor­bi­ta­da peti­ción fis­cal tenía un obje­ti­vo cla­ra­men­te polí­ti­co”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *