Jui­cio con­tra opo­si­to­res al TAV: la fis­cal reba­ja su peti­ción a una fal­ta de des­lu­ci­mien­to- Ateak Ireki

Hoy a las 11.30 de la maña­na ha teni­do lugar en la Audien­cia Pro­vin­cial de Nava­rra la segun­da par­te del jui­cio con­tra cua­tro per­so­nas acu­sa­das de rea­li­zar unas pin­ta­das con­tra la cons­truc­ción del Tren de Alta Velocidad.

La sesión se ha ini­cia­do median­te una vídeo con­fe­ren­cia con la decla­ra­ción de un Guar­dia Civil des­ti­na­do a Afga­nis­tán. Este núme­ro esta­ba cita­do por la acu­sa­ción fis­cal como tes­ti­go ocu­lar de los hechos. Pero no ha con­se­gui­do iden­ti­fi­car a nin­guno de los acu­sa­dos como autor de las pin­ta­das. Las acu­sa­das han ejer­ci­do su dere­cho a la últi­ma pala­bra, pero todas ellas han sido inte­rrum­pi­das por el juez ale­gan­do que las con­si­de­ra­cio­nes polí­ti­cas que se han inten­ta­do trans­mi­tir no tenían nada que ver con los hechos juzgados.

Para fina­li­zar, la fis­cal ha reba­ja­do su peti­ción de deli­to de daños a una fal­ta de des­lu­ci­mien­to soli­ci­tan­do para las encau­sa­das el cum­pli­mien­to de la res­pon­sa­bi­li­dad civil que supo­ne el pago de 3.600 euros de indem­ni­za­ción en con­cep­to de lim­pie­za más una pena de seis días de loca­li­za­ción per­ma­nen­te (anti­guo arres­to domi­ci­lia­rio). La defen­sa ha soli­ci­ta­do la libre abso­lu­ción debi­do a que la acu­sa­ción se basa­ba úni­ca­men­te en indi­cios y no en prue­bas obje­ti­vas. En todo caso, con res­pec­to a la res­pon­sa­bi­li­dad civil, ha argu­men­ta­do que el Ayun­ta­mien­to de Zizur no se ha per­so­na­do como acu­sa­ción ni ha soli­ci­ta­do nin­gún tipo de indem­ni­za­ción. Tam­po­co ha pre­sen­ta­do nin­gu­na fac­tu­ra que acre­di­te el cos­te de lim­pie­za de las pintadas.

Mien­tras se ha desa­rro­lla­do el jui­cio, ha teni­do lugar una con­cen­tra­ción enfren­te de la Audien­cia en apo­yo a las per­so­nas acu­sa­das y en con­tra de la cri­mi­na­li­za­ción del movi­mien­to anti-TAV.

Las per­so­nas encau­sa­das con­si­de­ran que “la des­me­su­ra­da peti­ción ini­cial por par­te de la fis­ca­lía res­pon­de a una cla­ra inten­cio­na­li­dad de ame­dren­tar a la opo­si­ción a este macro­pro­yec­to”. Duran­te un año se ha man­te­ni­do la ame­na­za de cár­cel para las encau­sa­das a pesar de que la defen­sa inter­pu­so un recur­so de ape­la­ción soli­ci­tan­do que los hechos fue­ran juz­ga­dos como fal­ta y no como deli­to. Final­men­te la fis­ca­lía se ha vis­to obli­ga­da a reba­jar la peti­ción a pesar de que los hechos no habían varia­do, “lo que con­fir­ma que la desor­bi­ta­da peti­ción fis­cal tenía un obje­ti­vo cla­ra­men­te político”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.