«Egin Deza­gun Bidea» une fuer­zas para avan­zar hacia la amnis­tía

EgunHorif02.jpg

Fue un acto bre­ve y sen­ci­llo, pero pre­ten­de ser el ini­cio de una diná­mi­ca con lar­go reco­rri­do y mucha pro­fun­di­dad. Por­que la tarea a aco­me­ter tam­bién lo es: la amnis­tía. Son cons­cien­tes de que no se logra­rá en un solo día, y por eso se han pues­to ya manos a la obra.

Ex pre­sos, fami­lia­res, repre­sen­tan­tes polí­ti­cos, abo­ga­dos y gen­tes soli­da­rias con los pre­sos y cono­ci­das de muchas diná­mi­cas socia­les se die­ron cita en el Para­nin­fo de la UPV en Bil­bo. Muchos de ellos ya coin­ci­die­ron en la mani­fes­ta­ción por los pre­sos del 8 de enero en Bil­bo, que mar­có un hito movi­li­za­dor al reu­nir a 64.000 per­so­nas. En aquel momen­to, los con­vo­can­tes de «Egin Deza­gun Urrat­sa» anun­cia­ron que la ini­cia­ti­va tenía voca­ción de con­ti­nui­dad. Y el fru­to es este «Egin Deza­gun Bidea», que esbo­zó ayer sus líneas maes­tras.

De expli­car­las se encar­ga­ron Iña­ki Ola­so­lo, perio­dis­ta, y Mari Feli Etxean­dia, her­ma­na de un pre­so polí­ti­co vas­co. El movi­mien­to en cier­nes está muy cla­ra­men­te uni­do al con­tex­to crea­do por la ini­cia­ti­va de la izquier­da aber­tza­le, y apor­ta ideas y líneas de tra­ba­jo reno­va­das.

Así, duran­te la pre­sen­ta­ción sona­ron con fuer­za pala­bras como uda­be­rria (pri­ma­ve­ra), en el emo­ti­vo poe­ma que leyó Gotzon Baran­dia­ran acom­pa­ña­do a la gui­ta­rra por Alex Sarrie­gi. Se citó tam­bién la nece­si­dad de poner­le «nue­va músi­ca» a Eus­kal Herria. Pero, sobre todo, se habló de amnis­tía, enten­di­da como un pro­ce­so gra­dual, «un reco­rri­do que desa­rro­lla­re­mos paso a paso».

«Un camino que se pre­su­me lar­go, pero que no ten­drá des­can­so has­ta traer a las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos a casa, y que todas y todos sean com­ple­ta­men­te libres», leye­ron Ola­so­lo, en cas­te­llano, y Etxean­dia, en eus­ka­ra, con dece­nas de pro­mo­to­res de la ini­cia­ti­va situa­dos a sus espal­das.

Los pasos a seguir

Este camino se tra­du­ce en una serie de pasos. El pri­me­ro, «la des­ac­ti­va­ción de todas las medi­das de excep­ción que per­mi­ten la exis­ten­cia de situa­cio­nes extre­mas: aca­bar con la dis­per­sión, liber­tad para quie­nes han cum­pli­do su con­de­na, quie­nes están gra­ve­men­te enfer­mos, ter­mi­nar con los tra­tos crue­les y degra­dan­tes, poner pun­to final a las situa­cio­nes de ais­la­mien­to y la sole­dad y los gol­pes…».

Jun­to a ello, la ini­cia­ti­va tra­ba­ja­rá por «la agru­pa­ción del Colec­ti­vo de Pre­sos y Pre­sas Polí­ti­cas Vas­cas en Eus­kal Herria, con todos sus dere­chos huma­nos, indi­vi­dua­les, colec­ti­vos, civi­les y polí­ti­cos intac­tos, para poder par­ti­ci­par, jun­to al res­to de agen­tes y sin nin­gún impe­di­men­to, en el pro­ce­so polí­ti­co abier­to en Eus­kal Herria».

En resu­men, entien­den que «en el pro­ce­so de reso­lu­ción del con­flic­to será nece­sa­rio ir superan­do las con­se­cuen­cias del mis­mo, posi­bi­li­tan­do así el regre­so de pre­sas, pre­sos, exi­lia­das y exi­lia­dos polí­ti­cos a casa. El pro­ce­so de reso­lu­ción del con­flic­to es tam­bién el pro­ce­so de la amnis­tía», con­clu­yen.

Herri Bil­gu­neak y cola­bo­ra­ción

Fija­do el qué, vie­ne el cómo. El movi­mien­to se mues­tra con­ven­ci­do de que el camino a la amnis­tía «pue­de ser rea­li­za­do a tra­vés del tra­ba­jo de la ciu­da­da­nía de Eus­kal Herria», a tra­vés de la orga­ni­za­ción en cada barrio, pue­blo, ciu­dad… Egin Deza­gun Bidea hace un lla­ma­mien­to a ir crean­do los deno­mi­na­dos Herri Bil­gu­neak, y no esca­ti­ma des­ti­na­ta­rios: «Estu­dian­tes, tra­ba­ja­do­res, jóve­nes, jubi­la­dos, inge­nie­ras, pro­fe­so­ras, alcal­des, sacer­do­tes, can­tan­tes, lim­pia­do­res, depor­tis­tas de éli­te, perio­dis­tas…». Que lograr­lo no es una qui­me­ra que­da cla­ro en el gru­po pro­mo­tor, dado que están repre­sen­ta­dos casi todos estos sec­to­res y otros más.

En para­le­lo, plan­tean tam­bién desa­rro­llar «ámbi­tos de actua­ción con­jun­ta», tan­to en Eus­kal Herria como en el ámbi­to inter­na­cio­nal. Y den­tro del terri­to­rio vas­co, Egin Deza­gun Bidea bus­ca­rá tra­ba­jar en común con par­ti­dos, sin­di­ca­tos, agen­tes socia­les y tam­bién ins­ti­tu­cio­nes. «Que el dis­cur­so y los com­pro­mi­sos a favor de los dere­chos de las y los pre­sos polí­ti­cos for­men par­te del deba­te polí­ti­co, tam­bién en épo­ca elec­to­ral», piden.

En resu­men, un via­je con una meta bien mar­ca­da: la amnis­tía. Y algu­na esta­ción con­cre­ta tam­bién muy deli­mi­ta­da: «La polí­ti­ca peni­ten­cia­ria debe pasar a cla­ves de reso­lu­ción».

Ex pre­sos y un arco iris social

A la pre­sen­ta­ción acu­dió una amplia repre­sen­ta­ción de los pro­mo­to­res de Egin Deza­gun Bidea ‑casi todos ellos dan este nue­vo paso tras haber­se uni­do para la mani­fes­ta­ción de enero- y dife­ren­tes invi­ta­dos. En la sala del Para­nin­fo de la UPV había muchos años años de cár­cel, mucha expe­rien­cia. Por ejem­plo, Jon Bil­bao Moro, el segun­do pre­so polí­ti­co vas­co que más tiem­po ha pasa­do en la cár­cel des­pués de Joxe Mari Sagar­dui, Gatza. Jun­to a él se vio a José Anto­nio Torre Alto­na­ga, Medius, Fer­nan­do Etxe­ga­rai, Bego­ña Sagar­za­zu, Mitxel Saras­ke­ta, Joxe Domin­go Aiz­pu­rua, Satur López de Pari­za, Patxi Gómez… Todos los pre­sen­tes tuvie­ron un pri­mer recuer­do sen­ti­do para el elgoi­bar­ta­rra Mikel Iba­ñez, falle­ci­do la vís­pe­ra tras una lar­ga enfer­me­dad que ha debi­do afron­tar en pri­sión casi has­ta el final; una prue­ba dra­má­ti­ca, en defi­ni­ti­va, de cuál debe ser el pri­mer paso a dar por el movi­mien­to.

Y jun­to a los ex pre­sos, un peque­ño cri­sol de la socie­dad vas­ca, carac­te­ri­za­do por el deno­mi­na­dor común de su soli­da­ri­dad con los pre­sos: Félix Plá­cer, Eba Ferrei­ra, Txe­rra Boli­na­ga, Iña­ki Goioa­ga, Joxe­rra Etxe­ba­rria, Jesús Valen­cia, Ando­ni Txas­ko…

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *