Pro­mo­ver el boi­cot no es anti­se­mi­tis­mo – Martxe­lo Díaz

Varios medios cata­la­nes, galle­gos y vas­cos aca­ban de publi­car un mani­fies­to en el que se des­ca­li­fi­ca la cam­pa­ña de boi­cot a Israel, al con­si­de­rar que está impul­san­do que se come­tan «actos dis­cri­mi­na­to­rios con­tra ciu­da­da­nos israe­líes que reavi­van el odio con­tra los judíos en gene­ral». El docu­men­to que apa­re­ce fir­ma­do, entre otros, por el sena­dor jel­tza­le Iña­ki Ana­sa­gas­ti, el eus­kal­tzain Xabier Kin­ta­na, el ex vice­pre­si­dent de la Gene­ra­li­tat cata­la­na Josep-Lluís Carod-Rovi­ra y la ex inde­pen­den­tis­ta y hoy ter­tu­lia­na tele­vi­si­va Pilar Raho­la no pue­de estar más erra­do y ser más tendencioso.

El lla­ma­mien­to al boi­cot, des­in­ver­sión y san­cio­nes (BDS) con­tra el Esta­do sio­nis­ta de Israel se basa en que vul­ne­ra la legis­la­ción inter­na­cio­nal y some­te a la pobla­ción pales­ti­na a una dis­cri­mi­na­ción per­ma­nen­te y una con­cul­ca­ción de dere­chos que nume­ro­sos agen­tes de la pro­pia socie­dad pales­ti­na ‑inclui­dos quie­nes tie­nen pasa­por­te israe­lí- han denun­cia­do. En nin­gún caso se actúa con­tra per­so­nas judías, sino con­tra expre­sio­nes del Esta­do sio­nis­ta que pre­ten­den ven­der la idea de que Israel es una demo­cra­cia, se vis­tan de equi­po de balon­ces­to o de can­tan­te fal­sa­men­te inte­gra­do­ra. No vamos a dudar aho­ra de la lucha con­tra el apartheid en Sudá­fri­ca del arzo­bis­po Des­mond Tutu. Pues el pro­pio Tutu com­pa­ró la situa­ción que pade­cían los negros en Sudá­fri­ca con la que sufren aho­ra los pales­ti­nos. Aun­que Ana­sa­gas­ti y Raho­la no la quie­ran ver.

Decir que es «una irres­pon­sa­bi­li­dad que bajo el argu­men­to de la soli­da­ri­dad se inten­te impor­tar a nues­tras socie­da­des un con­flic­to externo» es una cla­ra demos­tra­ción de que los fir­man­tes del mani­fies­to con­tra el boi­cot no son cons­cien­tes de que una de las bases del inter­na­cio­na­lis­mo es, pre­ci­sa­men­te, denun­ciar cual­quier injus­ti­cia en cual­quier par­te del mun­do. Lo dijo un tal Che Guevara.

Una vez más, asis­ti­mos a un inten­to de pre­sen­tar la soli­da­ri­dad con los pales­ti­nos como anti­se­mi­ta, cuan­do los ára­bes son un pue­blo semi­ta. Una vez más, asis­ti­mos a un inten­to de cri­mi­na­li­zar la soli­da­ri­dad y el internacionalismo.

Martxe­lo Diaz (Perio­dis­ta y miem­bro de Eus­kal Herria-Pales­ti­na Sarea)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.