Pro­mo­ver el boi­cot no es anti­se­mi­tis­mo – Martxe­lo Díaz

Varios medios cata­la­nes, galle­gos y vas­cos aca­ban de publi­car un mani­fies­to en el que se des­ca­li­fi­ca la cam­pa­ña de boi­cot a Israel, al con­si­de­rar que está impul­san­do que se come­tan «actos dis­cri­mi­na­to­rios con­tra ciu­da­da­nos israe­líes que reavi­van el odio con­tra los judíos en gene­ral». El docu­men­to que apa­re­ce fir­ma­do, entre otros, por el sena­dor jel­tza­le Iña­ki Ana­sa­gas­ti, el eus­kal­tzain Xabier Kin­ta­na, el ex vice­pre­si­dent de la Gene­ra­li­tat cata­la­na Josep-Lluís Carod-Rovi­ra y la ex inde­pen­den­tis­ta y hoy ter­tu­lia­na tele­vi­si­va Pilar Raho­la no pue­de estar más erra­do y ser más ten­den­cio­so.

El lla­ma­mien­to al boi­cot, des­in­ver­sión y san­cio­nes (BDS) con­tra el Esta­do sio­nis­ta de Israel se basa en que vul­ne­ra la legis­la­ción inter­na­cio­nal y some­te a la pobla­ción pales­ti­na a una dis­cri­mi­na­ción per­ma­nen­te y una con­cul­ca­ción de dere­chos que nume­ro­sos agen­tes de la pro­pia socie­dad pales­ti­na ‑inclui­dos quie­nes tie­nen pasa­por­te israe­lí- han denun­cia­do. En nin­gún caso se actúa con­tra per­so­nas judías, sino con­tra expre­sio­nes del Esta­do sio­nis­ta que pre­ten­den ven­der la idea de que Israel es una demo­cra­cia, se vis­tan de equi­po de balon­ces­to o de can­tan­te fal­sa­men­te inte­gra­do­ra. No vamos a dudar aho­ra de la lucha con­tra el apartheid en Sudá­fri­ca del arzo­bis­po Des­mond Tutu. Pues el pro­pio Tutu com­pa­ró la situa­ción que pade­cían los negros en Sudá­fri­ca con la que sufren aho­ra los pales­ti­nos. Aun­que Ana­sa­gas­ti y Raho­la no la quie­ran ver.

Decir que es «una irres­pon­sa­bi­li­dad que bajo el argu­men­to de la soli­da­ri­dad se inten­te impor­tar a nues­tras socie­da­des un con­flic­to externo» es una cla­ra demos­tra­ción de que los fir­man­tes del mani­fies­to con­tra el boi­cot no son cons­cien­tes de que una de las bases del inter­na­cio­na­lis­mo es, pre­ci­sa­men­te, denun­ciar cual­quier injus­ti­cia en cual­quier par­te del mun­do. Lo dijo un tal Che Gue­va­ra.

Una vez más, asis­ti­mos a un inten­to de pre­sen­tar la soli­da­ri­dad con los pales­ti­nos como anti­se­mi­ta, cuan­do los ára­bes son un pue­blo semi­ta. Una vez más, asis­ti­mos a un inten­to de cri­mi­na­li­zar la soli­da­ri­dad y el inter­na­cio­na­lis­mo.

Martxe­lo Diaz (Perio­dis­ta y miem­bro de Eus­kal Herria-Pales­ti­na Sarea)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *