Es urgen­te que el mun­do abra los ojos ante ese pro­yec­to de muer­te – Resu­men Lati­no­ame­ri­cano

Obser­va­do­res inter­na­cio­na­les con­fir­ma­ron las gra­ves vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos que come­te el régi­men gol­pis­ta de Hon­du­ras

Resu­men Latinoamericano/​Alba TV - Más de 90 miem­bros de orga­ni­za­cio­nes de dere­chos huma­nos y perio­dis­tas nacio­na­les e inter­na­cio­na­les con­clu­ye­ron su misión en el Bajo Aguán, aler­tan­do sobre la cons­tan­te vio­la­ción de los dere­chos fun­da­men­ta­les de las fami­lias cam­pe­si­nas, la impu­ni­dad y la fal­ta de jus­ti­cia, y el pro­yec­to de muer­te impul­sa­do por los gru­pos hege­mó­ni­cos, la cla­se polí­ti­ca corrup­ta y las fuer­zas repre­so­ras del Esta­do.

La gra­ve vio­la­ción de los dere­chos huma­nos y la urgen­te nece­si­dad de impul­sar accio­nes para con­tra­rres­tar el pro­yec­to de muer­te que exis­te en la zona, fue­ron los prin­ci­pa­les pun­tos abor­da­dos en la con­fe­ren­cia de pren­sa brin­da­da por las orga­ni­za­cio­nes que inte­gra­ron la dele­ga­ción, y que por cua­tro días reco­rrió la zona del Bajo Aguán, en el nor­te de Hon­du­ras.

“Todo el mun­do cree que el con­flic­to en el Valle del Aguán se redu­ce al enfren­ta­mien­to entre terra­te­nien­tes (pal­me­ros) y los cam­pe­si­nos del MCA (Movi­mien­to Cam­pe­sino del Aguán), MUCA (Movi­mien­to Uni­fi­ca­do Cam­pe­sino del Aguán y el MARCA (Movi­mien­to Auten­ti­co Rei­vin­di­ca­dor de Cam­pe­si­nos del Aguán) –dijo Gil­ber­to Ríos de FIAN Hon­du­ras-.

Sin embar­go, en la zona hay 11 con­flic­tos y ya se cuen­tan 35 ase­si­na­tos, lo cual da una idea de cómo se tra­ta de resol­ver los con­flic­tos agra­rios en esta zona.

Nos hemos movi­li­za­do a la zona no solo para defen­der o tra­tar de acom­pa­ñar a los cam­pe­si­nos para la defen­sa de la vida, sino tam­bién para enten­der la pro­ble­má­ti­ca en el cam­po eco­nó­mi­co y social, don­de en efec­to se da la lucha de cla­se, la lucha entre cam­pe­si­nos y terra­te­nien­tes.

Si no tene­mos cla­ri­dad de ese enfren­ta­mien­to, difí­cil­men­te podría­mos inter­pre­tar correc­ta­men­te los hechos pun­tua­les de vio­la­ción, ase­si­na­tos, per­se­cu­ción y tor­tu­ra”, expli­có Ríos.

Duran­te su expo­si­ción, Gina Rodrí­guez del CDM (Cen­tro de Dere­chos de Muje­res) evi­den­ció la impor­tan­cia de los hallaz­gos des­de el pun­to de vis­ta social.

“Hay un aspec­to huma­ni­ta­rio en este con­flic­to. Hay hom­bres, muje­res, niños y niñas que están cre­cien­do en medio de ese con­flic­to y que están sien­do víc­ti­mas, no sola­men­te de los des­alo­jos ‑como lo que aca­ba de ocu­rrir en Paso Aguán- sino tam­bién de las con­se­cuen­cias tan­to físi­ca como emo­cio­nal.

La lucha de los cam­pe­si­nos y las cam­pe­si­nas ‑con­ti­nuó Rodrí­guez- sig­ni­fi­ca tocar los intere­ses de los gran­des terra­te­nien­tes (pal­me­ros) que todo cono­cen, y esto ha gene­ra­do un cli­ma de mie­do, de ten­sión, inse­gu­ri­dad, y se refle­ja en las pocas denun­cias que mani­fies­tan las per­so­nas.

Han muer­tos per­so­nas que dejan viu­das y huér­fa­nos. Las muje­res están repor­tan­do vio­len­cia físi­ca, emo­cio­nal y sexual de par­te de las fuer­zas repre­si­vas. Toda esta gen­te está vivien­do en un ambien­te de cons­tan­te pre­sión e inti­mi­da­ción, sin acce­so a la edu­ca­ción y a la salud, a una vivien­da dig­na, a la segu­ri­dad ali­men­ta­ria”, ase­ve­ró la repre­sen­tan­te del CDM.

Pro­yec­to de muer­te

Tam­bién para el sacer­do­te Faus­to Milla, miem­bro de la Comi­sión de Ver­dad, la situa­ción es alar­man­te.

“En todas las comu­ni­da­des que hemos visi­ta­do me han repe­ti­do la mis­ma cosa: en Hon­du­ras hay una sola per­so­na que man­da, y es un extran­je­ro cri­mi­nal que enga­ña a los cam­pe­si­nos para qui­tar­les la tie­rra.

Un pira­ta extran­je­ro que lle­ga a Hon­du­ras a des­truir­nos, a crear con­flic­tos y que se adue­ña del país.

En el Aguán la gen­te lucha por un peda­zo de tie­rra, para poder tener vida ‑con­ti­nuó Milla‑, y en esta lucha hemos vis­to gran­des can­ti­da­des de per­so­nas vivien­do bajo las pal­me­ras, en cho­zas de plás­ti­co, en medio de la des­nu­tri­ción infan­til.

Una situa­ción de aban­dono, mar­gi­na­ción, como que no fue­ran seres huma­nos. He lle­ga­do a la con­clu­sión que si bien es cier­to que hay per­se­cu­ción en estos pue­blos, mucho más hay tor­tu­ra per­ma­nen­te a la que está con­de­na­da la inmen­sa mayo­ría de niñas y niños que nacen en el Valle del Aguán.

Con­de­na­dos a la des­nu­tri­ción, a la enfer­me­dad, a la mise­ria, al aban­dono, a la inse­gu­ri­dad per­ma­nen­te, al ham­bre, a la muer­te pre­ma­tu­ra. No pode­mos per­mi­tir­lo y tene­mos que hacer algo”, ase­ve­ró el miem­bro de la Comi­sión de Ver­dad.

Final­men­te, el abo­ga­do y miem­bro del MADJ (Movi­mien­to Amplio por la Dig­ni­dad y Jus­ti­cia), Víc­tor Fer­nán­dez, evi­den­ció la total impu­ni­dad ante los atro­pe­llos come­ti­dos por los terra­te­nien­tes pal­me­ros y las fuer­zas repre­so­ras.

“En estos terri­to­rios el Esta­do no exis­te, no gene­ra el bien­es­tar, sino que pro­fun­di­za el males­tar y es un fra­ca­so total. Hay una cri­sis que sur­ge a par­tir de la mili­ta­ri­za­ción y la para­mi­li­ta­ri­za­ción impul­sa­da por el sec­tor terra­te­nien­te.

Hay un des­pre­cio abso­lu­to para todos los dere­chos con­tem­pla­dos en la Cons­ti­tu­ción y en todos los Con­ve­nios rati­fi­ca­dos por Hon­du­ras, y el pri­mer dere­cho que se des­pre­cia en esta zona es el dere­cho a la vida. Cuan­do un Esta­do no es capaz, de su ins­ti­tu­cio­na­li­dad, de impo­ner la racio­na­li­dad se impo­ne la ley del más fuer­te.

Aquí se está impo­nien­do un pro­yec­to de muer­te y si se impo­ne en estos terri­to­rios, si esto es el meca­nis­mo para resol­ver los con­flic­tos, ésta va a ser la medi­da para resol­ver todos los con­flic­tos en el país”, con­clu­yó Fer­nán­dez.

No están solos

Fina­li­zan­do la acti­vi­dad y des­pués de la inter­ven­ción de Dina Meza del COFADEH (Comi­té de Fami­lia­res de Dete­ni­dos Des­apa­re­ci­dos en Hon­du­ras), los miem­bros de la dele­ga­ción, entre ellos orga­ni­za­cio­nes de la Pla­ta­for­ma de Dere­chos Huma­nos, anun­cia­ron algu­nos de los desa­fíos para el futu­ro, entre los cua­les des­ta­can la urgen­te nece­si­dad de con­for­mar un Obser­va­to­rio Per­ma­nen­te de Dere­chos Huma­nos en la zona, la redac­ción de un infor­me com­ple­to de la misión y la pro­pues­ta de orga­ni­zar una sesión del TPP (Tri­bu­nal Per­ma­nen­te de los Pue­blos) en el Bajo Aguán.

Asi­mis­mo, comu­ni­car lo que se ha obser­va­do al Alto Comi­sio­na­do para los Dere­chos Huma­nos de las Nacio­nes Uni­das y al Obser­va­to­rio Inter­na­cio­nal de los Dere­chos Huma­nos.

“No vamos a aban­do­nar la zona y hoy más que nun­ca, vamos a estar pre­sen­tes, acom­pa­ñan­do a la pobla­ción”, con­clu­yó Gil­ber­to Ríos.

* escri­to por Gior­gio Truc­chi 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *