Paren las «Vio­la­cio­nes Correc­ti­vas», reuna­mos 1.000.000!

¡Increí­ble! Ya somos casi 700,000 los que hemos toma­do acción para dete­ner las ¨vio­la­cio­nes correc­ti­vas¨, y aho­ra acti­vis­tas suda­fri­ca­nos aca­ban de for­zar al gobierno a sen­tar­se a hablar. Reuna­mos un millón de fir­mas rápi­da­men­te para aumen­tar la pre­sión y lograr medi­das con­cre­tas. Haz clic para fir­mar esta cam­pa­ña y reen­vía este correo a todos tus cono­ci­dos:


Que­ri­dos ami­gos y ami­gas,

Las «vio­la­cio­nes correc­ti­vas», la prác­ti­ca bru­tal de vio­lar a las muje­res les­bia­nas para «curar­las» de su homo­se­xua­li­dad, cons­ti­tu­yen una ver­da­de­ra tra­ge­dia en Sudá­fri­ca. Pero un gru­po de acti­vis­tas se está jugan­do la vida para dete­ner estos crí­me­nes atro­ces y ya ha logra­do cap­tu­rar la aten­ción del gobierno. Apo­yé­mos­les. Nues­tra pro­tes­ta glo­bal pue­de pre­sio­nar al gobierno a que tome accio­nes con­cre­tas y urgen­tes. ¡Fir­ma la peti­ción y reen­vía­la a tus ami­gos!
Them­bi (nom­bre cam­bia­do por segu­ri­dad), fue saca­da de un taxi jun­to a su casa, gol­pea­da y vio­la­da por un hom­bre que decía orgu­llo­sa­men­te que él la esta­ba ¨curan­do¨ de su les­bia­nis­mo.
El de Them­bi no es un caso ais­la­do. Este horren­do cri­men es recu­rren­te en Sudá­fri­ca, don­de las muje­res les­bia­nas viven con páni­co de ser ata­ca­das. Pero toda­vía nadie ha sido con­de­na­do por come­ter ¨vio­la­cio­nes correc­ti­vas¨. Lo sor­pren­den­te es que un peque­ño gru­po de acti­vis­tas está jugán­do­se la vida para dete­ner esta espan­to­sa prác­ti­ca, y aca­ban de lograr que el gobierno se sien­te con ellas a hablar sobre el pro­ble­ma.

Si des­de todos los rin­co­nes del mun­do uni­mos nues­tros esfuer­zos para arro­jar luz sobre este horror, podre­mos aumen­tar la pre­sión y con­tri­buir a que estas con­ver­sa­cio­nes cul­mi­nen en accio­nes con­cre­tas. Pidá­mos­le al Pre­si­den­te Zuma y al Minis­tro de Jus­ti­cia que con­de­nen públi­ca­men­te las «vio­la­cio­nes correc­ti­vas», que se pena­li­cen los crí­me­nes de odio y se per­si­ga inme­dia­ta­men­te a sus res­pon­sa­bles, que pro­mue­van cam­pa­ñas de edu­ca­ción públi­ca al res­pec­to, y que ase­gu­ren la pro­tec­ción inme­dia­ta de las víc­ti­mas. Fir­ma la peti­ción aho­ra y com­pár­te­la con todos tus cono­ci­dos – Cuan­do reuna­mos un millón de fir­mas, se la entre­ga­re­mos al gobierno suda­fri­cano a tra­vés de accio­nes espec­ta­cu­la­res y con­tun­den­tes:

http://​www​.avaaz​.org/​e​s​/​s​t​o​p​_​c​o​r​r​e​c​t​i​v​e​_​r​a​p​e​_​6​/​?vl

Sudá­fri­ca, cono­ci­da como la «Nación del Arco Iris», ha levan­ta­do admi­ra­ción mun­dial por sus esfuer­zos en la lucha con­tra la dis­cri­mi­na­ción tras el perio­do del “apartheid”. Fue el pri­mer país cuya cons­ti­tu­ción esta­ble­ció la pro­tec­ción de todos los ciu­da­da­nos con­tra la dis­cri­mi­na­ción por moti­vos de orien­ta­ción sexual. Pero diver­sas orga­ni­za­cio­nes loca­les están repor­tan­do múl­ti­ples casos de «vio­la­cio­nes correc­ti­vas» cada sema­na y la impu­ni­dad pre­do­mi­na.

La prác­ti­ca de la “vio­la­ción correc­ti­va” se basa en la idea escan­da­lo­sa y total­men­te fal­sa de que una mujer les­bia­na pue­de “con­ver­tir­se en hete­ro­se­xual” si es vio­la­da. Este atroz cri­men ni siquie­ra es con­si­de­ra­do como un «cri­men de odio» en Sudá­fri­ca. Las víc­ti­mas son a menu­do muje­res negras, les­bia­nas, y mar­gi­na­das. Ni siquie­ra la bru­tal vio­la­ción en gru­po y el ase­si­na­to en el año 2008 de Eudy Sime­la­ne­de, la heroí­na nacio­nal y anti­gua estre­lla de la selec­ción suda­fri­ca­na de fút­bol feme­nino, logró dar­le un vuel­co al pro­ble­ma. La sema­na pasa­da, el pro­pio Minis­tro Rade­be insis­tió en que el moti­vo es irre­le­van­te cuan­do se tra­ta de crí­me­nes como la “vio­la­ción correc­ti­va”.

Sudá­fri­ca se ha con­ver­ti­do en una capi­tal mun­dial de la vio­la­ción. Una niña suda­fri­ca­na que naz­ca hoy tie­ne más pro­ba­bi­li­da­des de ser vio­la­da que de apren­der a leer. Es algo impen­sa­ble, pero una cuar­ta par­te de las niñas suda­fri­ca­nas son vio­la­das antes de cum­plir los 16 años. Son muchas las raí­ces del pro­ble­ma: la per­cep­ción de la exis­ten­cia de unos “dere­chos” mas­cu­li­nos (el 62 por cien­to de los chi­cos mayo­res de 11 años creen que for­zar a alguien sexual­men­te no cons­ti­tu­ye un acto de vio­len­cia), el empo­bre­ci­mien­to, los asen­ta­mien­tos super­po­bla­dos, el núme­ro de hom­bres des­em­plea­dos y exclui­dos, y la acep­ta­ción por par­te de la comu­ni­dad. Y, en los pocos casos en los que las agre­sio­nes se denun­cian ante las auto­ri­da­des, se encuen­tran con una res­pues­ta poli­cial lamen­ta­ble y unas deci­sio­nes judi­cia­les exce­si­va­men­te per­mi­si­vas.

Esta­mos ante una catás­tro­fe huma­na. Sin embar­go, un gru­po de valien­tes suda­fri­ca­nas y nues­tros cole­gas de Chan​ge​.org han abier­to una ven­ta­na de espe­ran­za para actuar con­tra este tipo de vio­len­cia sexual y los crí­me­nes de odio. Ya han cap­tu­ra­do la aten­ción del gobierno. Si nos uni­mos aho­ra en todo el mun­do para apo­yar­las, podre­mos lle­var jus­ti­cia a las víc­ti­mas y lograr que se tomen accio­nes con­cre­tas e inme­dia­tas para poner fin a las ¨vio­la­cio­nes correc­ti­vas¨:

http://​www​.avaaz​.org/​e​s​/​s​t​o​p​_​c​o​r​r​e​c​t​i​v​e​_​r​a​p​e​_​6​/​?vl

Se tra­ta, a fin de cuen­tas, de una bata­lla con­tra la pobre­za, el patriar­ca­do y la homo­fo­bia. Fre­nar la marea de vio­la­cio­nes reque­ri­rá de un fuer­te lide­raz­go y de accio­nes coor­di­na­das diri­gi­das a lograr una pro­fun­da trans­for­ma­ción en Sudá­fri­ca y en todo el con­ti­nen­te. El Pre­si­den­te Zuma es un Zulú tra­di­cio­na­lis­ta, el cual tam­bién se ha vis­to some­ti­do a un jui­cio por un caso de vio­la­ción. Aun así, el año pasa­do con­de­nó públi­ca­men­te el arres­to de una pare­ja gay en Mala­wi. Asi­mis­mo, en res­pues­ta a la enor­me pre­sión ciu­da­da­na nacio­nal e inter­na­cio­nal, Sudá­fri­ca apro­bó final­men­te una decla­ra­ción for­mal de las Nacio­nes Uni­das opo­nién­do­se a la eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les en casos rela­ti­vos a la orien­ta­ción sexual.

Si nos uni­mos en masa a esta lla­ma­da mun­dial a la acción, podre­mos pre­sio­nar a Zuma para que tome par­ti­do, impul­se las accio­nes guber­na­men­ta­les que tan­to se nece­si­tan, y pro­mue­va un deba­te nacio­nal que cam­bie sus­tan­cial­men­te las acti­tu­des de la pobla­ción hacia las vio­la­cio­nes y la homo­fo­bia en Sudá­fri­ca. Fir­ma aho­ra y corre la voz:

http://​www​.avaaz​.org/​e​s​/​s​t​o​p​_​c​o​r​r​e​c​t​i​v​e​_​r​a​p​e​_​6​/​?vl

Casos como el de Them­bi nos pue­den lle­var a per­der la espe­ran­za. Pero cuan­do los ciu­da­da­nos nos uni­mos con una sola voz, pode­mos trans­for­mar prác­ti­cas y nor­mas injus­tas, por muy arrai­ga­das que estén en la socie­dad. El año pasa­do en Ugan­da, logra­mos gene­rar una gigan­tes­ca ola de pre­sión públi­ca que lle­vó al gobierno a reti­rar una pro­pues­ta legis­la­ti­va que habría con­de­na­do a muer­te a muchos homo­se­xua­les ugan­de­ses. Y tam­bién fue la pre­sión mun­dial en apo­yo de un vale­ro­so gru­po de acti­vis­tas nacio­na­les lo que empu­jó a los líde­res de Sudá­fri­ca a abor­dar la cri­sis del SIDA que esta­ba apo­de­rán­do­se del país. Una­mos nues­tras voces aho­ra recla­man­do un mun­do en el que cada ser humano pue­de vivir sin mie­do a sufrir este tipo de abu­sos.

Con espe­ran­za y deter­mi­na­ción,

Ali­ce, Ric­ken, Lau­ra, Maria Paz, David y el res­to del equi­po de Avaaz

Más infor­ma­ción:

Les­bia­nas some­ti­das a «vio­la­ción cura­ti­va»
http://​ips​no​ti​cias​.net/​n​o​t​a​.​a​s​p​?​i​d​n​e​w​s​=​9​3​212

Vio­la­cio­nes “correc­ti­vas” a les­bia­nas en Sudá­fri­ca
http://​www​.elmun​do​.es/​e​l​m​u​n​d​o​/​2​0​1​1​/​0​3​/​1​5​/​s​o​l​i​d​a​r​i​d​a​d​/​1​3​0​0​1​7​6​0​6​6​.​h​tml

Sudá­fri­ca, terror para las les­bia­nas: Las vio­la­cio­nes correc­ti­vas
http://​www​.kao​sen​la​red​.net/​n​o​t​i​c​i​a​/​s​u​d​a​f​r​i​c​a​-​t​e​r​r​o​r​-​p​a​r​a​-​l​e​s​b​i​a​n​a​s​-​v​i​o​l​a​c​i​o​n​e​s​-​c​o​r​r​e​c​t​i​vas

Vio­la­cio­nes por “cas­ti­go” a les­bia­nas aumen­tan en Sudá­fri­ca
http://​www​.elu​ni​ver​sal​.com​.mx/​n​o​t​a​s​/​5​8​3​3​9​0​.​h​tml

1 de cada 3 hom­bres en Sudá­fri­ca admi­te haber come­ti­do una vio­la­ción sexual
http://pijamasurf.com/2010/11/1‑de-cada-3-hombres-en-sudafrica-admite-haber-cometido-una-violacion-sexual/

El escán­da­lo de la «recon­ver­sión» de les­bia­nas en Sudá­fri­ca
http://​www​.cole​ga​web​.org/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​/​r​e​p​o​r​t​a​j​e​s​-​n​o​t​i​c​i​a​s​-​1​1​4​/​4​5​0​0​-​e​l​-​e​s​c​a​n​d​a​l​o​-​d​e​-​l​a​-​q​r​e​c​o​n​v​e​r​s​i​o​n​q​-​d​e​-​l​e​s​b​i​a​n​a​s​-​e​n​-​s​u​d​a​f​r​ica

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *