Nue­ve votos deri­va­dos del odio polí­ti­co en Madrid

Boltxe Kolek­ti­boa

Edi­to­ria­la

Los abo­ga­dos defen­so­res de Sor­tu hicie­ron los debe­res y la vis­ta del Supre­mo se con­vir­tió en un puro enro­que de extre­ma dere­cha. Así fue. Todas las exi­gen­cias estram­bo­ti­cas impues­tas por la judi­ca­tu­ra de la Espa­ña cañí fue­ron cum­pli­men­ta­das, a los jue­ces espa­ño­les tan solo les que­dó el recur­so al voto del odio y del apartheid. En efec­to, todo lo que pidie­ron legal­men­te y lo que inclu­so exi­gie­ron ile­gal­men­te fue asu­mi­do for­mal­men­te.

El pro­ble­ma lle­gó cuan­do ya solo que­da­ba la posi­bi­li­dad de decir no sin argu­men­tos. En ese ins­tan­te se aca­bó la vis­ta, la ultra dere­cha judi­cial pasó a com­por­tar­se como ultra dere­cha polí­ti­ca asu­mien­do el papel de cru­za­dos de Espa­ña con­tra el sepa­ra­tis­mo vas­co.

Acti­tu­des de este tipo se valo­ran des­de dos pers­pec­ti­vas abso­lu­ta­men­te anta­gó­ni­cas, la pri­me­ra es el no polí­ti­co que deja en evi­den­cia al esta­do mis­mo, la segun­da es un movi­mien­to des­de el esta­do en direc­ción a la lega­li­za­ción de la Izquier­da Aber­tza­le que por razo­nes tác­ti­cas se pue­de dar para evi­tar la igno­mi­nia y el bochorno a los tri­bu­na­les de excep­ción neo fran­quis­tas y por ende, al esta­do espa­ñol mis­mo.

En prin­ci­pio pare­ce impo­ner­se la pri­me­ra tesis pero no exclu­ya­mos la lega­li­za­ción en bre­ve si el cons­ti­tu­cio­nal demo­ra cons­cien­te­men­te las fechas y se pro­nun­cia favo­ra­ble­men­te des­pués de las elec­cio­nes muni­ci­pa­les y fora­les.

Esta­re­mos ante una tác­ti­ca del esta­do asu­mi­da por su apa­ra­to judi­cial en cali­dad de guar­dia­nes de la Espa­ña eter­na que se impu­so median­te el gol­pe de esta­do fas­cis­ta sobre el cri­men de un millón de muer­tos.

Que­dan pocos días para eva­luar si siguen con­cul­cán­do­se en Eus­kal Herria los dere­chos civi­les, polí­ti­cos y socia­les de una gran par­te de este país, algo que a nadie pasa des­aper­ci­bi­do, así se evi­den­ció en la masi­va con­vo­ca­to­ria del 2 de abril en Bil­bo.

La pelo­ta está del lado del esta­do espa­ñol.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *