Libia lucha sola con­tra todo el poder mili­tar de este mun­do y con­tra la trai­ción – Juan Viz­caíno

Con ver­da­de­ro horror hemos vis­to como las gran­des poten­cias del mun­do se han com­plo­ta­do, para ata­car al país con mayor índi­ce de desa­rro­llo del Áfri­ca del nor­te. Libia lucha sola con­tra las poten­cias “cris­tia­nas”, con­tra las tras­na­cio­na­les, con­tra los que aspi­ran a seguir man­te­nien­do sus apa­ra­ta­jes y sus indus­trias depen­dien­tes del petró­leo.

Casi todos los paí­ses del mun­do han aban­do­na­do a Libia y a su pue­blo, pre­fie­ren guar­dar dis­tan­cia, con la espe­ran­za de reci­bir su peda­zo de tor­ta del pas­tel de dóla­res que se coci­na apun­ta de misi­les y bom­bar­deos que matan indis­cri­mi­na­da­men­te a la pobla­ción civil ¿A quién le endo­sa­ran esos crí­me­nes de lesa huma­ni­dad, sobre todo aho­ra que los esta­dos Uni­dos han resuel­to lavar­se las manos y esta­ble­cer dis­tan­cia de ese geno­ci­dio?

La liga Ára­be, ha aban­do­na­do a un esta­do que la con­for­ma y que ade­más les unen lazos de tipo reli­gio­sos, cul­tu­ra­les y étni­cos. La Orga­ni­za­ción de Esta­dos Afri­ca­nos, ha trai­cio­na­do a uno de sus crea­do­res y su rol y papel his­tó­ri­co que ha debi­do cum­plir y ha per­mi­ti­do que las fuer­zas neo­co­lo­nia­lis­tas de Euro­pa, los Esta­dos Uni­dos, y Aus­tra­lia, ase­si­nen impu­ne­men­te a la pobla­ción civil de este país afri­cano.

Petró­leo y un mar sub­te­rrá­neo de agua dul­ce cer­ca de las cos­tas de Euro­pa por el Mar Medi­te­rrá­neo, es el botín ape­te­ci­ble para una Unión Euro­pea y para los Esta­dos Uni­dos, para seguir man­te­nien­do su enor­me y vie­jo apa­ra­to pro­duc­ti­vo por otros cien años, aun­que sea a cos­ta de todos aque­llos pue­blos que ellos toda­vía con­si­de­ran bar­ba­ros e infie­les.

Toda la eco­no­mía del mun­do, sobre todo del mun­do mal lla­ma­do desa­rro­lla­do, des­can­sa sobre maqui­na­rias e indus­trias que con­su­men gran­des can­ti­da­des de com­bus­ti­bles fósi­les. Harían alre­de­dor de otros dos­cien­tos años para que se supere la depen­den­cia total de dichos com­bus­ti­bles. Esto lo per­ci­ben las gran­des poten­cias impe­ria­lis­tas como una gran debi­li­dad y una gra­ve ame­na­za para su segu­ri­dad y domi­nio sobre el mun­do.

La sole­dad del León del desier­to, como lla­man los bedui­nos a Gada­fi, era lo que que­rían las gran­des poten­cias, el hom­bre era un gran tro­pie­zo en las ambi­cio­nes de las tras­na­cio­na­les del petró­leo, para repar­tir­se nue­va­men­te a Áfri­ca. El hom­bre, Gada­fi, se atre­vió a nacio­na­li­zar el petró­leo y las empre­sas pri­va­das en la déca­da de los seten­ta y hacer una dis­tri­bu­ción jus­ta y equi­ta­ti­va de la rique­za de su país.

Las gran­des poten­cias noratlán­ti­cas demues­tran cuan­to odian las pro­pues­tas nacio­na­lis­tas de los pue­blos del ter­cer mun­do. Aho­ra no tie­nen la excu­sa del comu­nis­mo inter­na­cio­nal, sino que tie­nen la men­ti­ra del “Terro­ris­mo” de los pue­blos que bus­can su eman­ci­pa­ción y desa­rro­llo. Solo nece­si­tan invo­car los prin­ci­pios de la gue­rra pre­ven­ti­va para jus­ti­fi­car la des­truc­ción de un país y su pobla­ción.

Libia pelea sola, nadie quie­re levan­tar la voz en su defen­sa, sal­vo algu­nos gobier­nos paí­ses de Amé­ri­ca lati­na que están en vís­pe­ra de ser decla­ra­dos esta­dos fora­ji­dos, para tener la ple­na jus­ti­fi­ca­ción y el vis­to bueno de la ONU y en nues­tro caso de la OEA, para ser bom­bar­dea­dos invo­can­do la defen­sa de la vida de los mis­mos civi­les que ase­si­nan indis­cri­mi­na­da­men­te sus bom­bas y misi­les.

Los ára­bes divi­di­dos, han aban­do­na­do a un her­mano, se han cua­dra­do con los impe­rios, han pues­to sus bar­bas en remo­jo. Ellos saben que si no apo­yan a la coa­li­ción terro­ris­ta e impe­ria­lis­tas van a ser cata­lo­ga­dos de enemi­gos y finan­cis­tas del terro­ris­mo. Es mejor estar con los infie­les pode­ro­sos, que con el her­mano ára­be que cae en des­gra­cia. Ya lo han demos­tra­do cuan­do el esta­do de Israel ha bom­bar­dea­do impu­ne­men­te a pobla­ción civil ino­cen­te en pales­ti­na y en la fran­ja de Gaza, no hicie­ron nada. La Liga Ára­be no paso de meras pro­tes­tas y has­ta la Ara­bia Sau­di­ta había faci­li­ta­do un canal aéreo libre de rada­res y de defen­sa para que los sio­nis­tas bom­bar­dea­ran las ins­ta­la­cio­nes nuclea­res de uso pací­fi­co de Irán.

El Obje­ti­vo de las gran­des poten­cias, es faci­li­tar el camino a las gran­des tras­na­cio­na­les para que pue­dan apo­de­rar­se del petró­leo libio, que tie­ne la gran ven­ta­ja de estar fren­te a las cos­tas de la Euro­pa medi­te­rrá­nea.

Des­pués ven­drán a cobrar al gobierno títe­re libio que logren poner en el poder, las deu­das inmo­ra­les oca­sio­na­das por la gue­rra, le cobra­ran cada misil, cada bom­ba, cada muni­ción que uti­li­za­ron para matar a la pobla­ción civil de Libia. El pue­blo libio paga­rá a sus ase­si­nos, a sus geno­ci­das y enton­ces des­cu­bri­rá que la gue­rra para los esta­dos Uni­dos y sus secua­ces es un nego­cio redon­do en el cual solo ganan los pode­ro­sos.

Logra­ron con esta gue­rra inven­ta­da y arti­fi­cial sacar a chi­nos y a rusos de la explo­ta­ción petro­le­ra Libia. Chi­na y Rusia tam­bién han demos­tra­do ser unos gran­des títe­res de las ambi­cio­nes occi­den­ta­les, qui­zás tra­tan­do de res­guar­dar el peda­zo de pas­tel que les pue­da corres­pon­der des­pués de la des­truc­ción del país nora­fri­cano.

Fran­cia por fin logra que los Esta­dos Uni­dos cum­plan su volun­tad, lle­vó al Sr. Oba­ma a una gue­rra con cau­sas impre­de­ci­bles, le petit Napo­león demos­tró su capa­ci­dad de mani­pu­la­ción de otras poten­cias ¿Aca­so no es el el que tenía más que per­der con res­pec­to a las decla­ra­cio­nes del hijo de Gada­fi acer­ca del finan­cia­mien­to de sus cam­pa­ñas elec­to­ra­les?

Qué tris­te papel hizo mís­ter Oba­ma, al pres­tar­se de títe­re a un hom­bre como Nico­lás Sar­kozy,

El fla­man­te pre­mio Nobel de la gue­rra ha teni­do que recu­lar ante la tre­men­da meti­da de pata que ha hecho el gobierno nor­te­ame­ri­cano en Libia.

No resul­ta­ron tan inte­li­gen­tes las bom­bas lan­za­das sobre libia, caye­ron sobre barrios resi­den­cia­les, hos­pi­ta­les, escue­las, mez­qui­tas. Una vez más mís­ter Oba­ma mues­tras su alma blan­ca de con­quis­ta­dor occi­den­tal que va en defen­sa de los idea­les y sím­bo­los de la reli­gión más pode­ro­sa del mun­do civi­li­za­do, la reli­gión del capi­ta­lis­mo sal­va­je.

Mís­ter Oba­ma ¿Cuán­tas casas mas y cuan­tos empleos ten­drán que per­der los ciu­da­da­nos nor­te­ame­ri­ca­nos para finan­ciar esta nue­va gue­rra en la cual usted se ha meti­do? ¿Quién paga­rá los dos­cien­tos millo­nes que es el equi­va­len­te del pre­cio de los dos­cien­tos misi­les Tomahawk lan­za­dos solo la pri­me­ra noche sobre las prin­ci­pa­les ciu­da­des libias? Sin duda ven­drá otro momen­to de cri­sis y rece­sión en la eco­no­mía nor­te­ame­ri­ca­na, esto solo lo sufri­rán los con­tri­bu­yen­tes nor­te­ame­ri­ca­nos, espe­cial­men­te los de cla­se media y los pobres.

Qui­zás logren matar al León del Desier­to, tie­nen la tec­no­lo­gía el poder y los trai­do­res para eso, pero no podrán matar a todos sus cacho­rros y no habrá are­na sufi­cien­te en todo el Magreb, para sepul­tar a todos los inva­so­res y trai­do­res del pue­blo libio.

Todos los arse­na­les de bom­bas de las gran­des poten­cias ten­drán que uti­li­zar­se para ase­si­nar a todas las per­so­nas con dig­ni­dad de la Gran Jamahi­ri­ya Ára­be Libia Popu­lar Socia­lis­ta. Hace fal­ta todo el poder del mun­do para matar a todo un ppue­blo en revo­lu­ción.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *