Exi­to­sa mar­cha de UNETE por rei­vin­di­ca­cio­nes labo­ra­les, con­tra la buro­cra­cia y el capi­tal, por socia­lis­mo y más revo­lu­ción – Marea Socia­lis­ta

Cara­cas, 31 de mar­zo de 2011.- Como esta­ba pre­vis­to para hoy, se reali­zó la mar­cha de la Unión Nacio­nal de Tra­ba­ja­do­res, los Dele­ga­dos de Pre­ven­ción y Movi­mien­tos Socia­les, para entre­gar docu­men­tos con recla­mos, soli­ci­tu­des y pro­pues­tas para la Fis­ca­lía, la Asam­blea Nacio­nal y la Vice­pre­si­den­cia de la Repú­bli­ca. Des­de pri­me­ras horas de la maña­na se con­cen­tra­ron en la Pla­za More­los de la Av. Méxi­co y lue­go avan­za­ron hacia cada uno de los pun­tos de su tra­yec­to. Acu­die­ron diri­gen­tes, acti­vis­tas sin­di­ca­les y tra­ba­ja­do­res de las dis­tin­tas regio­na­les de la UNETE y de diver­sos sin­di­ca­tos y fede­ra­cio­nes, con sus pan­car­tas y con­sig­nas. La mar­cha abar­cón un amplio núme­ro de cua­dras en su mag­ni­tud, igua­lan­do o superan­do a la mar­cha rea­li­za­da con los mis­mos pro­pó­si­tos el 9 de noviem­bre de 2010.

Con esta mar­cha de la UNETE coin­ci­die­ron a lo lar­go del mis­mo espa­cio, pero de mane­ra inde­pen­dien­te, otras mar­chas de tra­ba­ja­do­res; una de Con­se­jos Obre­ros y otra de tra­ba­ja­do­res de Casi­nos por su dere­cho al empleo. La mar­cha de la UNETE y movi­mien­tos alia­dos lle­gó hacia las 11 am a las cer­ca­nías de la Asam­blea Nacio­nal, pero se topó con un tri­ple cor­dón de segu­ri­dad, con poli­cías muni­ci­pa­les, poli­cías nacio­na­les y Guar­dia Nacio­nal.

El impe­di­men­to del paso enar­de­ció a los tra­ba­ja­do­res y a jóve­nes uni­ver­si­ta­rios socia­lis­tas que acom­pa­ña­ban la mar­cha; hubo empu­jo­nes y momen­tos de ten­sión, derri­bo de barre­ras y gri­tos de pro­tes­ta. No enten­dían que en una revo­lu­ción, con un gobierno que pre­go­na la demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va y pro­ta­gó­ni­ca, y que se asu­me como obre­ris­ta, se le pue­da negar el paso a una mar­cha de la prin­ci­pal orga­ni­za­ción que agru­pa al suje­to social cen­tral del pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio que es la cla­se tra­ba­ja­do­ra y a movi­mien­tos popu­la­res. Esto fue inter­pre­ta­do por los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras como una mues­tra pal­pa­ble de las ame­na­zas y tra­bas del buro­cra­tis­mo con­tra el desa­rro­llo y pro­fun­di­za­ción del pro­ce­so, que los pone al bor­de de un enfren­ta­mien­to con los pode­res públi­cos. Hubo quie­nes gri­ta­ron: ¡«Sin res­pe­to a la cla­se tra­ba­ja­do­ra no hay Polo Patrió­ti­co»! ¡«Sin cla­se obre­ra no hay socia­lis­mo»!

Como se pudo apre­ciar en los comen­ta­rios de los mani­fes­tan­tes, éstos cri­ti­can hay sec­to­res den­tro del gobierno y del apa­ra­to del Esta­do que no saben hon­rar y cui­dar la alian­za con los tra­ba­ja­do­res y el pue­blo, ponien­do en peli­gro la inte­gri­dad de esta revo­lu­ción y el víncu­lo del pre­si­den­te Chá­vez con las masas popu­la­res. Las fra­ses que les decían obre­ros de base a los emi­sa­rios de la AN son muy duras para ser repe­ti­das. Por lo menos dos horas tar­da­ron las nego­cia­cio­nes para que pudie­ra pasar la mar­cha y fue­sen entre­ga­dos los docu­men­tos, como duro fue tam­bién el esfuer­zo de con­ten­ción de los tra­ba­ja­do­res y jóve­nes más indig­na­dos para que no se des­bor­da­ra la pro­tes­ta con lamen­ta­bles con­se­cuen­cias.

La UNETE recha­zó que se pre­ten­die­se prohi­bir la pro­se­cu­ción de la mar­cha has­ta sus obje­ti­vos. Los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras no acep­ta­ron que el Dipu­tado Oswal­do Vera fue­se quien reci­bie­ra a la comi­sión de la orga­ni­za­ción sin­di­cal nacio­nal, por atri­buir­le a él la res­pon­sa­bi­li­dad de haber­la divi­di­do e inten­tar crear una cen­tral para­le­la; recla­mo mani­fies­to en las con­sig­nas y abu­cheos que se escu­cha­ron al nom­brar­le. Sin embar­go, entre las con­sig­nas que ani­ma­ron a la mar­cha estu­vo el lla­ma­do a la Uni­dad Sin­di­cal. Final­men­te inter­vino el Dipu­tado Aris­tó­bu­lo Istú­riz, quien tra­jo la noti­cia de que el paso de la mar­cha había sido por fin auto­ri­za­do, des­pe­jan­do el peli­gro de un peli­gro­so cho­que.

El con­te­ni­do de los plan­tea­mien­tos de la UNETE abar­ca un con­jun­to de rei­vin­di­ca­cio­nes labo­ra­les, pero tam­bién plan­tea­mien­tos polí­ti­cos como Cla­se Obre­ra, como cla­se que vive del tra­ba­jo: la peti­ción de aumen­to gene­ral de sala­rios y su ajus­te perió­di­co con la infla­ción; dis­cu­sión de las nume­ro­sas con­tra­ta­cio­nes colec­ti­vas ven­ci­das; fin a la impu­ni­dad del sica­ria­to que ha cos­ta­do cen­te­na­res de muer­tes de lucha­do­res sin­di­ca­les, cam­pe­si­nos y popu­la­res; poner tér­mino a la cri­mi­na­li­za­ción de la lucha sin­di­cal y social por los orga­nis­mos judi­cia­les e ins­ti­tu­cio­nes; defen­sa del con­trol obre­ro y su ver­da­de­ra apli­ca­ción; apro­ba­ción de una Ley Orgá­ni­ca del Tra­ba­jo revo­lu­cio­na­ria que sus­ti­tu­ya a la capi­ta­lis­ta y patro­nal que nos dejó la IV Repú­bli­ca; res­pe­to a la segu­ri­dad y salud en el tra­ba­jo… La denun­cia del buro­cra­tis­mo y la corrup­ción como males del Esta­do Bur­gués a demo­ler fue tam­bién un pun­to des­ta­ca­do de la movi­li­za­ción.

De con­jun­to, esta mar­cha de sec­to­res obre­ros, popu­la­res y juve­ni­les, lo que puso en el tape­te fue una serie de pro­pues­tas pro­gra­má­ti­cas para el gobierno, con el fin de invi­tar­lo a adop­tar polí­ti­cas con­se­cuen­tes res­pec­to a la cla­se tra­ba­ja­do­ra, rum­bo a la pro­fun­di­za­ción del pro­ce­so y la tran­si­ción al socia­lis­mo. Las orga­ni­za­cio­nes de la cla­se que vive del tra­ba­jo entien­den la demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va y pro­ta­gó­ni­ca y el Poder Popu­lar no como con­sig­nas vacías y para sim­ples efec­tos pro­pa­gan­dís­ti­cos, sino como algo que sólo pue­de plas­mar­se incor­po­ran­do a los suje­tos socia­les de la revo­lu­ción en la toma de deci­sio­nes y en el ejer­ci­cio de la gober­na­bi­li­dad revo­lu­cio­na­ria.

Aho­ra que­da espe­rar que los suje­tos socia­les del pro­ce­so sean lla­ma­dos, sin exclu­sio­nes, que la UNETE como orga­ni­za­ción nacio­nal fun­da­men­tal de la cla­se tra­ba­ja­do­ra en este pro­ce­so, sea con­vo­ca­da por el gobierno y los pode­res públi­cos para encon­trar solu­cio­nes a los pro­ble­mas y empu­jar jun­tos hacia el camino del socia­lis­mo.
Este vier­nes la UNETE se reu­ni­rá para hacer el balan­ce de la movi­li­za­ción y afi­nar pre­pa­ra­ti­vos para el 1º de Mayo.
Vea aquí las bases de la con­vo­ca­to­ria a la mar­cha y sus obje­ti­vos: www​.apo​rrea​.org/​t​r​a​b​a​j​a​d​o​r​e​s​/​n​1​7​7​3​8​8​.​h​tml

Apre­ta­da con­cen­tra­ción de tra­ba­ja­do­res de la UNETE y movi­mien­tos socia­les cer­ca de la AN
Cre­di­to: Pren­sa Marea Socia­lis­ta

La mar­cha de la UNETE a su paso por la Av Méxi­co
Cre­di­to: Pren­sa Marea Socia­lis­ta

Insig­nia de la UNETE al fren­te de la mar­cha
Cre­di­to: Pren­sa Marea Socia­lis­ta

Vis­ta de la mar­cha en los alre­de­do­res de la AN

La cla­se obre­ra movi­li­za­da pug­na para tener acce­so a la AN y a la Vice­pre­si­den­cia, con tri­ple cor­dón de segu­ri­dad
Cre­di­to: Gon­za­lo Gómez (Apo​rrea​.org)

Tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res dia­lo­gan para que se disuel­va el cer­co poli­cial
Cre­di­to: Gon­za­lo Gómez (Apo​rrea​.org)

La mar­cha por fin se abre paso hacia la AN y Vice­pre­si­den­cia; la barre­ra de segu­ri­dad se hace a un lado
Cre­di­to: Pren­sa Marea Socia­lis­ta

El Dipu­tado y diri­gen­te del PSUV dia­lo­ga con miem­bros de la Coor­di­na­ción Nacio­nal de la UNETE. Lue­go se reti­ró la barre­ra poli­cial y se abrió el paso a la mar­cha de tra­ba­ja­do­res.
Cre­di­to: Pren­sa Marea Socia­lis­ta

Pan­car­ta y ban­de­ras de Marea Socia­lis­ta en la mar­cha
Cre­di­to: Pren­sa Marea Socia­lis­ta

Por una Ley del Tra­ba­jo revo­lu­cio­na­ria
Cre­di­to: Pren­sa Marea Socia­lis­ta

Pan­car­ta de la UNETE de Cara­bo­bo por el Con­trol Obre­ro
Cre­di­to: Pren­sa Marea Socia­lis­ta

Los tra­ba­ja­do­res están por la sobe­ra­nía y con­tra la explo­ta­ción: ¡Fue­ra las trans­na­cio­na­les!
Cre­di­to: Pren­sa Marea Socia­lis­ta

Dele­ga­dos de Pre­ven­ción de Empre­sas Polar pre­sen­tes con la revo­lu­ción y luchan­do por la segu­ri­dad y la salud labo­ral en esa empre­sa oli­go­pó­li­ca capi­ta­lis­ta
Cre­di­to: Pren­sa Marea Socia­lis­ta

Una de las varias pan­car­tas de pro­tes­ta por los des­pi­dos en INPSASEL
Cre­di­to: Pren­sa Marea Socia­lis­ta

Sta­lin Pérez y Zulei­ka Mén­dez de la coor­di­na­ción de UNETE
Cre­di­to: Pren­sa Marea Socia­lis­ta

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *