El rena­ci­do deba­te de la nego­cia­ción con ETA des­en­mas­ca­ra a PSOE y PP – Ramón Sola

El liti­gio judi­cial sobre el «caso Fai­sán» va camino de con­ver­tir­se en un cule­brón polí­ti­co en el que PSOE y PP se repro­chan cru­da­men­te su actua­ción en los res­pec­ti­vos pro­ce­sos de nego­cia­ción con ETA. Mien­tras el PP acu­sa al Gobierno Zapa­te­ro de «cesio­nes», el PSOE con­tra­ata­ca ins­tán­do­le a evi­tar polé­mi­cas con este tema pero recor­dán­do­le para­le­la­men­te que su gobierno hizo más deten­cio­nes duran­te la tre­gua de 2006 – 2007.

El deba­te cons­ti­tu­ye, por tan­to, un dejà vu de la polé­mi­ca man­te­ni­da duran­te ese últi­mo pro­ce­so. Pero al hilo de ello han sur­gi­do algu­nas decla­ra­cio­nes cla­ri­fi­ca­do­ras. Así, se ha sabi­do que Jesús Egui­gu­ren, José Manuel Gómez Bení­tez y Javier Mos­co­so ‑iden­ti­fi­ca­dos por «El País» como los «nego­cia­do­res del Gobierno con ETA»- han decla­ra­do ante el juez Pablo Ruz, que inves­ti­ga el «caso Fai­sán», en cali­dad de tes­ti­gos pro­te­gi­dos. Y le han dicho con­cre­ta­men­te que «las reunio­nes con ETA fue­ron una par­ti­da de aje­drez» en la que hubo «men­ti­ras y medias ver­da­des».

Entre­vis­ta­do ayer por la Cade­na Ser, Egui­gu­ren argu­men­tó que el últi­mo inten­to de mayo de 2007 ni siquie­ra debe tomar­se como una nego­cia­ción. «Fui­mos por­que deter­mi­na­dos pre­si­den­tes de Gobierno de Euro­pa y Gerry Adams tras­mi­tie­ron que ETA tenía algo muy impor­tan­te que decir y podían cam­biar las cosas. Fui­mos a escu­char lo que tenían que decir, no dije­ron nada espe­cial y nos vol­vi­mos». GARA publi­có poco des­pués que en aquel momen­to ETA ofre­ció «des­man­te­lar sus estruc­tu­ras mili­ta­res» si se alcan­za­ba un acuer­do polí­ti­co en la mesa para­le­la PSE-Bata­su­na, lo que no ocu­rrió.

La ten­sión inhe­ren­te al tema se plas­mó ayer en el Con­gre­so, don­de Alfre­do Pérez Rubal­ca­ba fue inter­pe­la­do de nue­vo sobre el Fai­sán, esta vez con las supues­tas «actas de ETA» sobre el pro­ce­so como ele­men­to aña­di­do. Rubal­ca­ba incre­pó al PP por recu­rrir a «esa bazo­fia lle­na de men­ti­ras». «Cada vez que ETA emi­te un comu­ni­ca­do, el PP dice que es men­ti­ra, pero cuan­do apa­re­cen docu­men­tos que pue­den afec­tar al Gobierno, enton­ces sí, enton­ces es ver­dad y el Gobierno tie­ne que dar expli­ca­cio­nes», se que­jó.

Rubal­ca­ba inci­dió en que no orde­nó a las FSE levan­tar el pie del ace­le­ra­dor, sino lo con­tra­rio: «Apre­tar». Y con­clu­yó retan­do al dipu­tado del PP Igna­cio Gil Láza­ro: «Vaya a esas tele­vi­sio­nes de extre­ma dere­cha y díga­les que los poli­cías fran­ce­ses y la Guar­dia Civil y la Poli­cía y la Ertzain­tza han ido a la Audien­cia a men­tir para sal­var la cara a este minis­tro, díga­se­lo si se atre­ve».

Aznar, con Mayor Ore­ja

Mien­tras, José María Aznar fue entre­vis­ta­do en Veo Tele­vi­sión, don­de insis­tió en que a ETA «no hay que dar­le nin­gu­na faci­li­dad ni hacer nin­gu­na nego­cia­ción, sim­ple­men­te derro­tar­les». Sin embar­go, las actas cono­ci­das en su día cons­ta­tan que sus envia­dos dije­ron a la orga­ni­za­ción arma­da exac­ta­men­te lo con­tra­rio. Su men­sa­je prin­ci­pal en la reu­nión de 1999, según difun­dió ETA, fue éste: «No pen­sa­mos que ETA se vaya a ren­dir, no veni­mos a la derro­ta».

La entre­vis­ta fue apro­ve­cha­da por Aznar para dar cre­di­bi­li­dad a las tesis de Jai­me Mayor Ore­ja, que sos­tie­ne que hay una nego­cia­ción en mar­cha toda­vía. «Los hechos le dan la razón», indi­có.

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *