EE.UU.: La CIA finan­cia­ba el nar­co­trá­fi­co mun­dial, según cons­ta en docu­men­tos des­cla­si­fi­ca­dos

7

La agen­cia nor­te­ame­ri­ca­na de inte­li­gen­cia (CIA, por sus siglas en inglés) acu­día al nar­co­trá­fi­co para lle­nar sus arcas y rea­li­zar sus ope­ra­cio­nes clan­des­ti­nas, según apun­tan unos docu­men­tos con sello fede­ral esta­dou­ni­den­se que fue­ron des­cla­si­fi­ca­dos.

La his­to­ria de las rela­cio­nes entre la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia esta­dou­ni­den­se y el nar­co­trá­fi­co comen­zó en los años 70 y tuvo su pun­to cul­mi­nan­te en los 90. Más de 8.000 docu­men­tos del Gobierno fede­ral des­cla­si­fi­ca­dos por el Acta de Infor­ma­ción Públi­ca reve­lan los deta­lles de estos con­tro­ver­ti­dos víncu­los. Infor­mes de la déca­da de los 80 mues­tran que para con­tra­rres­tar la pre­sen­cia mili­tar sovié­ti­ca en Afga­nis­tán, EE. UU. gas­tó más de 2.000 millo­nes de dóla­res en el finan­cia­mien­to de la resis­ten­cia afga­na a tra­vés de los cár­te­les de dro­gas. Los mis­mos docu­men­tos indi­can que la CIA tam­bién estu­vo invo­lu­cra­da con nar­co­tra­fi­can­tes lati­no­ame­ri­ca­nos.

«En el esce­na­rio esta­dou­ni­den­se, el dine­ro de la dro­ga pro­ve­nía des­de el Cono Sur y se con­ver­tía en dine­ro legí­ti­mo en Wall Street. En el esce­na­rio lati­no­ame­ri­cano, este mis­mo dine­ro, una vez blan­quea­do, vol­vía a la región en for­ma de fon­dos para el para­mi­li­ta­ris­mo», expli­ca el exagen­te fede­ral Michael Rup­pert.

Adi­cio­nal­men­te, la des­es­ta­bi­li­za­ción de los gobier­nos y revo­lu­cio­nes en Amé­ri­ca Lati­na no eran los úni­cos obje­ti­vos de la inte­li­gen­cia esta­dou­ni­den­se: tam­bién eran víc­ti­mas de la CIA los movi­mien­tos socia­les den­tro de EE. UU. La agen­cia bus­ca­ba des­acre­di­tar a los líde­res que lucha­ban por los dere­chos civi­les con el fin de pre­ve­nir trans­for­ma­cio­nes en el con­tex­to ideo­ló­gi­co, la inte­gra­ción racial, la jus­ti­cia y otros ámbi­tos.

«El Gobierno que­ría que noso­tros actuá­ra­mos como mer­ce­na­rios en con­tra de nues­tras comu­ni­da­des. Nos uti­li­za­ron como mato­nes para inti­mi­dar a los radi­ca­les o a todos los que se opo­nían al Gobierno fede­ral», recuer­da el imán Abdul Alim Musa.

En su momen­to, los pre­si­den­tes Ronald Reagan y Geor­ge Bush padre pro­mo­vie­ron la doc­tri­na de la “Lucha con­tra las Dro­gas”, pero según los exper­tos este cri­te­rio ha cau­sa­do más pro­ble­mas que solu­cio­nes.

Según opi­na Bru­ce Bagley, exper­to en asun­tos lati­no­ame­ri­ca­nos de la Uni­ver­si­dad de Mia­mi, la mayor par­te de la lucha con­tra las dro­gas es par­te de una estra­te­gia falli­da; en lugar de dis­mi­nuir el nar­co­trá­fi­co, este aumen­tó. En paí­ses como Colom­bia y Méxi­co la vio­len­cia entre los cár­te­les cau­sa miles de muer­tes cada año; y en EE. UU. el núme­ro de adic­tos a las dro­gas aumen­tó. Ade­más, el lava­do de dine­ro ha deja­do una hue­lla de corrup­ción y fon­dos de dudo­sa pro­ce­den­cia por todas par­tes.

Por otra par­te, los inves­ti­ga­do­res del tema seña­lan que hoy en día las sofis­ti­ca­das ope­ra­cio­nes finan­cie­ras para ocul­tar las divi­sas fru­to del lava­do de dine­ro son un fenó­meno cons­tan­te. Estos pro­ce­di­mien­tos se valen de herra­mien­tas tec­no­ló­gi­cas como inter­net para enviar fon­dos de una cuen­ta a otra sin con­tro­les estric­tos, ase­gu­ran­do de esta for­ma la impu­ni­dad.

La Comi­sión de Juris­tas para la publi­ca­ción de infor­mes sobre el nar­co­trá­fi­co esti­ma que anual­men­te en EE. UU. se lavan más de 100.000 millo­nes de dóla­res pro­ce­den­tes de las dro­gas. La docu­men­ta­ción tam­bién sugie­re que una bue­na par­te de la éli­te eco­nó­mi­ca, tan­to en Lati­noa­mé­ri­ca como en Esta­dos Uni­dos, con­ti­núa bene­fi­cián­do­se del nego­cio de las dro­gas.

RT

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *