Obje­ti­vos del “bom­bar­deo huma­ni­ta­rio” de Libia: Muer­te y des­truc­ción – Cuba­de­ba­te

Un joven muerto durante los bombardeos, obviamente nacido en otra parte de África. Foto: Rueters.Un joven muer­to duran­te los bom­bar­deos, obvia­men­te naci­do en otra par­te de Áfri­ca. Foto: Reuters. 

Glo­bal Research

El bom­bar­deo de civi­les

El obje­ti­vo no es ir al res­ca­te de civi­les. Todo lo con­tra­rio. Se han pre­se­lec­cio­na­do blan­cos de ata­que mili­ta­res y civi­les. Las bajas civi­les son inten­cio­na­les. No son el resul­ta­do de “daños cola­te­ra­les”. Hubo repor­tes con­fir­man­do que se han bom­bar­dea­do hos­pi­ta­les, aero­puer­tos civi­les y edi­fi­cios guber­na­men­ta­les.

Horas des­pués de los ata­ques aéreos un fun­cio­na­rio de salud del gobierno libio dijo que “la cifra de muer­tos por los bom­bar­deos occi­den­ta­les subió a 64 el domin­go des­pués de que falle­cie­ran algu­nos heri­dos”. El núme­ro de heri­dos era de alre­de­dor de 150 (Mon­treal Gazet­te, Gadha­fi hurls defian­ce as allied for­ces stri­ke Lib­ya, 19 de mar­zo, 2011).

La cifra de muer­tos a cau­sa de los bom­bar­deos aéreos y ata­ques con misi­les (24 de mar­zo) es de alre­de­dor de 100 civi­les, según fuen­tes del gobierno libio ( UN Chief Expects Int’l Com­mu­nity to Avoid Civi­lian Casual­ties in Lib­ya, 25 de mar­zo, 2011).

Des­in­for­ma­ción de los medios

Las muer­tes cau­sa­das por los ata­ques con misi­les y por los bom­bar­deos aéreos de EE.UU.-OTAN se han des­men­ti­do o igno­ra­do como “daños cola­te­ra­les”. Según el Secre­ta­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Gran Bre­ta­ña, William Hague, una gue­rra huma­ni­ta­ria moder­na no pro­du­ce la muer­te de civi­les, pro­po­si­ción total­men­te absur­da:

“Esta ope­ra­ción ha esta­do hacien­do lo que se supo­nía que debía hacer, pro­te­ger a la pobla­ción civil de Libia y no hay evi­den­cia con­fir­ma­da de la muer­te de nin­gún civil cau­sa­da por los ata­ques de la coa­li­ción con­tra el régi­men de Gada­fi” (Bri­tish Foreign Secre­tary William Hague,No evi­den­ce of civi­lian casual­ties in Lib­ya stri­kes: UK, 25 de mar­zo, 2011)

El Secre­ta­rio de Defen­sa de EE.UU. Robert Gates con­fir­ma que: “La coa­li­ción hace un gran esfuer­zo para evi­tar la muer­te de civi­les y la mayo­ría de los ata­ques van diri­gi­dos a blan­cos ale­ja­dos de las áreas pobla­das”.

El fin de la cam­pa­ña de des­in­for­ma­ción de los medios es encu­brir des­ca­ra­da­men­te la muer­te de civi­les. Los repor­tes de los medios occi­den­ta­les de las bajas son extre­ma­da­men­te indi­rec­tos. Los misi­les Tomahawk y los bom­bar­deos aéreos se pre­sen­tan como ins­tru­men­tos de paz y demo­cra­cia; que no matan a la pobla­ción civil.

Sin esta cam­pa­ña de des­in­for­ma­ción, la legi­ti­mi­dad de las ope­ra­cio­nes mili­ta­res colap­sa­ría como un mazo de nai­pes.

Cien­tos de per­so­nas se con­gre­ga­ron en un fune­ral en Libia, y esto se rotu­ló como una acción pro­pa­gan­dís­ti­ca de Gada­fi. El fune­ral era fal­so, según los repor­tes occi­den­ta­les. Se pre­sen­tó como una “pues­ta en esce­na”.

De acuer­do con uno de los repor­tes: “Los hom­bres rezan por gen­te que supues­ta­men­te murió en los bom­bar­deos aéreos. Pero no que­da cla­ro quie­nes están en los fére­tros” ( Véa­se Civi­lian Casual­ties in Ques­tion at Tri­po­li Fune­ral – WSJ​.com, 24 de mar­zo, 2011, In Lib­ya, cof­fins carry a mys­tery, SMH, 26 de mar­zo, 2011).

Los bom­bar­deos huma­ni­ta­rios y la res­pon­sa­bi­li­dad de pro­te­ger

El pro­pó­si­to de estos bom­bar­deos es la des­truc­ción de las ins­ti­tu­cio­nes del país, su base pro­duc­ti­va. A esto lla­man “bom­bar­deo huma­ni­ta­rio”. Se usa como jus­ti­fi­ca­ción el con­cep­to de “Res­pon­sa­bi­li­dad de pro­te­ger”. Las ins­ta­la­cio­nes gene­ra­do­ras de ener­gía, los puen­tes, las carre­te­ras, los hos­pi­ta­les, las esta­cio­nes de tele­vi­sión, los edi­fi­cios guber­na­men­ta­les, las fábri­cas se desig­nan “blan­cos estra­té­gi­cos”.

Un repor­te (no con­fir­ma­do) de fuen­tes libias dice que bom­bar­dea­ron dos hos­pi­ta­les y una clí­ni­ca:

“Ata­ca­ron los hos­pi­ta­les Al-Taju­ra y Sala­din en Ain Zara. La clí­ni­ca que bom­bar­dea­ron se halla cer­ca de Trí­po­li, la capi­tal de Libia. No sólo se tra­ta de edi­fi­cios civi­les, sino que ade­más se hallan ale­ja­dos de la zona de com­ba­te.”

Tam­bién sufrie­ron ata­ques algu­nos aero­puer­tos civi­les en dife­ren­tes par­tes de Libia. (Mah­di Darius Nazem­roa­ya, Brea­king News: Lib­yan Hos­pi­tals Attac­ked. Lib­yan Sour­ce: Three French Jets Dow­ned, Glo­bal Research, 19 de mar­zo, 2011).

En el caso de ata­ques a hos­pi­ta­les, las bom­bas “inte­li­gen­tes” fue­ron extre­ma­da­men­te pre­ci­sas. El Minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Rusia acu­só a la coa­li­ción mili­tar occi­den­tal de lle­va­ra­de­lan­te una cam­pa­ña de bom­bar­deos indis­cri­mi­na­dos. (Metro – Rus­sia: Stop ‘indis­cri­mi­na­te’ bom­bing of Lib­ya, March 19, 2011)

Los medios occi­den­ta­les segui­rán sos­te­nien­do sin varia­cio­nes que las fuer­zas de Gada­fi bom­bar­dean los hos­pi­ta­les del país, sin apor­tar nin­gu­na prue­ba.

Hay indi­cios de que los hos­pi­ta­les están inclui­dos en la lis­ta de obje­ti­vos a ata­car. A los avio­nes cana­dien­ses CF-18 les asig­na­ron blan­cos civi­les espe­cí­fi­cos. Los pilo­tos deci­die­ron regre­sar a la base sin ata­car el obje­ti­vo pre­se­lec­cio­na­do, que fue iden­ti­fi­ca­do como un aero­puer­to civil. Según los repor­tes de pren­sa, esta­ba al lado de un hos­pi­tal: “Dijo Law­son que la acción no res­pon­dió a nin­gún ries­go para los avio­nes CF-18 sino que los pilo­tos tra­ta­ron de evi­tar el daño poten­cial a civi­les o a infra­es­truc­tu­ras impor­tan­tes como hos­pi­ta­les” (CTV Cal­gary- Cana­dian pilots abort bom­bing over risk to civi­lians – CTV News, 23 de mar­zo, 2011, énfa­sis agre­ga­do por el autor)

Se ha invi­ta­do a la opi­nión públi­ca a apo­yar sin con­di­cio­nes un nue­vo esce­na­rio de gue­rra en el Nor­te de Áfri­ca. La lla­ma­da comu­ni­dad inter­na­cio­nal ha logra­do cons­truir un con­sen­so a tra­vés de la pro­pa­gan­da mediá­ti­ca.

La “res­pon­sa­bi­li­dad de pro­te­ger” ha reci­bi­do el apo­yo de orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil y de las ONG. Muchos sec­to­res de la izquier­da pro­gre­sis­ta apo­yan los bom­bar­deos a Libia como un medio para con­se­guir la demo­cra­cia, sin siquie­ra ana­li­zar la natu­ra­le­za y com­po­si­ción de la rebe­lión.

Aque­llos que se expre­san con­tra la “zona de exclu­sión aérea” decre­ta­da por EE.UU.-OTAN son cata­lo­ga­dos de inme­dia­to como “apo­lo­gis­tas de Gada­fi”.

El mode­lo yugos­la­vo de “bom­bar­deo huma­ni­ta­rio”

El bom­bar­deo huma­ni­ta­rio es par­te de un pro­ce­so his­tó­ri­co. Es par­te del pla­nea­mien­to mili­tar.

La cam­pa­ña del ”bom­bar­deo huma­ni­ta­rio” de Libia es un com­po­nen­te inte­gral de la estra­te­gia mili­tar que con­sis­te en des­truir la infra­es­truc­tu­ra civil del país. Se ha hecho siguien­do el mode­lou­sa­do pre­via­men­te en otros sitios, inclu­yen­do el bom­bar­deo de Yugos­la­via en 1999 y la cam­pa­ña mili­tar con­tra Irak en 2003.

Cuan­do bom­bar­dea­ron Yugos­la­via en 1999, puen­tes, cen­tra­les ener­gé­ti­cas, escue­las y hos­pi­ta­les fue­ron desig­na­dos como “blan­cos legí­ti­mos de ata­que” por el Cen­tro Com­bi­na­do de Ope­ra­cio­nes Aéreas (CAOC según sus siglas en inglés) de la OTAN en Vin­cen­za, Ita­lia, y cui­da­do­sa­men­te “con­va­li­da­dos antes del lan­za­mien­to del ata­que”. En Libia se está apli­can­do el mis­mo pro­ce­di­mien­to: los obje­ti­vos mili­ta­res y civi­les se aprue­ban con anti­ci­pa­ción. Los pilo­tos no siem­pre saben el carác­ter pre­ci­so del obje­ti­vo.

En 1999 el hos­pi­tal infan­til ubi­ca­do en el área de la emba­ja­da fue el obje­ti­vo de un ata­que aéreo. Había sido iden­ti­fi­ca­do por los mili­ta­res a car­go del plan como un blan­co estra­té­gi­co.

La OTAN reco­no­ció su auto­ría pero insis­tien­do que era para “sal­var las vidas” de los recién naci­dos. No bom­bar­dea­ron la sec­ción del hos­pi­tal don­de se halla­ban los bebés sino que ata­ca­ron la par­te adon­de esta­ban los gene­ra­do­res eléc­tri­cos, lo que inte­rrum­pió el sumi­nis­tro eléc­tri­co de las incu­ba­do­ras. Esto sig­ni­fi­có que todo el hos­pi­tal que­dó inha­bi­li­ta­do y muchos niños murie­ron.

Visi­té el hos­pi­tal un año des­pués del bom­bar­deo de junio de 2002 y vi con mis pro­pios ojos lo que habían hecho con la mayor pre­ci­sión. Estos son crí­me­nes de gue­rra come­ti­dos con la tec­no­lo­gía mili­tar más avan­za­da, con las lla­ma­das “bom­bas inte­li­gen­tes”.

En Yugos­la­via, la pobla­ción civil fue el obje­ti­vo de los ata­ques: hos­pi­ta­les, aero­puer­tos, edi­fi­cios guber­na­men­ta­les, fábri­cas, infra­es­truc­tu­ra, sin men­cio­nar las igle­sias del siglo XVII y los sitios his­tó­ri­cos y cul­tu­ra­les que for­man par­te del patri­mo­nio del país.

El dia­bó­li­co pro­pó­si­to de des­en­ca­de­nar una catás­tro­fe en el medio ambien­te de la cuen­ca del­río Danu­bio figu­ra­ba en el plan. La OTAN ata­có la plan­ta petro­quí­mi­ca de Pan­ce­vo, cer­ca de Bel­gra­do. El obje­ti­vo no era sola­men­te des­truir la plan­ta sino tam­bién des­en­ca­de­nar una catás­tro­fe ambien­tal. ¿Cómo lo hicie­ron?

“Un gene­ra­dor tér­mi­co de imá­ge­nes des­de un saté­li­te espía o un avión pue­de detec­tar radia­ción infra­rro­ja emi­ti­da des­de cual­quier obje­to que se encuen­tre en la plan­ta petro­quí­mi­ca y con­vier­te esa lec­tu­ra en una ima­gen de alta reso­lu­ción o foto­gra­fía… En pala­bras de un voce­ro­del Pen­tá­gono, “toma una foto­gra­fía des­de una gran alti­tud, la emi­te a un recep­tor, en Esta­dos Uni­dos, don­de se ana­li­za rápi­da­men­te”. Y des­de allí, “la infor­ma­ción de los blan­cos correc­tos” se retrans­mi­te a la CAOC en Vin­cen­za, que a su vez la envía a la gen­te en la cabi­na”.

Las “bom­bas inte­li­gen­tes” no son ton­tas, van adon­de les dicen que vayan. La OTAN ha iden­ti­fi­ca­do deta­lla­da­men­te los con­te­ne­do­res, tan­ques y depó­si­tos que con­tie­nen mate­ria­les tóxi­cos. De acuer­do con lo mani­fes­ta­do por el direc­tor de la plan­ta petro­quí­mi­ca, la OTAN no hizo blan­co en nin­gún con­te­ne­dor vacío: “Esto no fue acci­den­tal; esco­gie­ron como blan­cos los con­te­ne­do­res lle­nos y los quí­mi­cos se derra­ma­ron en el canal que desem­bo­ca en el Danu­bio…” Cuan­do las “bom­bas inte­li­gen­tes” die­ron en sus blan­cos leta­les en Pan­ce­vo, libe­ra­ron flui­dos y gases tóxi­cos en la atmós­fe­ra, el agua y el sue­lo. “Hubo una fuga de más de mil tone­la­das de biclo­ru­ro de eti­leno del com­ple­jo petro­quí­mi­co de Pon­ce­vo hacia el Danu­bio (a tra­vés del canal que comu­ni­ca la plan­ta con el río). Tam­bién se derra­ma­ron más de mil tone­la­das de hidró­xi­do de sodio. Y cer­ca de mil tone­la­das de clo­ru­ro de hidró­geno pasa­ron de Pan­ce­vo al río Danu­bio.” (Michel Chos­su­dovsky, NATO Will­fully Trig­ge­red an Envi­ron­men­tal Catas­trophe In Yugos­la­via, Glo­bal Research, 11 de abril, 2004)

Véa­se Michel Chos­su­dovsky, NATO Will­fully Trig­ge­red an Envi­ron­men­tal Catas­trophe In Yugos­la­via, Glo­bal Research, 11 de abril, 2004.

Tra­du­ci­do para Rebe­lión por Sil­via Ara­na

 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *