El oso que sabia que la ser­pien­te sabia que el oso sabia‏- Fer­nan­do Vega

Refle­xio­nes sobre la Saga del Gran Her­mano

Fer­nan­do Vega

Ex-asam­bleís­ta cons­ti­tu­yen­te de Alian­za País

Ciu­da­dano con C.I. 010136479 – 2

25 de mar­zo del 2011

En el Libro de la Sel­va, Rud­yard Kipling, se refie­re a la chis­mo­gra­fía de la sel­va con la fra­se que sir­ve de titu­lar a este comen­ta­rio: “El oso sabia que la ser­pien­te sabía que el oso sabía”. Eso sig­ni­fi­ca que al final muchos sabían lo que el oso sabía y que se lo habían con­ta­do a la ser­pien­te y a su vez los mis­mos u otros le habían con­ta­do a la ser­pien­te lo que el oso sabía. En defi­ni­ti­va todo el mun­do esta­ba ente­ra­do, pero todo se decía en voz baja, se man­te­nía a nivel de rumor. Pro­ba­ble­men­te si se pre­gun­ta­ba al oso y a la ser­pien­te, éstos se harían los ino­cen­tes y mos­tra­rían sor­pre­sa como si aca­ba­ran de ente­rar­se y dirían “pre­sen­ten prue­bas”.

En el bulla­do caso de los nego­cios de Fabri­cio Correa con el Esta­do, caso que se resis­te a ser ente­rra­do y que a pesar de las pala­das de tie­rra que el Gobierno le echa enci­ma, vuel­ve a sacar la mano para decir que le están que­rien­do ente­rrar vivo, pasa lo mis­mo que en la sel­va: el Gran Her­mano afir­ma a todo el mun­do que el Her­mano Menor, sabía que él esta­ba hacien­do nego­cios con el Esta­do.

En un pri­mer momen­to el Her­mano Menor nie­ga rotun­da­men­te que el Gran Her­mano esté hacien­do nego­cios con el Esta­do; lue­go admi­te que sí ha esta­do hacien­do nego­cios con el Esta­do, pero que dichos nego­cios están den­tro de la ley; más tar­de, con las prue­bas al can­to, el Her­mano Menor se ras­ga las ves­ti­du­ras para decir que el com­por­ta­mien­to del Her­mano Mayor no es éti­co por­que mien­tras él se saca la madre luchan­do por la revo­lu­ción el Her­mano Mayor se lle­na los bol­si­llos de pla­ta. Enton­ces, el Her­mano Menor orde­na la ter­mi­na­ción uni­la­te­ral de los con­tra­tos del Esta­do con el Gran Her­mano.

Sin embar­go y a pesar de las bron­cas fami­lia­res, una cor­ti­na de humo ofi­cial se levan­ta has­ta aho­ra para dejar en la inopia los nego­cios del Gran Her­mano con el Esta­do. Los órga­nos de Con­trol se hacen los giles. La vee­du­ría orde­na­da por el Her­mano Menor hace el ridícu­lo y es ame­na­za­da con el jui­cio y la cár­cel. Por últi­mo el Her­mano Menor deman­da por 10 millo­nes de dóla­res a los perio­dis­tas Juan Cal­de­rón y Chris­tian Zuri­ta por haber hecho la cró­ni­ca de la his­to­ria y haber pues­to por orden y docu­men­ta­da­men­te los suce­sos y tes­ti­mo­nios de ésta tra­gi­co­me­dia fami­liar, en la que el Her­mano Mayor se reve­la como el más hones­to de todos los pillos y al Her­mano Menor no le que­da más que esco­ger el papel del más pen­de­jo de todos los hones­tos, papel que está dis­pues­to a defen­der inclu­so en los tri­bu­na­les.

Has­ta aho­ra, pare­ce que nadie en el Gobierno sabía, lo que el Her­mano Mayor dice que el Her­mano Menor sabía. ¿Dón­de está la lis­ta de los minis­tros, sub­se­cre­ta­rios, y demás res­pon­sa­bles de las fir­mas de los con­tra­tos del Gran Her­mano con el Esta­do? ¿Cuán­tos fun­cio­na­rios han sido enjui­cia­dos o cas­ti­ga­dos por fir­mar con­tra­tos con empre­sas de papel? ¿Quié­nes han sido seña­la­dos como los con­tac­tos del Gran Her­mano en todo el pas­tel de trá­fi­co de influen­cias? ¿Podría jurar el Her­mano Menor que nun­ca nadie le dijo nada sobre los nego­cios del Gran Her­mano? ¿Cómo es posi­ble que sólo el Her­mano Menor no lo supie­ra, cuan­do todo el mun­do sabía que el Gran Her­mano se esta­ba forran­do de dine­ro, al igual que hoy todo el mun­do sabe que los her­ma­nos Alva­ra­do están hacien­do nego­cios en el Gobierno?

Tene­mos que pre­gun­tar­nos en este momen­to, ¿hay la capa­ci­dad y la volun­tad en el Esta­do ecua­to­riano para acla­rar y cas­ti­gar a los bene­fi­cia­rios, faci­li­ta­do­res y encu­bri­do­res de un evi­den­te caso de enri­que­ci­mien­to ilí­ci­to con cla­ros com­po­nen­tes de trá­fi­co de influen­cias y enga­ño al Esta­do? ¿Es tan evi­den­te el show de la pelea fami­liar, que el Gran Her­mano se atre­ve a decir­le al Her­mano Menor en sus nari­ces inge­nuo y men­ti­ro­so y no pasa nada? Y lo que es peor, a pro­cla­mar ante la faz del mun­do que es el más hones­to de todos los pillos y no pasa nada. En cam­bio, el Her­mano Menor arre­me­te con­tra los perio­dis­tas que se atre­ven a repe­tir lo que el Her­mano Mayor y muchos repi­ten: “que el oso sabía que la ser­pien­te sabía”. Lo increí­ble es que el Her­mano Menor dice que la inves­ti­ga­ción de los perio­dis­tas es ver­da­de­ra.

El Her­mano Menor debe reco­no­cer que el Her­mano Mayor ha pro­du­ci­do un terre­mo­to de nue­ve gra­dos en el núcleo de su Gobierno y que des­de hace tiem­po una nube radio­ac­ti­va de corrup­ción está con­ta­mi­nan­do la atmós­fe­ra que res­pi­ra­mos los ecua­to­ria­nos. ¿Qué pasa­ría en Japón si el gobierno de ese país, dije­ra que no ha pasa­do nada y que todo fun­cio­na bien y que el humo negro de los reac­to­res es fru­to de la pura mal­dad y odio de la pren­sa corrup­ta que des­in­for­ma al país? Los ecua­to­ria­nos tene­mos dere­cho a saber, antes que ter­mi­ne este gobierno, las impli­ca­cio­nes de esta espe­cie de “water­ga­te” a la ecua­to­ria­na y el cas­ti­go de los cul­pa­bles. Nos que­da una duda ¿Será la jus­ti­cia reor­ga­ni­za­da a tenor de las pre­gun­tas cua­tro y cin­co del refe­rén­dum, la que lo haga? ¿Será que por eso el pre­si­den­te Rafael Correa quie­re meter­le mano a la Jus­ti­cia para que de una vez se des­ta­pe la olla de gri­llos de la Saga del Gran Her­mano?

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *