¿Que está pasan­do en Iraq?

Hace ya ocho años que el Gobierno de los Esta­dos Uni­dos y par­te de sus alia­dos, entre ellos el gobierno de Espa­ña pre­si­di­do por Aznar, deci­die­ron ile­gal­men­te, con­tra todo dere­cho, inva­dir y ocu­par Iraq, cau­san­do cen­te­na­res de miles de muer­tos civi­les y des­tro­zan­do todas las estruc­tu­ras eco­nó­mi­cas, socia­les y cul­tu­ra­les, de mane­ra que se cum­plie­ra las pre­mo­ni­cio­nes del gobierno ame­ri­cano de vol­ver a Iraq a una situa­ción ante­rior a la revo­lu­ción indus­trial.

Ha que­da­do cla­ro que los pode­res gober­nan­tes de Esta­dos Uni­dos y Gran Bre­ta­ña, par­ti­cu­lar­men­te, pre­ten­dían y con­si­guie­ron que el terri­to­rio con una de las reser­vas de petró­leo mayo­res del mun­do no se con­vir­tie­ra en un Esta­do demo­crá­ti­co inde­pen­dien­te con una socie­dad inte­gra­da. Evi­tar que Iraq, el país ára­be que con­ju­ga reser­vas de petró­leo, pobla­ción, y desa­rro­llo eco­nó­mi­co y cul­tu­ral, fue­ra due­ño de su des­tino.

Los Esta­dos Uni­dos quie­ren dar por zan­ja­da la situa­ción polí­ti­ca de Iraq pro­mo­vien­do un gobierno por medio de unas elec­cio­nes rea­li­za­das en ple­na ocu­pa­ción mili­tar, y sin per­mi­tir tan siquie­ra expre­sar­se, menos aún par­ti­ci­par, a los gru­pos que que­rían repre­sen­tar polí­ti­ca­men­te al 90% de la pobla­ción ira­quí, que según todas las encues­tas rea­li­za­das eran con­tra­rios a la ocu­pa­ción mili­tar. Aquí en Gijón fui­mos direc­ta­men­te tes­ti­gos de la opo­si­ción y ame­na­zas terro­ris­tas del gobierno ira­quí a que se pudie­ra cele­brar fue­ra de Iraq, en esta ciu­dad abier­ta a la coope­ra­ción inter­na­cio­nal, una con­fe­ren­cia de los gru­pos polí­ti­cos y socia­les ira­quíes, de ten­den­cias e ideo­lo­gías varia­das, opues­tos a la vio­len­cia y terro­ris­mo sec­ta­rios, que que­rían mani­fes­tar sus pro­pues­tas a nivel inter­na­cio­nal.

Cabe pre­gun­tar­se, sin embar­go, qué está pasan­do en Iraq, en un momen­to his­tó­ri­co en que los pue­blos ára­bes reac­cio­nan con­tra las tira­nías, la corrup­ción y la pobre­za. Las movi­li­za­cio­nes popu­la­res que han supues­to un terre­mo­to polí­ti­co en varios paí­ses ára­bes , y que con­ti­núan exi­gien­do cam­bios socia­les, ¿no están lle­gan­do a Iraq?. ¿Tie­ne Iraq un sis­te­ma polí­ti­co y social acor­de con las rei­vin­di­ca­cio­nes de demo­cra­cia y jus­ti­cia que movi­li­zan a los pue­blos ára­bes?

Los que, por los con­tac­tos con aso­cia­cio­nes ira­quíes, pode­mos reci­bir infor­ma­ción direc­ta sobre las movi­li­za­cio­nes y reac­cio­nes popu­la­res que se están dan­do estas sema­nas en Iraq, tene­mos tan­ta sor­pre­sa como indig­na­ción por la bru­tal repre­sión de estas movi­li­za­cio­nes por par­te del gobierno ira­quí, apo­ya­dos por los 50.000 sol­da­dos ame­ri­ca­nos y varios miles más de mer­ce­na­rios. Y sor­pre­sa e indig­na­ción nos pro­du­ce tam­bién el boi­cot de las agen­cias de infor­ma­ción occi­den­ta­les ante lo que está pasan­do en Iraq.
Per­mí­ta­se­me copiar lite­ral­men­te algu­nas de las noti­cias que solo se pue­den tener por medios alter­na­ti­vos:

“ Las fuer­zas de segu­ri­dad ira­quíes han car­ga­do y dis­pa­ra­do con muni­ción real con­tra los mani­fes­tan­tes en dis­tin­tas ciu­da­des de Iraq. El caso más gra­ve con­fir­ma­do es la muer­te de la joven Aisha Hai­zam A. al Dara­yi en el barrio Al Imam (Sama­ra) por heri­das de bala, según han con­fir­ma­do fuen­tes hos­pi­ta­la­rias a la tele­vi­sión ira­quí Al Rafi­dain. El otro caso de muer­te con­fir­ma­da en el día de hoy ha ocu­rri­do esta maña­na en el pue­blo de Al Ham­da­ni­ya, en la zona de Abu Graib, don­de Ahmed Inizie al Ham­da­ni (uno de los orga­ni­za­do­res de las mani­fes­ta­cio­nes) ha sido saca­do de su casa a la fuer­za esta madru­ga­da y ajus­ti­cia­do a 50 metros de su casa ante su mujer e hijos por la Bri­ga­da 24 a las órde­nes del coro­nel Risen al Bai­za­ni, según datos apor­ta­dos por la cade­na tele­vi­si­va ira­quí Al Rafia­dain TV”.

A pesar del toque de que­da impues­to en todas las ciu­da­des, los ira­quíes están salien­do a la calle para mani­fes­tar­se. En Bag­dad, por ejem­plo, pese a la fuer­te pre­sen­cia de fuer­zas de segu­ri­dad [1], según la cade­na tele­vi­si­va ira­quí Al Rafi­dain miles de per­so­nas se diri­gen en estos momen­tos des­de el barrio de Adda­mi­ya hacia la pla­za Tah­rir, pero las fuer­zas de segu­ri­dad man­tie­nen divi­di­da la ciu­dad para impe­dir que la gen­te acce­da al lugar de encuen­tro, como pare­ce ser que ya está pasan­do con los habi­tan­tes del barrio de Rusa­fa. Todos los puen­tes que dan a la Zona Ver­de están blo­quea­dos por muros de hor­mi­gón.”

Un día más, los medios de comu­ni­ca­ción han sido agre­di­dos por los ser­vi­cios de segu­ri­dad ira­quíes. Recor­de­mos que el Iraq ocu­pa­do es el país en el que más perio­dis­tas han muer­to en la his­to­ria, más que en la gue­rra de Viet­nam. Ni los lla­ma­mien­tos de los colec­ti­vos inter­na­cio­na­les de perio­dis­tas, ni el de Tareq al Hashe­mi, vice­pre­si­den­te ira­quí, para que los medios de comu­ni­ca­ción pudie­ran cubrir la infor­ma­ción sobre las mani­fes­ta­cio­nes, han impe­di­do que en Baso­ra un gru­po de perio­dis­tas haya sido gol­pea­do por las fuer­zas de segu­ri­dad mien­tras cubrían la mani­fes­ta­ción de dicha ciu­dad. Tres de ellos han teni­do que ser tras­la­da­dos al hos­pi­tal, según han decla­ra­do ellos mis­mos en entre­vis­ta a la tele­vi­sión Al Shar­qui­ya.

La orga­ni­za­ción ira­quí Al Rasd wal Maa­lu­mat al Wata­ni­ya (Obser­va­ción e Infor­ma­ción Nacio­nal) ase­gu­ra que el gene­ral Kadem Abu al Hil, direc­tor de la poli­cía de la pro­vin­cia de Muzan­na, ha emi­ti­do una orden para que se inuti­li­cen las cáma­ras de los cana­les por saté­li­te y los perio­dis­tas que estén entre los mani­fes­tan­tes. Tam­bién lle­gan noti­cias de que las fuer­zas de segu­ri­dad han cerra­do las ofi­ci­nas de la Tele­vi­sión Salah al-Din y les han prohi­bi­do cubrir los acon­te­ci­mien­tos.

Es esta pro­tes­ta popu­lar la que se inten­ta silen­ciar, por­que pone de mani­fies­to, una vez más, que lo que lle­vó a Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos a la gue­rra y ocu­pa­ción de Iraq no era aca­bar con una dic­ta­du­ra (hoy se ha hecho evi­den­te que tenían muchas entre sus gobier­nos ára­bes ami­gos), sino arra­sar una socie­dad que fue­ra suje­to polí­ti­co y por tan­to due­ña de su petró­leo. Más de un millón de muer­tos, cua­tro millo­nes de des­pla­za­dos, pero el petró­leo ya es de “nues­tras” mul­ti­na­cio­na­les.

Csca /​Rebelión.org

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *