UPN insul­ta y veja a Mari­né Pue­yo tras el rela­to de las tor­tu­ras denun­cia­das por su hija-Ateak Ire­ki.

La ini­cia­ti­va con­tra la tor­tu­ra lle­gó ayer al Ayun­ta­mien­to de Iru­ñea, don­de los con­ce­ja­les inde­pen­den­tis­tas Mari­né Pue­yo y Mikel Gas­te­si lle­va­ron al pleno los con­te­ni­dos de la moción apro­ba­da ya en dece­nas de pueblos.En un tem­pes­tuo­so pleno, UPN insul­tó y vejó a la con­ce­ja­la Mari­né Pue­yo (madre de una de las nava­rras dete­ni­das que han denun­cia­do tor­tu­ras a manos de la Poli­cía) sin dejar­le a ésta turno de répli­ca.

Para ello, uti­li­zó un estra­ta­ge­ma habi­tual en el equi­po que diri­ge Yolan­da Bar­ci­na: para­li­zar con sus votos la moción que defen­dían los con­ce­ja­les no ads­cri­tos y lue­go des­pa­char sobre ella duran­te el turno de rue­gos y preguntas.Pueyo defen­dió la urgen­cia de la moción recor­dan­do que de las 82 per­so­nas arres­ta­das en Hego Eus­kal Herria en 2010 63 han denun­cia­do abu­sos por par­te de poli­cías. Por ello, recla­mó al Ayun­ta­mien­to que se posi­cio­na­ra en con­tra de las medi­das que per­mi­ten la crea­ción de espa­cios de impu­ni­dad. En su argu­men­ta­ción, la con­ce­jal pro­ce­dió a leer el frag­men­to de un rela­to de tor­tu­ras a una de las jóve­nes dete­ni­das, en el que se da cuen­ta de cómo varios poli­cías la des­nu­dan de cin­tu­ra para arri­ba y le rea­li­zan toca­mien­tos sexua­les. Esta sesión de tor­tu­ras ter­mi­nó, según el escri­to expues­to por Pue­yo, cuan­do la joven dete­ni­da cae des­ma­ya­da. «Esta es sólo una par­te de las denun­cias pre­sen­ta­das por Gara­zi Autor, mi hija», decla­ró la con­ce­jal al ter­mi­nar de leer el tex­to. Des­pués pre­gun­tó: «¿Cuán­do va a lle­gar el día en que los gri­tos silen­cia­dos de la tor­tu­ra nos des­pier­ten?».Lejos de des­per­tar empa­tía entre sus com­pa­ñe­ros en el Ayun­ta­mien­to, el equi­po de Gobierno se vio con­tra las cuer­das y deci­dió empren­der un ata­que per­so­nal con­tra la con­ce­jal. El encar­ga­do fue José Iri­bas, por­ta­voz de UPN: «Que­re­mos repu­diar con rotun­di­dad el sar­cas­mo, la des­ver­güen­za y la infa­mia con las que se ha pro­nun­cia­do la seño­ra Pueyo».La edil inde­pen­den­tis­ta recla­mó su dere­cho a res­pon­der y le empla­zó a acep­tar la moción y deba­tir en igual­dad, pero la alcal­de­sa, Yolan­da Bar­ci­na, salió al qui­te dan­do la sesión por ter­mi­na­da. Se vivie­ron fuer­tes momen­tos de ten­sión, des­pués de los cua­les nadie acu­dió a soli­da­ri­zar­se con la con­ce­jal inju­ria­da.
Extrac­tos del tes­ti­mo­nio de Gara­zi Autor…las pre­gun­tas y los gol­pes en la cabe­za y los gri­tos al oído eran cons­tan­tes. Me pusie­ron una bol­sa varias veces. La inten­té mor­der pero me ame­na­za­ba (el Jefe del ope­ra­ti­vo). Me empe­za­ron a tocar las tetas y me pusie­ron la bol­sa en la cabe­za. El Jefe se sen­tó enci­ma de mí……también me seguían gol­pean­do en la cabe­za y gri­tán­do­me muy fuer­te al oído. Al final me qui­ta­ron la cami­se­ta (no lle­va­ba suje­ta­dor, me lo habían qui­ta­do en Iru­ñea por­que era de aros) y siguie­ron los toca­mien­tos y los gri­tos. Empe­cé a hiper­ven­ti­lar y la situa­ción se puso cada vez más vio­len­ta. Me cos­ta­ba res­pi­rar y mien­tras me pega­ba, me gri­ta­ba más y más fuer­te. Me vol­vió a poner la bol­sa. Los gol­pes alre­de­dor de los oídos eran muy fuer­tes y al final me cogió la cabe­za entre sus manos apre­tán­do­la fuer­te y gri­tán­do­me cosas (sobre Pue­lles, Miguel Ángel Blan­co.., ya ni oía lo que decía), me tiró al sue­lo. Me levan­tó creo que aga­rrán­do­me de los bra­zos y un com­pa­ñe­ro le dijo que salie­ran y se fue­ron. Me que­dé sola con la chi­ca y el hom­bre de ojos azu­les. Seguía hiper­ven­ti­lan­do y me ame­na­za­ban pero no me toca­ban. Creo que de ver­dad se asus­ta­ron, me dije­ron que me puse­ra la cami­se­ta, pero yo empe­cé a tem­blar (los bra­zos sobre todo) me caí al sue­lo. Ya no se muy bien lo que pasó enton­ces.
Extrac­to de la inter­ven­ción de José Iri­basAyer leía que Sor­tu había dicho que no iba a hablar en rela­ción con las deten­cio­nes o, ya no digo con las feli­ci­ta­cio­nes, has­ta que fue­ra lega­li­za­do, y la Sra. Pue­yo, hoy sí, ha que­ri­do hablar, no sobre las deten­cio­nes de los pre­sun­tos eta­rras, sino sobre las pre­sun­tas tor­tu­ras que, creo ade­más, que ha dicho –pero ahí esta­rá el acta y eso sí me pare­ce gra­ve– si hubie­ra dicho que ha con­ta­do con el bene­plá­ci­to de la Audien­cia Nacio­nal. Noso­tros que­re­mos feli­ci­tar a las Fuer­zas y Cuer­pos de Segu­ri­dad del Esta­do. Lo hace­mos, abso­lu­ta­men­te, con toda la rotun­di­dad, a la judi­ca­tu­ra tam­bién, a los miem­bros de la judi­ca­tu­ra, y que­re­mos repu­diar con rotun­di­dad el sar­cas­mo, la des­ver­güen­za y la infa­mia con la que se ha pro­nun­cia­do la Sra. Pue­yo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *