«Nece­si­ta­mos un vuel­co total en la polí­ti­ca de vivien­da en favor del alqui­ler social»- Herri­ko­lo­re

Image
Según ha infor­ma­do el edil inde­pen­den­tis­ta Txi­ki Cas­ta­ños, en la reu­nión cele­bra­da el 18 de mar­zo, el Con­se­jo de Admi­nis­tra­ción de la socie­dad públi­ca de Ges­tión Urba­nís­ti­ca Eretza, apro­bó las Bases para la adju­di­ca­ción de 16 vivien­das en régi­men de alqui­ler para meno­res de 35 años. Dichas bases fue­ron entre­ga­das a los miem­bros del Con­se­jo dos días antes, por lo que en la reu­nión cita­da, y debi­do a su tras­cen­den­cia, el repre­sen­tan­te de la Izquier­da Aber­tza­le soli­ci­tó que este asun­to no se vota­ra, se con­ce­die­ra un pla­zo supe­rior para su estu­dio y se faci­li­ta­ra la par­ti­ci­pa­ción de colec­ti­vos ciu­da­da­nos, al obje­to de que pudie­ran apor­tar sus impre­sio­nes y/​o pro­pues­tas sobre dichas Bases. Esta peti­ción fue recha­za­da por los repre­sen­tan­tes del PSOE, PP, PNV e IU (gru­pos que apro­ba­ron las Bases).

Según Txi­ki cas­ta­ños, esta mane­ra de actuar por par­te de los gru­pos polí­ti­cos «deja en evi­den­cia que sus decla­ra­cio­nes sobre la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na en la ges­tión de los asun­tos muni­ci­pa­les, cons­ti­tu­ye una mera pose elec­to­ra­lis­ta, des­nu­dan­do, por dema­gó­gi­ca, su actual cam­pa­ña en favor de esta par­ti­ci­pa­ción, debién­do­se seña­lar, así mis­mo, que no ha sido la úni­ca oca­sión en que este recha­zo se ha pro­du­ci­do: Pre­su­pues­tos, diver­sas orde­nan­zas, pla­nes urba­nís­ti­cos, etc».

En rela­ción con el con­te­ni­do de las Bases, la izquier­da aber­tza­le mani­fies­ta su voto con­tra­rio, entre otros, por los siguien­tes moti­vos:

-Des­acuer­do con la adju­di­ca­ción de dichas vivien­das median­te sor­teo. Con­si­de­ran­do que el méto­do más idó­neo es la adju­di­ca­ción median­te la valo­ra­ción de la reali­dad socio­eco­nó­mi­ca que pre­sen­ten las per­so­nas deman­dan­tes.

-A dichas vivien­das podrían acce­der per­so­nas que dis­pu­sie­ran de pro­pie­da­des inmo­bi­lia­rias. En efec­to, en las Bases se esta­ble­ce que las per­so­nas adju­di­ca­ta­rias no deben dis­po­ner de vivien­da en los 2 últi­mos años ante­rio­res a la aper­tu­ra del pla­zo de ins­crip­ción, pero, entre otras exclu­sio­nes, se exi­me de esta obli­ga­ción a per­so­nas cuya pro­pie­dad sea infe­rior al 50% de la vivien­da, es decir, que estas per­so­nas podrían ser pro­pie­ta­rias de un 49,9% de nume­ro­sas vivien­das, para que pue­da ser enten­di­do el des­pro­pó­si­to de lo apro­ba­do.

-El pla­zo máxi­mo de ocu­pa­ción de dichas vivien­das es de 5 años, tras los cua­les debe­rán aban­do­nar­las, para su adju­di­ca­ción a otras per­so­nas. Dado que entre las deman­das podrían encon­trar­se per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad per­ma­nen­te, esta, obvia­men­te, per­sis­ti­ría al tér­mino del pla­zo seña­la­do y se las deja­ría en la calle.

La izquier­da aber­tza­le con­clu­ye mani­fes­tan­do la nece­si­dad de un vuel­co total en la polí­ti­ca de vivien­da desa­rro­lla­da por el PSOE, con el apo­yo del res­to de gru­pos polí­ti­cos, debién­do­se aumen­tar la ofer­ta de vivien­da de alqui­ler social.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *