Ezker Aber­tza­lea hace un lla­ma­mien­to al con­jun­to de la ciu­da­da­nía para que impul­se todas las ini­cia­ti­vas des­ti­na­das a erra­di­car la prác­ti­ca de la tor­tu­ra

La izquier­da aber­tza­le feli­ci­ta a todas aque­llas per­so­nas y colec­ti­vos popu­la­res que están impul­san­do diná­mi­cas des­ti­na­das a erra­di­car la prác­ti­ca de la Tor­tu­ra. En con­cre­to, la izquier­da aber­tza­le hace un lla­ma­mien­to a la ciu­da­da­nía para que par­ti­ci­pe en el FORO CIVICO CONTRA LA TORTURA, orga­ni­za­do en los cines Golem de Iru­ñea los días 25 y 26 de mar­zo; así como en la MANIFESTACIÓN con­vo­ca­da por per­so­nas que han sido tor­tu­ra­das y que par­ti­rá a las 12 horas del medio­día del domin­go 27 de mar­zo de la Esta­ción de Auto­bu­ses de Iru­ñea.

La tor­tu­ra es una prác­ti­ca que aten­ta gra­ve­men­te con­tra la inte­gri­dad físi­ca y psí­qui­ca de las per­so­nas. La tor­tu­ra es una prác­ti­ca exe­cra­ble en cual­quier lugar del mun­do, en cual­quier momen­to polí­ti­co, con­tra cual­quier per­so­na. La prác­ti­ca de la tor­tu­ra por par­te de fun­cio­na­rios del Esta­do Espa­ñol con­tra mili­tan­tes inde­pen­den­tis­tas vas­cos es una reali­dad hoy, en la Eus­kal Herria del siglo XXI. En este país nues­tro, a los pasos que está dan­do la izquier­da aber­tza­le por posi­bi­li­tar un pro­ce­so de solu­ción demo­crá­ti­ca del con­flic­to polí­ti­co, el Esta­do espa­ñol está res­pon­dien­do reafir­man­do su apues­ta por la repre­sión, repre­sión que alcan­za sus tin­tes más dra­má­ti­cos en el uso cada vez más sis­te­má­ti­co y sal­va­je de la tor­tu­ra con­tra las per­so­nas dete­ni­das por su mili­tan­cia inde­pen­den­tis­ta.

La prác­ti­ca de la tor­tu­ra es un pro­ble­ma emi­nen­te­men­te polí­ti­co. Los fun­cio­na­rios del Esta­do tor­tu­ran para con­se­guir obje­ti­vos polí­ti­cos. Y tor­tu­ran ampa­ra­dos en una legis­la­ción de excep­ción que per­mi­te que a todas las per­so­nas dete­ni­das por su mili­tan­cia polí­ti­ca se les apli­que un régi­men de inco­mu­ni­ca­ción que les impo­si­bi­li­ta de for­ma abso­lu­ta la defen­sa y el ejer­ci­cio de sus dere­chos fun­da­men­ta­les. Por eso, por­que la prác­ti­ca de la tor­tu­ra no sería posi­ble sin la exis­ten­cia de esta legis­la­ción de excep­ción que ampa­ra la inco­mu­ni­ca­ción, enten­de­mos que la ver­da­de­ra res­pon­sa­ble de la tor­tu­ra es la cla­se polí­ti­ca que aprue­ba las leyes que per­mi­ten su exis­ten­cia. Por eso tam­bién, es a la cla­se polí­ti­ca a la que hay que inter­pe­lar de cara a que tome las deci­sio­nes nece­sa­rias y aprue­be las leyes nece­sa­rias para que sea impo­si­ble la prác­ti­ca de la tor­tu­ra.

De ahí que sea no sola­men­te per­ti­nen­te sino abso­lu­ta­men­te impres­cin­di­ble que en las ins­ti­tu­cio­nes polí­ti­cas y en con­cre­to en el Par­la­men­to de Nava­rra se plan­teen ini­cia­ti­vas des­ti­na­das a erra­di­car la tor­tu­ra. La cla­se polí­ti­ca Nava­rra, el Par­la­men­to de Nava­rra, no pue­de hacer oídos sor­dos a los esca­lo­frian­tes tes­ti­mo­nios que ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas nava­rras han hecho públi­cos tras ser dete­ni­das en régi­men de inco­mu­ni­ca­ción. El Par­la­men­to de Nava­rra debe­ría inves­ti­gar lo suce­di­do, exi­gir la depu­ra­ción de todas las res­pon­sa­bi­li­da­des y, sobre todo, el Par­la­men­to de Nava­rra debe­ría pro­mo­ver un cam­bio en la legis­la­ción que al per­mi­tir la inco­mu­ni­ca­ción ampa­ra la prác­ti­ca de la tor­tu­ra. Si la cla­se polí­ti­ca Nava­rra no es capaz de asu­mir esta que es su res­pon­sa­bi­li­dad, será la pro­pia ciu­da­da­nía la que le pon­ga en su sitio e impul­se los cam­bios nece­sa­rios para aca­bar con esta lacra más pro­pia de la Edad Media que del siglo XXI.

En Iru­ñea, a 23 de mar­zo de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *