Eus­kal Herria – Ame­ri­ca Lati­na, algu­nas “casua­li­da­des” his­tó­ri­cas – Ando­ni Baserrigorri

Un recien­te via­je por Amé­ri­ca Lati­na, y con­ver­sa­cio­nes con [email protected] lati­no­ame­ri­ca­nos, ha saca­do a la luz, algu­nas “casua­li­da­des” his­tó­ri­cas, que hay entre el deve­nir his­tó­ri­co vas­co y de los pue­blos de nues­tra América.

Eus­kal Herria, es un pue­blo ori­gi­na­rio euro­peo, al igual que en Amé­ri­ca lati­na sobre­vi­ven aun dece­nas de pue­blos ori­gi­na­rios que man­tie­ne vivas sus tra­di­cio­nes, carác­ter e inclu­so idio­mas. Tan­to Eus­kal Herria, como esos pue­blos se ven opri­mi­dos ini­cial­men­te por el inva­sor cas­te­llano, como pos­te­rior­men­te por las bur­gue­sías loca­les, muy cómo­das en esa posi­ción de domi­na­ción, hacien­do de “dele­ga­dos” de la colo­nia y repar­tien­do divi­den­dos con la mis­ma. No es muy dife­ren­te el papel del PNV, dere­cha regio­na­lis­ta vas­ca, dis­fra­za­da de aber­tza­le, de cier­tos par­ti­dos en los paí­ses ame­ri­ca­nos que hoy hacen el tris­te papel de gen­dar­mes del capi­ta­lis­mo en sus paí­ses y mien­tras con la boca peque­ña, hacen nacio­na­lis­mo bara­to-fut­bo­le­ro, con la mano dere­cha mane­jan la porra que gol­pea a los pueblos.

Pero vaya­mos al año 1492, año del “des­cu­bri­mien­to”. Des­cu­bri­mien­to por lla­mar­lo de algu­na mane­ra, pues­to que en reali­dad las naves cas­te­lla­nas de diri­gían a Asia, o las indias como las lla­ma­ban ellos. Se topa­ron con un con­ti­nen­te habi­ta­do, que era para ellos un filón de rique­zas, y que inme­dia­ta­men­te pro­ce­die­ron a robar y expo­liar en una de las mayo­res ope­ra­cio­nes de saqueo de la his­to­ria. Allí ya había muchos pue­blos vivien­do y tra­ba­jan­do, no des­cu­brie­ron nada que no estu­vie­se des­cu­bier­to ya por esas personas.

Lle­va­ron la cruz y la espa­da, pero mane­ja­ron con más habi­li­dad la espa­da. Fue­ron millo­nes de seres huma­nos los que ase­si­na­ron y diez­ma­ron en nom­bre de la cruz, pero que como hoy día, hace el impe­ria­lis­mo en su egoís­ta bús­que­da del petró­leo, las razo­nes no eran tan huma­ni­ta­rias. Ni al impe­ria­lis­mo le impor­ta la demo­cra­cia ni a los con­quis­ta­do­res espa­ño­les de la épo­ca les impor­ta­ba dema­sia­do la evan­ge­li­za­ción. Estos bus­ca­ban el petró­leo en Iraq, Libia etc y aque­llos, bus­ca­ban el oro y la plata.

Poco antes del año 1492, Isa­bel, rey­na de Cas­ti­lla y Fer­nan­do rey de Ara­gón se casan y uni­fi­can sus rei­nos. Inva­den el esta­do musul­mán del sur de la penín­su­la, de Gra­na­da y tan solo les que­da inva­dir el reyno vas­co de Nava­rra, para lograr su ambi­cio­so plan de uni­fi­car la penín­su­la ibé­ri­ca en un solo esta­do. El que pos­te­rior­men­te se cono­ce­ría como España.

En 1512, entran a san­gre y fue­go en Nava­rra y con­su­man la inva­sión del esta­do vas­co. No es casua­li­dad pues, que en un inter­va­lo de ape­nas 30 años, el pos­te­rior esta­do espa­ñol, empie­ce a cons­truir su impe­rio a san­gre y fue­go. San­gre gra­na­di­na, san­gre vas­ca y san­gre de los pue­blos ori­gi­na­rios de Amé­ri­ca. En una pala­bra, la inva­sión de la par­te de Eus­kal Herria que que­da­ba libre, como esta­do sobe­rano e inde­pen­dien­te en la Euro­pa de aque­llos años, for­ma par­te de la mis­ma estra­te­gia, de inva­sión, saqueo y domi­na­ción de Amé­ri­ca. De la mis­ma mane­ra que a Amé­ri­ca lle­va­ron la espa­da y la cruz, aquí a las tie­rras vas­cas, tra­je­ron la inqui­si­ción y la espa­da. Miles de [email protected], murie­ron defen­dien­do la sobe­ra­nía bajo la espa­da ase­si­na española.

Bolí­var, es un peque­ño pue­blo de Biz­kaia, una de las pro­vin­cias de Eus­kal Herria. De ese peque­ño pue­blo es ori­gi­na­rio Simón Bolí­var, de esos para­jes vas­cos, pro­vie­ne su fami­lia. Hoy se con­ser­va en ese lugar de Eus­kal Herria, un museo dedi­ca­do al liber­ta­dor de los pue­blos de Amé­ri­ca, en cuyas venas corría la san­gre vas­ca. ¿Es un hecho casual?

Mien­tras los pue­blos de Amé­ri­ca lucha­ban por libe­rar­se del yugo espa­ñol, en la Espa­ña de aque­llos años se daban las gue­rras car­lis­tas, las cua­les en Eus­kal Herria tenían unas con­no­ta­cio­nes espe­cia­les. Es decir, mien­tras las ansias de liber­tad reco­rría Amé­ri­ca, esas mis­mas ansias se daban en la Eus­kal Herria de aque­llos años. [email protected] [email protected] hicie­ron apues­ta por los car­lis­tas que aun­que reac­cio­na­rios en lo social, ase­gu­ra­ban liber­ta­des nacio­na­les. Otro hecho que no debe pasar des­aper­ci­bi­do y que tam­po­co pue­de ser tacha­do de casual.

Cuba se libe­ra del yugo espa­ñol en 1898 y los pri­me­ros tele­gra­mas de feli­ci­ta­ción tras la con­quis­ta de su liber­tad le lle­gan de…Euskal Herria y algún vas­co, lla­ma­do Sabino Ara­na se con­vier­te en uno de los pri­me­ros vas­cos encar­ce­la­dos por moti­vos polí­ti­cos, su moti­vo de pre­si­dio fue feli­ci­tar a [email protected] cuba­nos por su libertad.

Miles de [email protected], en su hui­da tras la derro­ta de 1939, huyen en bús­que­da de refu­gio en Amé­ri­ca y ahí espe­ran una caí­da del dic­ta­dor fas­cis­ta que nun­ca lle­gó. Miles de [email protected] se incor­po­ran a las bri­ga­das vas­cas de soli­da­ri­dad y reco­rren todos los años, los dife­ren­tes pue­blos, ofre­cien­do ter­nu­ra, soli­da­ri­dad y amistad

No han sido sino [email protected] [email protected], los que tene­mos varios muer­tos inter­na­cio­na­lis­tas en Amé­ri­ca Lati­na. Paki­to, Bego, Ambro­sio, die­ron su vida por la liber­tad en luga­res muy ale­ja­dos de Eus­kal Herria, com­pro­me­ti­dos con las luchas de América.

La com­pli­ci­dad entre Eus­kal Herria y los pue­blos de Amé­ri­ca Lati­na es evi­den­te. No pue­den ser tacha­dos de casua­li­dad tal cumu­lo de hechos. La inmen­sa mayo­ría de [email protected] [email protected], nos sen­ti­mos como en casa en estas entra­ña­bles tie­rras en lucha, que emer­gen tras el inmen­so océano.

Amé­ri­ca Lati­na y Eus­kal Herria, lle­va­mos siglos enca­rán­do­nos con­tra el impe­ria­lis­mo espa­ñol y eso ha crea­do un vincu­lo que debe seguir duran­te muchí­si­mos años mas. Eus­kal Herria es un pue­blo ami­go de Amé­ri­ca y los pue­blos ame­ri­ca­nos son nues­tros hermanos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.