The Guar­dian: Gobierno japo­nés ha esta­do encu­brien­do acci­den­tes nuclea­res-Cuba­de­ba­te.

the-guardian-japon-wikileaks

Un cable de la emba­ja­da de EEUU en Tokio de 2008, obte­ni­do por Wiki­Leaks y publi­ca­do por The Guar­dian en el día de hoy, infor­ma de que el polí­ti­co japo­nés Taro Kono le dijo a los diplo­má­ti­cos de EEUU que el minis­te­rio japo­nés encar­ga­do de la ener­gía nuclear había esta­do “encu­brien­do los acci­den­tes nuclea­res y ocul­tan­do los ver­da­de­ros cos­tos y pro­ble­mas aso­cia­dos con la indus­tria nuclear”.

“Los minis­te­rios que­da­ron atra­pa­dos en sus polí­ti­cas, como polí­ti­cas here­da­das de los fun­cio­na­rios de mayor jerar­quía, que no podían enton­ces desa­fiar”, ase­gu­ró.

Los pun­tos cri­ti­ca­dos por Kono son diver­sos, pero se refie­ren fun­da­men­tal­men­te a la for­ma de actuar por par­te del Minis­te­rio de Eco­no­mía, Comer­cio e Indus­tria (METI) y las empre­sas eléc­tri­cas del país.

El cable, con fecha de fina­les de 2008, reco­ge estas crí­ti­cas rea­li­za­das duran­te una cena entre este miem­bro de la cáma­ra baja en la que tam­bién esta­ban pre­sen­tes miem­bros del Agre­ga­do Ener­gé­ti­co y Eco­nó­mi­co.

Taro Kono, según el cable de la emba­ja­da esta­dou­ni­den­se, se mos­tró muy en con­tra del pro­gra­ma nuclear de Japón y de su for­ma de hacer las cosas. Espe­cial­men­te se hace refe­ren­cia a temas rela­cio­na­dos con el cos­to y la segu­ri­dad de la ener­gía nuclear.

Se afir­ma que las com­pa­ñías elec­ti­cas japo­ne­sas habrían ocul­ta­do cos­tes y pro­ble­mas con la ener­gía nuclear, mien­tras que el sobre­cos­te usa­do en estas áreas se había pues­to en el pro­gra­ma de reci­cla­je de ura­nio de cara a la opi­nión públi­ca.

Tam­bién se cri­ti­ca que las eléc­tri­cas, des­pués del acci­den­te suce­di­do en el reac­tor de Mon­ju en 1996, se han enfo­ca­do en pla­nes para el repro­ce­sa­mien­to de los mate­ria­les en lugar de can­ce­lar los pla­nes nuclea­res.

Desa­rro­lla­ron una téc­ni­ca de com­bus­ti­ble lla­ma­da Mixed Oxi­de, con el cual se repro­ce­sa­ban los mate­ria­les, y para Kono, este pro­ce­so es muy caro y hubie­ra sido más efec­ti­vo com­prar una mon­ta­ña de ura­nio en Aus­tra­lia.

Ade­más afir­ma que este cos­te se ha ido pasan­do de for­ma gra­dual a las fac­tu­ras de los clien­tes, hacien­do que estos ten­gan una ener­gía eléc­tri­ca mucho más cara que otros paí­ses. Pre­gun­ta­do por la influen­cia por el poder de influen­cia que tie­nen las com­pa­ñías eléc­tri­cas en Japón, ase­gu­ró que en una canal de tele­vi­sión se con­cer­ta­ron unas entre­vis­tas en tres par­tes para hablar sobre temas rela­cio­na­dos con la ener­gía nuclear.

Tras la pri­me­ra entre­vis­ta, las siguien­tes fue­ron can­ce­la­das, debi­do a las pre­sio­nes rea­li­za­das a la tele­vi­sión por par­te de las eléc­tri­cas en las que se lle­gó a ame­na­zar­les con reti­rar la publi­ci­dad a su cade­na.

El cable tam­bién reco­ge crí­ti­cas sobre el Minis­te­rio de Eco­no­mía, Comer­cio e Indus­tria de Japón, el cual comen­ta estaobso­le­to, hacien­do refe­ren­cia a que las nor­mas de radia­ción en las que se hacen prue­bas ali­men­tos veni­dos del extra­je­ron están en los mis­mos nive­les que des­pués del acci­den­te de Cher­nobyl, a pesar de que otros paí­ses han endu­re­ci­do estas nor­mas.

Tam­bién des­ta­ca que el METI se mos­tró a favor de bus­car méto­dos de ener­gías alter­na­ti­vas, pero sin el sufi­cien­te apo­yo y sien­do poco efi­caz. En la legis­la­ción actual se obli­ga a las eléc­tri­cas a com­prar elec­tri­ci­dad pro­ve­nien­te de méto­dos alter­na­ti­vos, pero la can­ti­dad que están obli­ga­dos a com­prar es muy poca.

Así mis­mo crí­ti­ca que las sub­ven­cio­nes des­de el METI a las empre­sas intere­sa­das eran tan pocas que hacían que fue­se prác­ti­ca­men­te impo­si­ble que los intere­sa­dos en desa­rro­llar­las no tuvie­ran éxi­to a la hora de encon­trar inver­so­res exter­nos.

Y por si fue­ra poco, Taro Kono tam­bién seña­la al METI de encu­brir acci­den­tes nuclea­res y de ocul­tar los ver­da­de­ros cos­tes de pro­ble­mas aso­cia­dos a la ener­gía nuclear, de hecho afir­ma que el METI selec­cio­na y reco­ge aque­llas par­tes del men­sa­je que le gus­tan y que pos­te­rior­men­te son pasa­das a los dipu­tados japo­ne­ses.

Kono tam­bién se mues­tra preo­cu­pa­do por los resi­duos de la ener­gía nuclear y seña­la que Japón no tie­ne un lugar de alma­ce­na­mien­to per­ma­nen­te para resi­duos de alto nivel y por lo tan­to, no tie­nen solu­ción a este pro­ble­ma. Ade­más el cable reco­ge una alta preo­cu­pa­ción por los alma­ce­na­mien­tos tem­po­ra­les y la alta acti­vi­dad sís­mi­ca que tie­ne el país, pre­gun­tán­do­se si es bue­na idea hacer­lo en deter­mi­na­dos luga­res y tener el ries­go de que los mate­ria­les se fil­tren a las aguas sub­te­rrá­neas en caso de un terre­mo­to o de haber un vol­cán cer­cano.

No obs­tan­te y a pesar de estas crí­ti­cas, este miem­bro de la cáma­ra baja, siem­pre según el cable de la emba­ja­da esta­dou­ni­den­se, se mos­tra­ba opti­mis­ta sobre el futu­ro y cree con el tiem­po Japón ter­mi­na­ría tenien­do un 100% de ener­gías reno­va­bles.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *