Revuel­tas Popu­la­res en el Magreb y Medio Orien­te: La Deses­pe­ra­ción de un Impe­rio deca­den­te fren­te al Gran Dra­gón Chino – Níko­las Stolp­kin

El siglo XXI podría ser el siglo de la caí­da de un impe­rio y el posi­cio­na­mien­to de una nue­va fuer­za hege­mó­ni­ca den­tro del esce­na­rio mun­dial. EEUU como poten­cia podría ver caer estre­pi­to­sa­men­te su influen­cia polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca fren­te a la entra­da arro­lla­do­ra del Gran Dra­gón Chino. Tan solo la influen­cia mili­tar esta­dou­ni­den­se podría seguir man­te­nien­do a flo­te su decaí­do poder polí­ti­co y eco­nó­mi­co, sin per­der posi­ción estra­té­gi­ca de influen­cia en las deci­sio­nes mun­dia­les. Pero resul­ta fácil expre­sar­lo sin tener en cuen­ta las defen­sas u ofen­si­vas que pue­da lle­gar a tener un Impe­rio en deca­den­cia. Debe­mos hacer­nos la pre­gun­ta: ¿EEUU, como Impe­rio, está pre­pa­ra­do para ceder su pues­to a una poten­cia supra-ascen­den­te como lo es Chi­na?

Eta­pa Mer­can­ti­lis­ta (Siglos XVI, XVII, y XVIII):

el Impe­rio espa­ñol cede su pues­to al Impe­rio Fran­cés; el Impe­rio fran­cés cede su pues­to al Impe­rio Bri­tá­ni­co;

Eta­pa Capi­ta­lis­ta (Siglos XVIII, XIX, XX, XXI…?):

el Impe­rio Bri­tá­ni­co cede su pues­to al Impe­rio esta­dou­ni­den­se; el Impe­rio de EEUU ¿cede­rá su pues­to a la gran poten­cia chi­na o futu­ro Impe­rio chino?

Dado el carác­ter arro­gan­te y pre­po­ten­te del impe­rio esta­dou­ni­den­se, se nos hace difi­cul­to­so supo­ner que el sim­ple hecho de tra­tar de ceder un pues­to sig­ni­fi­que no hacer uso deses­pe­ra­do de las garras impe­ria­lis­tas para no per­der un pues­to pri­vi­le­gia­do, y menos tenien­do su gran poder de influen­cia mili­tar.

A muchos de noso­tros nos podría pare­cer increí­ble el hecho de que Chi­na pue­da qui­tar­le el trono que osten­ta EEUU en la actua­li­dad. Sin embar­go no nos debe­ría sor­pren­der.

Que los Gran­des Medios de Difu­sión Masi­va no le den la impor­tan­cia que sig­ni­fi­ca la fuer­te ascen­sión de Chi­na en el plano mun­dial o inter­na­cio­nal, no sig­ni­fi­ca que deba­mos cerrar los ojos a algo que ya per­fec­ta­men­te pode­mos notar.

Des­de octu­bre del 2010, según la Agen­cia Inter­na­cio­nal de Ener­gía, Chi­na ha veni­do posi­cio­nán­do­se como el mayor con­su­mi­dor de ener­gía, habien­do des­pla­zan­do a los EEUU. Pero no solo eso, sino el mayor pro­duc­tor y con­su­mi­dor de ener­gía del mun­do.

Fren­te a la ame­na­za chi­na, la hipo­cre­sía impe­ria­lis­ta sue­le impo­ner­se para no poder ver el ver­da­de­ro sig­ni­fi­ca­do de la ascen­sión chi­na. Hipo­cre­sía que sue­le man­te­ner­se has­ta cier­to pun­to, para lle­ga­do el momen­to pro­pi­cio ser cam­bia­do de vez en cuan­do por ata­ques polí­ti­cos y eco­nó­mi­cos que de algu­na for­ma tra­tan de fre­nar dicho poder ascen­den­te.

La Mio­pía Polí­ti­ca de la Izquier­da

Es muy peno­so que cier­tos ele­men­tos avan­za­dos de nues­tro ban­do se incli­nen por for­ta­le­cer la posi­ción del Opre­sor Mayor, quien es el que deter­mi­na el actuar del Opre­sor Menor.

Todos podría­mos estar o no de acuer­do con el Opre­sor Menor, pero igno­rar el sig­ni­fi­ca­do del Opre­sor Mayor fren­te al Opre­sor Menor es igno­rar el pro­ce­der his­tó­ri­co del Opre­sor Mayor para con los pue­blos opri­mi­dos del mun­do.

La izquier­da mere­ce tener una posi­ción cla­ra fren­te al impe­ria­lis­mo y no tener una posi­ción opor­tu­nis­ta y com­pla­cien­te, y menos her­ma­fro­di­ta polí­ti­ca­men­te; no pue­de ni debe remar como si nada en la mis­ma direc­ción que rema el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se.

Hoy somos tes­ti­gos de una “izquier­da” embo­ba­da por la Gran Orques­ta Pro­pa­gan­dís­ti­ca de Occi­den­te, sien­do par­te en las tri­bu­nas de los espec­ta­do­res y aplau­dien­do inge­nua­men­te a cada sona­ta o nota que hoy se esté desa­rro­llan­do en el Magreg y Medio Orien­te: Túnez, ¡¡¡Bra­vo!!!; Egip­to, ¡¡¡Bra­vo!!!; Libia, ¡¡¡Bra­vo!!!…

Esa “izquier­da” cree inge­nua y estú­pi­da­men­te que quien hace par­te de la Gran Orques­ta son los “pue­blos opri­mi­dos”, sien­do que quie­nes ver­da­de­ra­men­te hacen par­te sig­ni­fi­ca­ti­va es la Gran Bur­gue­sía Occi­den­tal. El rol de los “pue­blos opri­mi­dos” den­tro de la Gran Orques­ta es suma­men­te bási­co, sir­vien­do fun­da­men­tal­men­te de peo­nes al fren­te de toda la Orques­ta.

En otras pala­bras: los “pue­blos opri­mi­dos” están hacien­do mími­ca. Pero esa “izquier­da” cega­da por la estu­pi­dez cree que todas esas notas que son escu­cha­das le son pro­pias e inclu­so lle­ga a creer que el Impe­ria­lis­mo Bur­gués bus­ca con­tro­lar toda la Orques­ta.

La mio­pía polí­ti­ca ha aho­ga­do a gran par­te de sec­to­res de izquier­da; y cier­tos inte­lec­tua­les de “izquier­da” han lle­ga­do has­ta el extre­mo de tener una posi­ción paté­ti­ca de súpli­ca para que sus “fie­les” estén “por favor” en el ban­do de las “jus­tas revuel­tas”. Pero dejé­mo­nos de metá­fo­ras y vaya­mos al grano.

Si que­re­mos com­pren­der todo lo que está pasan­do con res­pec­to a las revuel­tas popu­la­res en el Magreb y Orien­te Medio, pri­me­ro debe­mos hacer un esfuer­zo de tomar cier­ta dis­tan­cia fren­te a todo lo que es divul­ga­do por los prin­ci­pa­les Medios de Difu­sión Masi­va Occi­den­ta­les y poner a relie­ve den­tro de nues­tros aná­li­sis sie­te pun­tos escen­cia­les:

1.- El com­por­ta­mien­to his­tó­ri­co impe­ria­lis­ta (prin­ci­pal­men­te el com­por­ta­mien­to impe­ria­lis­ta de EEUU).

No hay que ser muy inte­li­gen­te para saber reco­no­cer los movi­mien­tos del impe­rio esta­dou­ni­den­se que ha teni­do a lo lar­go de su exis­ten­cia. Lati­noa­mé­ri­ca está pla­ga­da de ejem­plos de inva­sio­nes e inter­ven­cio­nes impe­ria­lis­tas, gue­rras de “baja inten­si­dad”, gol­pes de esta­do pro­mo­vi­dos por el impe­rio yan­kee, etc.

No fue nin­gu­na “teo­ría cons­pi­ra­ti­va” saber de que la CIA y las garras impe­ria­lis­tas esta­ban detrás de la “Con­tra” en Nica­ra­gua allá por los años 80 del siglo pasa­do; no fue nin­gu­na “teo­ría cons­pi­ra­ti­va” saber que detrás del gol­pe mili­tar en Chi­le (1973) esta­ban la CIA y las garras impe­ria­lis­tas; como tam­po­co no es nin­gu­na “teo­ría cons­pi­ra­ti­va” el saber que las garras impe­ria­lis­tas esta­ban detrás del gol­pe de esta­do frus­tra­do en Vene­zue­la (2002). El impe­ria­lis­mo en su momen­to podrá negar su impli­can­cia una y mil veces, pero la suma de fac­to­res lle­ga­rá siem­pre de algu­na for­ma a la ver­dad. Tan sólo hay que saber sumar y el resul­ta­do esta­rá a la vis­ta.

Hoy en día la suma de ele­men­tos apor­ta­dos indi­rec­ta­men­te por los Medios de Difu­sión Masi­va nos lle­van a con­cluir que en Túnez, Egip­to y Libia (los prin­ci­pa­les focos de aten­ción que se han suce­di­do uno tras otro) las garras impe­ria­lis­tas están muy impli­ca­das. Obvia­men­te con las par­ti­cu­la­ri­da­des que corres­pon­den en cuan­to a cada caso y a la zona que corres­pon­da. Es muy dis­tin­to el área lati­no­ame­ri­ca­na que el área del Magreb y el Medio Orien­te. En Lati­noa­mé­ri­ca la CIA y el Mos­sad sue­le hacer de las suyas; en el Magreb y Orien­te Medio a la CIA y el Mos­sad deben sumar­se sus simi­la­res de la Unión Euro­pea, dada la influen­cia eco­nó­mi­ca que estos últi­mos tie­ne en dicha región.

Pero sume­mos un poco:

Túnez: cables de Wiki­leaks sobre la corrup­ción, la fal­ta de liber­ta­des y pro­ble­mas de dere­chos huma­nos del gobierno de Zine el-Abi­din Ben Alí; ata­ques ciber­né­ti­cos de los “defen­so­res” de Wiki­leaks a sitios web guber­na­men­ta­les, bajo el nom­bre de Anony­mous y la “Ope­ra­ción Túnez”, supues­ta­men­te res­pon­dien­do al lla­ma­do de pue­blo de Túnez para que los pudie­ran “libe­rar”.

Egip­to: la visi­ta del gene­ral Moha­med Hus­sein Tan­ta­wi al Pen­tá­gono (en los medios se les seña­la como visi­ta de “altos man­dos egip­cios”), la mis­ma sema­na que se ini­cia­ron las pro­tes­tas en Egip­to; el admi­nis­tra­dor de la pági­na de face­book «Todos somos Jaled Said» (y bajo la “cober­tu­ra” de Moha­med el Bara­dei), Wael Gho­nim, res­pon­sa­ble de Mar­ke­ting de Goo­gle en Orien­te Medio y el nor­te de Áfri­ca; el empe­ci­na­mien­to de los pro­tes­tan­tes en la famo­sa pla­za de la Libe­ra­ción; twit­ter y face­book como prin­ci­pa­les con­vo­can­tes a las pro­tes­tas, sien­do que la pene­tra­ción de inter­net en Egip­to es de 21% (los que nos habla de una cla­se media como pro­ta­go­nis­tas de las pro­tes­tas y no del pue­blo pobre egip­cio); dos millo­nes de pro­tes­tan­tes en las calles de El Cai­ro, prin­ci­pal foco de los Medios, ¿a dón­de se fue­ron el res­to de la pobla­ción de Egip­to, de una pobla­ción de 81 millo­nes de habi­tan­tes apro­xi­ma­da­men­te?

Libia: levan­ta­mien­to de una ban­de­ra monár­qui­ca (des­cen­dien­tes de la Monar­quía derro­ca­da por Gada­fi en 1969 pre­pa­rán­do­se para poder recu­pe­rar el trono); encuen­tro de ase­so­res mili­ta­res de EEUU, Fran­cia e Ingla­te­rra con los rebel­des; el silen­cia­mien­to de los Gran­des Medios con res­pec­to a las movi­li­za­cio­nes a favor de Gada­fi, dán­do­le un foco des­pec­ti­vo a las mues­tras de apo­yo.

2.- La anti­gua cul­tu­ra del pue­blo ára­be y musul­mán (muy dis­tin­tas a la cul­tu­ra y a los pue­blos de occi­den­te).

La región del Magreb y Medio Orien­te es una zona don­de los vicios occi­den­ta­les como el alcohol y las dro­gas no están muy pre­sen­tes como sí lo están en Occi­den­te. En la mayo­ría de los paí­ses con fuer­te influen­cia islá­mi­ca está prohi­bi­do el con­su­mo de alcohol, ya que la reli­gión musul­ma­na prohí­be su con­su­mo. Pero en otros paí­ses (Irán, Kuwait, Libia, Qua­tar, Ara­bia Sau­di­ta y Yemen) ade­más del con­su­mo, está prohi­bi­do pro­du­cir, impor­tar y ven­der alcohol. El con­su­mo y la pro­duc­ción del alcohol son lega­les en paí­ses como Egip­to, Tur­quía, Líbano, Jor­da­nia y Siria, paí­ses más occi­den­ta­li­za­dos del Medio Orien­te.

Tam­bién debe­mos seña­lar que en algu­nos paí­ses del Magreb y Medio Orien­te (Libia, Egip­to, Irán, Kuwait, Ara­bia Sau­di­ta) el nar­co­trá­fi­co es pena­do con la muer­te; a los ladro­nes se le apli­ca la ampu­tación de la mano. Pero en casos extre­mos (robo con vio­len­cia) es pena­do con muer­te; el adul­te­rio es pena­do con lati­ga­zos, cár­cel o lapi­da­ción, depen­dien­do de la apli­ca­ción que se le de en cada país; el uso del velo por par­te de las muje­res es obli­ga­to­rio en algu­nos paí­ses, etc.

3.- La impor­tan­cia geo­es­tra­té­gi­ca del Magreb y Medio Orien­te (don­de se encuen­tran las mayo­res reser­vas de petró­leo del mun­do).

Canal de Suez (admi­nis­tra­do por Egip­to). Prin­ci­pal paso de petró­leo hacia Euro­pa y EEUU.

Los mayo­res pro­duc­to­res de petró­leo en el Magreb y per­te­ne­cien­tes a la OPEP: Libia y Arge­lia.

Los mayo­res pro­duc­to­res de petró­leo de Medio Orien­te y per­te­ne­cien­tes a la OPEP: Ara­bia Sau­di­ta, Irán, Irak, Kuwait, Qatar, Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos.

4.- La actual pene­tra­ción eco­nó­mi­ca de Chi­na en el Áfri­ca y Medio Orien­te.

Ara­bia Sau­di­ta, Ango­la e Irán (20,5%, 15,8% y 11,3% res­pec­ti­va­men­te; y en con­cre­to: 41,86, 32,17 y 23,15 millo­nes de tone­la­das res­pec­ti­va­men­te) son los mayo­res pro­vee­do­res de petró­leo de Chi­na, suman­do el 47,7% del total de sus impor­ta­cio­nes de petró­leo. Otros de los mayo­res pro­vee­do­res de petró­leo de Chi­na son: Omán y Sudán.

Chi­na se ha posi­cio­na­do como el mayor expor­ta­dor a los paí­ses del Con­se­jo de Coope­ra­ción para los Esta­dos Ára­bes del Gol­fo (CCEAG), superan­do a los EEUU.

Los inter­cam­bios comer­cia­les de Chi­na con Áfri­ca se han incre­men­ta­do enor­me­men­te des­de ini­cios del pre­sen­te siglo. Aún así Euro­pa sigue apor­tan­do mucho más a la eco­no­mía de Chi­na, siguién­do­le por deba­jo EEUU. La pre­sen­cia chi­na en el con­ti­nen­te afri­cano está muy acen­tua­da. El gigan­te chino nece­si­ta mate­rias pri­mas para poder satis­fa­cer su ape­ti­to y man­te­ner el rit­mo de cre­ci­mien­to actual, y Áfri­ca es un buen lugar para ello. Tan­to así que podría­mos con­si­de­rar al con­ti­nen­te afri­cano de la mis­ma for­ma como lo ha sido Amé­ri­ca Lati­na para el Impe­rio de EEUU en cuan­to a las mate­rias pri­mas. La dife­ren­cia está en que Chi­na se ha toma­do muy en serio al con­ti­nen­te Afri­cano como tam­bién a los paí­ses del Medio Orien­te, con los que tie­ne fuer­tes rela­cio­nes comer­cia­les bila­te­ra­les, algo que EEUU no ha teni­do el inte­rés debi­do a la fal­ta de con­fian­za polí­ti­ca, prin­ci­pal­men­te con Áfri­ca.

Prác­ti­ca­men­te en todo el con­ti­nen­te afri­cano la pre­sen­cia chi­na se hace evi­den­te, espe­cial­men­te en el área de la cons­truc­ción. Miles de obre­ros chi­nos hoy tra­ba­jan en Áfri­ca cons­tru­yen­do carre­te­ras, pre­sas, esta­dios, edi­fi­cios públi­cos, vivien­das, hos­pi­ta­les, puen­tes, cen­tra­les eléc­tri­cas, etc. Y menos debe sor­pren­der­nos de que antes de los acon­te­ci­mien­tos en Libia, estu­vie­ran ope­ran­do en dicho país 75 com­pa­ñías chi­nas, 50 pro­yec­tos y 36,000 emplea­dos chi­nos.

La pene­tra­ción chi­na en Irán se ha inten­si­fi­ca­do en los últi­mos años, debi­do a que gran­des mul­ti­na­cio­na­les del petró­leo de EEUU, Euro­pa y Japón se han esta­do reti­ran­do del país por la supues­ta “ame­na­za” que se le ata­ña a Irán. Y Chi­na, “ni ton­to ni pere­zo­so”, ha sabi­do lle­nar ese vacío. Hoy en día los inter­cam­bios comer­cia­les entre Chi­na e Irán se han quin­tu­pli­ca­do en la últi­ma déca­da. De los 7 mil millo­nes de dóla­res de un prin­ci­pio se ha pasa­do a los 38 mil millo­nes actua­les.

5.- Las actua­les fuer­tes rela­cio­nes eco­nó­mi­cas del Magreb y Orien­te Medio con la Unión Euro­pea.

La Unión Euro­pea en los últi­mos años se ha con­ver­ti­do en uno de los prin­ci­pa­les socios comer­cia­les del Nor­te de África(Magreb). Tenien­do fuer­te pre­sen­cia comer­cial en los paí­ses más con­vul­sio­na­dos en los últi­mos tiem­pos como Egip­to, Marrue­cos, Túnez y Libia.

Egip­to. Su prin­ci­pal socio comer­cial es Ita­lia, con inter­cam­bios bor­dean­do los 4 mil millo­nes de euros; le siguen Ale­ma­nia (2, 847 millo­nes), Fran­cia (1, 942 millo­nes) y Espa­ña (1, 905 millo­nes).

Marrue­cos. Tra­di­cio­nal­men­te Fran­cia ha sido su prin­ci­pal inver­sor; le sigue en impor­tan­cia Espa­ña, Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, Sui­za, Gran Bre­ta­ña y Bél­gi­ca.

Túnez. Fran­cia es su prin­ci­pal socio eco­nó­mi­co con 1, 249 empre­sas implan­ta­das den­tro del país; le siguen Ita­lia (704 empre­sas), Ale­ma­nia (267), Bél­gi­ca (214), Gran Bre­ta­ña (88), Paí­ses Bajos (77), Luxem­bur­go (59) y Espa­ña (57). Sien­do el sec­tor manu­fac­tu­re­ro don­de se con­cen­tra la mayo­ría de las empre­sas (2,294 com­pa­ñías); le siguen el sec­tor ser­vi­cio (374 empre­sas) y el sec­tor turis­mo (158 empre­sas).

Libia. La Unión Euro­pea aca­pa­ra el 79% del petró­leo expor­ta­do por ese país (sien­do el 32% des­ti­na­do a Ita­lia, el 14% a Ale­ma­nia, el 10% a Fran­cia, el 9% a Espa­ña y el 14% al res­to de Euro­pa); el 22% res­tan­tes lo aca­pa­ran Chi­na con el 10%, EEUU con el 5% y otros el 7%.

6.- Ocu­pa­ción colo­nial occi­den­tal en Afri­ca y Medio Orien­te (prin­ci­pal­men­te del siglo XX por par­te de poten­cias impe­ria­lis­tas como Gran Bre­ta­ña y Fran­cia).

Fran­cia: Siria (1916−1946); Líbano (1940−1943); Arge­lia (1830−1962); Túnez (1881−1956); Marrue­cos (1930−1956).

Gran Bre­ta­ña: Egip­to (1882−1936); Sudán (1899−1956); Pales­ti­na (1917−1948).

Ita­lia: Libia (1912−1951).

7.- El com­por­ta­mien­to his­tó­ri­co de los Gran­des Medios de Difu­sión Masi­va (Occi­den­ta­les y pro-Occi­den­ta­les).

Para alguien media­na­men­te infor­ma­do, sabe o debe­ría saber que los Gran­des Medios de Difu­sión Masi­va son una exten­sión natu­ral de la cla­se capi­ta­lis­ta. Todo lo que de allí se des­pren­de es voz de la Gran Bur­gue­sía Domi­nan­te. Por tan­to, sabien­do eso de par­ti­da, se debe­ría tener un poco más de cui­da­do a la hora de tomar cier­ta infor­ma­ción pres­ta­da.

Los gran­des medios capi­ta­lis­tas no están al ser­vi­cio de nues­tros pue­blos, están al ser­vi­cio de las cla­ses domi­nan­tes por más que quie­ran apa­ren­tar todo lo con­tra­rio, es de pero­gru­llo decir­lo. No exis­te nin­gu­na dife­ren­cia entre la “ruti­na coti­dia­na” y los “tiem­pos extra­or­di­na­rios”, en cuan­to a la infor­ma­ción de los Gran­des Medios. El obje­ti­vo siem­pre será el mis­mo: el con­trol ideo­ló­gi­co de las masas, más que el sim­ple obje­ti­vo de infor­mar.

Hoy en “tiem­pos extra­or­di­na­rios” (las revuel­tas popu­la­res en el Magreb y Medio Orien­te) nadie pare­cie­ra dar­le impor­tan­cia al papel juga­do por los Gran­des Medios Occi­den­ta­les y Pro-Occi­den­ta­les en la opi­nión gene­ra­da para el bene­fi­cio de la Gran Bur­gue­sía Domi­nan­te Occi­den­tal.

Des­de el comien­zo de los acon­te­ci­mien­tos “extra­or­di­na­rios” la mani­pu­la­ción de los medios ha esta­do a la orden del día. Y cada país afec­ta­do ha pre­sen­ta­do espe­cia­les par­ti­cu­la­ri­da­des que no debe­mos obviar.

Túnez:

Túnez fue el pri­mer país en aca­pa­rar la aten­ción de los medios. Pri­me­ro aca­pa­ra­do por los medios pro-Occi­den­ta­les den­tro de su región y, al ver cier­to éxi­to en las revuel­tas, aca­pa­ra­do de lleno por los medios Occi­den­ta­les.

Si bien las pro­tes­tas en Túnez se habían ori­gi­na­do a media­dos de diciem­bre (2010), todo el clí­max mediá­ti­co comen­zó a ori­gi­nar­se en la pri­me­ra mitad de enero, pro­fun­di­zán­do­se aún más al lle­gar las mani­fes­ta­cio­nes a la capi­tal de Túnez.

Según las pri­me­ras peque­ñas infor­ma­cio­nes de los Gran­des Medios, las mani­fes­ta­cio­nes o revuel­tas popu­la­res en Túnez se debían prin­ci­pal­men­te a las “altas tasas de des­em­pleo”, lo que se le habría de sumar des­pués: “los altos pre­cios de los ali­men­tos, la caí­da del poder adqui­si­ti­vo y el nivel de vida” para ter­mi­nar sumán­do­se: la “corrup­ción del régi­men” y la “fal­ta de liber­ta­des” por haber inter­fe­ri­do Inter­net o blo­queo de cuen­tas de face­book.

Lo que en un prin­ci­pio esta­ba tra­tán­do­se de “mani­fes­ta­cio­nes vio­len­tas” en con­tra de las “altas tasas de des­em­pleo” des­em­bo­có con “mani­fes­ta­cio­nes popu­la­res” en con­tra del “pre­si­den­te” y su sali­da del poder (no uti­li­zan­do el tér­mino de “dic­ta­dor”, pero sí recal­can­do los “23 años en el poder”).

El vira­je que las mani­fes­ta­cio­nes tuvie­ron des­de la lucha con­tra las “altas tasas de des­em­pleo” has­ta desem­bo­car direc­ta­men­te en la sali­da del pre­si­den­te, se debió al haber gene­ra­do cier­ta espe­cu­la­ción, en los medios, con res­pec­to a los muer­tos ori­gi­na­dos por el actuar poli­cial para fre­nar las revuel­tas vio­len­tas (asal­tos, saqueos, que­ma de edi­fi­cios públi­cos, ata­que a cuar­te­les de poli­cía, etc).

Los orí­ge­nes espe­cí­fi­cos de las revuel­tas popu­la­res en Túnez son dadas a cono­cer en la pri­me­ra mitad de enero. Todos los gran­des medios seña­lan casi de mane­ra sim­bó­li­ca la auto-inmo­la­ción de Moham­med Boua­zi­zi (26 años) el 16 de diciem­bre por habér­se­le “impe­di­do ven­der sus fru­tas”, que no murió dicho día, murien­do espe­cí­fi­ca­men­te el 05 de enero. Pero los gran­des medios se encar­ga­ron en dar a enten­der que con el acto de “inmo­la­ción” el joven se había muer­to, lo que dis­ta­ba de ser cier­to.

Pero apar­te de dicho ori­gen, los medios se han encar­ga­do de apar­tar la impor­tan­cia juga­da acá por los cables de Wiki­leaks con res­pec­to al gobierno de Zein el-Abi­di­ne Ali, hoy ex pre­si­den­te de Túnez, dados a cono­cer a prin­ci­pios de enero por medio de un sitio web de un perió­di­co liba­nés. Lo curio­so es que aque­llos cables se dan a cono­cer mucho antes de la ya cono­ci­da auto-inmo­la­ción.

Y por otra par­te, los medios se han encar­ga­do de apar­tar la impor­tan­cia en las revuel­tas de aque­llo que se dio a cono­cer como “Anony­mous” y su “Ope­ra­ción Túnez” a prin­ci­pios de enero (ata­ques ciber­né­ti­cos a sitos web guber­na­men­ta­les). Pero para muchos, el poner en la mesa estos deta­lles no meno­res corres­pon­de a “teo­rías cons­pi­ra­ti­vas”, por tan­to poco serios.

“Coci­na­do el pavo” el 14 de enero, Oba­ma se ha incli­na­do a aplau­dir el “cora­je y la dig­ni­dad” del pue­blo de Túnez, sumán­do­se un poco más tar­de, como buen perro ser­vil, la Unión Euro­pea. Apo­yos que habría­mos de ver más abier­ta­men­te des­de un pri­mer momen­to con Egi­to y Libia.

Las revuel­tas popu­la­res en Túnez gene­ra­ron las sim­pa­tías en gran par­te de la Izquier­da, espe­cial­men­te la lati­no­ame­ri­ca­na, que veía en estos suce­sos un cla­ro arran­que “revo­lu­cio­na­rio”. Pero ya sabe­mos cómo ter­mi­nó todo: un cam­bio de care­tas, con fuer­tes dispu­tas entre el ofi­cia­lis­mo y la opo­si­ción para tomar posi­cio­nes cla­ves, más el apa­gón infor­má­ti­co sobre Túnez y la con­for­mi­dad de algu­nos ana­lis­tas al ser­vi­cio del gran capi­tal. Pero muy bue­na par­te de la Izquier­da seguía lla­man­do a eso “revo­lu­ción”.

Y de pron­to la izquier­da, gra­cias al nue­vo foco de aten­ción de los gran­des medios, se ve aplau­dien­do las mani­fes­ta­cio­nes en el Cai­ro, Egip­to. Adiós Túnez.

Egip­to:

Las mani­fes­ta­cio­nes en Egip­to comen­za­ron supues­ta­men­te gra­cias a las “redes socia­les” (twi­ter y face­book) el 25 de enero, con­cen­trán­do­se estas en su capi­tal El Cai­ro, en un país de más de 80 millo­nes de habi­tan­tes con un 21% de pene­tra­ción de Inter­net. Tres días des­pués (28 de enero) cables de Wiki­leas son difun­di­dos, y en el que “mues­tran que la diplo­ma­cia esta­dou­ni­den­se ha pre­sio­na­do al gobierno egip­cio para que aco­me­ta refor­mas demo­crá­ti­cas y eli­mi­ne el esta­do de emer­gen­cia”. Pura coin­ci­den­cia ¿no?

Si bien al prin­ci­pio nadie se adju­di­ca­ba las con­vo­ca­to­rias for­mal­men­te, más tar­de habría­mos de saber algu­nos nom­bres que al prin­ci­pio no esta­ban entre esos con­vo­can­tes. Entre ellos Wael Gho­nim, un eje­cu­ti­vo res­pon­sa­ble de Mar­ke­ting de Goo­gle en Orien­te Medio y el nor­te de Áfri­ca y Moha­med el Bara­dei, ex direc­tor gene­ral de la Agen­cia Inter­na­cio­nal de Ener­gía Ató­mi­ca (AIEA – 1997 – 2009) y galar­do­na­do con el Pre­mio Nobel de la Paz (2005). Este últi­mo posi­cio­na­do por los gran­des medios como el “prin­ci­pal líder opo­si­tor”, sien­do que el prin­ci­pal gru­po opo­si­tor era y es la Her­man­dad Musul­ma­na.

La Pla­za de la Libe­ra­ción (Pla­za Tah­rir) que­da como el epi­cen­tro de las mani­fes­ta­cio­nes en con­tra del pre­si­den­te Hos­ni Muba­rak que piden su sali­da del poder.

Los medios con­vier­ten a la pla­za como el lugar pre­di­lec­to de sus ope­ra­cio­nes y, a su vez, posi­cio­nan a las “pla­zas” del mun­do ára­be o musul­mán, como el lugar de encuen­tro de los mani­fes­tan­tes en con­tra de sus “regí­me­nes”.

Y como bien sabe­mos todo aca­bó con la sali­da de Muba­rak (11 de Febre­ro) y la entra­da en esce­na del Con­se­jo Supre­mo de las Fuer­zas Arma­das al man­do del gene­ral Moha­med Hus­sein Tan­ta­wi, con­si­de­ra­do el “pre­di­lec­to” del Pen­tá­gono… Sí, el mis­mo que anda­ba por Washing­ton la mis­ma sema­na de las revuel­tas en Egip­to. Pero lo curio­so es que los medios no siguie­ron alen­tan­do las deman­das popu­la­res que habían teni­do poco antes: la sali­da de cual­quier resi­duo del régi­men ante­rior. En cam­bio, toma­ron una pos­tu­ra con­for­mis­ta.

Y de pron­to la izquier­da, gra­cias al nue­vo foco de aten­ción de los gran­des medios, se ve aplau­dien­do las “revuel­tas popu­la­res” en Libia. Adiós Egip­to.

Libia:

Aquí la Izquier­da entra a un espa­cio don­de su brú­ju­la que­da seria­men­te ave­ria­da, des­co­no­cien­do saber dón­de que­da su nor­te. Y los gran­des medios entran de lleno a cali­fi­car a Mua­mar el Gada­fi como un “dic­ta­dor”, des­pués que se le había esta­do cali­fi­can­do como “líder libio”. De pasar por “inver­sio­nes del Esta­do Libio” con empre­sas como Uni­Cre­dit, Fin­mec­ca­ni­ca o ENI, han pasa­do a con­si­de­rar­se “los nego­cios del dic­ta­dor Gada­fi”. Y del uso del recur­so pro­pa­gan­dís­ti­co de la “inmi­nen­te derro­ta” (de la mis­ma mane­ra como han pues­to en Colom­bia a las FARC-EP: “las FARC-EP están aca­ba­das”, “la FARC-EP están aco­rra­la­das”, etc) aho­ra se ha pasa­do al recur­so pro­pa­gan­dís­ti­co de la “com­pa­sión” («sal­ve­mos a los pobre­ci­tos, inva­da­mos y sal­ve­mos al pue­blo libio»).

Los gran­des medios enton­ces se encuen­tran con la sor­pre­sa de que en Libia no exis­te sufi­cien­te “capi­tal humano” para lle­nar “pla­zas” en el cen­tro de poder de Trí­po­li, como sí los hubo en El Cai­ro. Por lo que pasan al uso del recur­so pro­pa­gan­dís­ti­co de la exa­ge­ra­ción, el rumor, el mon­ta­je, com­ple­men­tán­do­lo con los habi­tua­les: el recur­so pro­pa­gan­dís­ti­co de la “sata­ni­za­ción”, “la comu­ni­dad inter­na­cio­nal”, la difa­ma­ción, la fil­tra­ción, el con­sen­so, etc. Sus con­sen­ti­dos pasan a ser los “rebel­des” del “Con­se­jo Nacio­nal Revo­lu­cio­na­rio Tran­si­to­rio” o “Con­se­jo Nacio­nal de Tran­si­ción”. Y un “líder” de los “rebel­des”, lla­ma­do Mus­ta­fá Abdel Jalil, pasa a ser algo así como “el pri­mer líder” que apa­re­ce para los Gran­des Medios en las revuel­tas del Magreb y Medio Orien­te, ya que todas estas se han carac­te­ri­za­do por no poseer líde­res o direc­ción polí­ti­ca visi­ble.

Y muchos den­tro de la Izquier­da, sim­pa­ti­zan­tes de los “rebel­des”, les hace con­sue­lo en un prin­ci­pio el que los “rebel­des” se decla­ren en con­tra de la inter­ven­ción mili­tar extran­je­ra. Pero poco tiem­po des­pués razo­nan un poco y lle­gan a la con­clu­sión de que les es impo­si­ble derro­tar a Gada­fi y sus fuer­zas mili­ta­res. Por lo que recu­rren cobar­de­men­te a las fal­das impe­ria­lis­tas para que les pue­dan dar una mani­to. Como si una ver­da­de­ra revo­lu­ción se hicie­ra en un par de días. ¿Estos son los “rebel­des” de esta Izquier­da que ha per­di­do su nor­te?

Si estos “rebel­des” han toma­do las armas enton­ces que asu­man esa res­pon­sa­bi­li­dad con cora­je, pero que no ven­gan a aco­bar­dar­se yen­do a las fal­das impe­ria­lis­tas. Ellos saben bien el lugar que han esco­gi­do, pues que lo asu­man con dig­ni­dad y cora­je, sin aco­bar­dar­se, como todo buen gue­rre­ro.

La opción que se ha esco­gi­do, por tan­to, es la vía mili­tar para derro­car a Gada­fi, no es nin­gún «pue­blo» que está aga­rran­do las armas. Y cuan­do exis­te una ame­na­za real den­tro de cual­quier Esta­do la res­pues­ta será la mis­ma que pue­da tener cual­quier Esta­do que quie­ra defen­der su sta­tus quo. Si esos gru­púscu­los, al ser­vi­cio de poten­cias impe­ria­lis­tas, esco­gie­ron la vía arma­da, enton­ces que se aten­gan a las con­se­cuen­cias.

Pero lo que nos inco­mo­da más es que esa Izquier­da sin nin­gu­na ver­güen­za dice apo­yar a unos “rebel­des” que levan­tan una ban­de­ra monár­qui­ca y que se reúne con ase­so­res mili­ta­res de paí­ses como EEUU, Gran Bre­ta­ña y Fran­cia. En otras pala­bras: esta Izquier­da apo­ya a unos “rebel­des” pro-monár­qui­cos y pro-impe­ria­lis­tas.

Aho­ra que las fuer­zas impe­ria­lis­tas están más cer­ca­nas a inter­ve­nir mili­tar­men­te para al mis­mo tiem­po dar­les una mani­to a los “rebel­des” ¿la pos­tu­ra de la Izquier­da será la mis­ma si es que se inter­vie­ne mili­tar­men­te?

Sólo fal­ta el obs­tácu­lo que repre­sen­ta la ONU, muy difí­cil res­pec­to al dere­cho a veto que poseen Rusia y Chi­na en el Con­se­jo de Segu­ri­dad, des­pués de haber supe­ra­do el supues­to obs­tácu­lo que repre­sen­ta­ba la Liga Ára­be que se ha posi­cio­na­do sumi­sa­men­te, ser­vil a los intere­ses impe­ria­lis­tas más que a favor del pue­blo libio. Pero todos sabe­mos que los EEUU jun­to a sus alia­dos impe­ria­lis­tas pue­den inva­dir a Libia sin que haga fal­ta algu­na “reso­lu­ción del Con­ce­jo de Segu­ri­dad de la ONU”. El ejem­plo más cla­ro ha sido la inva­sión a Irak (2003) con Bush hijo de pre­si­den­te.

La fal­ta de rigor en los aná­li­sis de izquier­da

Aquí hay que ser obje­ti­vos, meticu­losos y muy rigu­ro­sos en nues­tros aná­li­sis y no tra­tar de sumar­se al ban­do de los que bus­can agra­dar, ni menos sumar­se al ban­do de los inte­lec­tua­les o figu­ras de renom­bre por bus­car sen­tir­se pro­te­gi­dos que­rien­do per­ma­ne­cer fue­ra del ojo crí­ti­co, ni que­rer for­mar un coro de ideas a favor de un deter­mi­na­do plan­tea­mien­to, ni sumar­se a un coro de odas hacia las revuel­tas, ni usar el recur­so retó­ri­co de traer a relie­ve a pen­sa­do­res clá­si­cos o no clá­si­cos para poder jus­ti­fi­car sus pro­pias posi­cio­nes, que per­fec­ta­men­te las pode­mos traer, pero siem­pre dan­do mues­tras de inde­pen­den­cia en el pen­sa­mien­to.

Si tene­mos el inte­rés de repe­tir las ideas aje­nas, enton­ces ten­ga­mos la decen­cia y el cora­je de repe­tir­las con nues­tras pro­pias pala­bras.

Muchas veces todo lo que cree­mos ver no es lo que pare­ce ser. Por lo que dis­tan­ciar­se de lo que se nos quie­re poner enfren­te obs­ti­na­da­men­te, nos ayu­da­rá a ver las cosas de mejor for­ma y com­pren­der cier­tos com­por­ta­mien­tos que his­tó­ri­ca­men­te han for­ma­do par­te de las poten­cias impe­ria­lis­tas.

Las revuel­tas popu­la­res en el Magreb y Orien­te Medio se dan den­tro de un con­tex­to de cri­sis estruc­tu­ral capi­ta­lis­ta y la adop­ción pro­gre­si­va, por par­te de Euro­pa, de las cono­ci­das rece­tas neo­li­be­ra­les que tan­to hemos cono­ci­do en Amé­ri­ca Lati­na. Somos tes­ti­gos, ade­más, de cómo el pue­blo en Gre­cia pasa a ser sím­bo­lo de resis­ten­cia en Euro­pa hacia dichas medi­das neo­li­be­ra­les y cómo el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de EEUU va en caí­da estre­pi­to­sa fren­te al ascen­so eco­nó­mi­co por par­te de poten­cias como Bra­sil, Rusia, India y Chi­na (BRIC). Sien­do este últi­mo (Chi­na) un pro­ta­go­nis­ta cla­ve den­tro de las poten­cias ascen­den­tes y que cla­ra­men­te se per­fi­la como la poten­cia que podría des­pla­zar den­tro del pre­sen­te siglo a EEUU como poten­cia hege­mó­ni­ca.

No es casual que estos movi­mien­tos geo­po­lí­ti­cos se estén dan­do den­tro de una zona geo­es­tra­té­gi­ca de gran impor­tan­cia como lo es el Magreb y el Medio Orien­te, y menos cuan­do una poten­cia como Chi­na está tenien­do una fuer­te pene­tra­ción eco­nó­mi­ca en Afri­ca y Medio Orien­te, con­cien­tes del ace­le­ra­do ape­ti­to que está tenien­do hoy el Gran Dra­gón.

Seu­do-revo­lu­cio­nes en el Magreb y Medio Orien­te: Que­ma de pas­ti­zal con­tro­la­do mediá­ti­ca­men­te por la Gran Bur­gue­sía Occi­den­tal

Mucho se ha deba­ti­do sobre si lo que está pasan­do en el Magreb y el Medio Orien­te son o no ver­da­de­ras revo­lu­cio­nes. No obs­tan­te a medi­da que pasa el tiem­po no pode­mos ver más que un cam­bio de care­tas, ya que no hemos pre­sen­cia­do la caí­da de nin­gún Esta­do más que la caí­da de gobier­nos. Por tan­to es erró­neo cali­fi­car a estas revuel­tas popu­la­res como ver­da­de­ras revo­lu­cio­nes.

Podrían tra­tar­se más de situa­cio­nes pre-revo­lu­cio­na­rias, pero ni eso; las Masas care­cen de una ver­da­de­ra con­cien­cia revo­lu­cio­na­ria y per­cep­ti­ble­men­te se limi­tan a luchar por intere­ses inme­dia­tos (prin­ci­pal­men­te liga­das a la caí­da de sus gober­nan­tes, no del Esta­do ni mucho menos de su sis­te­ma eco­nó­mi­co), agra­va­do aún por la fal­ta de direc­ción o van­guar­dia polí­ti­ca visi­ble. Lo que no quie­re decir que no haya ele­men­tos revo­lu­cio­na­rios hones­tos que desea­ran un cam­bio estruc­tu­ral del sta­tus quo, pero lo que más hay son rei­vin­di­ca­cio­nes por los intere­ses más inme­dia­tos. Recor­de­mos que las rei­vin­di­ca­cio­nes ini­cia­les en Túnez no han sido por la caí­da de sus gober­nan­tes, sino por las alzas de ali­men­to, las fal­tas de opor­tu­ni­da­des, etc., jus­tas rei­vin­di­ca­cio­nes popu­la­res, y que en algu­nos casos aún hoy lo siguen mani­fes­tan­do.

Tan­to en Túnez como en Egip­to las rei­vin­di­ca­cio­nes popu­la­res siguen pre­sen­tes, lo que nos habla esto de cier­to impul­so, y debi­do al silen­cio mediá­ti­co tie­nen más opor­tu­ni­da­des de ser aplas­ta­dos por las cla­ses domi­nan­tes loca­les.

Pero hagá­mo­nos las pre­gun­tas: ¿dón­de están hoy los “líde­res opo­si­to­res” que “lide­ra­ron” las pro­tes­tas en Túnez y Egip­to en este nue­vo esce­na­rio de rei­vin­di­ca­cio­nes popu­la­res? ¿Aque­llos “líde­res” están hoy lide­ran­do a las masas? O bien ¿se han que­da­do bien aco­mo­da­dos en el lugar que ape­te­cían?

Pero cla­ro, lo que hemos vis­to en un prin­ci­pio es una ver­gon­zo­sa mani­pu­la­ción mediá­ti­ca y de masas por par­te de los Gran­des Medios de Difu­sión Masi­va y Gru­pos Opo­si­to­res Opor­tu­nis­tas, res­pec­ti­va­men­te. Que no que­ra­mos ver ello, es otra cosa.

Des­de el pun­to de vis­ta de las cla­ses domi­nan­tes, cla­ro que es una revo­lu­ción; pero des­de el pun­to de vis­ta de las cla­ses domi­na­das, no es nin­gu­na revo­lu­ción lo que está suce­dien­do en el Magreb y Medio Orien­te.

“Revo­lu­ción” por­que las cla­ses domi­nan­tes occi­den­ta­les están impo­nien­do su con­cep­to de “demo­cra­ti­za­ción” y a la que deno­mi­nan la “era demo­cra­ti­za­do­ra”, supues­ta­men­te en bene­fi­cio de los pue­blos, sien­do que en la prác­ti­ca bene­fi­cia sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te a las mis­mas cla­ses domi­nan­tes bur­gue­sas.

Podrá tener apa­rien­cia de ser una revo­lu­ción, pero esa apa­rien­cia sólo es ali­men­ta­da por los Gran­des Medios de Difu­sión Masi­va capi­ta­lis­tas, y que bue­na par­te de la izquier­da se han hecho eco.

A muchos de nues­tros cama­ra­das, como ejem­plo, se les olvi­da la fle­xi­bi­li­dad que hay que tener en cuan­to a nues­tra polí­ti­ca de alian­zas (estra­té­gi­cas y tác­ti­cas) para per­se­guir obje­ti­vos comu­nes.

Por dar un ejem­plo: que este­mos a favor de la resis­ten­cia afga­na y, por tan­to, de los tali­ba­nes – aun­que muchos quie­ran obviar ese nom­bre –, que están en con­tra de las fuer­zas impe­ria­lis­tas asen­ta­das en su país o terri­to­rio, no quie­re decir que este­mos a favor de sus intere­ses polí­ti­cos o de algu­na de sus con­cep­cio­nes ideo­ló­gi­cas. Lo mis­mo pode­mos apli­car­lo con Gada­fi.

Dichas alian­zas no sig­ni­fi­ca que dicha fle­xi­bi­li­dad pue­da empu­jar­nos a man­te­ner alian­zas estra­té­gi­cas o tác­ti­cas con nues­tros prin­ci­pa­les obje­ti­vos polí­ti­cos, ya que per­de­ría­mos total cre­di­bi­li­dad en nues­tra lucha, cuan­do lo que se requie­re es carác­ter y cla­ri­dad polí­ti­ca para con nues­tro pue­blo.

Aho­ra bien, lo que hoy está suce­dien­do en Libia…

¿Debe­mos apo­yar a gru­pos pro-monár­qui­cos ‑el levan­ta­mien­to de esa mise­ra­ble ban­de­ra lo dice todo- y que man­tie­ne víncu­los con el impe­ria­lis­mo bur­gués occi­den­tal para poder lograr sus obje­ti­vos? ¿No esta­mos sien­do un poco incon­se­cuen­tes al adop­tar una posi­ción que más bene­fi­cia los intere­ses impe­ria­lis­tas?

Otra cosa es que nues­tro enemi­go irre­con­ci­lia­ble quie­ra coque­tear un poco con nues­tros obje­ti­vos o nues­tra lucha (lo que se lla­ma pro­pa­gan­da). Pero eso no es nues­tro pro­ble­ma mien­tras no nos per­ju­di­que o influ­ya de algu­na for­ma nues­tras expec­ta­ti­vas.

Por tan­to no es sor­pren­den­te, dado el poder pene­tran­te de los Gran­des Medios, que el común de la gen­te adop­te posi­cio­nes bene­fi­cio­sas a la matriz de opi­nión que ha sido dise­ña­da por los Gran­des Medios de Difu­sión Masi­va para des­viar la aten­ción de nues­tros enemi­gos car­di­na­les; tam­po­co es sor­pren­den­te que muchos en su opor­tu­ni­dad hayan adop­ta­do o sigan adop­tan­do la opi­nión de que Chá­vez es un “dic­ta­dor” por haber supues­ta­men­te man­da­do a “dis­pa­rar a su pro­pio pue­blo” en aque­lla opor­tu­ni­dad del gol­pe frus­tra­do en Vene­zue­la el 2002, y que se demos­tró que todo había sido un mon­ta­je de los Medios a favor de la opo­si­ción; o que muchos adop­ten la opi­nión de que las FARC-EP es un gru­po “terro­ris­ta” o que hace “secues­tros”, cuan­do en ver­dad se tra­ta de un ver­da­de­ro ejér­ci­to revo­lu­cio­na­rio y que en una gue­rra exis­ten los pri­sio­ne­ros de gue­rra, no los “secues­tra­dos”.

Enten­da­mos bien una cosa: los recur­sos pro­pa­gan­dís­ti­cos son un recur­so uti­li­za­do para gene­rar una res­pues­ta a favor de los intere­ses de las cla­ses domi­nan­tes.

Pero hoy sí que nos sor­pren­de el que muchos de nues­tros cama­ra­das, acos­tum­bra­dos a ser crí­ti­cos con los Medios de “comu­ni­ca­ción”, estén adop­tan­do las mis­mas matri­ces de opi­nión que los Gran­des Medios de Difu­sión Masi­va nos han esta­do ven­dien­do con esto de las “revo­lu­cio­nes demo­crá­ti­cas”.

Aho­ra para la izquier­da, por dar un ejem­plo, Gad­fi es un “cri­mi­nal que mere­ce ser juz­ga­do”, tal como plan­tean los impe­ria­lis­tas. De la mis­ma for­ma qui­zá siguen “levan­ta­dos” con­tra los cri­mi­na­les del geno­ci­dio come­ti­do por Israel en Gaza entre el 27 de diciem­bre de 2008 y el 18 de enero de 2009 (más de 1,300 muer­tos, la mayo­ría civi­les). ¿Dón­de están esos cri­mi­na­les hoy?

Caos den­tro de la Izquier­da

Las ideas den­tro de la izquier­da están lejos aún de estar cla­ras con res­pec­to a lo que acon­te­ce en el Magreb y Medio Orien­te. Las hay des­de las más com­pla­cien­tes has­ta las más con­tra­dic­to­rias; des­de las más con­tra­dic­to­rias has­ta las más feha­cien­tes.

Todos pare­cie­ran dis­pa­rar por el solo hecho de dis­pa­rar sin dete­ner­se a pen­sar que cada dis­pa­ro se debe hacer con cier­ta res­pon­sa­bi­li­dad. Pero no sólo la res­pon­sa­bi­li­dad debe estar en el que dis­pa­ra sino en el que faci­li­ta el espa­cio para poder dis­pa­rar. Nues­tros medios aquí tam­bién tie­nen una res­pon­sa­bi­li­dad que no hay que dejar pasar. Al final de cuen­tas son nues­tros medios quie­nes deben adqui­rir una mayor res­pon­sa­bi­li­dad.

Nues­tros escri­to­res, inte­lec­tua­les o líde­res asu­men una res­pon­sa­bi­li­dad cuan­do escri­ben, pero pare­cie­ra que se han olvi­da­do de esa res­pon­sa­bi­li­dad y se han incli­na­do por repe­tir el mis­mo dis­cur­so cual gene­ra esta mul­ti­tud de aplau­sos en con­tra de Mua­mar el Gada­fi o a favor de las “revo­lu­cio­nes”, como que­rien­do bus­car más los aplau­sos de las dis­tin­tas tri­bu­nas que poder sos­te­ner su res­pon­sa­bi­li­dad para con los suyos.

El pun­to no es poner­se a favor o en con­tra de Gada­fi, el pun­to prin­ci­pal es saber iden­ti­fi­car y com­pren­der los movi­mien­tos de pie­za impe­ria­lis­tas. ¿Nun­ca nos hemos pues­to a pen­sar en la “res­pon­sa­bi­li­dad” que tie­nen los Gran­des Medios de Difu­sión Masi­va para con las cla­ses domi­nan­tes bur­gue­sas en no dejar pasar ideas revo­lu­cio­na­rias que aten­ten en con­tra de sus pro­pios intere­ses? Es cosa de aga­rrar cual­quier medio bur­gués y nos encon­tra­re­mos de que no hay nada con lo que pudié­ra­mos iden­ti­fi­car­nos; y si lo encon­tra­mos no será para otra cosa que asom­brar­nos. De la mis­ma mane­ra, debe­mos apren­der a ejer­cer un con­trol sobre las ideas a difun­dir y no ampa­rar­nos en el para­guas de la “plu­ra­li­dad de izquier­da” para jus­ti­fi­car cada uno de los dis­pa­ros que son hechos des­de nues­tras pla­ta­for­mas de izquier­da. ¡¡¡Cla­ro que nece­si­ta­mos de la plu­ra­li­dad, pero una plu­ra­li­dad con obje­ti­vos comu­nes y con res­pon­sa­bi­li­dad!!! ¿Se ima­gi­nan un Par­ti­do tenien­do dis­tin­tas posi­cio­nes con res­pec­to a un solo hecho? ¿Se ima­gi­nan a un Par­ti­do con más de un secre­ta­rio gene­ral?

Pero hacen fal­ta estos acon­te­ci­mien­tos para poder ver la mugre que hay por casa.

Es com­pren­si­ble que algu­nos de los nues­tros quie­ran ver que lo que está pasan­do en Libia no tie­ne que ver mucho con lo “pasa­do” en Túnez y Egip­to, seña­lan­do, por ejem­plo, de que se tra­te de una “ope­ra­ción” pla­nea­da para “hacer­la coin­ci­dir con el movi­mien­to de pro­tes­ta en los paí­ses ára­bes” (Túnez y Egip­to). O que las inten­cio­nes de EEUU y la OTAN de inter­ve­nir mili­tar­men­te Libia sea fre­nar las “revo­lu­cio­nes” o la “ola revo­lu­cio­na­ria” en el Magreb y Medio Orien­te. Sin embar­go, con rela­ción a lo pri­me­ro, tie­ne mucho que ver, sólo que en Libia los Medios no tie­nen cómo hacer para que les fun­cio­ne la fór­mu­la uti­li­za­da con Egip­to, al no haber masas con­cen­tra­das día a día en el cen­tro de poder (la capi­tal) como sí las había en Egip­to y que obli­ga­ba a entre­gar exa­ge­ra­das cober­tu­ras que hacía opa­car todo lo demás. Es la razón de que hoy en Libia se esté vien­do mucho más deta­lles de lo que se podía ver en Egip­to.

Tam­bién es com­pren­si­ble que algu­nos adop­ten ideas den­tro de la izquier­da toma­das des­de sitios, agru­pa­cio­nes o per­so­na­li­da­des con las cua­les ya tenían cier­ta afi­ni­dad pre­con­ce­bi­da.

Algu­na de ellas:

Las revuel­tas en el Magreb y Medio Orien­te “toma­ron por sor­pre­sa” a los impe­ria­lis­tas, ya que “no pudie­ron pre­ver” lo que iba a suce­der en estas regio­nes.

Los impe­ria­lis­tas “están detrás” de las revuel­tas pero no como “cau­san­tes” sino como con­duc­to­res.

Las revuel­tas se han pro­du­ci­do por la “fal­ta de demo­cra­cia”, la “corrup­ción”, la “fal­ta de dere­chos huma­nos”, la fal­ta de “liber­tad”, etc. (esta es la idea más común de todas y la que está mucho más pre­sen­te den­tro de la izquier­da; y “curio­sa­men­te” la que está más pre­sen­te den­tro de los Gran­des Medios de Difu­sión Masi­va). Como si de “demo­cra­cia”, “corrup­ción” o “Dere­chos Huma­nos” pudie­ra comer el hom­bre.

Las revuel­tas popu­la­res “hay que dejar­las correr”, ya que las masas en ellas adquie­ren “expe­rien­cia en la lucha” lo que le habría de incli­nar a tomar con­cien­cia de la nece­si­dad de fun­dar el Par­ti­do.

Pero tam­bién están las ideas con­tra-crí­ti­cas y que sólo son enmar­ca­das den­tro de las “teo­rías cons­pi­ra­ti­vas”:

El absur­do de pen­sar de que “la CIA está detrás de las revuel­tas”.

El absur­do de pen­sar de que “las masas están sien­do mani­pu­la­das”.

El absur­do de pen­sar de que “Wiki­leaks y Anony­mous juga­ron un papel sig­ni­fi­ca­ti­vo en la des­es­ta­bi­li­za­ción de Túnez”.

El absur­do de pen­sar de que lo de Libia es una “ope­ra­ción” pla­nea­da para “hacer­la coin­ci­dir con el movi­mien­to de pro­tes­ta en los paí­ses ára­bes”.

El absur­do de ver en las revuel­tas actua­les “simi­li­tu­des con las revo­lu­cio­nes de colo­res”.

Y no fal­ta­rán las con­sig­nas medias raras…:

“¡Fue­ra las manos impe­ria­lis­tas de Libia! ¡Por el triun­fo de la Resis­ten­cia en Libia, aba­jo Gada­fi!”

…Ni las ideas que levan­tan tan pro­di­gio­sa­men­te los Gran­des Medios de Difu­sión Masi­va:

Gada­fi es un “dic­ta­dor” que inclu­so “bom­bar­dea” a su pro­pio pue­blo.

“Es muy tar­de para hacer refor­mas” (en res­pues­ta a los cam­bios des­ple­ga­dos por los gober­nan­tes cues­tio­na­dos)

Con­clu­sión

Será muy intere­san­te ver des­pués que el foco de aten­ción se diri­ja a Yemen para que pue­da “aga­rrar” de algu­na for­ma a Ara­bia Sau­di­ta, prin­ci­pal pro­vee­dor de petró­leo de Chi­na. Si ha suce­di­do con un alia­do estra­té­gi­co de EEUU, como Egip­to ¿por qué no podría suce­der con Ara­bia Sau­di­ta?

¿Cuál será la posi­ción chi­na al res­pec­to? ¿Segui­rá adop­tan­do una pos­tu­ra pasi­va mien­tras se esté ame­na­zan­do sus pro­pios intere­ses?

http://​stolp​kin​.net/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *