Eider Gar­dia­zá­bal (P$E) Euro­par­la­men­ta­ria que «fichan y se va» del par­la­men­to.- Sare Antifaxista

Seu­do demo­cra­tas de paco­ti­lla, para­si­tos socia­les, que todo lo que ganan por no dar ni gol­pe, les pare­ce poco.
Pillan roban­do die­tas a la euro­dipu­tada Eider Gardiazabal.

Sala­rio base…

Una vez apli­ca­dos los impues­tos comu­ni­ta­rios, reci­ben 6.200,72 € men­sua­les. Esta can­ti­dad pue­de estar suje­ta a más gra­vá­me­nes nacionales.

Gas­tos generales…

4.299 € al mes. Este com­ple­men­to cubre los gas­tos de la ofi­ci­na del dipu­tado, telé­fo­nos y equi­pos infor­má­ti­cos. La asig­na­ción se recor­ta a la mitad si el polí­ti­co no asis­te como míni­mo al 50% de los plenos.
Viajes.
La Euro­cá­ma­ra paga pre­via pre­sen­ta­ción del pre­cio de los bille­tes de avión (como máxi­mo la cla­se busi­ness), de tren y 0,50 € por kiló­me­tro si el des­pla­za­mien­to es en coche. Tam­bién se abo­nan gas­tos de pea­jes y exce­so de equipaje.

Die­ta de estancia…

Es la que ha des­ata­do el últi­mo escán­da­lo. Los dipu­tados per­ci­ben 304 € en con­cep­to de comi­da y gas­to de hotel por cada día que asis­ten a reunio­nes par­la­men­ta­rias. Solo se exi­ge que fichen al entrar en la Euro­cá­ma­ra. En el caso de los ple­nos, la die­ta se recor­ta a la mitad si toman par­te en varias votaciones.

Asis­ten­tes…

Cada par­la­men­ta­rio cuen­ta con 19.709 € men­sua­les para ase­so­res. La pre­sen­cia de fami­lia­res en estos pues­tos está res­trin­gi­da. La Euro­cá­ma­ra rea­li­za los contratos.

Eider Gar­dia­za­bal y su modus ope­ran­di era cobrar die­tas por su asis­ten­cia a ple­nos los vier­nes en la euro­cá­ma­ra y tras fichar, lar­gar­se al aero­puer­to, coger un avión e ir a gas­tar­se el botin saquea­do a todxs lxs ciu­da­da­nos de la UE, que en su inmen­sa mayo­ria, sufri­mos una bru­tal cri­sis, crea­da por cul­pa de poli­ti­cos como ella.
La demo­cra­ta espa­ño­la jus­ti­fi­ca sus actos ale­gan­do que es algo que se sue­le hacer nor­mal­men­te y que ella no ha roba­do die­tas. Según argu­men­ta, esta prác­ti­ca es algo gene­ra­li­za­do y es con­si­de­ra­da nor­mal. De modo que el pro­pio Par­la­men­to Euro­peo jus­ti­fi­ca de algún modo esta estafa.
El mon­tan­te total de lo esta­fa­do por los Euro­dipu­tados en los ulti­mos años (con este «modus ope­ran­di»), seria una cifra bru­tal­men­te escandalosa.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.