En EEUU los pre­sos ayu­dan a cons­truir misi­les Patriots-Cuba­de­ba­te.

federal-prison-industries


Esta pri­ma­ve­ra se espe­ra que los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos cie­rre un acuer­do de armas esta­dou­ni­den­ses por 7 mil millo­nes de dóla­res. Cer­ca de la mitad del dine­ro se gas­ta­rá en misi­les Patriots, que cues­tan 5.9 millo­nes de dóla­res cada uno.

Pero lo que hace que esas sumas sor­pren­den­tes sean más impac­tan­tes es que algu­nos de los tra­ba­ja­do­res que fabri­can par­tes para esos misi­les Patriots son pre­sos, ganan­do unos 23 cen­ta­vos la hora.

El tra­ba­jo es rea­li­za­do por Uni­cor, ante­rior­men­te cono­ci­do como Indus­trias de la Pri­sión Fede­ral (FPI por sus siglas en inglés). Es una cor­po­ra­ción pro­pie­dad del gobierno, esta­ble­ci­da duran­te la Depre­sión, que emplea cer­ca de 20.000 pre­sos de 70 cár­ce­les para fabri­car des­de ropa has­ta mue­bles de ofi­ci­na, des­de pane­les sola­res has­ta elec­tró­ni­ca mili­tar.

Una de las espe­cia­li­da­des de alta tec­no­lo­gía son las par­tes para el misil Patriot. “Unicor/​FPI sumi­nis­tra nume­ro­sos com­po­nen­tes elec­tró­ni­cos y ser­vi­cios para misi­les guia­dos, inclu­yen­do el misil Patriot de Capa­ci­dad Avan­za­da (PAC‑3)”, expli­ca el sitio web de Uni­cor. “Ensam­bla­mos y dis­tri­bui­mos el Pro­ce­sa­dor de Fre­cuen­cia Inme­dia­ta (IFP) para el bus­ca­dor PAC‑3. El IFP reci­be y fil­tra seña­les de fre­cuen­cias de radio que guían al misil hacia su obje­ti­vo”.

Los misi­les son comer­cia­li­za­dos a nivel mun­dial, a veces por altos ofi­cia­les de Washing­ton. El año pasa­do, el Secre­ta­rio de Defen­sa incli­nó los Patriots al gobierno de Tur­quía el año pasa­do, reve­la un cable diplo­má­ti­co publi­ca­do por Wiki­leaks: “El Secre­ta­rio de Defen­sa afir­mó que nada pue­de com­pe­tir con el PAC‑3 cuan­do se tra­ta de habi­li­da­des”.

Las ensam­bla­do­ras Raytheon y Lockheed Mar­tin no son las úni­cas con­tra­tis­tas de defen­sa que depen­den de la mano de obra de las cár­ce­les. Como seña­la Rohr­lich, los pre­sos de Uni­cor hacen ensam­bla­jes de cables para los F‑15 McDon­nell Douglas/​Boeing, los F‑16 Gene­ral Dynamics/​Lockheed Mar­tin , los heli­cóp­te­ros Bell/​Textron Cobra, como tam­bién equi­pos elec­tro-ópti­cos para el láser loca­li­za­dor de ran­gos del Vehícu­lo de Com­ba­te Brad­ley de BAE Sys­tems”.

Se requie­re que agen­cias del gobierno, con la excep­ción del Depar­ta­men­to de Defen­sa y la CIA, com­pren pro­duc­tos de Uni­cor, según un infor­me del Ser­vi­cio de Inves­ti­ga­ción del Con­gre­so. Y no extra­ña: el cos­to de la mano de obra raya en cero. “Los pre­sos ganan 23 cen­ta­vos por hora de tra­ba­jo has­ta un máxi­mo de $1.15 por hora, depen­dien­do de nivel de edu­ca­ción y habi­li­dad, entre otras cosas”, indi­ca el infor­me.

El año pasa­do, Uni­cor recau­dó 772 millo­nes de dóla­res, según su más recien­te infor­me finan­cie­ro. Tra­di­cio­nal­men­te, los sala­rios de los pre­sos repre­sen­tan el 5% de ese total.

Uni­cor insis­te que la ofer­ta es bue­na para los pre­sos – y para el gobierno tam­bién.

Por Noah Shacht­man
Wired​.com
Tra­du­ci­do por Iva­na Car­di­na­le, para Correo del Ori­no­co

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *