El Movi­mien­to pro Amnis­tia lla­ma a la movi­li­za­ción

Suce­sos que se han dado en el pla­zo de una sola sema­na, nos mues­tran cla­ra­men­te que la situa­ción de repre­sión y per­se­cu­ción que vivi­mos en Eus­kal herria sigue vigen­te.

Por una par­te, han comen­za­do a dete­ner uno a uno a los y las ocho jóve­nes inde­pen­den­tis­tas que han par­ti­ci­pa­do en la ini­cia­ti­va de Izpu­ra. Estos jóve­nes han rei­vin­di­ca­do sin tapu­jos su mili­tan­cia polí­ti­ca, han podi­do expli­car a dece­nas de agen­tes socia­les, polí­ti­cos y sin­di­ca­les de ipa­rral­de que su tra­ba­jo ha sido total­men­te públi­co. Estos, les han abier­to las puer­tas de sus casas al aca­bar la ini­cia­ti­va. Duran­te estos días, nue­va­men­te a sali­do a flo­te una reali­dad que en Eus­kal herria pasa dema­sia­do des­aper­ci­bi­da. La reali­dad de la tor­tu­ra. Los y las ocho jóve­nes han habla­do cla­ra­men­te. Huye­ron de sus casas y sus pue­blos para evi­tar la tor­tu­ra. En esa hui­da han lle­ga­do a Ipar Eus­kal herria. Sus nom­bres apa­re­cían en decla­ra­cio­nes rea­li­za­das bajo tor­tu­ra por otros jóve­nes dete­ni­dos ante­rior­men­te, y lo sabían. Sabían que su des­tino podría con­cu­rrir por el mis­mo camino, que podían ser tor­tu­ra­dos y tor­tu­ra­das. Les juz­ga­rán en el tri­bu­nal de Pau el pró­xi­mo mar­tes.

Por otro lado, la inco­mu­ni­ca­ción de las cua­tro per­so­nas dete­ni­das ayer en Bil­bo por la Guar­dia Civil, nos lle­va a acti­var todas las alar­mas. La bru­ta­li­dad emplea­da por la Guar­dia Civil en las últi­mas ope­ra­cio­nes poli­cia­les nos que crea un gran des­aso­sie­go sola­men­te con pen­sar el tra­to que pue­dan estar sufrien­do las cua­tro per­so­nas dete­ni­das. La Guar­dia Civil emplea terri­bles méto­dos de tor­tu­ra con los y las dete­ni­das en Eus­kal herria, y estas tor­tu­ras son sis­te­má­ti­cas. Estas tor­tu­ras tie­nen cla­ros obje­ti­vos polí­ti­cos. En esta direc­ción el gobierno del PSOE tie­ne una res­pon­sa­bi­li­dad direc­ta en los 64 casos de tor­tu­ra del pasa­do año. Es el Gobierno del PSOE el res­pon­sa­ble de lo que les este suce­dien­do a los y las dete­ni­das en estos momen­tos.

En estos momen­tos no hay más vio­len­cia enci­ma de la mesa que la vio­len­cia que emplea el Esta­do espa­ñol. Están ali­men­tan­do el deba­te de la vio­len­cia, situan­do la pelo­ta de la vio­len­cia en el teja­do de otros, pero en la prác­ti­ca, en la oscu­ri­dad, deci­den en las ofi­ci­nas de La Mon­cloa emplear las más bru­ta­les tor­tu­ras, y las ponen en prác­ti­ca en las comi­sa­rias. Nos resul­ta lamen­ta­ble ver al Par­ti­do Nacio­na­lis­ta Vas­co aplau­dien­do las deten­cio­nes, por­que al hacer­lo son muy cons­cien­tes de que al fina­li­zar este tipo de deten­cio­nes los bru­ta­les tes­ti­mo­nios de tor­tu­ra son habi­tua­les. ¿Dirán algo si los y las dete­ni­das denun­cian tor­tu­ras?

La repre­sión polí­ti­ca tie­ne cla­ros obje­ti­vos. Por un lado per­si­gue cas­ti­gar a los y las ciu­da­da­nas que se han levan­ta­do ante la opre­sión estruc­tu­ral que sufre Eus­kal herria, tal y como nos ha ense­ña­do la his­to­ria de nues­tro pue­blo. Los mili­tan­tes polí­ti­cos que se han rebe­la­do emplean­do dife­ren­tes mol­des ante esta opre­sión estruc­tu­ral, han esta­do en el pun­to de mira de la repre­sión polí­ti­ca. De esta mane­ra las per­so­nas que se han orga­ni­za­do en favor de los dere­chos de Eus­kal herria han sido cas­ti­ga­das con gri­lle­tes, tor­tu­ras, cár­ce­les y jui­cios. Al fin y al cabo los esta­dos han inten­ta­do man­te­ner a este pue­blo ate­rra­do y humi­lla­do duran­te déca­das, duran­te siglos. Y la vio­len­cia polí­ti­ca uti­li­za­da por el esta­do ha res­pon­di­do en cada momen­to a ese obje­ti­vo. Han pre­ten­di­do aca­llar y humi­llar al movi­mien­to de libe­ra­ción cas­ti­gan­do la mili­tan­cia polí­ti­ca e impo­nien­do por la fuer­za el pro­yec­to polí­ti­co de Espa­ña y Fran­cia en Eus­kal herria .

Pero la repre­sión ha sabi­do ade­cuar­se a los dife­ren­tes eta­pas polí­ti­cas que hemos vivi­do en Eus­kal herria. Es inne­ga­ble que el momen­to polí­ti­co actual es espe­cial. Con el trans­cur­so de los meses y median­te el tra­ba­jo en común de los agen­tes, las movi­li­za­cio­nes en las calles, la inter­ven­ción de orga­ni­za­cio­nes y per­so­nas de gran pres­ti­gio inter­na­cio­nal y las deci­sio­nes de ETA han situa­do a nues­tro pue­blo en una nue­va era. Se han afian­za­do las bases para el desa­rro­llo real de un pro­ce­so, mien­tras todo este tra­ba­jo con­jun­to ha ido toman­do cuer­po en com­pro­mi­sos y hojas de ruta. Como decía­mos los fir­man­tes del acuer­do de Ger­ni­ka el sába­do, hemos entra­do en la eta­pa de empe­zar a cum­plir el acuer­do, y nos rati­fi­ca­mos en ello. Pero es evi­den­te que los gobier­nos espa­ñol y fran­cés no están en la hoja de ruta de Ger­ni­ka. Estos tie­nen una hoja de ruta pro­pia, y hoy por hoy la pla­ni­fi­ca­ción polí­ti­ca de ambos esta­dos se rige por la repre­sión.

Sien­do esto así, nos corres­pon­de con­ti­nuar en el camino empren­di­do duran­te los últi­mos meses. Los y las que esta­mos tra­ba­jan­do por una solu­ción real, debe­mos seguir aunan­do fuer­zas, pro­fun­di­zan­do en nues­tros com­pro­mi­sos, mul­ti­pli­can­do las movi­li­za­cio­nes, y entre otras tareas, orga­ni­zan­do el tra­ba­jo anti-repre­si­vo en todos los ámbi­tos. En ellos esta­mos, como se ha podi­do ver en las gran­des movi­li­za­cio­nes que hemos rea­li­za­do duran­te los últi­mos meses. La des­apa­ri­ción y des­ac­ti­va­ción de la repre­sión, ven­drá de la mano de la inter­ven­ción y acti­va­ción de los y las ciu­da­da­nas. La soli­da­ri­dad jun­to con amplias res­pues­tas, será nece­sa­ria ante la repre­sión. Ese es nues­tro com­pro­mi­so. Sin nada más que decir, que­re­mos empla­zar a los y las ciu­da­da­nas a par­ti­ci­par en las movi­li­za­cio­nes que se rea­li­za­rán los pró­xi­mos días.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *