Con­se­jos para webs tras la Sen­ten­cia «alas­ba­rri­ca­das» – David Maez­tu

Ya expre­sé en su momen­to que no esta­ba de acuer­do con la sen­ten­cia ini­cial del caso «Alas­ba­rri­ca­das» (pdf) segui­do a ins­tan­cias de Ramon­cín por los comen­ta­rios, y una ima­gen, que se pusie­ron al pie de un comen­ta­rio en un foro.

La razón fun­da­men­tal para mi opo­si­ción es que creo que no es apli­ca­ble a las webs que no rea­li­zan una acti­vi­dad eco­nó­mi­ca la Ley 342002 de Ser­vi­cios de la Socie­dad de la Infor­ma­ción. Por eso sigo man­te­nien­do que el fallo con­tra «alas­ba­rri­ca­das» apli­can­do­le una ley que exclu­ye a este tipo de pági­nas de su ámbi­to de apli­ca­ción es un error.

A pesar de ese cri­te­rio que por aho­ra no ha sido obje­to de con­tro­ver­sia judi­cial, al con­tra­rio, en este caso se ha asu­mi­do la sujec­ción de las webs que no tie­nen publi­ci­dad ni ingre­sos de nin­gún tipo a la LSSICE (algo que entien­do ha sido acep­ta­do inclu­so por la pro­pia defen­sa pues­to que no hay nin­gu­na refe­ren­cia a ello en las reso­lu­cio­nes judi­cia­les pre­ce­den­tes), creo que es nece­sa­rio expo­ner una serie de con­se­jos para res­pon­sa­bles de webs y blo­gue­ros a la luz de este fallo judi­cial y de las sen­ten­cias en los casos «putas­gae» y «que­ja­son­li­ne».

En este caso se res­pon­sa­bi­li­za a quien apa­re­cía como admi­nis­tra­dor de «alas​ba​rri​ca​das​.org» por­que no cum­plió con la dili­gen­cia debi­da en la reti­ra­da de los con­te­ni­dos, y no pudo hacer­lo pre­ci­sa­men­te por­que no había actua­li­za­do los datos de con­tac­to y no demos­tró que el mail fue­se un medio efec­ti­vo para con­tac­tar.

Este fallo del Tri­bu­nal recuer­da a la doc­tri­na cons­ti­tu­cio­nal (sen­ten­cias del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal 822000, de 27 de mar­zo, 1452000, de 29 de mayo y 6/​2003, de 20 de enero) sobre que los actos de comu­ni­ca­ción pro­du­cen ple­nos efec­tos cuan­do su frus­tra­ción se debe úni­ca­men­te a la volun­tad expre­sa o táci­ta de su des­ti­na­ta­rio, o a la pasi­vi­dad, desin­te­rés, negli­gen­cia, error o impe­ri­cia de la per­so­na a la que va des­ti­na­da.

Es decir, si la LSSICE per­mi­te que sea exo­ne­ra­do de res­pon­sa­bi­li­dad por las lesio­nes de dere­chos que pro­vo­quen ter­ce­ras per­so­nas, pero siem­pre que ten­ga cono­ci­mien­to efec­ti­vo, que pue­de dar­se por varios medios, y actúe con dili­gen­cia en la reti­ra­da, pero no se pue­de con­si­de­rar dili­gen­te a quien no cum­ple con los medios para con­tac­tar que seña­la la ley, pues­to que de esa for­ma se colo­ca en posi­ción de no tener nun­ca cono­ci­mien­to efec­ti­vo.

Tam­bién seña­la la sen­ten­cia que la ley debe inter­pre­tar­se a la luz de las cir­cuns­tan­cias socia­les, y que en un medio como inter­net, pre­ten­der espe­rar a que en un caso evi­den­te de lesión del dere­cho al honor (que ni tan siquie­ra ha sido cues­tio­na­da por la defen­sa) haya una reso­lu­ción pre­via supon­dría dejar inde­fen­so al ofen­di­do.

A la vis­ta de lo ante­rior se pue­den extraer las siguien­tes con­clu­sio­nes prác­ti­cas para blo­gue­ros y admi­nis­tra­do­res de webs si no quie­ren ser con­si­de­ra­dos res­pon­sa­bles por los comen­ta­rios o accio­nes de ter­ce­ros que par­ti­ci­pen en su sitio:

1- Ten habi­li­ta­do un canal de comu­ni­ca­ción que pue­das demos­trar que fun­cio­na y reci­be noti­fi­ca­cio­nes. El email se admi­ti­ría, vis­to lo que ha dicho el Supre­mo en este caso, pero debe­rás demos­trar en el even­tual jui­cio que las soli­ci­tu­des envia­das al mis­mo se reci­ben y con­tes­tan. Esto es algo que el juz­ga­do de pri­me­ra ins­tan­cia seña­ló que no se había acre­di­ta­do por los deman­da­dos.

2- Cum­ple con la obli­ga­ción de tener los datos de con­tac­to actua­li­za­dos, de acuer­do al artícu­lo 10 LSSICE. Per­so­nal­men­te inclui­ría a los datos del whois si tie­nes tu pro­pio domi­nio, pues­to que la sen­ten­cia tam­bién hace algu­na refe­ren­cia a ello.

3- Si reci­bes una noti­fi­ca­ción, ya sea en el email o un buro­fax, atién­de­la y con­tes­ta al menos de mane­ra ini­cial con un «estu­dia­re­mos su recla­ma­ción o que­ja», de esta for­ma tra­ta de acre­di­tar que reci­bes los men­sa­jes.

4- Pero no son todo obli­ga­cio­nes para el blo­gue­ro o admi­nis­tra­dor de la web, la recla­ma­ción debe espe­ci­fi­car todos los aspec­tos que deben ser ana­li­za­dos para ver si efec­ti­va­men­te se lesio­nan dere­chos de ter­ce­ros, seña­lan­do los comen­ta­rios que se con­si­de­ran lesi­vos y las razo­nes para ello, de tal for­ma que el reque­ri­do pue­da hacer un correc­to jui­cio y deci­dir si pro­ce­de a su reti­ra­da o no. Si la recla­ma­ción no cum­ple esos requi­si­tos no pue­de exi­gir­se des­pues su efec­ti­vi­dad. Evi­den­te­men­te tam­bién sería bueno soli­ci­tar que se acre­di­te la repre­sen­ta­ción o titu­la­ri­dad del bien o dere­cho obje­to de recla­ma­ción.

5- Cuan­do reci­bas un reque­ri­mien­to ana­li­za si real­men­te se lesio­nan los dere­chos de un ter­ce­ro. A fal­ta de con­sul­tar con un abo­ga­do, siem­pre reco­men­da­ble, guia­te por el cri­te­rio de si te gus­ta­ría que tú o tu fami­lia vie­sen el comen­ta­rio si fue­se diri­gi­do a tí. Hay lesio­nes al honor dema­sia­do evi­den­tes como para que sean ampa­ra­bles. En el caso «alas­ba­rri­ca­das», por ejem­plo, ni la defen­sa de la web cues­tio­nó, entre otras cosas, que una ima­gen con la cabe­za cor­ta­da del deman­dan­te no fue­se lesi­va para su honor. Sen­ti­do común.

6- Si con­si­de­ras que el con­te­ni­do o el comen­ta­rio lesio­na los dere­chos de ter­ce­ro, reti­ra­lo y comu­ní­ca­se­lo a quien te requi­rió. Si con­si­de­ras que no pro­ce­de su soli­ci­tud con­súl­ta­lo antes con un espe­cia­lis­ta, pero no des una res­pues­ta sin medi­tar­lo muy bien o estar per­fec­ta­men­te ase­so­ra­do.

7- Si el volu­men de trá­fi­co es peque­ño y pue­des revi­sar los comen­ta­rios o con­te­ni­dos una vez a la sema­na no pasa nada por­que tú mis­mo reti­res aque­llos con­te­ni­dos que son evi­den­te­men­te lesi­vos, sin espe­rar a nin­gún reque­ri­mien­to. Si el volu­men es muy gran­de y no dis­po­nes de medios de con­trol pues actúa según se te vaya requi­rien­do.

8- No todas las soli­ci­tu­des ten­drán fun­da­men­to o sen­ti­do, no actúes como un autó­ma­ta, hay per­so­nas y empre­sas que no quie­ren que se hable mal de ellas, de sus pro­duc­tos o ser­vi­cios, pero ello no jus­ti­fi­ca que se deba reti­rar el comen­ta­rio, siem­pre que sea res­pe­tuo­so o veraz.

Es impor­tan­te seña­lar que esta sen­ten­cia para quien real­men­te repre­sen­ta un pro­ble­ma es para las webs que no rea­li­zan una acti­vi­dad eco­nó­mi­ca pues­to que les hace exten­si­ble el régi­men pre­vis­to para los pres­ta­do­res de ser­vi­cios de la socie­dad de la infor­ma­ción, pero para el res­to de webs no supo­ne algo rup­tu­ris­ta, sino la con­fir­ma­ción de las reso­lu­cio­nes pre­vias en esta mate­ria y en cohe­ren­cia con los fallos a nivel euro­peo en inter­pre­ta­ción de la Direc­ti­va.

[Bonus track] A la luz de esta sen­ten­cia ¿qué pasa­ría si un titu­lar de dere­chos remi­te un buro­fax a una web de enla­ces pidién­do­le la reti­ra­da de un enla­ce a una obra y si este no lo reti­ra? ¿Demues­tra esta sen­ten­cia que la Ley Sin­de no tie­ne sen­ti­do?

El Tri­bu­nal Supre­mo ha con­fir­ma­do la sen­ten­cia con­tra el res­pon­sa­ble de la web «alas​ba​rri​ca​das​.org» (pdf)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *