[Video] La denun­cia de «la bol­sa» cris­pa al alcal­de de Bur­la­ta, que man­da des­alo­jar el Pleno



José Muñoz, alcal­de del PSN en Bur­la­ta, diri­gió gra­ves insul­tos a fami­lia­res de los últi­mos dete­ni­dos des­pués de negar­les el uso de la pala­bra y orde­nar el des­alo­jo del Pleno. Ocu­rrió en la sesión extra­or­di­na­ria con­vo­ca­da a medio­día de ayer por impe­ra­ti­vo legal, con­tra el cri­te­rio del pri­mer edil. Tras ello, varios veci­nos se colo­ca­ron bol­sas en la cabe­za y Muñoz res­pon­dió con expre­sio­nes como «hijos de puta».

Ramón SOLA (Gara)
El pleno extra­or­di­na­rio for­za­do por tres gru­pos muni­ci­pa­les en Bur­la­ta (NaBai, izquier­da aber­tza­le e IUN) para ana­li­zar la repre­sión con­tra jóve­nes de la loca­li­dad deri­vó en una situa­ción inusi­ta­da. El alcal­de del PSN, José Muñoz, se enzar­zó con el públi­co en un cris­pa­do enfren­ta­mien­to ver­bal en el que el pri­mer edil lla­mó reite­ra­da­men­te «hijos de puta» a los veci­nos allí pre­sen­tes.

La sesión venía pre­ce­di­da por la resis­ten­cia del alcal­de a con­vo­car el pleno, que final­men­te fue lla­ma­do por la secre­ta­ria, como es nor­ma siem­pre que lo soli­ci­te un ter­cio de la Cor­po­ra­ción. El deba­te esta­ba trans­cu­rrien­do por cau­ces nor­ma­les y con sere­ni­dad, has­ta que jus­to antes de la vota­ción la con­ce­ja­la de la izquier­da aber­tza­le Mai­te Ezku­rra pidió que se die­ra la voz a fami­lia­res para que deta­lla­ran la situa­ción de los jóve­nes.

Muñoz recha­zó esta deman­da, argu­men­tan­do que no cons­ta­ba en la reso­lu­ción lle­va­da al Pleno, aun­que sí en un escri­to ane­xo sus­cri­to por 747 veci­nos. Esta deci­sión fue cen­su­ra­da des­de el públi­co con expre­sio­nes como «¿No se os cae la cara de ver­güen­za?», «¿Voso­tros habláis de liber­tad de expre­sión?» o «¿Por qué una madre no pue­de con­tar lo que le han hecho a su hijo?». Muñoz repli­có que no tenía pro­ble­ma alguno en oír­lo, «pero no quie­ro». Al escu­char que alguien del públi­co le espe­ta­ba enton­ces «eres un tirano», se levan­tó y orde­nó a la Poli­cía Muni­ci­pal des­alo­jar la sala.

«¡Esto le han hecho a mi hijo!»
Enton­ces, las cosas se alte­ra­ron defi­ni­ti­va­men­te. Varias per­so­nas se colo­ca­ron en la cabe­za bol­sas negras para sim­bo­li­zar qué es lo que pre­ten­dían denun­ciar. «¡Esto se lo han hecho a mi hijo, se lo han hecho diez veces!», expli­có la madre de un dete­ni­do mien­tras se apre­ta­ba la bol­sa colo­ca­da alre­de­dor de su cue­llo. «¡Estáis a favor de la tor­tu­ra!», se oyó tam­bién.

El alcal­de repli­có a ello con expre­sio­nes como «Tor­tu­ra sois voso­tros, hijos de puta», un insul­to que usó varias veces ante la trein­te­na de per­so­nas que ocu­pa­ban los ban­cos del públi­co y los cua­tro perio­dis­tas pre­sen­tes. En el gui­ri­gay con­si­guien­te, hubo de todo. Por ejem­plo, una con­ce­ja­la del PP res­pon­dió a una madre: «¿Y qué es lo que que­ría hacer­me tu hijo a mí? ¡Hala, arrean­do de aquí!».

La sala fue vacia­da y la sesión se reanu­dó con más gri­tos, ante la per­ple­ji­dad de los perio­dis­tas y con el sue­lo sem­bra­do de bol­sas negras y de copias de las denun­cias de tor­tu­ra hechas por los jóve­nes, que varios edi­les tira­ron al sue­lo direc­ta­men­te.

Un con­ce­jal del PSN recri­mi­nó al por­ta­voz de Nafa­rroa Bai, Joxe Manuel Urrotz, que no les hubie­ra defen­di­do ante las refe­ren­cias a la tor­tu­ra, y el por­ta­voz del PP, José Enri­que Escu­de­ro, aña­dió que «esto pasa por con­vo­car este pleno». Antes ya se había decla­ra­do muy moles­to por tener que tra­tar este tema «que no intere­sa» y hacer­lo ade­más un sába­do.

La moción fue recha­za­da con los votos de PSN, PP, UPN y CDN. Ya en el exte­rior, don­de se con­cen­tra­ron, los fami­lia­res se libra­ron de escu­char nue­vas incre­pa­cio­nes de Muñoz, como la de «son una sec­ta» o «han veni­do aquí a hacer el tea­tro con las bol­si­tas de basu­ra».

20 impu­tados, 16 dete­ni­dos, 10 encar­ce­la­dos…

Antes de que se des­en­ca­de­na­ra el inci­den­te, la dis­cu­sión había gira­do en torno a si la situa­ción de los jóve­nes de Bur­la­ta crea o no «alar­ma social» en la loca­li­dad. La voz can­tan­te de las dos posi­cio­nes enfren­ta­das la lle­va­ron Mai­te Ezku­rra, de la izquier­da aber­tza­le, y José Enri­que Escu­de­ro, del PP. Ezku­rra apor­tó estos datos: ha habi­do 28 impu­tacio­nes a 20 jóve­nes de Bur­la­ta des­de 2007, se han pro­du­ci­do 16 deten­cio­nes en ope­ra­cio­nes poli­cia­les «retro­ali­men­ta­das con lis­tas negras», se han regis­tra­do diez encar­ce­la­mien­tos y hoy día cua­tro bur­la­ta­rras se encuen­tran en pri­sión pro­vi­sio­nal «de modo injus­ti­fi­ca­do».

«Nos gus­ta­ría dete­ner aquí esta sinies­tra con­ta­bi­li­dad, pero hay más», lamen­tó Ezku­rra. Ocho veci­nos fue­ron impu­tados por un brin­dis en fies­tas, dos más han acu­di­do a la Audien­cia Nacio­nal esta sema­na por «enal­te­ci­mien­to» y a otros dos se les piden aho­ra más de seis años por la car­ga poli­cial en el fune­ral del padre de un pre­so del pue­blo. «Era Aitor Torrea, no le deja­ron ver­lo antes de morir, y salió de la cár­cel jus­to cin­co días des­pués», recor­dó.
Para Escu­de­ro, nada de esto crea alar­ma. «Intere­sa a muy poca gen­te, y ya lo hemos deba­ti­do lar­ga­men­te. Que sepáis que esta­mos aquí por impe­ra­ti­vo legal».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *