Gru­po Calle 13 trans­for­ma «Fuer­za Mapu­che» en fenó­meno Twit­ter a esca­la glo­bal

El gru­po puer­to­rri­que­ño Calle 13 ofre­ció la noche del miér­co­les un reci­tal car­ga­do de crí­ti­ca social, polé­mi­ca musi­cal y bai­le en la ver­sión 52 del Fes­ti­val Inter­na­cio­nal de Viña del Mar. Fiel a su esti­lo, Resi­den­te estu­vo sobre el esce­na­rio con el tor­so des­nu­do y la fra­se «Fuer­za Mapu­che» escri­ta en la espal­da, trans­for­man­do la leyen­da en fenó­meno Twit­ter a esca­la glo­bal.

Por Azkin­tu­we

Car­ga­dos de ges­tos e irre­ve­ren­cia social y polí­ti­ca, el dúo puer­to­rri­que­ño Calle 13 salió al esce­na­rio de la Quin­ta Ver­ga­ra para com­par­tir sus can­cio­nes con el públi­co de Viña del Mar. Fue sólo des­pués de un des­con­cer­tan­te lla­ma­do a una pau­sa comer­cial hecho a últi­mo momen­to por los ani­ma­do­res, que pasa­das las 2 de la madru­ga­da, final­men­te “Resi­den­te” y “Visi­tan­te” pudie­ron ser vis­tos por las cáma­ras de tele­vi­sión de toda Lati­noa­mé­ri­ca, des­ta­can­do de inme­dia­to el men­sa­je “Fuer­za Mapu­che” escri­to en la espal­da des­nu­da del voca­lis­ta.
Sor­pre­si­va­men­te, la leyen­da en home­na­je a la lucha del Pue­blo Mapu­che se trans­for­mó en uno de los prin­ci­pa­les tren­ding topics de la madru­ga­da del jue­ves, es decir, en una de las pala­bras más usa­das en un momen­to dado en Twit­ter a esca­la glo­bal. Es así que a las 03:20 de la madru­ga­da, «Fuer­za Mapu­che» ocu­pa­ba el ter­cer lugar del ran­king ela­bo­ra­do por el bus­ca­dor de Twit­ter y cuya medi­ción esta­dís­ti­ca es rea­li­za­da al ins­tan­te y con­si­de­ra los millo­nes de usua­rios del sis­te­ma a nivel mun­dial.
El espec­tácu­lo de los músi­cos puer­to­rri­que­ños mar­có ade­más un récord de dura­ción en la 52ª ver­sión del tra­di­cio­nal Fes­ti­val Inter­na­cio­nal de la Can­ción, inclu­so de su trans­mi­sión tele­vi­si­va, fina­li­zan­do pasa­das las 4 de la madru­ga­da, con ape­nas una sola “inte­rrup­ción” de los ani­ma­do­res a exi­gen­cia del pro­pio Resi­den­te, que cons­tan­te­men­te pedía “no quie­ro que sal­gan esos caba­lle­ros de allá, no quie­ro que nos inte­rrum­pan, nues­tro prin­ci­pal pre­mio es el aplau­so de esta gen­te”.
Show «indis­ci­pli­na­do»
Tes­ti­gos pri­vi­le­gia­dos del res­pal­do de Calle 13 a la emble­má­ti­ca lucha mapu­che en Chi­le fue­ron los inte­gran­tes del gru­po rock chi­leno, Chan­cho en Pie­dra, quie­nes subie­ron al esce­na­rio para acom­pa­ñar a los músi­cos en su inter­pre­ta­ción de la pre­mia­da “No hay nadie como tú”, al tiem­po que Resi­den­te hacía gala de iro­nía para lla­mar al públi­co “a dis­fru­tar, miren que está muy caro esto de venir a Viña”.

El rit­mo y la crí­ti­ca no se detu­vie­ron ahí, ya que pre­ci­sa­men­te al pre­sen­tar su tema “Ven y cri­tí­ca­me”, apro­ve­chó de dedi­car­la “A todos aque­llos (perio­dis­tas) que me entre­vis­tan sin infor­mar­se, que van a Wiki­pe­dia don­de está todo pega­di­to. A esos me encan­ta dejar­los mal”. No sería la últi­ma. El puer­to­rri­que­ño se tomó el tiem­po de fus­ti­gar al humo­ris­ta Mau­ri­cio Flo­res por su ruti­na, que habría desa­rro­lla­do sólo minu­tos antes. “Está bien eso de la come­dia pero no me gus­ta que se bur­len de los homo­se­xua­les”, expre­só Resi­den­te.

Poco más tar­de, el gru­po lla­mó a Inti Illi­ma­ni his­tó­ri­co para inter­pre­tar jun­tos una emo­ti­va ver­sión de su tema “Lati­noa­mé­ri­ca”, la cual pre­sen­tó bajo el lema “La edu­ca­ción es la nue­va revo­lu­ción”. Pos­te­rior­men­te, Calle 13 con­ti­nuó revi­san­do sus éxi­tos y mos­tran­do su arti­lle­ría social, con fra­ses como “no quie­ro que des­tru­yan la Pata­go­nia con repre­sas”, “la gober­na­do­ra de Ari­zo­na ha saca­do leyes hitle­ria­nas con­tra los lati­nos en EEUU” o “¡Un abu­cheo para la indus­tria de la músi­ca!… por­que hay gen­te bue­na, pero tam­bién hay otros que sólo pien­san en la pla­ta”.

Se cal­cu­la en 100 millo­nes los tele­vi­den­tes que tan solo en Lati­noa­mé­ri­ca siguie­ron en vivo la pre­sen­ta­ción de Calle 13, ello a tra­vés de la señal inter­na­cio­nal de cable A&E. Reco­no­ci­do como el even­to artís­ti­co más impor­tan­te de Amé­ri­ca Lati­na, su 52ª edi­ción es tam­bién retrans­mi­ti­da por impor­tan­tes cana­les como Tele­fé, de Argen­ti­na, y TV Azte­ca, de Méxi­co, quie­nes emi­ten com­pac­tos y rea­li­zan pro­gra­mas espe­cia­les. La señal ofi­cial local corres­pon­de a Chi­le­vi­sión, filial de la esta­dou­ni­den­se Tur­ner Broad­cas­ting Sys­tem. Todas estas cade­nas tenían en su pau­ta pro­gra­má­ti­ca de ayer miér­co­les la pre­sen­ta­ción del gru­po puer­to­rri­que­ño.
Lucha his­tó­ri­ca
Los Mapu­ches (que en su len­gua lla­ma­da mapu­zu­gun sig­ni­fi­ca «gen­te de tie­rra»), son el ter­cer pue­blo indí­ge­na más gran­de de Amé­ri­ca y habi­tan des­de tiem­pos inme­mo­ria­les la zona sur de Chi­le y Argen­ti­na. Actual­men­te lle­van a cabo una lucha rei­vin­di­ca­ti­va por la recu­pe­ra­ción de sus terri­to­rios, ocu­pa­dos por empre­sas fores­ta­les y capi­ta­les pri­va­dos, así como por mayo­res espa­cios de reco­no­ci­mien­to den­tro de ambos Esta­dos. Sus pro­tes­tas e incre­men­ta­ron tras el fin de la dic­ta­du­ra de Pino­chet, cuan­do la empre­sa espa­ño­la Ende­sa se apo­de­ró de par­te de su terri­to­rio para cons­truir el embal­se de una cen­tral hidro­eléc­tri­ca con com­pli­ci­dad del Gobierno de turno, la actual coa­li­ción opo­si­to­ra en Chi­le.

En días recien­tes, 17 líde­res mapu­ches fue­ron juz­ga­dos por «terro­ris­mo» por la jus­ti­cia chi­le­na bajo una Ley crea­da en la dic­ta­du­ra mili­tar. La tota­li­dad de ellos, tras per­ma­ne­cer dos años en cali­dad de pri­sión pre­ven­ti­va, fue­ron absuel­tos de tales car­gos por par­te de los magis­tra­dos del Tri­bu­nal de la ciu­dad de Cañe­te. A media­dos de 2010, una trein­te­na de pre­sos polí­ti­cos mapu­ches pro­ta­go­ni­za­ron una pro­lon­ga­da y dra­má­ti­ca huel­ga de ham­bre exi­gien­do el reti­ro de la Ley Anti­te­rro­ris­ta y un pro­ce­so judi­cial jus­to. Todos ellos con­ti­núan en su jus­ta lucha rei­vin­di­ca­ti­va por la recu­pe­ra­ción de sus tie­rras y el res­pe­to de sus dere­chos colec­ti­vos.

A la fecha, Chi­le es el úni­co Esta­do de la región que no reco­no­ce en su Car­ta Mag­na la exis­ten­cia de pue­blos indí­ge­nas al inte­rior de sus fron­te­ras, ello pese a que esta­dís­ti­cas ofi­cia­les cifran en 6,6 el por­cen­ta­je de los 17 millo­nes de habi­tan­tes de Chi­le que se reco­no­cen como mapu­che. A jui­cio de obser­va­do­res inter­na­cio­na­les, el actual esce­na­rio de con­flic­to mues­tra una grie­ta en la socie­dad chi­le­na y cons­ti­tu­ye una man­cha negra en mate­ria de defen­sa de los dere­chos huma­nos. La déca­da que aca­ba de ter­mi­nar arro­jó un tris­te sal­do de tres jóve­nes acti­vis­tas mapu­ches ase­si­na­dos por la poli­cía, medio cen­te­nar de pre­sos polí­ti­cos, nume­ro­sas cau­sas judi­cia­les en mar­cha y cer­ca de 500 incul­pa­dos, según con­sig­na Nacio­nes Uni­das.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *