La sani­dad es un dere­cho, no un nego­cio- LAB Sin­di­ka­tua

LAB pro­fun­di­za sobre la dife­ren­tes refor­mas sani­ta­rias y las luchas con­tra la pri­va­ti­za­ción

La fun­da­ción IPAR HEGOA del sin­di­ca­to LAB ha cele­bra­do hoy en Bil­bao una jor­na­da sobre las refor­mas sani­ta­rias que se están rea­li­zan­do en el con­jun­to de Euro­pa y en Eus­kal Herria en par­ti­cu­lar. En la jor­na­da han par­ti­ci­pa­do dos repre­sen­tan­tes del CAS de Madrid (Coor­di­na­do­ra Anti-pri­va­ti­za­ción de la Sani­dad Publi­ca) y un res­pon­sa­ble del sec­tor de sani­dad de LAB.

Con esta ini­cia­ti­va se ha que­ri­do pro­fun­di­zar sobre los pro­ce­sos de refor­ma que se están dan­do en los sis­te­mas sani­ta­rios públi­cos siguien­do los dic­ta­dos de los orga­nis­mos eco­nó­mi­cos inter­na­cio­na­les ( FMI y BM) a fin de redu­cir el gas­to sani­ta­rio públi­co y abrir el mer­ca­do de la salud a intere­ses eco­nó­mi­cos pri­va­dos de mane­ra gene­ra­li­za­da.

La agre­sión que está sufrien­do la sani­dad publi­ca tie­ne un refle­jo en la cali­dad asis­ten­cial, el recor­te del gas­to des­ti­na­do a la salud hace que se reduz­ca el empleo en el sec­tor sani­ta­rio públi­co, se reduz­can las pres­ta­cio­nes y se pri­va­ti­cen gran par­te de los ser­vi­cios.

Esta refor­ma neo­li­be­ral se ha agra­va­do con la cri­sis del sis­te­ma, ace­le­ran­do los pro­ce­sos sin nin­gún tipo de deba­te polí­ti­co ni social. Por ello des­de LAB con­si­de­ra­mos impor­tan­te reco­ger opi­nio­nes y expe­rien­cias de otros sis­te­mas para com­par­tir alter­na­ti­vas y pro­ce­sos de lucha abier­tos.

Las luchas por mejo­rar el esta­do de salud de la pobla­ción for­man par­te de una lucha sin duda más glo­bal, la de con­se­guir una socie­dad más jus­ta, y por ello más sana, y supe­rar aque­llos aspec­tos eco­nó­mi­cos y socia­les que son noci­vos o con­tra­dic­to­rios con la salud. Por tan­to, una socie­dad más sana es en sí mis­ma una exi­gen­cia de una socie­dad dis­tin­ta, de otro orden social, polí­ti­co y eco­nó­mi­co, en don­de la salud no sea uti­li­za­da en tér­mi­nos de acu­mu­la­ción y con­se­cu­ción de bene­fi­cio.

Es impor­tan­te recor­dar que la defen­sa de los sis­te­mas públi­cos de salud debe ser una tarea prio­ri­ta­ria de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les de cla­se, un com­pro­mi­so que tie­ne que ir acom­pa­ña­do de una acti­tud crí­ti­ca para con­so­li­dar y mejo­rar el acce­so, la cali­dad y la efi­cien­cia de los pro­pios ser­vi­cios.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *