El Fren­te Nacio­nal de Juven­tu­des en Resis­ten­cia – TR-Hon­du­ras

a – Da a cono­cer su posi­ción polí­ti­ca pre­vió a la Asam­blea Nacio­nal de Dele­ga­dos y Dele­ga­das del FNJR este sába­do 12 y domin­go 13 de febre­ro del 2011 en el depar­ta­men­to de Inti­bu­cá, como paso fir­me en el camino rum­bo a la Asam­blea Nacio­nal de Dele­ga­dos y Dele­ga­das del Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar (FNRP) que se lle­va­rá a cabo el 26 de febre­ro del 2011 en la ciu­dad de Tegu­ci­gal­pa, capi­tal de Hon­du­ras.

Como pla­ta­for­ma nacio­nal que aglu­ti­na a dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes, colec­ti­vos y per­so­nas que son par­te de la Resis­ten­cia Popu­lar, el Fren­te Nacio­nal de Juven­tu­des en Resis­ten­cia (FNJR) man­tie­ne fir­me­men­te el NO reco­no­ci­mien­to al régi­men que enca­be­za Por­fi­rio Lobo que es una dic­ta­du­ra mili­tar y oli­gár­qui­ca que ata­ca de mane­ra cons­tan­te a la pobla­ción hon­du­re­ña así como el res­to de gobier­nos que bajo las con­di­cio­nes actua­les le suce­dan.

Enten­de­mos el NO reco­no­ci­mien­to como una nece­si­dad de accio­nes pun­tua­les, en las que el FNJR man­tie­ne rotas de mane­ra irre­con­ci­lia­ble todo tipo de nego­cia­ción, coope­ra­ción o inter­cam­bio con los sec­to­res ofi­cia­les que admi­nis­tran el Régi­men, man­te­nien­do de mane­ra cons­tan­te el lla­ma­mien­to y la pla­ni­fi­ca­ción de accio­nes de des­obe­dien­cia civil.

Reafir­ma­mos nues­tro com­pro­mi­so por la defen­sa de los dere­chos his­tó­ri­cos de los sec­to­res mas explo­ta­dos par­ti­cu­lar­men­te la juven­tud que salió a hacer fren­te al régi­men gol­pis­ta y con­ti­núa fir­me en las con­vic­cio­nes por una patria más jus­ta. Exi­gien­do fir­me­men­te el retorno de Manuel Zela­ya y de los com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras en exi­lio for­za­do en su mayo­ría jóve­nes.

El FNJR cree en la For­ma­ción Polí­ti­co Ideo­ló­gi­ca como herra­mien­ta para cons­truir el ver­da­de­ro Poder Popu­lar, crean­do las posi­bi­li­da­des para el desa­rro­llo de todos los jóve­nes y las jóve­nes en todas las acti­vi­da­des pro­pias de la polí­ti­ca des­de la pre­pa­ra­ción per­so­nal has­ta la inter­ac­ción colec­ti­va.

Reafir­ma­mos la nece­si­dad de seguir tra­ba­jan­do bajo los prin­ci­pios y obje­ti­vos estra­té­gi­cos del FNRP como lo son La ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, la ela­bo­ra­ción y apro­ba­ción de una nue­va CONSTITUCION POLITICA, LA REFUNDACION DE HONDURAS Y LA CONSTRUCCION DEL PODER POPULAR, así como su carác­ter anti­im­pe­ria­lis­ta, anti­ca­pi­ta­lis­ta, anti patriar­cal, anti­rra­cis­ta, etc. En ese sen­ti­do cree­mos en la Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te Ori­gi­na­ria, Libre, sobe­ra­na y demo­crá­ti­ca como pun­to de par­ti­da para Refun­dar Hon­du­ras, pero enten­de­mos que una nue­va cons­ti­tu­ción popu­lar solo será posi­ble con una cons­truc­ción cons­cien­te de todos y todas, uti­li­zan­do el enten­di­mien­to de la polí­ti­ca para ase­gu­rar una par­ti­ci­pa­ción real y con­tun­den­te en el enfren­ta­mien­to con­tra la oli­gar­quía, pero tam­bién con los prin­ci­pios cla­ros para no per­der el camino, cons­tru­yen­do una ideo­lo­gía pro­pia que supere la actual ideo­lo­gía de domi­na­ción que ha per­mi­ti­do a un peque­ño gru­po man­te­ner­se en el poder.

La insu­rrec­ción popu­lar par­te de la des­obe­dien­cia civil que tie­ne muchas expre­sio­nes como la huel­ga gene­ral, el blo­queo de vías de tran­si­to de las mer­can­cías de la oli­gar­quía, el boi­cot, la movi­li­za­ción per­ma­nen­te, la orga­ni­za­ción y otros medios, los cua­les nos deben lle­var por el camino de la refun­da­ción del país des­ar­ti­cu­lan­do el actual orden de explo­ta­ción de modo que la Resis­ten­cia Popu­lar asu­ma el con­trol admi­nis­tra­ti­vo del Esta­do y se enca­mi­ne en gene­rar nue­vas for­mas de pro­du­cir rique­za con una dis­tri­bu­ción jus­ta, rom­pien­do los ejes de acu­mu­la­ción inhu­ma­na crea­dos has­ta aho­ra que solo bene­fi­cian a la oli­gar­quía y a quie­nes les sir­ven obe­dien­te­men­te.

El FNRP debe con­si­de­rar la nece­si­dad de pro­fun­di­zar el deba­te sobre la Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te, la auto con­vo­ca­to­ria a la mis­ma, y la orga­ni­za­ción de alter­na­ti­vas de par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral que nos con­lle­ve a la arti­cu­la­ción de pro­pues­tas sobre estos temas.

Como FNJR con­si­de­ra­mos que en la actual coyun­tu­ra sin la derro­ta del régi­men de Lobo no es per­ti­nen­te par­ti­ci­par en pro­ce­sos elec­to­ra­les. Por lo que plan­tea­mos la nece­si­dad de seguir gene­ran­do espa­cios de dis­cu­sión en las dis­tin­tas regio­nes para pro­fun­di­zar el pro­ce­so de for­ma­ción. En ese sen­ti­do no hay que apre­su­rar la deci­sión sobre estos temas y enca­jar­los a fechas esta­ble­ci­das en el mar­co de la asam­blea nacio­nal del 26 de febre­ro.

La Orga­ni­za­ción Popu­lar es nues­tra tarea cons­tan­te pues solo a tra­vés de la con­so­li­da­ción de los colec­ti­vos en resis­ten­cia logra­re­mos dar voz y poder de deci­sión a cada barrio, colo­nia, muni­ci­pio, aldea, cole­gio, orga­ni­za­ción, gru­po y cual­quier otra mani­fes­ta­ción colec­ti­va que debe tener la capa­ci­dad de deci­dir sobre sus pro­pios des­ti­nos y sumar­se al gran pro­yec­to his­tó­ri­co de refun­dar nues­tra Patria.

La fuer­za de la Resis­ten­cia Popu­lar resi­de en su ampli­tud y uni­dad por lo que como FNJR pro­mo­ve­mos la incor­po­ra­ción de todos los intere­ses y agen­das en la lucha colec­ti­va, así como la cons­tan­te inclu­sión de jóve­nes en el pro­ce­so de lucha popu­lar. Solo a tra­vés de la apro­pia­ción cons­cien­te de todas las nece­si­da­des de la pobla­ción podre­mos ter­mi­nar con la dis­cri­mi­na­ción por temas reli­gio­sos, racia­les, de diver­si­dad sexual, étni­cos, feno­tí­pi­cos y cual­quier expre­sión de la con­di­ción huma­na.

Cree­mos que la soli­da­ri­dad debe ser mili­tan­te y de accio­nes con­tun­den­tes por lo que nues­tra prio­ri­dad siem­pre serán los sec­to­res o regio­nes que se encuen­tren en con­di­cio­nes de mayor inde­fen­sión y cuya lucha es un ejem­plo de dig­ni­dad. Des­ta­ca­mos en la coyun­tu­ra actual la nece­si­dad refor­zar la lucha por la defen­sa de la edu­ca­ción públi­ca, la sobe­ra­nía sobre el terri­to­rio nacio­nal y de los recur­sos natu­ra­les, el repu­dio de los ase­si­na­tos por per­se­cu­ción polí­ti­ca ideo­ló­gi­ca con­tra mili­tan­tes de la resis­ten­cia como el caso de los cam­pe­si­nos en el Bajo Aguan, la lucha de los pobla­do­res y pobla­do­ras de Zaca­te Gran­de, que en ambos casos se enfren­tan a Miguel Facus­sé como repre­sen­tan­te de la oli­gar­quía y de la agre­sión a los com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras.

La defen­sa de los Dere­chos Huma­nos nun­ca pue­de entrar en rece­so de nues­tra par­te y sere­mos siem­pre defen­so­res y defen­so­ras vehe­men­tes del dere­cho a la vida y de la dig­ni­dad de las per­so­nas. Des­de el FNJR recha­za­mos todas las men­ti­ras que se difun­den a tra­vés de sus vicia­dos medios de comu­ni­ca­ción para jus­ti­fi­car ata­ques con­tra lucha­do­res y lucha­do­ras cuyas úni­cas armas son las ideas, el tra­ba­jo y la con­vic­ción.

A tra­vés de la soli­da­ri­dad, la orga­ni­za­ción y la for­ma­ción en el FNJR nos pro­po­ne­mos tra­ba­jar por que el FNRP reto­me la pro­fun­di­za­ción del enfren­ta­mien­to con la oli­gar­quía bus­can­do la uni­fi­ca­ción de la lucha de los dis­tin­tos sec­to­res, enten­dien­do a la movi­li­za­ción popu­lar como una nece­si­dad urgen­te que debe reto­mar­se de mane­ra esca­lo­na­da así como la prác­ti­ca de acti­vi­da­des pro­pias de los dis­tin­tos colec­ti­vos.

El Fren­te Nacio­nal de Juven­tu­des en Resis­ten­cia (FNJR) rati­fi­ca su par­ti­ci­pa­ción mili­tan­te en el Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar (FNRP) que es la máxi­ma expre­sión de lucha popu­lar en la his­to­ria de nues­tro país y que se ha con­ver­ti­do en un ejem­plo de uni­dad y dig­ni­dad a nivel mun­dial, crean­do una posi­bi­li­dad real para ven­cer de mane­ra defi­ni­ti­va a la oli­gar­quía acos­tum­bra­da a explo­tar­nos y los sec­to­res arcai­cos de la fuer­za arma­das acos­tum­bra­dos a aplas­tar­nos.

La vic­to­ria popu­lar se encuen­tra en una diná­mi­ca irre­ver­si­ble y nues­tro com­pro­mi­so como FNJR está en ase­gu­rar que todos los sec­to­res opri­mi­dos logren su libe­ra­ción.

La Espe­ran­za, Inti­bu­cá, 13 de febre­ro de 2011


Pro­gra­ma de la Radio la Voz de la Resis­ten­cia Hon­du­re­ña

Dick Ema­nuels­son

Envia­mos un enla­ce de AUDIO del pro­gra­ma ano­che de la Radio la Voz de la Resis­ten­cia Hon­du­re­ña sobre algu­nos temas de la pri­me­ra asam­blea del Fren­te Nacio­nal.


Alian­za soli­da­ria de radios comu­ni­ta­rias trans­mi­ti­rá Asam­blea del FNRP


Car­ta de Zela­ya a la Asam­blea del FNRP

San­to Domin­go, 23 de febre­ro de 2011
Com­pa­ñe­ros y Com­pa­ñe­ras
Dele­ga­dos a la Asam­blea Nacio­nal
Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar
Pue­blo Hon­du­re­ño en Resis­ten­cia

A pocas horas de dar ini­cio al even­to más impor­tan­te en la his­to­ria polí­ti­ca hon­du­re­ña, des­de la for­ma­ción de los par­ti­dos polí­ti­cos tra­di­cio­na­les, a todos los miem­bros del FNRP les lla­mo a impul­sar un movi­mien­to de libe­ra­ción nacio­nal, basa­do en prin­ci­pios e ideas revo­lu­cio­na­rias, pro socia­lis­tas, para cons­truir una nue­va socie­dad.

Es impor­tan­te saber que mi pre­sen­cia físi­ca sigue sien­do obs­ta­cu­li­za­da por los pla­nes estra­té­gi­cos de expan­sión del impe­rio, que son los mis­mos que dic­ta­ron mi sali­da abrup­ta de la admi­nis­tra­ción del esta­do, uti­li­zan­do aque­llos trai­do­res de la patria, que en los últi­mos cin­cuen­ta años gober­na­ron sin deco­ro, sin éti­ca y sin moral.

Cada día que pasa, si bien es cier­to entra­mos en aguas más tur­bu­len­tas, debe­mos tener con­fian­za que la resis­ten­cia sigue con­so­li­dan­do la con­cien­cia nacio­nal, que se apo­ya en la uni­dad, en el cono­ci­mien­to, las ideas y la cons­truc­ción del pen­sa­mien­to popu­lar; estas son las armas para unir esta asam­blea del pue­blo que se libe­ra.

Des­de su naci­mien­to, el fren­te es una orga­ni­za­ción polí­ti­ca, por defi­ni­ción, demo­crá­ti­ca inclu­yen­te y libre, esto se debe reafir­mar; evi­tan­do la “terri­ble” posi­bi­li­dad de que se con­vier­ta en esta asam­blea en un “nue­vo” par­ti­do tra­di­cio­nal, y que esta dis­cu­sión nos ori­lle a actuar exac­ta­men­te como uno de ellos.

No debe­mos repe­tir la mis­ma his­to­ria de vie­jos par­ti­dos «emer­gen­tes», que asu­mie­ron las prác­ti­cas vicio­sas de los par­ti­dos tra­di­cio­na­les, y ter­mi­na­ron actuan­do de peor for­ma que estos. Lo mis­mo podría ocu­rrir si acep­tá­ra­mos irre­fle­xi­va­men­te el plan­tea­mien­to de bue­na fe de entrar ya en el ámbi­to elec­to­ral.

No con­si­de­ro extra­ña esta posi­ción, pues como socie­dad, ten­de­mos a repro­du­cir los patro­nes que sigue la cla­se domi­nan­te; lo com­pli­ca­do del reto es cons­truir un pro­ce­so nue­vo.

Los pro­ce­sos elec­to­ra­les en cual­quier socie­dad lati­no­ame­ri­ca­na son vir­tual­men­te inelu­di­bles para los pue­blos en vías de libe­ra­ción; noso­tros no somos la excep­ción, pero eso no debe tomar­se como una obli­ga­ción, sino como una misión más. Está cla­ro que en este momen­to nues­tra par­ti­ci­pa­ción en elec­cio­nes ten­dría efec­tos más des­truc­ti­vos que posi­ti­vos; no exis­ten con­di­cio­nes, y el con­trol de los gol­pis­tas sobre todos los orga­nis­mos de apli­ca­ción de jus­ti­cia, hacen invia­ble por aho­ra esta posi­bi­li­dad. Sin embar­go, la reali­dad es diná­mi­ca, y las coyun­tu­ras pue­den cam­biar y estas nos obli­gan, a veces, de mane­ra súbi­ta, a tomar deci­sio­nes tras­cen­den­ta­les. No estar lis­tos no quie­re decir que debe­mos estar inmó­vi­les; al con­tra­rio, nos obli­ga a lle­var nues­tra lucha a nive­les de acción orga­ni­za­da para exi­gir y pre­sio­nar has­ta que las con­di­cio­nes sean las que reque­ri­mos.

El Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar como una enti­dad Polí­ti­ca, debe con­ti­nuar la inten­sa tarea de orga­ni­za­ción, for­ma­ción y movi­li­za­ción en todas las uni­da­des geo­grá­fi­cas del país; des­de el case­río has­ta el nivel nacio­nal; nece­si­ta­mos apro­xi­ma­da­men­te 25 mil direc­ti­vas para estar lis­tos: nin­gún cam­bio es posi­ble si el pue­blo no está orga­ni­za­do.

Hay que con­si­de­rar que den­tro del fren­te, exis­ti­mos hom­bres y muje­res deci­di­dos a luchar con todo y a arries­gar­lo todo; no per­da­mos la opor­tu­ni­dad abrien­do des­de este momen­to com­pe­ten­cias esté­ri­les entre noso­tros.

El avan­ce impla­ca­ble del neo­li­be­ra­lis­mo en nues­tro país, las vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos la muti­la­ción de las con­quis­tas socia­les de maes­tros, obre­ros cam­pe­si­nos e indí­ge­nas; nos demues­tran que en esa mate­ria hemos retro­ce­di­do muchos años, espe­cial­men­te con la reapa­ri­ción de prác­ti­cas del cri­men polí­ti­co que se remon­tan a los años ochen­ta. No pode­mos seguir espe­ran­do que alguien más haga jus­ti­cia por noso­tros; debe­mos exi­gir aho­ra mis­mo el des­man­te­la­mien­to de todo el apa­ra­to que encu­bre los gru­pos para­mi­li­ta­res y el sis­te­ma admi­nis­tra­dor de jus­ti­cia, no solo por su com­pli­ci­dad en el cri­men del gol­pe de esta­do, sino por su com­pla­cien­te acti­tud fren­te de los ver­du­gos del pue­blo. Esto solo lo logra­re­mos con la acción per­ma­nen­te de pre­sión popu­lar.

A los gru­pos que actúan como un perro sedien­to de san­gre e insa­cia­ble en sus deseos de tor­tu­rar; así como la impu­ni­dad y la inde­fen­sión en que nos encon­tra­mos debe­mos denun­ciar­los en for­ma coti­dia­na, a nivel nacio­nal e inter­na­cio­nal, no pode­mos dejar esta inmen­sa car­ga a un gru­po de defen­so­res de dere­chos huma­nos que cada día tie­nen más tra­ba­jo, debi­do a la impu­ni­dad con que actúan los ase­si­nos. Defen­der­nos es una tarea de todos, y desa­fiar al sis­te­ma opre­sor de jus­ti­cia es una for­ma legí­ti­ma de pro­te­ger­nos.

La misión es for­ta­le­cer­nos y abrir tan­tos fren­tes de lucha, por nues­tras deman­das, como sea posi­ble, no dar tre­gua; del mis­mo modo que ellos son impla­ca­bles, noso­tros debe­mos demos­trar que somos inven­ci­bles.

La auto con­vo­ca­to­ria cons­ti­tu­yen­te es una pro­pues­ta que for­mu­la­mos des­de el mes de agos­to del 2010, y debe­mos avan­zar en ella has­ta ela­bo­rar la nue­va cons­ti­tu­ción don­de estén todos nues­tros dere­chos sobe­ra­nos.

Es impe­ra­ti­vo deman­dar que se haga uso tras­pa­ren­te de las figu­ras de refe­ren­do y ple­bis­ci­to a la mayor bre­ve­dad posi­ble; con ello movi­li­za­mos el pue­blo, lo orga­ni­za­mos y aco­rra­la­mos al enemi­go en su pro­pia tram­pa.

Que­re­mos una socie­dad libre que res­pe­te el dere­cho de pro­pie­dad pero que ese dere­cho par­ti­cu­lar no esté por enci­ma del dere­cho colec­ti­vo. Que­re­mos que los ciu­da­da­nos estén por enci­ma del mer­ca­do, y el bien­es­tar común sea el pro­pó­si­to de la socie­dad. Hon­du­ras no es una pro­pie­dad pri­va­da, ins­cri­ta en el regis­tro mer­can­til a nom­bre de unas pocas fami­lias que se creen due­ñas del patri­mo­nio nacio­nal.

Los que sien­ten en esta lucha que esto no corres­pon­de a sus expec­ta­ti­vas, debe­rían con­si­de­rar seria­men­te la posi­bi­li­dad de que están en el lado equi­vo­ca­do.

Com­pa­trio­tas, tam­po­co es cre­yén­do­nos más revo­lu­cio­na­rios que otros que cons­trui­mos la nue­va Hon­du­ras; es reco­no­cien­do el revo­lu­cio­na­rio que hay en cada resis­ten­te, de las dife­ren­tes fuer­zas polí­ti­cas y socia­les en resis­ten­cia ‑libe­ra­les UD – que inte­gra­mos el fren­te.

Exi­gir la res­tau­ra­ción del Esta­do demo­crá­ti­co, el fin de la impu­ni­dad por los crí­me­nes de lesa huma­ni­dad, y la con­vo­ca­to­ria a una Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te amplia, inclu­yen­te, jus­ta, sobe­ra­na y ori­gi­na­ria es una misión en la que no pode­mos retro­ce­der.

Des­pués de casi 2 dos años que fui­mos expul­sa­dos vio­len­ta­men­te de nues­tra tie­rra Igual que cien­tos de com­pa­trio­tas, con­fia­mos que esta asam­blea sea un acto de espe­ran­za para la refun­da­ción de Hon­du­ras, y que cum­pla su misión de abun­dar en posi­cio­nes de uni­dad y prác­ti­cas demo­crá­ti­cas.

Resis­ti­mos y ven­ce­re­mos.

José Manuel Zela­ya Rosa­les
Coor­di­na­dor Gene­ral

http://​tr​-hon​du​ras​.nue​va​ra​dio​.org/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *