Las cifras detrás de las revuel­tas en Medio Orien­te y el Nor­te de Áfri­ca-Rebe­lión.

¿Qué deter­mi­na los paí­ses de Medio Orien­te o del Nor­te de Áfri­ca (MENA) que ten­drán revuel­tas?

El 3 de febre­ro, el Eco­no­mist pre­sen­tó una lis­ta de paí­ses “vul­ne­ra­bles” según los índi­ces de demo­cra­cia, corrup­ción y liber­tad de pren­sa:

El grá­fi­co mues­tra los datos de la Liga Ára­be, el nom­bre del gober­nan­te, el año de acce­so al poder, el ran­king mun­dial de 2010 de ‘demo­cra­cia’, corrup­ción y liber­tad de pren­sa.

Des­em­pleo

Pero el índi­ce del Eco­no­mist no con­si­de­ra el des­em­pleo.

Como seña­la Alter­net:

Cifras de la Orga­ni­za­ción Ára­be del Tra­ba­jo (ALO) mues­tran que los paí­ses ára­bes están entre los que tie­nen las tasas de des­em­pleo más ele­va­das del mun­do –un pro­me­dio del 14,5% en el año fis­cal 2007/​2008 en com­pa­ra­ción con el pro­me­dio inter­na­cio­nal de un 5,7%- Las tasas pue­den ser aún mayo­res si se acep­tan los cálcu­los extra­ofi­cia­les.

El espe­cia­lis­ta en ries­go glo­bal Mi2g seña­la:

Hay muchos “huér­fa­nos” y la mayo­ría son jóve­nes –un 65% de la pobla­ción de la Liga Ára­be tie­ne menos de 30 años-. Las tasas de des­em­pleo juve­nil son exor­bi­tan­tes, has­ta un 75% en algu­nos paí­ses como Arge­lia. Aun­que la eco­no­mía infor­mal sumi­nis­tra una com­pen­sa­ción par­cial, no da nin­gu­na segu­ri­dad; la Revo­lu­ción del Jaz­mín fue pro­vo­ca­da por la auto­in­mo­la­ción de un joven des­ocu­pa­do, Moha­med Boua­zi­zi, des­pués de que la poli­cía le con­fis­có la carre­ti­lla que uti­li­za­ba para sobre­vi­vir ven­dien­do fru­tas y vege­ta­les.

El 2 de febre­ro Nomu­ra publi­có un infor­me escri­to por Ste­ven Cook del Con­se­jo de Rela­cio­nes Exte­rio­res, en el que argu­men­ta­ba que el des­em­pleo y el empleo a tiem­po par­cial de los jóve­nes –jun­to con una gran pro­por­ción de jóve­nes– son hechos pri­mor­dia­les que impul­san la revuel­ta en Medio Orien­te:

Tan­to en Túnez como en Egip­to hay fac­to­res en jue­go que tam­bién se encuen­tran en otras eco­no­mías de la región, espe­cial­men­te: Un régi­men auto­crá­ti­co y corrup­to [y] una impor­tan­te can­ti­dad de jóve­nes y el des­em­pleo y empleo a tiem­po par­cial…

En otras pala­bras, cuan­do hay mucha gen­te joven des­em­plea­da o sub­em­plea­da, pue­de rebe­lar­se.

Lo que sigue son esta­dís­ti­cas de Nomu­ra que mues­tran el por­cen­ta­je de jóve­nes meno­res de 15 años y la edad pro­me­dio en años en Medio Orien­te y el Nor­te de Áfri­ca:

País Pobla­ción

de <15

Media de

edad (2010)

Arge­lia

27,0% 26,2%
Egip­to 32,1% 23,9%
Irán 23,8% 26,8%
Iraq 40,7% 19,3%
Jor­da­nia 34,0% 22,8%
Libia 30,1% 26,2 %
Marrue­cos 28,0% 26,2%
Ara­bia Sau­dí 32,0 % 24,6%
Siria 34,7% 22,5%
Túnez 22,9% 29,1%
Yemen 43,4% 17,8%

El 9 de febre­ro, el Eco­no­mist publi­có un índi­ce revi­sa­do, que deno­mi­na el “índi­ce del lan­za­dor de zapa­tos” (el lan­za­mien­to de los zapa­tos a alguien es el mayor signo de fal­ta de res­pe­to en el mun­do ára­be).

El índi­ce da un valor espe­cí­fi­co de 35% a la par­te de la pobla­ción que tie­ne menos de 25 años; 15% para la can­ti­dad de años que el gobierno lle­va en el poder; 15% para la corrup­ción y fal­ta de demo­cra­cia, medi­dos según los índi­ces exis­ten­tes; 10% para el PIB por per­so­na; 5% para un índi­ce de cen­su­ra y un 5% para la can­ti­dad abso­lu­ta de per­so­nas meno­res de 25 años.

Índi­ce de males­tar en la Liga Ára­be – 2010 o el últi­mo año dis­po­ni­ble. 100=el más ines­ta­ble.

*Exclu­yen­do Dji­bou­ti, las Como­res, terri­to­rios pales­ti­nos, Soma­lia y Sudán.

Como nota al mar­gen, el des­em­pleo juve­nil aumen­ta en todo el glo­bo. Como infor­mó en agos­to pasa­do el New York Times:

El des­em­pleo juve­nil ha aumen­ta­do a un nue­vo nivel máxi­mo en todo el mun­do y es pro­ba­ble que aumen­te más este año, dijo una agen­cia de las Nacio­nes Uni­das el jue­ves, mien­tras advier­te de una “gene­ra­ción per­di­da” ya que los jóve­nes renun­cian a bus­car tra­ba­jo.

La Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo, dijo en un infor­me que de unos 620 millo­nes de jóve­nes de entre 15 y 24 años en el mun­do labo­ral, cer­ca de 81 millo­nes esta­ban sub­em­plea­dos a fina­les de 2009 –el mayor nivel en dos déca­das de datos de la orga­ni­za­ción, basa­da en Gine­bra-.

La tasa de des­em­pleo juve­nil aumen­tó al 13% en 2009 del 11,9% en la últi­ma eva­lua­ción en 2007.

“Nun­ca ha habi­do un aumen­to de esta mag­ni­tud –tan­to en tér­mi­nos de por­cen­ta­je como de can­ti­dad– des­de que esta­mos regis­tran­do los datos”, dijo Ste­ven Kap­sos, eco­no­mis­ta de la orga­ni­za­ción. La agen­cia pro­nos­ti­ca que la tasa glo­bal de des­em­pleo juve­nil segui­ría aumen­tan­do duran­te 2010 al 13,1%, mien­tras con­ti­núan los efec­tos de la cri­sis eco­nó­mi­ca. Lue­go debe­ría dis­mi­nuir a un 12,7% en 2011.

***

En algu­nos paí­ses euro­peos espe­cial­men­te afec­ta­dos, inclui­dos Espa­ña y Gran Bre­ta­ña, muchos jóve­nes se han des­alen­ta­do y renun­cia­do a bus­car tra­ba­jo, dijo. La ten­den­cia ten­drá “con­se­cuen­cias sig­ni­fi­ca­ti­vas para los jóve­nes”, mien­tras más y más se suman a las filas de los que ya están des­ocu­pa­dos, dijo. Esto tie­ne el poten­cial de crear una “gene­ra­ción per­di­da” for­ma­da por jóve­nes que han sali­do del mer­ca­do labo­ral por haber per­di­do toda espe­ran­za de poder tra­ba­jar para vivir decen­te­men­te.

***

Datos de Euros­tat, la agen­cia esta­dís­ti­ca de la Unión Euro­pea, mues­tran que Espa­ña tuvo una tasa de des­em­pleo del 40,5% en mayo para per­so­nas meno­res de 25 años.

Por cier­to, como he seña­la­do ante­rior­men­te, el des­em­pleo juve­nil tam­bién es muy alto en EE.UU. Y cuan­do se con­si­de­ra a los que han renun­cia­do a bus­car tra­ba­jo y los que están emplea­dos a tiem­po par­cial (es decir uti­li­zan­do la medi­da U‑6 de des­em­pleo), es obvio que la juven­tud de gran par­te del mun­do está sufrien­do un des­em­pleo al nivel de una Depre­sión.

Ali­men­tos

Como muchos han seña­la­do, el aumen­to de los pre­cios de los ali­men­tos ha sido una de las muchas razo­nes de las revuel­tas en Túnez, Egip­to, Barein, Yemen, Libia y otros sitios.

Nomu­ra seña­ló el pasa­do mes de sep­tiem­bre:

El Ban­co Mun­dial (2009, pági­na 11) cal­cu­la que casi dos ter­cios del ingre­so total se gas­ta en ali­men­tos en la pobla­ción urba­na pobre del mun­do en desa­rro­llo. Los altos pre­cios de los ali­men­tos redu­cen la capa­ci­dad de enca­rar inclu­so las nece­si­da­des bási­cas y pue­de lle­var a un aumen­to de la pobre­za y con­ver­tir­se en una fuen­te poten­cial de pro­tes­tas, dis­tur­bios y ten­sión polí­ti­ca…

Alter­net seña­la:

“Los tune­ci­nos y los arge­li­nos tie­nen ham­bre. Los egip­cios y los yeme­níes los siguen de cer­ca”, escri­bió el comen­ta­ris­ta de los Emi­ra­tos Mishaal Al Ger­ga­wi en el perió­di­co Gulf News basa­do en Duba. «Moham­mad Boua­zi­zi no se inmo­ló por el fue­go por­que no podía nave­gar por Inter­net o votar. La gen­te se inmo­la por­que no sopor­ta ver que su fami­lia des­apa­re­ce len­ta­men­te, no por pena, sino por un ham­bre atroz.”

Mien­tras los esta­dou­ni­den­ses gas­tan menos de un 15% de los gas­tos del hogar en ali­men­tos, los egip­cios gas­tan 50%.

Como infor­ma UPI:

Exac­ta­men­te como en Túnez, la chis­pa fue el ver­ti­gi­no­so aumen­to de los pre­cios de los ali­men­tos –que aumen­ta­ron un 17% al año en Egip­to- Es insano en cual­quier eco­no­mía pero par­ti­cu­lar­men­te en una en la que, como cal­cu­la la casa de inver­sión Nomu­ra, un pro­me­dio del 50% de los gas­tos del hogar se des­ti­na a los ali­men­tos. (En EE.UU., en com­pa­ra­ción, los cos­tes de los ali­men­tos repre­sen­tan un 14% –y están bajan­do– del Índi­ce de Pre­cios al Con­su­mi­dor.)

Esto se lo pue­den agra­der los egip­cios, en gran par­te, a la Reser­va Fede­ral de EE.UU. y sus polí­ti­cas de “ajus­te cuan­ti­ta­ti­vo”, cono­ci­das por muchos como “impre­sión de dine­ro”.

Nomu­ra pre­pa­ró el siguien­te cua­dro sinóp­ti­co que mues­tra los gas­tos de un hogar como por­cen­ta­je del ingre­so (He pues­to en negri­ta la infor­ma­ción sobre paí­ses del MENA):

Ran­go País (NFVI) Índi­ce de vul­ne­ra­bi­li­dad ali­men­ta­ria de Nomu­ra PIB per capi­ta, pre­cios actua­les US$ Gas­tos domés­ti­cos en ali­men­tos % Expor­ta­cio­nes netas de ali­men­tos

(% del PIB)

1 Ban­gla­desh 101,5 497 53,8 -3,3
2 Marrue­cos 101,3 2.769 63,0 -2,1
3 Arge­lia 101,3 4.845 53,0 -2,8
4 Nige­ria 101,2 1.370 73,0 -0,9
5 Líbano 101,2 6.978 34,0 -3,9
6 Egip­to 101,0 1.991 48,1 -2,1
7 Sri Lan­ka 101,0 2.013 39,6 -2,7
8 Sudán 100,9 1.353 52,9 -1,3
9 Hong Kong 100,9 30.863 25,8 -4,4
10 Azer­bai­yán 100,8 5.315 60,2 -0,6
11 Ango­la 100,8 4.714 46,1 -1,4
12 Ruma­nia 100,7 9.300 49,4 -1,1
13 Fili­pi­nas 100,7 1.847 45,6 -1,0
14 Kenia 100,7 783 45,8 -0,8
15 Pakis­tan 100,6 991 47,6 -0,4
16 Libia 100,6 14.802 37,2 -1,7
17 Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na 100,6 4.576 38,3 -1,1
18 Túnez 100,5 3.903 36,0 -1,1
19 Bul­ga­ria 100,5 6.546 49,5 -0,1
20 Ucra­nia 100,5 3.899 61,0 0,9
21 India 100,4 1.017 49,5 0,3
22 Chi­na 100,4 3.267 39,8 -0,3
23 Leto­nia 100,4 14.908 34,3 -1,1
24 Viet­nam 100,4 1.051 50,7 0,8
25 Vene­zue­la 100,4 11.246 32,6 -1,0
26 Por­tu­gal 100,4 22.923 28,6 -1,8
27 Ara­bia Sau­dí 100,3 19.022 25,1 -1,8
28 Kazajs­tán 100,3 8.513 44,7 0,1
29 Uzbe­kis­tan 100,3 1.023 34,7 -0,3
30 Rusia 100,3 11.832 34,4 -0,7
31 Méxi­co 100,3 10.232 34,0 -0,5
32 Indo­ne­sia 100,2 2.246 47,9 1,0
33 Croa­cia 100,2 15.637 30,1 -0,9
34 Perú 100,2 4.477 31,8 -0,3
35 Gre­cia 100,2 31.670 38,3 -0,7
36 Bie­lo­rru­sia 100,1 6.230 42,3 0,8
37 Eslo­ve­nia 100,1 27.019 25,8 -1,3
38 Siria 100,1 2.682 47,9 1,5
39 Tur­quía 100,1 9.942 35,2 0,2
40 Corea del Sur 100,1 19.115 23,1 -0,9
41 Colom­bia 100,1 5.416 28,0 0,0
42 Sudá­fri­ca 100,0 5.678 25,0 -0,1
43 Ser­bia 100,0 6.811 44,8 1,4
44 Repú­bli­ca Che­ca 100,0 20.673 27,4 -0,4
45 Lithua­nia 100,0 14.098 41,1 1,1
46 Gua­te­ma­la 99,9 2.848 37,1 1,3
47 Eslo­va­quia 99,9 18.212 22,3 -0,4
48 Polo­nia 99,9 13.845 32,1 0,7
49 Sin­ga­pur 99,9 37.597 21,9 -1,0
50 Kuwait 99,9 54.260 30,0 -1,1
51 Rei­no Uni­do 99,8 43.541 22,5 -1,0
52 Israel 99,8 27.652 17,7 -0,5
53 Japón 99,7 38.455 19,8 -0,6
54 Ita­lia 99,7 38.492 22,1 -0,3
55 Tai­lan­dia 99,6 4.043 39,0 2,7
56 Hun­gría 99,6 15.408 29,4 1,6
57 Sue­cia 99,5 51.950 17,4 -0,7
58 Fin­lan­dia 99,5 51.323 20,5 -0,5
59 Ale­ma­nia 99,5 44.446 18,5 -0,3
60 Espa­ña 99,5 35.215 21,8 0,4
61 Aus­tria 99,5 49.599 19,5 -0,3
62 Ecua­dor 99,5 4.056 30,6 2,5
63 Sui­za 99,5 64.327 24,0 -0,5
64 Mala­sia 99,5 8.209 37,1 2,9
65 Fran­cia 99,5 44.508 22,0 0,2
66 Bra­sil 99,5 8.205 20,8 1,8
67 Esta­dos Uni­dos 99,3 46.350 13,7 0,2
68 Cana­dá 99,3 45.070 18,0 0,6
69 Aus­tra­lia 99,2 47.370 19,7 1,1
70 Bél­gi­ca 99,2 47.085 15,9 0,9
71 Chi­le 99,1 10.084 22,5 3,1
72 Irlan­da 99,1 60.460 25,8 1,5
73 Norue­ga 99,0 94.759 16,9 -0,6
74 Luxem­bur­go 99,0 109.903 19,1 -1,0
75 Cos­ta Rica 98,9 6.564 30,6 4,7
76 Holan­da 98,9 52.963 13,3 1,6
77 Dina­mar­ca 98,8 62.118 16,8 1,8
78 Argen­ti­na 98,7 8.236 33,4 5,6
79 Uru­guay 98,5 9.654 25,3 5,6
80 Nue­va Zelan­da 97,7 30.439 18,8 7,5

Nóte­se que hay paí­ses fue­ra de MENA con por­cen­ta­jes extre­ma­da­men­te ele­va­dos de gas­tos en ali­men­tos.

Tra­du­ci­do del inglés para Rebe­lión por Ger­mán Leyens

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *