Impul­so en EE.UU. a leyes con­tra los sin­di­ca­tos de emplea­dos públi­cos- La jornada.

Nue­va York, 17 de febre­ro. Dece­nas de miles de tra­ba­ja­do­res y sim­pa­ti­zan­tes sus­pen­die­ron sus labo­res y prác­ti­ca­men­te toma­ron el Capi­to­lio esta­tal en Wis­con­sin para pro­tes­tar por un inten­to del gober­na­dor de des­truir los sin­di­ca­tos del sec­tor públi­co –par­te de un asal­to anti­sin­di­cal a nivel nacio­nal– en un con­flic­to que algu­nos com­pa­ran con lo suce­di­do en Egipto.

El nue­vo gober­na­dor repu­bli­cano Scott Wal­ker y la legis­la­tu­ra con­tro­la­da por su par­ti­do impul­san una ini­cia­ti­va de ley para anu­lar pen­sio­nes, ele­var el pago de segu­ro médi­co y limi­tar el dere­cho a nego­ciar un con­tra­to colec­ti­vo sólo de sala­rios, entre otras medi­das para debi­li­tar a los sin­di­ca­tos públi­cos y sus con­quis­tas logra­das a lo lar­go de déca­das. Wal­ker seña­ló que esta­ba dis­pues­to a des­ple­gar a la Guar­dia Nacio­nal si los sin­di­ca­tos se atre­vían a rea­li­zar accio­nes para dete­ner estas iniciativas.

Ante ello, des­de el mar­tes maes­tros, tra­ba­ja­do­res de hos­pi­ta­les públi­cos, enfer­me­ras, tra­ba­ja­do­res de man­te­ni­mien­to, de reclu­so­rios y de salu­bri­dad públi­ca se con­cen­tra­ron en el cen­tro de Madi­son, la capi­tal esta­tal, apo­ya­dos por sin­di­ca­lis­tas de sec­to­res pri­va­dos que se suma­ron en soli­da­ri­dad, y duran­te dos días rodea­ron el Capi­to­lio y miles ingre­sa­ron al edi­fi­cio guber­na­men­tal corean­do: a cerrar estoliber­tad, demo­cra­cia, sin­di­ca­tos.

Miles de estu­dian­tes y pro­fe­so­res sus­pen­die­ron cla­ses en las uni­ver­si­da­des esta­ta­les en pro­tes­ta con­tra la ini­cia­ti­va. Ade­más miles de maes­tros de escue­las públi­cas se repor­ta­ron enfer­mos y no asis­tie­ron a sus cen­tros de tra­ba­jo para sumar­se a las pro­tes­tas, obli­gan­do el cie­rre de las escue­las públi­cas en la capi­tal y varios dis­tri­tos más del esta­do. Estu­dian­tes de pre­pa­ra­to­rias y secun­da­rias, en lugar de gozar sus días libres, se suma­ron a las mar­chas y pro­tes­tas, corean­do apo­ya­mos a nues­tros maes­tros, apo­ya­mos la edu­ca­ción públi­ca, y al lle­gar a la pla­za del Capi­to­lio fue­ron reci­bi­dos con ova­cio­nes por miles de universitarios.

Por lo tan­to, no pocos obser­va­do­res comen­tan que Wis­con­sin se pare­ce a Egip­to, y los pro­pios mani­fes­tan­tes así lo pro­cla­ma­ban. En algu­nas de las man­tas y pan­car­tas se leía: Hosni/​Walker (en refe­ren­cia al gober­na­dor). Pro­tes­ta como un egip­cio. Si Egip­to pue­de obte­ner la demo­cra­cia, ¿por qué no Wis­con­sin? Esta es nues­tra pla­za Tah­rir.

Lo que ocu­rre en Wis­con­sin, comen­tó Noam Chomsky, tal vez es el ini­cio de lo que ver­da­de­ra­men­te nece­si­ta­mos aquí (en Esta­dos Uni­dos): un levan­ta­mien­to de demo­cra­cia; ya que la demo­cra­cia aquí ha sido casi evis­ce­ra­da, dijo en entre­vis­ta con el pro­gra­ma Demo­cracy Now!.

Qué glo­rio­so es estar en Madi­son, Wis­con­sin, esta sema­na, don­de el pue­blo se ha levan­ta­do en rebe­lión con­tra los repu­bli­ca­nos nean­der­ta­les que bus­can des­truir los sin­di­ca­tos del sec­tor públi­co e impo­ner daño masi­vo a sus tra­ba­ja­do­res. Aquí no se tra­ta de balan­cear el pre­su­pues­to. Se tra­ta de des­truir los sin­di­ca­tos como una fuer­za polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca, escri­bió Matthew Roths­child, edi­tor de la revis­ta nacio­nal The Pro­gres­si­ve con sede en Madi­son. Es, aña­dió, la zona cero de la lucha con­tra todo eso, y los de Wis­con­sin están rea­li­zan­do la cosa más cer­ca­na a una huel­ga gene­ral que jamás he vis­to en mi vida

Los sin­di­ca­tos nacio­na­les ofre­cen recur­sos y per­so­nal para apo­yar a sus sec­cio­nes esta­ta­les, reco­no­cen que si se logra impul­sar esa ley en Wis­con­sin, será repli­ca­da en otros esta­dos don­de los gober­nan­tes inten­tan redu­cir sus défi­cit pre­su­pues­ta­les –que se han mul­ti­pli­ca­do como con­se­cuen­cia de la cri­sis eco­nó­mi­ca– tras­la­dan­do los cos­tos a los tra­ba­ja­do­res del sec­tor públi­co. Ini­cia­ti­vas pare­ci­das se impul­san en Ohio, India­na, Tene­sí, y tam­bién ver­sio­nes menos drás­ti­cas pero que impo­nen seve­ros recor­tes pre­su­pues­ta­les a sin­di­ca­lis­tas del sec­tor públi­co –sobre todo maes­tros– en esta­dos gigan­tes­cos gober­na­dos por demó­cra­tas como es el caso de Nue­va York y California.

Tal ha sido el tama­ño de las mani­fes­ta­cio­nes que algu­nos legis­la­do­res esta­ta­les repu­bli­ca­nos ya recon­si­de­ran su apo­yo a la ini­cia­ti­va del gober­na­dor, mien­tras que esta maña­na todos los demó­cra­tas del sena­do esta­tal se esfu­ma­ron y con ello la cáma­ra alta se que­dó sin quó­rum, lo que impo­si­bi­li­tó un voto sobre la ini­cia­ti­va que el gober­na­dor desea que­de apro­ba­da para maña­na. Otros con­si­de­ran que a pesar de las pro­tes­tas, espe­ran apro­bar la medi­da muy pronto.

Has­ta el pre­si­den­te Barack Oba­ma ha expre­sa­do su sim­pa­tía con los tra­ba­ja­do­res en la pug­na en Wis­con­sin. En entre­vis­ta con una radio de la enti­dad dijo que las medi­das del gober­na­dor para obs­ta­cu­li­zar nego­cia­cio­nes de con­tra­to colec­ti­vo “gene­ral­men­te pare­cen más como un asal­to a los sin­di­ca­tos… Estos son maes­tros, bom­be­ros, tra­ba­ja­do­res socia­les y poli­cías. Hacen muchos sacri­fi­cios y una gran con­tri­bu­ción, y creo que es impor­tan­te no deni­grar­los o suge­rir de algu­na mane­ra que todos estos pro­ble­mas pre­su­pues­ta­les son a cau­sa de los emplea­dos públicos”.

Harold Meyer­son, colum­nis­ta del Washing­ton Post, escri­bió que mien­tras los tra­ba­ja­do­res esta­ban ayu­dan­do a derro­car al régi­men en El Cai­ro, un gobierno esta­tal en par­ti­cu­lar esta­ba pro­ce­dien­do a derro­car a las orga­ni­za­cio­nes de tra­ba­ja­do­res aquí en Esta­dos Uni­dos. Con­clu­yó que los con­ser­va­do­res esta­du­ni­den­ses fre­cuen­te­men­te expre­san su admi­ra­ción por la valen­tía de los tra­ba­ja­do­res de otros paí­ses al pro­tes­tar con­tra regí­me­nes auto­ri­ta­rios. “Sin embar­go, per­mi­tir que tra­ba­ja­do­res en casa ejer­zan sus dere­chos ame­na­za con minar algu­nos de nues­tros pro­pios regí­me­nes (repu­bli­ca­nos en par­ti­cu­lar) y no se debe­ría per­mi­tir. Aho­ra que el gober­na­dor de Wis­con­sin ha emi­ti­do sus órde­nes de mar­cha a la Guar­dia, pode­mos dis­cer­nir un nue­vo patrón de soli­da­ri­dad repre­si­va, des­de el faraón… del Medio Orien­te al faraón… del Medio Oeste”.

Fuen­te: http://​www​.jor​na​da​.unam​.mx/​2​0​1​1​/​0​2​/​1​8​/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​?​s​e​c​t​i​o​n​=​m​u​n​d​o​&​a​r​t​i​c​l​e​=​0​2​7​n​1​mun

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.