Impul­so en EE.UU. a leyes con­tra los sin­di­ca­tos de emplea­dos públi­cos- La jor­na­da.

Nue­va York, 17 de febre­ro. Dece­nas de miles de tra­ba­ja­do­res y sim­pa­ti­zan­tes sus­pen­die­ron sus labo­res y prác­ti­ca­men­te toma­ron el Capi­to­lio esta­tal en Wis­con­sin para pro­tes­tar por un inten­to del gober­na­dor de des­truir los sin­di­ca­tos del sec­tor públi­co –par­te de un asal­to anti­sin­di­cal a nivel nacio­nal– en un con­flic­to que algu­nos com­pa­ran con lo suce­di­do en Egip­to.

El nue­vo gober­na­dor repu­bli­cano Scott Wal­ker y la legis­la­tu­ra con­tro­la­da por su par­ti­do impul­san una ini­cia­ti­va de ley para anu­lar pen­sio­nes, ele­var el pago de segu­ro médi­co y limi­tar el dere­cho a nego­ciar un con­tra­to colec­ti­vo sólo de sala­rios, entre otras medi­das para debi­li­tar a los sin­di­ca­tos públi­cos y sus con­quis­tas logra­das a lo lar­go de déca­das. Wal­ker seña­ló que esta­ba dis­pues­to a des­ple­gar a la Guar­dia Nacio­nal si los sin­di­ca­tos se atre­vían a rea­li­zar accio­nes para dete­ner estas ini­cia­ti­vas.

Ante ello, des­de el mar­tes maes­tros, tra­ba­ja­do­res de hos­pi­ta­les públi­cos, enfer­me­ras, tra­ba­ja­do­res de man­te­ni­mien­to, de reclu­so­rios y de salu­bri­dad públi­ca se con­cen­tra­ron en el cen­tro de Madi­son, la capi­tal esta­tal, apo­ya­dos por sin­di­ca­lis­tas de sec­to­res pri­va­dos que se suma­ron en soli­da­ri­dad, y duran­te dos días rodea­ron el Capi­to­lio y miles ingre­sa­ron al edi­fi­cio guber­na­men­tal corean­do: a cerrar estoliber­tad, demo­cra­cia, sin­di­ca­tos.

Miles de estu­dian­tes y pro­fe­so­res sus­pen­die­ron cla­ses en las uni­ver­si­da­des esta­ta­les en pro­tes­ta con­tra la ini­cia­ti­va. Ade­más miles de maes­tros de escue­las públi­cas se repor­ta­ron enfer­mos y no asis­tie­ron a sus cen­tros de tra­ba­jo para sumar­se a las pro­tes­tas, obli­gan­do el cie­rre de las escue­las públi­cas en la capi­tal y varios dis­tri­tos más del esta­do. Estu­dian­tes de pre­pa­ra­to­rias y secun­da­rias, en lugar de gozar sus días libres, se suma­ron a las mar­chas y pro­tes­tas, corean­do apo­ya­mos a nues­tros maes­tros, apo­ya­mos la edu­ca­ción públi­ca, y al lle­gar a la pla­za del Capi­to­lio fue­ron reci­bi­dos con ova­cio­nes por miles de uni­ver­si­ta­rios.

Por lo tan­to, no pocos obser­va­do­res comen­tan que Wis­con­sin se pare­ce a Egip­to, y los pro­pios mani­fes­tan­tes así lo pro­cla­ma­ban. En algu­nas de las man­tas y pan­car­tas se leía: Hosni/​Walker (en refe­ren­cia al gober­na­dor). Pro­tes­ta como un egip­cio. Si Egip­to pue­de obte­ner la demo­cra­cia, ¿por qué no Wis­con­sin? Esta es nues­tra pla­za Tah­rir.

Lo que ocu­rre en Wis­con­sin, comen­tó Noam Chomsky, tal vez es el ini­cio de lo que ver­da­de­ra­men­te nece­si­ta­mos aquí (en Esta­dos Uni­dos): un levan­ta­mien­to de demo­cra­cia; ya que la demo­cra­cia aquí ha sido casi evis­ce­ra­da, dijo en entre­vis­ta con el pro­gra­ma Demo­cracy Now!.

Qué glo­rio­so es estar en Madi­son, Wis­con­sin, esta sema­na, don­de el pue­blo se ha levan­ta­do en rebe­lión con­tra los repu­bli­ca­nos nean­der­ta­les que bus­can des­truir los sin­di­ca­tos del sec­tor públi­co e impo­ner daño masi­vo a sus tra­ba­ja­do­res. Aquí no se tra­ta de balan­cear el pre­su­pues­to. Se tra­ta de des­truir los sin­di­ca­tos como una fuer­za polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca, escri­bió Matthew Roths­child, edi­tor de la revis­ta nacio­nal The Pro­gres­si­ve con sede en Madi­son. Es, aña­dió, la zona cero de la lucha con­tra todo eso, y los de Wis­con­sin están rea­li­zan­do la cosa más cer­ca­na a una huel­ga gene­ral que jamás he vis­to en mi vida

Los sin­di­ca­tos nacio­na­les ofre­cen recur­sos y per­so­nal para apo­yar a sus sec­cio­nes esta­ta­les, reco­no­cen que si se logra impul­sar esa ley en Wis­con­sin, será repli­ca­da en otros esta­dos don­de los gober­nan­tes inten­tan redu­cir sus défi­cit pre­su­pues­ta­les –que se han mul­ti­pli­ca­do como con­se­cuen­cia de la cri­sis eco­nó­mi­ca– tras­la­dan­do los cos­tos a los tra­ba­ja­do­res del sec­tor públi­co. Ini­cia­ti­vas pare­ci­das se impul­san en Ohio, India­na, Tene­sí, y tam­bién ver­sio­nes menos drás­ti­cas pero que impo­nen seve­ros recor­tes pre­su­pues­ta­les a sin­di­ca­lis­tas del sec­tor públi­co –sobre todo maes­tros– en esta­dos gigan­tes­cos gober­na­dos por demó­cra­tas como es el caso de Nue­va York y Cali­for­nia.

Tal ha sido el tama­ño de las mani­fes­ta­cio­nes que algu­nos legis­la­do­res esta­ta­les repu­bli­ca­nos ya recon­si­de­ran su apo­yo a la ini­cia­ti­va del gober­na­dor, mien­tras que esta maña­na todos los demó­cra­tas del sena­do esta­tal se esfu­ma­ron y con ello la cáma­ra alta se que­dó sin quó­rum, lo que impo­si­bi­li­tó un voto sobre la ini­cia­ti­va que el gober­na­dor desea que­de apro­ba­da para maña­na. Otros con­si­de­ran que a pesar de las pro­tes­tas, espe­ran apro­bar la medi­da muy pron­to.

Has­ta el pre­si­den­te Barack Oba­ma ha expre­sa­do su sim­pa­tía con los tra­ba­ja­do­res en la pug­na en Wis­con­sin. En entre­vis­ta con una radio de la enti­dad dijo que las medi­das del gober­na­dor para obs­ta­cu­li­zar nego­cia­cio­nes de con­tra­to colec­ti­vo “gene­ral­men­te pare­cen más como un asal­to a los sin­di­ca­tos… Estos son maes­tros, bom­be­ros, tra­ba­ja­do­res socia­les y poli­cías. Hacen muchos sacri­fi­cios y una gran con­tri­bu­ción, y creo que es impor­tan­te no deni­grar­los o suge­rir de algu­na mane­ra que todos estos pro­ble­mas pre­su­pues­ta­les son a cau­sa de los emplea­dos públi­cos”.

Harold Meyer­son, colum­nis­ta del Washing­ton Post, escri­bió que mien­tras los tra­ba­ja­do­res esta­ban ayu­dan­do a derro­car al régi­men en El Cai­ro, un gobierno esta­tal en par­ti­cu­lar esta­ba pro­ce­dien­do a derro­car a las orga­ni­za­cio­nes de tra­ba­ja­do­res aquí en Esta­dos Uni­dos. Con­clu­yó que los con­ser­va­do­res esta­du­ni­den­ses fre­cuen­te­men­te expre­san su admi­ra­ción por la valen­tía de los tra­ba­ja­do­res de otros paí­ses al pro­tes­tar con­tra regí­me­nes auto­ri­ta­rios. “Sin embar­go, per­mi­tir que tra­ba­ja­do­res en casa ejer­zan sus dere­chos ame­na­za con minar algu­nos de nues­tros pro­pios regí­me­nes (repu­bli­ca­nos en par­ti­cu­lar) y no se debe­ría per­mi­tir. Aho­ra que el gober­na­dor de Wis­con­sin ha emi­ti­do sus órde­nes de mar­cha a la Guar­dia, pode­mos dis­cer­nir un nue­vo patrón de soli­da­ri­dad repre­si­va, des­de el faraón… del Medio Orien­te al faraón… del Medio Oes­te”.

Fuen­te: http://​www​.jor​na​da​.unam​.mx/​2​0​1​1​/​0​2​/​1​8​/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​?​s​e​c​t​i​o​n​=​m​u​n​d​o​&​a​r​t​i​c​l​e​=​0​2​7​n​1​mun

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *