¿Cabe la espe­ran­za en Euro­pa?- Mikel Ari­za­le­ta

Dicen algu­nos euro­peos que ellos han sido ger­men de revuel­ta y alza­mien­to en el Áfri­ca de Egip­to, Túnez, Yemen y Libia. Tie­nen más dudas al hablar de Bah­rein, Pales­ti­na, Afga­nis­tan o Irán. “Miran­do a Euro­pa con sus para­bó­li­cas los afri­ca­nos qui­sie­ron ser como ellos”, es su razo­na­mien­to. La téc­ni­ca del Face­book y el Twit­ter habrían com­ple­ta­do la tarea.

El pro­fe­sor Viçens Nava­rro, con un par de datos, des­ve­la la fala­cia:

1.- En Túnez tres hechos mere­cen resal­tar­se en la revuel­ta:

a.- Una fue la movi­li­za­ción de gran­des sec­to­res de la cla­se tra­ba­ja­do­ra exi­gien­do la dimi­sión del gobierno, habien­do sido las bases de los sin­di­ca­tos (infil­tra­dos por los par­ti­dos clan­des­ti­nos de izquier­da) los que se cons­ti­tu­ye­ron el cen­tro de los movi­mien­tos socia­les de recha­zo a aque­lla dic­ta­du­ra. Tal como ha ocu­rri­do en la cober­tu­ra mediá­ti­ca de Egip­to, este ele­men­to de gran impor­tan­cia ape­nas ha teni­do visi­bi­li­dad en los medios.

b.- Recien­te­men­te el Direc­tor Gene­ral del FMI, el “socia­lis­ta” Domi­ni­que Strauss-Kahn, can­di­da­to pre­fe­ren­te entre los socia­lis­tas para com­pe­tir con Sar­kozy en las pró­xi­mas elec­cio­nes (mos­tran­do la con­fu­sión de los Socia­lis­tas fran­ce­ses) visi­tó recien­te­men­te a su pre­si­den­te Ben Ali y ala­bó sus polí­ti­cas de aus­te­ri­dad de gas­to públi­co social, mos­trán­do­lo como un ejem­plo a seguir, decla­rán­do­se ami­go y con­se­je­ro de Ben Ali.

c.- El gobierno esta­dou­ni­den­se ha sido uno de los mayo­res defen­so­res de Ben Ali, debi­do a su res­pal­do incon­di­cio­nal a EEUU en su polí­ti­ca de apo­yo a Israel. Han sido el gobierno esta­dou­ni­den­se y sus alia­dos en la OTAN los que arma­ron y apo­ya­ron a Ben Ali, tal como sub­ra­yó Ful­vio Mar­ti­ni, anti­guo direc­tor de los ser­vi­cios secre­tos mili­ta­res SISMI, en decla­ra­cio­nes al par­la­men­to ita­liano, “en 1985 – 1987, la OTAN orga­ni­zó el gol­pe mili­tar en Túnez que des­tru­yó a Bur­gui­ba y mos­tró a Ben Ali como su sus­ti­tu­to”. A par­tir de enton­ces el gobierno fede­ral de EEUU fue el máxi­mo pro­vee­dor de armas en aquel sis­te­ma dic­ta­to­rial, inclu­yen­do 282 millo­nes de dóla­res en arma­men­to duran­te la Admi­nis­tra­ción Oba­ma.

Y el pro­fe­sor Viçens con su refle­xión des­nu­da a los euro­peos de mier­da:

“El gobierno del Pre­si­den­te Ben Ali había reci­bi­do el apo­yo de todos los paí­ses de la OTAN y del Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI), como el eje de esta­bi­li­dad del Nor­te de Áfri­ca.

Diez días des­pués de que un joven para­do de 26 años se inten­ta­ra sui­ci­dar, como pro­tes­ta fren­te a la cruel­dad y dure­za exis­ten­te, Ben Ali tuvo que huir del país, for­mán­do­se un gobierno títe­re que dura­ría solo unos días. Miles y miles de ciu­da­da­nos salie­ron a la calle y for­za­ron la sali­da de la cama­ri­lla que rodea­ba a Ben Ali en Túnez.

Lo intere­san­te es ver el cam­bio ful­mi­nan­te de los gobier­nos que le habían apo­ya­do. Ben Ali tuvo que cam­biar el rum­bo de su avión duran­te su huí­da ya que cuan­do esta­ba volan­do hacia París, el gobierno Sar­kozy le comu­ni­có que no podía ate­rri­zar en Fran­cia y tuvo que irse a Ara­bia Sau­dí, el régi­men dic­ta­to­rial que ha ido reco­gien­do a los dic­ta­do­res más impre­sen­ta­bles de Áfri­ca y Asia, tales como Idi Amin de Ugan­da y Per­vez Musha­rraf de Pakis­tán.

El Pre­si­den­te Sar­kozy por cier­to, había seña­la­do al gobierno Ben Ali como uno de los regí­me­nes más ade­lan­ta­dos del mun­do ára­be y en los pri­me­ros días de la rebe­lión popu­lar la Minis­tra de Asun­tos Exte­rio­res fran­ce­sa Miche­le Alliot-Marie indi­có a la Asam­blea Nacio­nal que Fran­cia esta­ba dis­pues­ta a enviar tro­pas para ayu­dar al gobierno Ben Ali como par­te del con­ve­nio de cola­bo­ra­ción entre ambos paí­ses. Y el Minis­tro de Cul­tu­ra del mis­mo gobierno Sar­kozy, Fre­de­ric Mit­te­rrand, había indi­ca­do que defi­nir al régi­men lide­ra­do por Ben Ali como una dic­ta­du­ra era cla­ra­men­te “una exa­ge­ra­ción”.

Sema­nas más tar­de, el Pre­si­den­te Sar­kozy le nega­ba el per­mi­so de exi­liar­se en Fran­cia”.

Sí, cabe la espe­ran­za si apren­de­mos de los afri­ca­nos cómo arro­jar con valen­tía de los gobier­nos a nues­tros polí­ti­cos corrup­tos y men­ti­ro­sos. Ter­mi­na­les de ban­cos y explo­ta­do­res. Los gobier­nos euro­peos son ter­mi­nal de intere­ses de explo­ta­ción y no de bien­es­tar de sus ciu­da­da­nos, son los ami­gos de sus explo­ta­do­res en Áfri­ca. Y no es ver­dad lo que dicen algu­nos euro­peos y sus voce­ras: Noso­tros tene­mos para­bó­li­cas, Face­book y Twis­ter y Zapa­te­ro y Aznar y recor­te de pen­sio­nes y Sar­ko­zi y Ber­lus­co­ni y Mer­kel y atra­cos ban­ca­rios y explo­ta­ción… pero nos fal­ta la garra rebel­de y soli­da­ria de los tra­ba­ja­do­res egip­cios y tune­ci­nos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *