LAB gana las elec­cio­nes en la ense­ñan­za y CC OO se hun­de por su polí­ti­ca entre­guis­ta

El sin­di­ca­to LAB arre­ba­tó ayer a CC OO la con­di­ción de cen­tral mayo­ri­ta­ria en la ense­ñan­za públi­ca vas­ca des­pués de años de pre­do­mi­nio de esta últi­ma orga­ni­za­ción, que no sólo pier­de el lide­raz­go, sino que en un bata­ca­zo his­tó­ri­co des­cien­de has­ta la cuar­ta posi­ción, por deba­jo tam­bién de ELA y STEE-EILAS.
Los malos resul­ta­dos de CC OO, que jun­to con UGT había pac­ta­do con el Depar­ta­men­to de Edu­ca­ción el nue­vo con­ve­nio labo­ral entre las crí­ti­cas del res­to de los sin­di­ca­tos de la ense­ñan­za, supo­nen un vara­pa­lo no sólo a la estra­te­gia de estas dos cen­tra­les, sino tam­bién para la desa­rro­lla­da por la con­se­je­ría diri­gi­da por la socia­lis­ta Isa­bel Celaá, muy con­tes­ta­da por todos los sin­di­ca­tos nacio­na­lis­tas que aho­ra ven cómo sus núme­ros se dis­pa­ran.
LAB ha logra­do un resul­ta­do con­tun­den­te al reca­bar 80 dele­ga­dos, fren­te a los 65 que con­si­guió en las ante­rio­res elec­cio­nes, que tuvie­ron lugar en el año 2007. Un cre­ci­mien­to que le reve­la como la cen­tral que ha con­se­gui­do capi­ta­li­zar el des­con­ten­to con la polí­ti­ca de Edu­ca­ción. De esos dele­ga­dos, 57 se corres­pon­den con la ense­ñan­za no uni­ver­si­ta­ria y 23 pro­ce­den de la UPV.
ELA, por su par­te, no ha con­se­gui­do hacer valer su opo­si­ción a la ges­tión de Celaá. Se alza como segun­da fuer­za más vota­da, pero más por el bata­ca­zo de CC OO que por ver aumen­tar sus apo­yos: pier­de un dele­ga­do con res­pec­to a los ante­rio­res comi­cios (pasa de 62 a 61).
Por su par­te, STEE-EILAS sí logra un impor­tan­te repun­te: se sitúa como ter­ce­ra fuer­za con 60 dele­ga­dos, sólo uno menos que ELA, pero con seis más de los que había logra­do hace cua­tro años. Un aumen­to que le lle­ga des­de la ense­ñan­za no uni­ver­si­ta­ria (pasa de 34 a 40), por­que en la UPV man­tie­ne la mis­ma pre­sen­cia que has­ta aho­ra (20 dele­ga­dos).

En la Uni­ver­si­dad

CC OO, en una jor­na­da negra que ter­mi­na­rá en olvi­dar, se que­dó con 51, es decir, 16 menos de los que tenía has­ta aho­ra. El des­plo­me le lle­gó tan­to des­de la Uni­ver­si­dad (pasó de 21 a 17) como, sobre todo, de la ense­ñan­za no uni­ver­si­ta­ria, don­de des­cen­dió de 46 a 34. Por su par­te, UGT logró man­te­ner el tipo pero den­tro de los dis­cre­tos resul­ta­dos que sue­le lograr: sólo per­dió un dele­ga­do, al pasar de 23 a 22.
Eso sí, lla­ma la aten­ción el esca­so inte­rés que des­per­tó esta cita elec­to­ral en cier­tos ámbi­tos. A las urnas esta­ban lla­ma­dos 22.603 pro­fe­so­res no uni­ver­si­ta­rios, de los que acu­die­ron a votar 11.710, lo que supo­ne una par­ti­ci­pa­ción del 51,81%. Este por­cen­ta­je es el más bajo que se ha regis­tra­do en la his­to­ria de las elec­cio­nes en el sec­tor de la ense­ñan­za vas­ca.
En la UPV, don­de esta­ban lla­ma­dos a votar 6.781 tra­ba­ja­do­res, entre pro­fe­so­res y per­so­nal de Admi­nis­tra­ción y Ser­vi­cios, LAB expe­ri­men­tó un impor­tan­te incre­men­to al pasar de 16 a 23 dele­ga­dos, con lo que se sitúa como pri­me­ra cen­tral en la ins­ti­tu­ción docen­te, al des­ban­car a CC OO, que tam­bién se que­dó por detrás de STEE-EILAS, sin­di­ca­to más vota­do entre los docen­tes no uni­ver­si­ta­rios

CC OO, por su par­te, se con­si­de­ra víc­ti­ma de la coyun­tu­ra eco­nó­mi­ca al «pro­vo­car la aso­cia­ción entre los recor­tes en los dere­chos socia­les y la polí­ti­ca de logro de acuer­dos con las Admi­nis­tra­cio­nes que este sin­di­ca­to ha man­te­ni­do», es decir, la fir­ma de un sin fin de acuer­dos infa­mes con­tra las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res, algo que ha pena­li­za­do el elec­to­ra­do.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *