La lar­ga mar­cha- Eus­kal Herri­ko Komu­nis­tak

El enemi­go avan­za, noso­tros retro­ce­de­mos.

El enemi­go se detie­ne, noso­tros le hos­ti­ga­mos.

El enemi­go está ago­ta­do, noso­tros ata­ca­mos.

El enemi­go se reti­ra, noso­tros le per­se­gui­mos.

Mao

Mucho se espe­cu­la entorno al futu­ro de la Izquier­da Aber­tza­le. No es para menos ade­más de legí­ti­mo, plan­tear las incer­ti­dum­bres oca­sio­na­das por el cam­bio impul­sa­do por las bases del Movi­mien­to de Libe­ra­ción Nacio­nal, pero una cosa es evi­den­te, quien com­pa­re lo acon­te­ci­do aho­ra en la Izquier­da Aber­tza­le con lo suce­di­do con el PCE o la extin­ta EE se va a encon­trar en un calle­jón sin sali­da del que le va a cos­tar mucho salir.

El capi­ta­lis­mo sigue pasan­do su rodi­llo en for­ma de explo­ta­ción para los pue­blos opri­mi­dos y de sus cla­ses tra­ba­ja­do­ras. La ofen­si­va del Impe­ria­lis­mo espa­ñol y fran­cés con­tra Eus­kal Herria es de tal mag­ni­tud que no con­tem­plar otras for­mas de abor­dar la reali­dad, obje­ti­var­la y hacer inci­den­cia en ella, impli­ca­ría un sui­ci­dio polí­ti­co de con­se­cuen­cias incal­cu­la­bles para nues­tro País. Que­dar­se quie­to, ins­ta­la­do en resis­ten­cias ‚es fir­mar una auto­sen­ten­cia de muer­te

Man­te­ner la cabe­za sobre los hom­bros se tor­na espe­cial­men­te impor­tan­te en estos momen­tos. Quien no pue­da, no inten­te o no quie­ra abor­dar un deba­te sin­ce­ro acer­ca de la actual coyun­tu­ra socio-eco­nó­mi­ca, polí­ti­ca e ideo­ló­gi­ca no pue­de pre­ten­der cul­pa­bi­li­zar o acha­car a la Izquier­da Aber­tza­le sus inca­pa­ci­da­des o mise­rias.

La Izquier­da Aber­tza­le ha comen­za­do una Lar­ga Mar­cha, con todos los ries­gos que ello con­lle­va, en un con­tex­to hos­til en el plano inter­na­cio­nal y nacio­nal en todos los fren­tes. Se tra­ta de la super­vi­ven­cia del Pue­blo vas­co y de la defen­sa de los intere­ses de su cla­se tra­ba­ja­do­ra, ni más ni menos, man­te­nien­do los obje­ti­vos estra­té­gi­cos de Inde­pen­den­tzia ta sozia­lis­moa.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *