[Fotos] Con­cen­tra­ción en Iru­ñea a favor de la Liber­tad del Pue­blo Ára­be- Ekin­klik Argaz­kiak

En las últi­mas sema­nas, millo­nes de ára­bes, muje­res y hom­bres, jóve­nes y de más edad, obre­ros, estu­dian­tes, agri­cul­to­ras, han sali­do a la calle y se han enfren­ta­do con­tra las fuer­zas de sus dic­ta­do­res. No ha sido sólo una con­cen­tra­ción gran­dio­sa en una pla­za de El Cai­ro. Empe­zó en el cam­pa­men­to saha­raui de El Aaiún, des­alo­ja­do bru­tal­men­te en noviem­bre pasa­do. Y des­pués han segui­do millo­nes en las calles de Túnez, de El Cai­ro, de Suez, de Ale­jan­dría, de Amán, de Argel. En Siria y en Yemen. En todos esos luga­res, han derro­cha­do cora­je, ima­gi­na­ción, espí­ri­tu de sacri­fi­cio y fe en el futu­ro.

Han echa­do a Ben Ali. Han echa­do a Muba­rak. Pero no se con­ten­tan con la cabe­za de las dic­ta­du­ras. Los pue­blos quie­ren un cam­bio de régi­men. Quie­ren demo­cra­cia y jus­ti­cia. La lucha va a ser lar­ga. Y el pre­cio está sien­do enor­me: Des­de hace tres sema­nas, en Egip­to, más de tres­cien­tos muer­tos y miles de heri­dos. Y en sus cár­ce­les se con­ti­núa tor­tu­ran­do. En Túnez, des­de media­dos de diciem­bre han muer­to 219 per­so­nas y 510 resul­ta­ron heri­das.

La revo­lu­ción ára­be nece­si­ta nues­tro apo­yo. Nece­si­ta nues­tro apo­yo por­que la Unión Euro­pea y los Esta­dos Uni­dos son los prin­ci­pa­les vale­do­res de las polí­ti­cas repre­si­vas de esos gobier­nos, y por­que algu­nas empre­sas euro­peas se lucran con esa repre­sión. Israel, su prin­ci­pal baza en la región y el úni­co país del mun­do que sigue defen­dien­do abier­ta­men­te al dic­ta­dor Muba­rak ha reci­bi­do, igual que éste, el apo­yo de los gobier­nos del Nor­te. Ben Alí, Muba­rak y los demás han actua­do sabien­do que la Unión Euro­pea o apo­ya­ba direc­ta­men­te o mira­ba para otro lado cuan­do come­tían sus atro­ci­da­des.

Des­pués de trein­ta años de apo­yar­les, no nos vale que aho­ra se las den de demó­cra­tas. No han cam­bia­do. El par­ti­do de Muba­rak ha esta­do prác­ti­ca­men­te has­ta ante­ayer en la inter­na­cio­nal socia­lis­ta. Dos minis­tros fran­ce­ses pasa­ron sus vaca­cio­nes inver­na­les invi­ta­dos por miem­bros des­ta­ca­dos de los regí­me­nes tune­cino y egip­cio. ¿Cómo se pue­de dejar en manos de gen­te así la defen­sa de la demo­cra­cia en el sur del Medi­te­rrá­neo?.

Y, ade­más, nos tene­mos que soli­da­ri­zar por­que los pue­blos del sur del medi­te­rrá­neo nos están recor­dan­do algo impor­tan­te: que la movi­li­za­ción de los pue­blos, la lucha de los y las de aba­jo, es capaz de hacer caer dic­ta­du­ras. Que lo que pare­ce eterno deja de ser­lo en unas pocas sema­nas. Que los gran­des de la tie­rra pue­den ser derro­ta­dos, que sus for­tu­nas no son sufi­cien­tes para parar la his­to­ria.

http://​www​.ekin​klik​.org/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​?​o​p​t​i​o​n​=​c​o​m​_​c​o​n​t​e​n​t​&​t​a​s​k​=​v​i​e​w​&​i​d​=​2​5​8​&​I​t​e​m​i​d=1

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *