El Gru­po de Con­tac­to tra­ba­ja­rá para «faci­li­tar» la lega­li­za­ción de Sor­tu y gene­rar «medi­das de con­fian­za»

Los inte­gran­tes del Gru­po Inter­na­cio­nal de Con­tac­to (GIC) tra­ba­ja­rán para «pro­mo­ver, faci­li­tar y hacer posi­ble» la lega­li­za­ción de Sor­tu y gene­rar «medi­das de con­fian­za» para «enri­que­cer el diá­lo­go» en la socie­dad vas­ca. Se han mos­tra­do dis­pues­tos, si así se les soli­ci­ta­ra, a asis­tir a los par­ti­dos en el desa­rro­llo de una agen­da de diá­lo­go y a mediar ante situa­cio­nes de blo­queo.

15/​02/​2011 8:48:00

gic.jpg
De izquier­da a dere­cha, Pie­rre Hazan, Brian Currin, Nua­la O’Loan y Ray­mond Ken­dall, jun­to a la tra­duc­to­ra, hoy en Bil­bo. (Moni­ka del VALLE)

BILBO-. Pie­rre Hazan, Nua­la O’Loan y Ray­mond Ken­dall, tres de los cin­co inte­gran­tes del Gru­po Inter­na­cio­nal de Con­tac­to que lle­ga­ron ayer a Eus­kal Herria, han com­pa­re­ci­do esta maña­na jun­to a Brian Currin para infor­mar de los pasos pre­vis­tos en su agen­da.

En pri­mer lugar, han que­ri­do dejar cla­ro que no están en Eus­kal Herria «para decir a la gen­te lo que tie­ne que hacer», sino que su pro­pó­si­to es «enri­que­cer el diá­lo­go en la socie­dad vas­ca». Tam­bién han acla­ra­do que no son «media­do­res» y que se encuen­tran aquí a peti­ción de deter­mi­na­dos agen­tes.

Siguien­do el man­da­to que hicie­ron públi­co el pasa­do 12 de noviem­bre, los inte­gran­tes del GIC se han mos­tra­do dis­pues­tos a «hacer lo que poda­mos para faci­li­tar, pro­mo­ver y hacer posi­ble la lega­li­za­ción de Sor­tu, de acuer­do con lo seña­la­do en la Ley de Par­ti­dos».

Asi­mis­mo, ani­ma­rán a gene­rar «medi­das de con­fian­za» como «revi­sar el fun­cio­na­mien­to de la ley anti­te­rro­ris­ta actual en la nue­va reali­dad polí­ti­ca» y pro­mo­ver «una cul­tu­ra de tole­ran­cia polí­ti­ca y par­ti­ci­pa­ción demo­crá­ti­ca».

Otra medi­da de con­fian­za sería, en su opi­nión, «adap­tar la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria a la nue­va y trans­for­ma­da situa­ción polí­ti­ca». Para ello pro­po­nen «nor­ma­li­zar las medi­das peni­ten­cia­rias», con el tras­la­do de los pre­sos «más cer­ca de sus fami­lias» y la pues­ta en liber­tad de los que están gra­ve­men­te enfer­mos.

Faci­li­tar la media­ción ante situa­cio­nes de blo­queo

Nua­la O“Loan ha expli­ca­do, en nom­bre de sus com­pa­ñe­ros, que ade­más de esos man­da­tos, si así se lo soli­ci­ta­ran, el gru­po esta­ría dis­pues­to a «ani­mar y asis­tir a los par­ti­dos en el desa­rro­llo de una agen­da para el diá­lo­go polí­ti­co» y a «asis­tir en las con­ver­sa­cio­nes y nego­cia­cio­nes sin con­di­cio­nes y sin un resul­ta­do pre­de­ter­mi­na­do», en base a los Prin­ci­pios Mit­chell, con el fin de alcan­zar un «acuer­do de paz inclu­si­vo».

Si así se lo requi­rie­ran, ha pre­ci­sa­do, «faci­li­ta­ría­mos la media­ción ante situa­cio­nes de blo­queo» o estan­ca­mien­to.

Veri­fi­ca­ción

Los inte­gran­tes del GIC han expre­sa­do su dis­po­si­ción a «asis­tir en el logro de la paz y la nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca» en Eus­kal Herria, una situa­ción «de trans­pa­ren­cia e inclu­sión polí­ti­ca que esté basa­da en medios exclu­si­va­men­te demo­crá­ti­cos, en total ausen­cia de vio­len­cia o ame­na­za de su uso de cual­quier pro­ce­den­cia».

Des­de su expe­rien­cia, han des­ta­ca­do que la ausen­cia de vio­len­cia es «cru­cial» para el desa­rro­llo y «éxi­to de cual­quier pro­ce­so de paz».

«Enten­de­mos que un pro­ce­so de veri­fi­ca­ción y moni­to­ri­za­ción es nece­sa­rio, y actual­men­te esta­mos con­si­de­ran­do qué tipo de pro­ce­so pue­de resul­tar de ayu­da y quién debe con­du­cir­lo», ha seña­la­do la exper­ta norir­lan­de­sa.

Pági­na web

Al ini­cio de la com­pa­re­cen­cia, Brian Currin ha dado a cono­cer que el GIC ha pues­to en mar­cha una pági­na web –http://​icg​bas​que​.org–, en la que col­ga­rán los acuer­dos y docu­men­tos que vayan ela­bo­ran­do.

Tam­bién ha avan­za­do que la pró­xi­ma reu­nión del gru­po será en mar­zo.

Des­men­ti­do de Currin

El faci­li­ta­dor suda­fri­cano ha que­ri­do des­men­tir lo publi­ca­do ayer por «La Razón», que seña­la­ba que el ex pre­si­den­te de Sudá­fri­ca y Nobel de la Paz Fre­de­rik de Klerk y la ex pre­si­den­ta de Irlan­da Mary Robin­son, fir­man­tes de la Decla­ra­ción de Brus­leas, se habrían des­mar­ca­do de la ini­cia­ti­va, y ha empla­za­do a los perio­dis­tas pre­sen­tes a con­tras­tar lo publi­ca­do con esas dos per­so­nas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *