Cana­li­ce­mos, ade­cua­da­men­te, las pala­bras de Este­ban Gon­zá­lez Pons – JM Alva­rez

La cues­tión es vie­ja, pero sigue tan viva como siem­pre. Es nece­sa­rio sacar pro­ve­cho de las con­tra­dic­cio­nes del enemi­go. Todas aque­llas decla­ra­cio­nes públi­cas que pro­ce­dan de sus luchas intes­ti­nas por alcan­zar mayo­res cotas de poder, deben ser tras­la­da­das a las per­so­nas que lo está pasan­do mal, de esa mane­ra, se crea con­cien­cia en ellas y se debi­li­ta al blo­que polí­ti­co bur­gués domi­nan­te.
 
El movi­mien­to anti­ca­pi­ta­lis­ta no tie­ne pren­sa, ni radio ni tele­vi­sión, sal­vo algu­nas excep­cio­nes des­co­no­ci­das, por ocul­tas, para el ciu­da­dano medio. Las capas popu­la­res no tie­nen nada de nada. Hemos vis­to inclu­so cómo los mani­fes­tan­tes egip­cios con­fra­ter­ni­za­ban con el ejér­ci­to por­que, ins­tin­ti­va­men­te, saben de la impor­tan­cia de con­tar con el apo­yo de un fren­te arma­do que los defien­da. ¿Qui­zás la bur­gue­sía no tie­ne el suyo para lo mis­mo?
 
Bajo mi pun­to de vis­ta, es impe­ra­ti­vo for­ta­le­cer las posi­cio­nes revo­lu­cio­na­rias, que no refor­mis­tas, para cana­li­zar las espon­tá­neas mani­fes­ta­cio­nes de las masas. Uti­li­ce­mos las con­tra­dic­cio­nes de la bur­gue­sía. Lle­ve­mos a los barrios las pala­bras del diri­gen­te del PP, Gon­zá­lez Pons, (vis­tas y oídas por millo­nes de per­so­nas del Esta­do), quien, ata­can­do a sus socios del PSOE por intere­ses par­ti­dis­tas, decla­ró que “cuan­do el pue­blo quie­re, pue­de” y que en Espa­ña, como en Egipto,«el pue­blo quie­re una demo­cra­cia de cali­dad».
 
Más que “de cali­dad”, habría que decir demo­cra­cia de ver­dad, a la que la bur­gue­sía ten­drá que adap­tar­se o mar­char­se.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *