Peli­gro: ¿Pre­pa­ran nue­vos cón­do­res en Amé­ri­ca Lati­na?

Inves­ti­ga­do­res lati­no­ame­ri­ca­nos, como el para­gua­yo Mar­tín Alma­da, ase­gu­ran que las dere­chas en la región esta­ble­cen hoy lazos al esti­lo de la Ope­ra­ción Cón­dor con idén­ti­cos fines: repri­mir, ase­si­nar e impe­dir alter­na­ti­vas revo­lu­cio­na­rias.

Duran­te las déca­das de 1970 y 1980, el Plan Cón­dor des­en­ca­de­nó en el Cono Sur de Amé­ri­ca el exter­mino masi­vo de lucha­do­res socia­les, median­te tor­tu­ras, des­apa­ri­cio­nes for­za­das y homi­ci­dios.

Varios dic­ta­do­res sur­ame­ri­ca­nos, eje­cu­to­res del Plan Cón­dor, reci­bie­ron entre­na­mien­to en la Escue­la de las Amé­ri­cas, una ins­ti­tu­ción de Esta­dos Uni­dos, encla­va­da actual­men­te en Fort Ben­ning.

Exper­tos del con­ti­nen­te aler­tan que la red Aca­de­mia Inter­na­cio­nal para el Cum­pli­mien­to de la Ley (Ins­ti­tu­te for Law Enfor­ce­ment Admi­nis­tra­tion, ILEA) asu­me en estos momen­tos misio­nes simi­la­res a la Escue­la de las Amé­ri­cas.

El pasa­do miér­co­les el can­ci­ller argen­tino, Héc­tor Timer­man, denun­ció la exis­ten­cia de cur­sos de tor­tu­ra y téc­ni­cas gol­pis­tas paga­dos a poli­cías de su país e impar­ti­dos por ILEA en uno de sus cen­tros, con sede en El Sal­va­dor.

Bajo el títu­lo de «La denun­cia del Can­ci­ller argen­tino pro­vo­ca reve­la­cio­nes sobre «Escue­las del terror» y la fir­ma del perio­dis­ta Jean-Guy Allard, el sitio digi­tal Rebe­lión ofre­ce este jue­ves otras eva­lua­cio­nes del asun­to.

Las «Escue­li­tas de las Amé­ri­cas» (uni­da­des de ILEA) sus­ti­tu­yen a menu­do fue­ra del terri­to­rio esta­dou­ni­den­se a la aca­de­mia del terror de Fort Ben­ning, indi­ca el ana­lis­ta.

Allard reto­ma las denun­cias del inves­ti­ga­dor Fran­kie Flo­res (pro​yec​to​al​toa​laim​pu​ni​dad​.blog​.com) sobre los pro­pó­si­tos de esa red con cin­co ins­ti­tu­tos para la pre­pa­ra­ción de poli­cías y mili­ta­res en moder­nas téc­ni­cas de repre­sión.

Dichas ins­ti­tu­cio­nes fun­cio­nan en Buda­pest (Hun­gría), Bang­kok (Tai­lan­dia), Gabo­ro­ne (Bots­wa­na), San Sal­va­dor (El Sal­va­dor) y Ros­well, New Mexi­co (Esta­dos Uni­dos).

Según las pes­qui­sas de Flo­res, Ben­ja­min Cue­llar, direc­tor del Ins­ti­tu­to de Dere­chos Huma­nos de la Uni­ver­si­dad Cen­tro­ame­ri­ca­na en El Sal­va­dor, figu­ra­ba en la pla­ni­lla de pago de ILEA, o sea, del Depar­ta­men­to de Esta­do esta­dou­ni­den­se.

En sín­te­sis «los fon­dos para la ILEA y la nefas­ta Escue­la de las Amé­ri­cas con sede en Fort Ben­ning, Geor­gia» salen del mis­mo lugar, refie­re el aná­li­sis.

Actual­men­te en ILEA reci­ben pre­pa­ra­ción agen­tes de Méxi­co, Gua­te­ma­la, Hon­du­ras, Colom­bia, Argen­ti­na y otros paí­ses lati­no­ame­ri­ca­nos, con­sig­na el tex­to de Rebe­lión.

Una de las ins­ti­tu­cio­nes más peli­gro­sas de la red es el cen­tro de entre­na­mien­to de la ILEA para la región sur­ame­ri­ca­na, ubi­ca­do en Lima Perú, esti­ma Flo­res.

Allí «se está entre­nan­do a sol­da­dos y poli­cías en con­tra-insur­gen­cia o para â��combatir el terrorismoâ�Ö como se lla­ma aho­ra», «este tipo de aca­de­mias fue dise­ña­do y apro­ba­do por el pre­si­den­te (William) Clin­ton para entre­na­mien­tos con­tra-terro­ris­tas e inter­cam­bio de infor­ma­ción (léa­se espio­na­je)».

De ILEA-San Sal­va­dor se esco­gen los poli­cías más capa­ci­ta­dos para ser envia­dos a Fort Ben­ning, Geor­gia, don­de pre­pa­ran a sol­da­dos lati­no­ame­ri­ca­nos en prác­ti­cas de repre­sión y tor­tu­ras, expli­ca el estu­dio­so cita­do por Allard.

Tam­bién son lle­va­dos a Fort Hua­chu­ca, Ari­zo­na, don­de entre­na­ron a los tor­tu­ra­do­res de Abu Ghraib. «Estos poli­cías regre­san a sus res­pec­ti­vos paí­ses a repri­mir y tor­tu­rar a su pue­blo», refie­re el artícu­lo.

A jui­cio de Alma­da en Lati­noa­mé­ri­ca tie­ne lugar una ter­ce­ra fase del Plan Cón­dor median­te estruc­tu­ras como la Con­fe­ren­cia de Ejér­ci­tos Ame­ri­ca­nos, cons­ti­tui­da en 1960 por ini­cia­ti­va de Washing­ton, y el artícu­lo en Rebe­lión apor­ta otros datos de aler­ta sobre el mis­mo tema.

Pren­sa Lati­na

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *