[Fotos] Repre­sión en Arge­lia, el impe­ria­lis­mo se tam­ba­lea

Varias dece­nas de per­so­nas han sido dete­ni­das cuan­do par­ti­ci­pa­ban en la mani­fes­ta­ción con­vo­ca­da en Argel para pedir cam­bios en el régi­men del pre­si­den­te arge­lino, Abde­la­ziz Bute­fli­ka, según han infor­ma­do los con­vo­can­tes.
El por­ta­voz de la opo­si­to­ra Reagru­pa­ción Cons­ti­tu­cio­nal Demo­crá­ti­ca (RCD), Moh­cen Bela­bes, ha indi­ca­do que los arres­ta­dos podrían lle­gar a un millar, mien­tras que mili­tan­tes de la Liga Arge­li­na de los Dere­chos Huma­nos (LADDH) los han cifra­do en más de dos­cien­tos.
Entre los dete­ni­dos hay varios diri­gen­tes de la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal por la Demo­cra­cia y el Cam­bio (CNDC), con­vo­can­te de la pro­tes­ta, así como sin­di­ca­lis­tas y mili­tan­tes de la LADDH y de otras orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil. Tam­bién han sido dete­ni­dos perio­dis­tas de algu­nos medios arge­li­nos, como del dia­rio ára­be “El Kha­bar”, han agre­ga­do los con­vo­can­tes.
Unos 3.000 mani­fes­tan­tes siguen con­cen­tra­dos en las inme­dia­cio­nes de la cén­tri­ca pla­za del Pri­me­ro de Mayo, don­de un fuer­te cor­dón poli­cial ha impe­di­do el desa­rro­llo pre­vis­to de la mar­cha. La mayo­ría con­ti­núa en una calle adya­cen­te al esce­na­rio de la pro­tes­ta, don­de les blo­quean nume­ro­sos agen­tes poli­cía, que tra­ta de dis­per­sar­los en gru­pos.
El pre­si­den­te de la LADDH, Mus­ta­fá Bucha­chi, se ha diri­gi­do a los mani­fes­tan­tes ins­tán­do­les a aban­do­nar la mani­fes­ta­ción para evi­tar los enfren­ta­mien­tos, pero la mayo­ría per­sis­te en su inten­to de pro­tes­tar de for­ma pací­fi­ca para pedir cam­bios en el régi­men.
«Poder ase­sino»
Con gri­tos de «Bute­fli­ka lár­ga­te» o «Esta­mos har­tos de este poder», los mani­fes­tan­tes, muchos de ellos jóve­nes de toda con­di­ción social, por­tan pan­car­tas con lemas como «aba­jo el sis­te­ma» o «que­re­mos un país ges­tio­na­do por los jóve­nes y no por los vie­jos». Tam­bién se gri­ta insis­ten­te­men­te el cán­ti­co de «poder ase­sino», espe­cial­men­te cuan­do la poli­cía ha hecho varios cona­tos de inter­ve­nir con la fuer­za. Algu­nas per­so­nas mues­tran por­ta­das de perió­di­cos con la noti­cia de la dimi­sión del pre­si­den­te de Egip­to, Hos­ni Muba­rak
Son nume­ro­sos los agen­tes uni­for­ma­dos y ves­ti­dos de civil que se mez­clan con el gru­po de mani­fes­tan­tes. Según ha decla­ra­do Bucha­chi, las fuer­zas de segu­ri­dad «han cor­ta­do todos los acce­sos a la capi­tal e impe­di­do la lle­ga­da de mani­fes­tan­tes de otras regio­nes a la capi­tal», mien­tras que el trans­por­te públi­co ha sido sus­pen­di­do y que no cir­cu­lan auto­bu­ses ni tre­nes. Es «abe­rran­te que el régi­men arge­lino impi­da expre­sar­se pací­fi­ca­men­te a los ciu­da­da­nos», ha ase­gu­ra­do Bucha­ci.
La con­cen­tra­ción ha levan­ta­do una gran expec­ta­ción en el país, espe­cial­men­te tras la caí­da ayer del pre­si­den­te egip­cio Hos­ni Muba­rak. Cer­ca de 30.000 poli­cías se han movi­li­za­do, muchos de ellos tras­la­da­dos des­de otras regio­nes del país en auto­bu­ses civi­les, para con­tro­lar la

Gale­ria de fotos de Arge­lia. Elmun­do ára­be se mue­ve.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *