Datos con­cre­tos sobre el copa­go sani­ta­rio.

Hace tiem­po que los bui­tres de la empre­sa pri­va­da, de la mano de los gobier­nos cen­tral y auto­nó­mi­cos de turno, sobre­vue­lan la jugo­sa tar­ta de la sani­dad públi­ca lle­ván­do­se taja­das cada vez más gran­des.

El obje­ti­vo es doble: tras­la­dar a la esfe­ra del nego­cio todo aque­llo que pue­da ser lucra­ti­vo y redu­cir a míni­mos de bene­fi­cen­cia la asis­ten­cia sani­ta­ria y sus pres­ta­cio­nes. Las pre­sio­nes se inten­si­fi­can ante las difi­cul­ta­des finan­cie­ras de las CC.AA. Todas tie­nen la sani­dad trans­fe­ri­da y esa par­ti­da de gas­to es, con mucho, la más impor­tan­te de sus pre­su­pues­tos. No se plan­tean pedir res­pon­sa­bi­li­da­des a quie­nes deci­die­ron hacer aero­puer­tos rui­no­sos en medio de la nada, o pla­nes urba­nís­ti­cos faraó­ni­cos o fas­tos sin cuen­to a cos­ta del dine­ro públi­co. Han deci­di­do recor­tar sala­rios y gas­to públi­co como sea y el copa­go está en el pun­to de mira.

Des­de el famo­so Infor­me Abril Mar­to­rell de 1991 andan idean­do, opi­nan­do, lan­zan­do bulos y espe­cu­lan­do acer­ca de cómo hacer pagar al enfer­mo por la aten­ción sani­ta­ria, a cró­ni­cos y pen­sio­nis­tas por los medi­ca­men­tos y cómo ir eli­mi­nan­do, como hicie­ron PP y PSOE con sus res­pec­ti­vos “medi­ca­men­ta­zos”, la finan­cia­ción públi­ca de deter­mi­na­dos medi­ca­men­tos y pres­ta­cio­nes sani­ta­rias.

Lo que ellos lla­man “exper­tos” y que se defi­ni­rían mejor como plu­mí­fe­ros por encar­go están, des­de hace meses, into­xi­can­do con la “insos­te­ni­bi­li­dad” del sis­te­ma sani­ta­rio públi­co, el mal uso de las con­sul­tas o de las urgen­cias, el frau­de en algu­nas prestaciones…sin dato alguno que lo sus­ten­te.

En los últi­mos tiem­pos los emi­so­res del men­sa­je van tenien­do pro­ce­den­cia más ele­va­da. La mis­ma Lei­re Pajín, recién nom­bra­da Minis­tra de Sani­dad, decla­ró que el copa­go “esta­ba en estu­dio”; aun­que alguien debió dar­se cuen­ta de que había levan­ta­do la lie­bre inopor­tu­na­men­te y a las pocas horas lo des­min­tió.

Hace pocos días el Secre­ta­rio de esta­do de Hacien­da, Car­los Oca­ña, y a éste nadie le ha des­men­ti­do, decla­ra­ba: “Hay que racio­na­li­zar los cos­tes de la sani­dad y la depen­den­cia. Man­te­ner la cali­dad requie­re acuer­dos de ámbi­to nacio­nal para redu­cir cos­tes. No estoy hablan­do de recor­tar, sino de hacer las cosas mejor”. Pre­gun­ta­do direc­ta­men­te por el copa­go, res­pon­dió: “En este momen­to, a 31 de enero de 2011, no está en la agen­da inme­dia­ta, por más que se uti­li­za en muchos paí­ses. No será en este momen­to, pero es algo que habrá que recon­si­de­rar en el futuro”[1]

La ambi­güe­dad cal­cu­la­da de sus pala­bras, des­ti­na­da a lle­var con máxi­ma cau­te­la un asun­to alta­men­te sen­si­ble para la pobla­ción, ha sido des­ve­la­da por la publi­ca­ción por Cas­ma­drid y Matusalén[2]de un Infor­me de la Con­se­je­ría de Sani­dad de Madrid de diciem­bre de 2010 en el cual se ana­li­zan qué ele­men­tos con­cre­tos de las pres­ta­cio­nes bási­cas de la car­te­ra de Ser­vi­cios, comu­nes para todo el Esta­do, y con­tem­pla­dos en el Real Decre­to 10302006 podrían eli­mi­nar­se o ser obje­to de copa­go.

En el docu­men­to apa­re­ce una rela­ción de” pres­ta­cio­nes pres­cin­di­bles o de acce­so res­trin­gi­do”. La gran mayo­ría de las ana­li­za­das afec­tan a ancia­nos, per­so­nas depen­dien­tes o enfer­mos cró­ni­cos y dado que están inclui­das en la Car­te­ra de Ser­vi­cios del Sis­te­ma Nacio­nal de Salud, se con­si­de­ran como bási­cas y son comu­nes para todas las Comu­ni­da­des Autó­no­mas.

Según el infor­me publi­ca­do por CASMADRID y repro­du­ci­do por el dia­rio PÚBLICO[3] las pres­ta­cio­nes que están estu­dio y para las que podría eli­mi­nar­se total o par­cial­men­te la finan­cia­ción públi­ca son entre otras, las siguien­tes: # La exclu­sión total de algu­nas pres­ta­cio­nes, por ejem­plo las endo­don­cias, del Plan de Aten­ción de Salud Buco­den­tal diri­gi­do a los niños de entre 6 y 12 años. Este Plan está finan­cia­do en su tota­li­dad por el Mº de Sani­dad, que trans­fie­re las can­ti­da­des pre­su­pues­ta­das a todas las CC.AA. # Exclu­sión total o copa­go por par­te del pacien­te de las tiras y medi­do­res de glu­co­sa para per­so­nas dia­bé­ti­cas. # Intro­du­cir el copa­go por el pacien­te de la ali­men­ta­ción hos­pi­ta­la­ria, así como de los pro­duc­tos de aseo y len­ce­ría. # Intro­du­cir el copa­go para el tra­ta­mien­to de la apnea del sue­ño y la oxi­ge­no­te­ra­pia. # Eli­mi­nar todo tipo de finan­cia­ción o intro­du­cir copa­go para vasec­to­mías y liga­du­ras de trom­pas, ale­gan­do que “no cons­ti­tu­yen nece­si­da­des de salud, sino de con­trol de la nata­li­dad”. Dice ade­más que no supon­dría gran pro­ble­ma ya que el acce­so real de la pobla­ción a estos pro­ce­di­mien­tos “en la prác­ti­ca es muy esca­so por las lar­gas lis­tas de espe­ra”. Oro tan­to se pro­po­ne para la repro­duc­ción asis­ti­da. # Excluir la finan­cia­ción del con­se­jo gené­ti­co en gru­pos de ries­go, es decir, diri­gi­do a los fami­lia­res de pacien­tes con deter­mi­na­das enfer­me­da­des en las que la heren­cia jue­ga un papel fun­da­men­tal. # Eli­mi­nar todo tipo de finan­cia­ción públi­ca para mule­tas, bas­to­nes y sillas de rue­das manua­les, así como para paña­les absor­ben­tes. Aquí la jus­ti­fi­ca­ción es que “su núme­ro aumen­ta de año en año”. # Eli­mi­nar la exen­ción de pago por par­te del pacien­te, actual­men­te en vigor, para deter­mi­na­dos tra­ta­mien­tos deri­va­dos de acci­den­tes de tra­ba­jo y enfer­me­da­des pro­fe­sio­na­les. # Otros con­cep­tos inclui­dos en el estu­dio para valo­rar su modi­fi­ca­ción o exclu­sión son: la PET (Tomo­gra­fía por Emi­sión de Posi­tro­nes), de espe­cial trascendencia[4], el trans­por­te sani­ta­rio, deter­mi­na­das vacu­na­cio­nes, etc.

Dado que la inclu­sión de todas las pres­ta­cio­nes obje­to de este aná­li­sis fue deci­di­da por Real Decre­to y son obli­ga­to­rias para todas las CC.AA, no es posi­ble que una Comu­ni­dad Autó­no­ma exclu­ya por su cuen­ta, o esta­blez­ca el copa­go, para algu­nas de ellas. La impor­tan­cia del docu­men­to publi­ca­do es que sin duda res­pon­de a una soli­ci­tud de infor­me hecha por el Minis­te­rio de Sani­dad a las dife­ren­tes Con­se­je­rías de Sani­dad, ante la deci­sión de rea­li­zar recor­tes de cala­do en las pres­ta­cio­nes, hecho que nece­sa­ria­men­te debe lle­var­se a cabo median­te Real Decre­to y para el con­jun­to del Esta­do. Los infor­mes reque­ri­dos deben valo­rar – como se hace en el caso de Madrid – tan­to el aho­rro deri­va­do del copa­go total o par­cial, como el “impac­to social”; es decir, el gra­do de indig­na­ción del res­pe­ta­ble.

Des­de hace tiem­po veni­mos aler­tan­do de la intro­duc­ción del copa­go a tra­vés de decla­ra­cio­nes de “exper­tos”, polí­ti­cos, ban­que­ros, etc. Aho­ra está escri­to negro sobre blan­co en un infor­me, bien es ver­dad que con­fi­den­cial.

Lo tene­mos delan­te: ver­de y con asas.

Lo úni­co que les detie­ne es el mie­do a que la gen­te se eche a la calle y diga de una vez que ya está bien. Y sólo lo podrá hacer si cuen­ta con infor­ma­ción fide­dig­na, ofre­ci­da por orga­ni­za­cio­nes fue­ra de cual­quier sos­pe­cha de finan­cia­ción o inte­rés espú­reo.

Mien­tras se pre­pa­ran mani­fes­ta­cio­nes en diver­sos terri­to­rios para el mes de abril, dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes se pre­pa­ran para sacar mesas a la calle para ofre­cer infor­ma­ción y reco­ger fir­mas con­tra el copa­go y la pri­va­ti­za­ción de la sani­dad. Todas las manos hacen fal­ta.

www​.cas​ma​drid​.org

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *