Gre­cia: Comu­ni­ca­do de los 300 emi­gran­tes en huel­ga de ham­bre y lla­ma­mien­to a acción común – La Haine

Ya en el duo­dé­ci­mo día en huel­ga de ham­bre, que­re­mos una vez más hacer varias acla­ra­cio­nes en torno a la dura lucha que hemos deci­di­do lle­var a cabo en favor de una vida dig­na. — Aho­ra que ha para­do la gue­rra sucia, el lodo y las men­ti­ras que duran­te los pri­me­ros días de la huel­ga de ham­bre en la Facul­tad de Dere­cho pusie­ron en mar­cha los medios de comu­ni­ca­ción masi­va, aho­ra que la enga­ño­sa dis­cu­sión sobre el asi­lo uni­ver­si­ta­rio se ha deja­do a un lado, aho­ra que man­dan a jui­cio a com­pa­ñe­ros nues­tros grie­gos acu­sa­dos prác­ti­ca­men­te de trá­fi­co ile­gal de per­so­nas, aho­ra que inclu­so hay minis­tros que con­si­de­ran jus­tas varias de nues­tras peti­cio­nes, aho­ra ha lle­ga­do la hora de que se escu­che más fuer­te nues­tra jus­ta deman­da de una lega­li­za­ción que pon­ga fin a la explo­ta­ción que veni­mos sufrien­do des­de hace años en Gre­cia. — Decla­ra­mos una vez más por todos los medios y en todas par­tes que vivi­mos des­de hace años en Gre­cia, que tra­ba­ja­mos sin segu­ri­dad social y con suel­dos de penu­ria. Hemos lle­ga­do a Ate­nas y a Saló­ni­ca y hemos empe­za­do esta lucha por­que ¡YA BASTA!

Esta deci­sión es abso­lu­ta­men­te nues­tra, de noso­tros, de los 300, y de todos los emi­gran­tes que han con­fia­do en noso­tros para luchar por ella. —No vamos a dejar esta huel­ga de ham­bre sea lo que sea lo que nos pase a noso­tros, a nues­tra salud o a nues­tra vida. O sali­mos de esto como seres huma­nos dig­nos con la cabe­za alta y con garan­tías de vamos a vivir legal­men­te y con dere­chos o, si no, no tene­mos razón para seguir viviendo.

Nues­tra lucha es tam­bién la lucha de todos los com­pa­ñe­ros grie­gos. Les hace­mos una vez más un lla­ma­mien­to para que estén de nues­tro lado y a la altu­ra de las circustancias.

Pedi­mos al gobierno que depon­ga su acti­tud inmo­vi­lis­ta hacia noso­tros y que cum­pla con lo obvio: somos tra­ba­ja­do­res en Gre­cia y, o nos tra­ta como a tales, o que vaya dan­do ya el encar­go de pre­pa­rar 300 féretros.

5 de febre­ro de 2011

En el duo­dé­ci­mo día de la huel­ga de hambre.

Los emi­gran­tes en hue­gla de hambre


Comu­ni­ca­do de la Ini­cia­ti­va de Soli­da­ri­dad con la Huel­ga de Hambre:

Lla­ma­mos a una jor­na­da de acción común, el 11 de febrero

El mar­tes 25 de enero, el edi­fi­cio his­tó­ri­co de la Facul­tad de Dere­cho –que no está en uso en la actua­li­dad– se con­vir­tió en el espa­cio de una lucha jus­ta y demo­crá­ti­ca. Este sitio, don­de en el pasa­do tuvie­ron lugar muchas luchas socia­les, tuvo la opor­tu­ni­dad de alber­gar una más, la de los 300 tra­ba­ja­do­res inmi­gran­tes que en Ate­nas y Saló­ni­ca recla­man la lega­li­za­ción sin con­di­cio­nes. Es una lucha por vivir con igual­dad de dere­chos, y la lle­van a cabo quie­nes no quie­ren seguir sien­do invisibles.

Des­de el prin­ci­pio, el poder esta­ble­ci­do y los medios de comu­ni­ca­ción pre­sio­nan a los inmi­gran­tes que par­ti­ci­pan en huel­ga de ham­bre y til­dan su lucha de ile­gal, lega­li­zan­do de esta mane­ra la vio­la­ción del asi­lo aca­dé­mi­co y la eva­cua­ción for­za­da del edificio.

El jue­ves 30 de enero por la tar­de, la poli­cía cor­tó el trá­fi­co en el cen­tro de Ate­nas, pro­du­cien­do imá­ge­nes de una ciu­dad inva­di­da, y rodeó el edi­fi­cio de la Facul­tad de Dere­cho. Miles de per­so­nas acu­die­ron en apo­yo de los que se encon­tra­ban en el edi­fi­cio, pero la poli­cía les impi­dió el acce­so, de modo que la gen­te se con­cen­tró espon­tá­nea­men­te en pro­tes­ta en los alre­de­do­res. Des­de las sie­te de la tar­de has­ta las cin­co de la man­dru­ga­da duró el chan­ta­je para que los huel­gis­tas aba­do­na­ran el edi­fi­cio. Al final de esa lar­ga noche, los huel­guis­tas se tras­la­da­ron a otro edi­fi­cio del cen­tro, acom­pa­ña­dos por gen­te soli­da­ria, y rea­li­za­ron una mar­cha a las cua­tro de la madrugada.

El nue­vo sitio –de pro­pie­dad pri­va­da– aca­bó pare­cien­do un cam­pa­men­to de refu­gia­dos: fal­ta de espa­cio, fal­ta de infra­es­truc­tu­ras higié­ni­cas, y muchos de los huel­guis­tas obli­ga­dos a dor­mir en tien­das, en un patio helado.

El gobierno y los medios des­pre­cian pro­fun­da­men­te la lucha de los inmi­gran­tes y la pre­sen­tan como ins­ti­ga­da por ele­men­tos que pre­ten­den crear males­tar social en el país.

La res­pues­ta vino, sin embar­go, por par­te de uno de los huel­guis­tas: lo más frus­tran­te es pre­ci­sa­men­te que no entien­dan que la nece­si­dad que nos ha traí­do aquí es tan gran­de que no nos hace fal­ta que nos ins­ti­guen sino que nos apoyen.

En un ambien­te de inti­mi­da­ción y repre­sión, cin­co com­pa­ñe­ros de la Ini­cia­ti­va de Soli­da­ri­dad son lla­ma­dos por el fis­cal para decla­rar como sos­pe­cho­sos de trá­fi­co de inmi­gran­tes ile­ga­les. Al mis­mo tiem­po, el minis­tro del Inte­rior ha exclui­do cual­quier posi­bi­li­dad de lega­li­za­ción y ha revo­ca­do el decre­to de 2009 con el que enton­ces se habían lega­li­za­do 15 inmi­gran­tes huel­guis­tas de ham­bre. Ade­más, ha adver­ti­do a todas las comu­ni­da­des de inmi­gran­tes en Gre­cia que procuren <

>.

Noso­tros, gen­te soli­da­ria con la jus­ta lucha de los inmi­gran­tes en huel­ga de ham­bre, decla­ra­mos que com­par­ti­mos res­pon­sa­bi­li­dad con nues­tros cin­co com­pa­ñe­ros y nos decla­ra­mos noso­tros mis­mos <> de dig­ni­dad y solidaridad.

En un cli­ma de repre­sión y polí­ti­cas anti­mi­gra­to­rias en Gre­cia y en toda Euro­pa, nece­si­ta­mos actuar para crear grie­tas sim­bó­li­cas en el sis­te­ma y obte­ner vic­to­rias políticas.

Es más urgen­te que nun­ca con­tri­buir al apo­yo más amplio a la huel­ga de ham­bre de los 300.

Lla­ma­mos a una jor­na­da de acción común, el 11 de febre­ro. Este día se cele­bra­rán accio­nes de soli­da­ri­dad por toda Gre­cia. Diri­gi­mos nues­tro lla­ma­mien­to a todos, aso­cia­cio­nes, sin­di­ca­tos, orga­ni­za­cio­nes o gru­pos polí­ti­cos y a todas las per­so­nas. Les pedi­mos que pro­tes­ten, en soli­da­ri­dad con esta jus­ta lucha de los inmigrantes.

¡Soli­da­ri­dad con los 300 inmi­gran­tes en huel­ga de hambre!

Recla­ma­mos la lega­li­za­ción incon­di­cio­nal para todos los inmigrantes.

Apo­ya­mos la deman­da de los inmi­gran­tes de dere­chos polí­ti­cos y socia­les igua­les a los de los tra­ba­ja­do­res griegos.

NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL

Ini­cia­ti­va de Soli­da­ri­dad con la huel­ga de ham­bre de los 300 inmigrantes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.