[Fotos] Inter­ven­ción ínte­gra de Rufi Etxe­be­rria en Eus­kal­du­na

EgunHori04.jpg

En pri­mer lugar agra­de­cer a los orga­ni­za­do­res el esfuer­zo rea­li­za­do para la cele­bra­ción de este acto y, agra­de­cer, como no, vues­tra pre­sen­cia en esta pre­sen­ta­ción de los esta­tu­tos de la nue­va for­ma­ción polí­ti­ca.

Nos ha pare­ci­do ade­cua­do este for­ma­to para, públi­ca­men­te y de mane­ra direc­ta, des­bro­zar los sus­ten­tos, com­pro­mi­sos y prin­ci­pios que defi­nen el nue­vo pro­yec­to polí­ti­co y orga­ni­za­ti­vo que esta sema­na se pre­sen­ta­rá ofi­cial­men­te en Madrid. Con ello, ade­más de evi­tar inter­pre­ta­cio­nes dis­tor­sio­na­das, hemos que­ri­do con­ci­tar el apo­yo a una lega­li­za­ción nece­sa­ria, fun­da­men­tal para que avan­ce­mos de for­ma irre­ver­si­ble hacia una paz y nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca pro­gre­si­va como ante­sa­la indis­pen­sa­ble de cual­quier diá­lo­go y nego­cia­ción entre todas las fuer­zas polí­ti­cas de nues­tro país.

Ya lo anun­cia­mos el 27 de Noviem­bre en Iru­ñea. La Izquier­da Aber­tza­le va a plan­tear la lega­li­za­ción de un nue­vo pro­yec­to polí­ti­co y orga­ni­za­ti­vo asu­mien­do en todos sus con­te­ni­dos los requi­si­tos que se esta­ble­cen en la Ley de Par­ti­dos.

En este acto, con inde­pen­den­cia de la per­so­na­li­dad jurí­di­ca de los pro­mo­to­res de la nue­va for­ma­ción, la Izquier­da Aber­tza­le quie­re, una vez más, remar­car que en esa apues­ta y com­pro­mi­so no hay esca­pis­mos lite­ra­rios sino un paso deter­mi­nan­te, cohe­ren­te y de no retorno con la tra­yec­to­ria abier­ta con las reso­lu­cio­nes reco­gi­das en el docu­men­to “Zutik Eus­kal Herria”. Por eso, que­re­mos decir con cla­ri­dad que la deman­da de lega­li­za­ción esta liga­da a un pun­to de infle­xión polí­ti­co y orga­ni­za­ti­vo, al fir­me com­pro­mi­so de alcan­zar un esce­na­rio de paz y solu­cio­nes demo­crá­ti­cas.
Lo hemos dicho, vamos a cum­plir la Ley, sí. Una Ley que, que­re­mos tam­bién denun­ciar, se vie­ne ins­tru­men­ta­li­zan­do con intere­ses neta­men­te polí­ti­cos mas allá del carác­ter demo­crá­ti­co o no de sus con­te­ni­dos nor­ma­ti­vos. Una opi­nión y con­vic­ción que, a nues­tro enten­der, es com­par­ti­da por la gran mayo­ría de la socie­dad vas­ca que ha vis­to como su volun­tad popu­lar era defor­ma­da en las ins­ti­tu­cio­nes repre­sen­ta­ti­vas para favo­re­cer opcio­nes e intere­ses polí­ti­cos con­cre­tos. Una reali­dad que, algu­nos, pre­ten­den man­te­ner a ultran­za con inde­pen­den­cia de eva­lua­cio­nes jurí­di­cas y demo­crá­ti­cas.

Esta deci­sión de cum­pli­men­tar los requi­si­tos lega­les es, pues, el resul­tan­te de una refle­xión, deba­te y deci­sión autó­no­ma y sobe­ra­na rea­li­za­da por la Izquier­da Aber­tza­le. No esta­mos ante un rega­te en cor­to a la nor­ma­ti­va legal sino ante un paso cohe­ren­te con nues­tras deci­sio­nes y com­pro­mi­sos por cons­truir un esce­na­rio de paz y solu­cio­nes demo­crá­ti­cas des­de don­de desa­rro­llar nues­tro legí­ti­mo pro­yec­to polí­ti­co, un paso para, sin con­di­cio­na­mien­tos de nin­gu­na natu­ra­le­za, depo­si­tar los cam­bios polí­ti­cos y socia­les en la volun­tad demo­crá­ti­ca de la ciu­da­da­nía. Una acti­tud que, tam­bién, recla­ma­mos y exi­gi­mos al Gobierno espa­ñol.

En los dos últi­mos años la Izquier­da Aber­tza­le ha rea­li­za­do una refle­xión con con­clu­sio­nes de carác­ter estra­té­gi­co. Hemos ana­li­za­do muchas cosas: el con­tex­to inter­na­cio­nal, la evo­lu­ción social y polí­ti­ca de los últi­mos 12 años con Liza­rra-Gara­zi como refe­ren­cia, la nece­si­dad de un esce­na­rio de no vio­len­cia y demo­cra­cia, las tras­for­ma­cio­nes que en cla­ve eco­nó­mi­ca, social y de valo­res se dan en la socie­dad vas­ca, la evo­lu­ción del mar­co auto­nó­mi­co, su ago­ta­mien­to polí­ti­co y la exi­gen­cia mayo­ri­ta­ria de un nue­vo sta­tus que res­pe­te la nación vas­ca y su legí­ti­mo dere­cho a deci­dir, o los acti­vos y pasi­vos que la situa­ción eco­nó­mi­ca inter­na­cio­nal pue­de pro­por­cio­nar a aque­llos y aque­llas que que­re­mos cons­truir para Eus­kal Herria un pro­yec­to eco­nó­mi­co y social jus­to y soli­da­rio.

En defi­ni­ti­va, una refle­xión con muchos acti­vos y pasi­vos, una refle­xión retros­pec­ti­va que todos los agen­tes polí­ti­cos debe­rían rea­li­zar en pro­fun­di­dad para ser capa­ces de ofre­cer solu­cio­nes paci­fi­cas y demo­crá­ti­cas a una socie­dad atra­ve­sa­da por la vio­len­cia y múl­ti­ples vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos indi­vi­dua­les y colec­ti­vos y, tam­bién en un plano más glo­bal, con­di­cio­na­da por la dic­ta­du­ra de los mer­ca­dos y sus mer­ca­de­res ins­ti­tu­cio­na­les. Pero, repe­ti­mos, una refle­xión de alcan­ce his­tó­ri­co que mar­ca un antes y un des­pués en nues­tra tra­yec­to­ria.

Como con­se­cuen­cia de la mis­ma la Izquier­da Aber­tza­le ha saca­do tres gran­des con­clu­sio­nes o refe­ren­cias de ges­tión en su pro­yec­to polí­ti­co:

En pri­mer lugar, y como eje deter­mi­nan­te, la apues­ta por un Pro­ce­so Demo­crá­ti­co que cie­rre un ciclo de con­fron­ta­ción vio­len­ta adop­tan­do una posi­ción cla­ra y fir­me por las vías exclu­si­va­men­te polí­ti­cas y demo­crá­ti­cas. Esta apues­ta por un pro­ce­so demo­crá­ti­co esta pivo­ta­da, tal como se reco­ge en el acuer­do de Ger­ni­ka, en:

La exi­gen­cia de un esce­na­rio de no vio­len­cia con garan­tías y de nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca pro­gre­si­va como con­di­cio­nes para cual­quier diá­lo­go y nego­cia­ción polí­ti­ca; es decir, no hay pro­ce­so de diá­lo­go y nego­cia­ción sin un esce­na­rio de ausen­cia de vio­len­cia con garan­tías y res­ta­ble­ci­mien­to de míni­mos demo­crá­ti­cos.
La asun­ción de los prin­ci­pios Mit­chell en el mar­co del diá­lo­go polí­ti­co como con­se­cuen­cia de lo ante­rior.
La asun­ción que la úni­ca garan­tía y tute­la­je del diá­lo­go polí­ti­co recae en la pro­pia socie­dad vas­ca y sus agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les.
El impul­so de un pro­ce­so de diá­lo­go, nego­cia­ción y acuer­do que inte­gre a todas las cul­tu­ras polí­ti­cas posi­bi­li­tan­do un mar­co demo­crá­ti­co don­de todos los pro­yec­tos polí­ti­cos sean posi­bles. Así pues, el obje­ti­vo polí­ti­co de ese pro­ce­so será más demo­cra­cia y res­pe­to a todos los dere­chos.

En segun­do lugar, cam­biar la cul­tu­ra polí­ti­ca en el ámbi­to sobe­ra­nis­ta, inde­pen­den­tis­ta y pro­gre­sis­ta impul­san­do la con­ver­gen­cia y la acu­mu­la­ción de fuer­zas como ins­tru­men­tos para inci­dir en el cam­bio polí­ti­co y social. Hemos sido y somos inde­pen­den­tis­tas, somos socia­lis­tas, cree­mos en la nación vas­ca y su legí­ti­mo dere­cho a deci­dir su futu­ro, cree­mos en otro mode­lo socio­eco­nó­mi­co para una socie­dad más jus­ta y soli­da­ria. Y todo ello lo tene­mos que tra­ba­jar con otros sec­to­res polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les gene­ran­do mayo­rías demo­crá­ti­cas que vayan modi­fi­can­do posi­cio­nes ins­ti­tu­cio­na­les y socia­les. Es decir, apos­ta­mos por una polí­ti­ca de alian­zas amplia y efi­caz para hacer efec­ti­vo el cam­bio polí­ti­co en la sen­da inde­pen­den­tis­ta.

Y en ter­cer lugar, impul­sar un nue­vo pro­yec­to polí­ti­co y orga­ni­za­ti­vo mar­can­do un pun­to de infle­xión y supera­ción de mode­los ante­rio­res.

Así pues, esta­mos ante un deba­te y reso­lu­cio­nes que mar­can un pun­to de infle­xión de con­se­cuen­cias direc­tas en los prin­ci­pios que la nue­va for­ma­ción polí­ti­ca sitúa en sus esta­tu­tos para recla­mar su lega­li­dad.
Deci­mos pun­to de infle­xión por­que, huyen­do de con­tex­tua­li­za­cio­nes polí­ti­cas sobre actua­cio­nes vio­len­tas, la Izquier­da Aber­tza­le ha resuel­to desa­rro­llar su pro­yec­to polí­ti­co por vías exclu­si­va­men­te polí­ti­cas y demo­crá­ti­cas.

El com­pro­mi­so, pues, de este nue­vo pro­yec­to con las vías exclu­si­va­men­te polí­ti­cas y demo­crá­ti­cas es fir­me e ine­quí­vo­co, no estan­do suje­to a varia­bles tác­ti­cas o fac­to­res coyun­tu­ra­les. En eso no hay mar­cha atrás posi­ble.

En con­se­cuen­cia de lo ante­rior en los esta­tu­tos que se van a pre­sen­tar, la Izquier­da Aber­tza­le recha­za y se opo­ne al uso de la vio­len­cia, o la ame­na­za de su uti­li­za­ción, para el logro de obje­ti­vos polí­ti­cos y, eso inclu­ye la vio­len­cia de ETA, si la hubie­ra, en cual­quie­ra de sus mani­fes­ta­cio­nes.

De for­ma expli­ci­ta el nue­vo pro­yec­to polí­ti­co y orga­ni­za­ti­vo de la Izquier­da Aber­tza­le ni jus­ti­fi­ca ni ampa­ra el uso de la vio­len­cia, cual­quie­ra que sea el ori­gen o natu­ra­le­za de la mis­ma. Y, en con­se­cuen­cia, recha­za el uso de cual­quier tipo de vio­len­cia, coac­ción o con­ni­ven­cia polí­ti­ca u orga­ni­za­ti­va con orga­ni­za­cio­nes que la uti­li­cen para obte­ner fines u obje­ti­vos polí­ti­cos.

Por tan­to, recha­zo expli­ci­to de la vio­len­cia y no con­ni­ven­cia de nin­gu­na natu­ra­le­za con la mis­ma son con­se­cuen­cias direc­tas de nues­tra apues­ta por las vías exclu­si­va­men­te polí­ti­cas y demo­crá­ti­cas y así que­da­rá refle­ja­do en los esta­tu­tos de la nue­va for­ma­ción.

Asi­mis­mo, en los esta­tu­tos de la nue­va for­ma­ción se remar­ca su total auto­no­mía y sobe­ra­nía defen­dien­do el fun­cio­na­mien­to demo­crá­ti­co de sus estruc­tu­ras y recha­zan­do cual­quier tipo de subor­di­na­ción y/​o depen­den­cia. Cues­tión que nos pare­ce impor­tan­te des­ta­car.

Con todo ello, la Izquier­da Aber­tza­le, des­de la reafir­ma­ción en sus obje­ti­vos inde­pen­den­tis­tas y socia­lis­tas, en su apues­ta por un cam­bio polí­ti­co y social, esta­ble­ce prin­ci­pios demo­crá­ti­cos ine­quí­vo­cos para con­tri­buir a la supera­ción de cual­quier tipo de vio­len­cia, a la con­so­li­da­ción de un esce­na­rio de paz y demo­cra­cia, de vigen­cia real de los dere­chos indi­vi­dua­les y colec­ti­vos.

Este es el nue­vo pro­yec­to polí­ti­co y orga­ni­za­ti­vo que la Izquier­da Aber­tza­le pre­sen­ta­rá en los pró­xi­mos días en el Regis­tro de Aso­cia­cio­nes Polí­ti­cas del Minis­te­rio de Inte­rior. Fir­me en sus obje­ti­vos polí­ti­cos, en sus refe­ren­cias de cam­bio polí­ti­co y social, en su volun­tad por un esce­na­rio de paz y solu­cio­nes demo­crá­ti­cas para Eus­kal Herria. Y por otro lado, cla­ro en sus prin­ci­pios y com­pro­mi­sos para res­pon­der a los requi­si­tos lega­les esta­ble­ci­dos.

Estos son los prin­ci­pios y com­pro­mi­sos bási­cos que se reco­gen en los esta­tu­tos de la nue­va for­ma­ción. Así pues, ante la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, medios de comu­ni­ca­ción, per­so­na­li­da­des aquí pre­sen­tes y, espe­cial­men­te, ante la socie­dad vas­ca la Izquier­da Aber­tza­le deman­da la lega­li­za­ción del nue­vo pro­yec­to polí­ti­co y orga­ni­za­ti­vo.

Eus­kal Herria, 7 de Febre­ro de 2011

— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —

Valo­ra­ción de Boltxe Kolek­ti­boa

El esta­do ha per­di­do su pul­so con la izquier­da Aber­tza­le. ETA está cum­plien­do sus acuer­dos con la Comi­sión Inter­na­cio­nal de Media­ción, de hecho Con­fe­bask con­fe­sa­ba estos días que no han lle­ga­do car­tas exi­gien­do el impues­to revo­lu­cio­na­rio a los empre­sa­rios.

Igual­men­te la Izquier­da Aber­tza­le cum­ple con sus com­pro­mi­sos y es una vez más el esta­do quien no lo hace. Sin embar­go el mun­do mira hacia Madrid, su acti­tud es simi­lar a la del gobierno sio­nis­ta israe­lí, a la mano abier­ta vas­ca Espa­ña y sus pode­res fác­ti­cos res­pon­den con más repre­sión.

En la agen­da polí­ti­ca de Eus­kal Herria están los pre­sos y pre­sas polí­ti­cos vas­cos, su reuni­fi­ca­ción urgen­te en Eus­kal Herria como paso pre­vio a su libe­ra­ción, el fin de la doc­tri­na Parot y el cese del hos­ti­ga­mien­to poli­cial a la juven­tud y a los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras vas­cas.

El tiem­po corre con­tra el impe­ria­lis­mo espa­ñol, si no hay una res­pues­ta posi­ti­va a la pro­pues­ta de paz de la Izquier­da Aber­tza­le el esta­do espa­ñol se da la mano con los car­ni­ce­ros y geno­ci­das israe­líes en el con­flic­to pales­tino y como Israel, su posi­ción numan­ti­na cede­rá al impul­so inter­na­cio­nal y a la pro­pia acción popu­lar.

La lega­li­za­ción tam­bién va a ser fru­to de una bata­lla de nues­tro pue­blo y de las fuer­zas soli­da­rias sin duda algu­na y hoy se ha dado el pri­mer paso por res­ta­ble­cer la ver­da­de­ra volun­tad popu­lar aho­ra suplan­ta­da por el gol­pis­mo espa­ñol a tra­vés del ile­gí­ti­mo gobierno de López apo­ya­do por PP y el gru­po de Rosa Díez en Vas­con­ga­das y del esta­do de excep­ción per­ma­nen­te impues­to a Nafa­rroa por UPN-PP-PSN.

EgunHori01jpg.jpg

Inte­gran­tes de la izquier­da aber­tza­le se diri­gen al Pala­cio Eus­kal­du­na de Bil­bo, don­de se han pre­sen­ta­do los prin­ci­pio y esta­tu­tos de la nue­va for­ma­ción de la izquier­da aber­tza­le. (Mari­sol RAMIREZ/​ARGAZKI PRESS)

EgunHori02.jpg

Fotó­gra­fos y cáma­ras de tele­vi­sión rodean a Rufi Etxe­be­rria e Iñi­go Iruin en el Pala­cio Eus­kal­du­na de Bil­bo. (Rafa RIVAS/​AFP)

EgunHori03.jpg

Rufi Etxe­be­rria ha expli­ca­do el «ancla­je polí­ti­co» en el que nace la nue­va for­ma­ción de la izquier­da aber­tza­le ante los reu­ni­dos en el Eus­kal­du­na. (Mari­sol RAMIREZ/​ARGAZKI PRESS

EgunHori05.jpg

Jose­ba Per­mach con­ser­va con Juan­jo­xe Petri­ko­re­na ante la mira­da son­rien­te de Tasio Erki­zia. (Rafa RIVAS/​AFP)

EgunHori06.jpg

Una aba­rro­ta­da sala sigue aten­ta­men­te la inter­ven­ción de Rufi Etxe­be­rria. (Rafa RIVAS/​AFP)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *