Acu­mu­lar fuer­zas sobe­ra­nis­tas, avan­zar has­ta la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria

Boltxe Kolek­ti­boa

Edi­to­ria­la

Ha lle­ga­do el momen­to del nue­vo pul­so entre el esta­do neo tur­co de Espa­ña y el pue­blo vas­co. La pre­sen­ta­ción de los esta­tu­tos de la nue­va for­ma­ción polí­ti­ca aber­tza­le y de izquier­da no va a dejar indi­fe­ren­te a nadie. Des­de la ultra dere­cha espa­ño­la comien­za ya el rosa­rio de mani­fes­ta­cio­nes y zan­ca­di­llas, el fran­quis­mo cono­ce bien a la izquier­da aber­tza­le y sabe que no hay pac­to posi­ble sobre la base de sus exijen­cias his­tó­ri­cas, que no son otras que acep­tar la par­ti­ción de Hego Eus­kal Herria, renun­ciar a la nación vas­ca y a los sie­te terri­to­rios, acep­tar la cons­ti­tu­ción de los mili­ta­res, corres­pon­sa­bi­li­zar­se de la corrup­ción galo­pan­te que lo inva­de todo.

No hay acuer­do posi­ble en estos tér­mi­nos, es cier­to. La alter­na­ti­va demo­crá­ti­ca que enca­ra­rá la nue­va for­ma­ción y su con­fluen­cia de alian­zas con EA y Alter­na­ti­ba sitúa tam­bién a un hipo­té­ti­co acuer­do de estas carac­te­rís­ti­cas de mane­ra inme­jo­ra­ble para conec­tar con las mayo­rías obre­ras y asa­la­ria­das que en estos días se han movi­li­za­do con­tra la últi­ma (por aho­ra!) cana­lla­da del sin­di­ca­lis­mo del pese­bre repre­sen­ta­do por los pro patro­na­les UGT y CC.OO.

No reci­bi­rá en pri­me­ra ins­tan­cia los para­bie­nes del régi­men y es pro­ba­ble que la lega­li­za­ción defi­ni­ti­va sea la con­se­cuen­cia de la movi­li­za­ción de masas en Eus­kal Herria. Lla­ma­mos a par­ti­ci­par en todas las movi­li­za­cio­nes por­que el movi­mien­to popu­lar y el sin­di­ca­lis­mo pre­ci­sa­mos de mane­ra urgen­te de una fuer­za polí­ti­ca ‑o de una coa­li­ción- que sea la voz de las víc­ti­mas del capi­tal en los foros que aho­ra mono­po­li­zan el gol­pis­mo y bas­tan­tes cola­bo­ra­do­res nece­sa­rios suyos

Obvia­men­te, una ile­ga­li­za­ción más nos situa­ría en uno de esos regí­me­nes corrup­tos y ven­ta­jis­tas que en estos días están cayen­do, eso se per­ci­be per­fec­ta­men­te.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *