Piden a Sui­za abrir inves­ti­ga­ción por tor­tu­ra con­tra Bush

George BushGeor­ge Bush

La Orga­ni­za­ción Mun­dial con­tra la Tor­tu­ra (OMCT), una coa­li­ción de ONG que tra­ba­jan en este ámbi­to, ins­tó hoy al Gobierno sui­zo a abrir una inves­ti­ga­ción por tor­tu­ra con­tra el ex pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, Geor­ge W. Bush, con oca­sión de una visi­ta que rea­li­za­rá el pró­xi­mo 12 de febre­ro a Gine­bra.

“No exis­te la menor duda de la obli­ga­ción que tie­ne Sui­za de abrir una inves­ti­ga­ción por tor­tu­ra con­tra toda per­so­na que se encuen­tre en su terri­to­rio y que hubie­se auto­ri­za­do, par­ti­ci­pa­do o sido cóm­pli­ce bajo cual­quier for­ma” de actos rela­cio­na­dos con la tor­tu­ra y tra­tos inhu­ma­nos, recal­có.

Esa obli­ga­ción, recor­dó la enti­dad, está basa­da en la Con­ven­ción de Nacio­nes Uni­das con­tra la Tor­tu­ra, que Sui­za ha rati­fi­ca­do, “y no exis­te nin­gu­na nor­ma que sir­va para hacer una excep­ción en favor de los anti­guos jefes de Esta­do”.

Duran­te el man­da­to de Bush, la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia (CIA) auto­ri­zó méto­dos cues­tio­na­bles en los inte­rro­ga­to­rios de sos­pe­cho­sos de terro­ris­mo en Guan­tá­na­mo (Cuba), Iraq y Afga­nis­tán, que diver­sas orga­ni­za­cio­nes de defen­sa de los dere­chos huma­nos ‑inclui­do el exper­to de la ONU sobre la Tor­tu­ra, Man­fred Nowak‑, han denun­cia­do como tor­tu­ras.

En repre­sen­ta­ción de todas las orga­ni­za­cio­nes que reagru­pa, la OMCT ha envia­do una car­ta al Gobierno hel­vé­ti­co recor­dan­do que “exis­te un con­jun­to de prue­bas con­vin­cen­te sobre una polí­ti­ca de tor­tu­ra y malos tra­tos bajo la Admi­nis­tra­ción Bush”.

Tal polí­ti­ca está “amplia­men­te docu­men­ta­da” y ha sido reve­la­da a la opi­nión públi­ca “inclu­so por el pro­pio Gobierno de Bush, que ha reco­no­ci­do haber auto­ri­za­do téc­ni­cas de inte­rro­ga­to­rio que cons­ti­tuían actos de tor­tu­ra”.

Geor­ge W. Bush esta­rá el pró­xi­mo día 12 en Gine­bra para asis­tir, como invi­ta­do de honor, a una cena de gala orga­ni­za­da por la aso­cia­ción judía Keren Hayes­sod.

Esta visi­ta fue man­te­ni­da has­ta hace poco en secre­to y sólo esta­ban infor­ma­dos los des­ti­na­ta­rios de las invi­ta­cio­nes para ese even­to, en el que par­ti­ci­pan cada año alre­de­dor de 600 per­so­nas y que en 2002 con­tó con la pre­sen­cia del pre­de­ce­sor de Bush en la Casa Blan­ca, Bill Clin­ton.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *