“Los dic­ta­do­res no dic­tan, obe­de­cen órde­nes”- Michel Chos­su­dovsky

El régi­men de Muba­rak podría caer fren­te a un movi­mien­to nacio­nal de pro­tes­ta… ¿Cuá­les son las pers­pec­ti­vas para Egip­to y el mun­do ára­be?

Los “dic­ta­do­res” no dic­tan, obe­de­cen órde­nes. Esto es ver­dad en Egip­to, Túnez y Arge­lia.

Los dic­ta­do­res son inva­ria­ble­men­te títe­res polí­ti­cos. Los dic­ta­do­res no deci­den.

El pre­si­den­te Hos­ni Muba­rak fue un fiel sir­vien­te de intere­ses eco­nó­mi­cos occi­den­ta­les y lo mis­mo vale para Ben Alí.

El gobierno nacio­nal es el obje­to del movi­mien­to de pro­tes­ta.

El obje­ti­vo es derro­car al títe­re en lugar del titi­ri­te­ro.

Las con­sig­nas en Egip­to son “Aba­jo Muba­rak, aba­jo el régi­men”. No se habla de car­te­les con­tra EE.UU… La influen­cia deci­si­va y des­truc­ti­va de EE.UU. en Egip­to y en todo Medio Orien­te sigue sin men­cio­nar­se.

Las poten­cias extran­je­ras que ope­ran entre bas­ti­do­res están pro­te­gi­das con­tra el movi­mien­to de pro­tes­ta.

No habrá nin­gún cam­bio polí­ti­co sig­ni­fi­ca­ti­vo a menos que el movi­mien­to de pro­tes­ta enca­re direc­ta­men­te el tema de la inje­ren­cia extran­je­ra

La emba­ja­da de EE.UU. en El Cai­ro es una impor­tan­te enti­dad polí­ti­ca que inva­ria­ble­men­te res­ta impor­tan­cia al gobierno nacio­nal. La emba­ja­da no es un obje­ti­vo del movi­mien­to de pro­tes­ta.

En 1991 se impu­so en Egip­to un devas­ta­dor pro­gra­ma del FMI en el momen­to álgi­do de la Gue­rra del Gol­fo. Se nego­ció a cam­bio de la anu­la­ción de la mul­ti­mi­llo­na­ria deu­da mili­tar de Egip­to con EE.UU. así como de su par­ti­ci­pa­ción en la gue­rra. La des­re­gu­la­ción resul­tan­te de los pre­cios de los ali­men­tos, la arro­lla­do­ra pri­va­ti­za­ción y las masi­vas medi­das de aus­te­ri­dad lle­va­ron al empo­bre­ci­mien­to de la pobla­ción egip­cia y a la des­es­ta­bi­li­za­ción de su eco­no­mía. Elo­gia­ron al gobierno de Muba­rak como “alumno mode­lo del FMI”.

El papel del gobierno de Ben Alí en Túnez fue impo­ner la mor­tí­fe­ra medi­ci­na eco­nó­mi­ca del FMI, que duran­te un perío­do de más de vein­te años sir­vió para des­es­ta­bi­li­zar la eco­no­mía nacio­nal y empo­bre­cer a la pobla­ción tune­ci­na. Duran­te los últi­mos 23 años, la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca y social en Túnez ha sido dic­ta­da por el Con­sen­so de Washing­ton.

Tan­to Hos­ni Muba­rak como Ben Alí per­ma­ne­cie­ron en el poder por­que sus gobier­nos obe­de­cie­ron e impu­sie­ron efec­ti­va­men­te los dic­ta­dos del FMI.

De Pino­chet y Vide­la a Baby Doc, Ben Alí y Muba­rak, los dic­ta­do­res han sido ins­ta­la­dos por Washing­ton. His­tó­ri­ca­men­te en Lati­noa­mé­ri­ca, los dic­ta­do­res fue­ron colo­ca­dos en sus sitios median­te una serie de gol­pes mili­ta­res patro­ci­na­dos por EE.UU. En el mun­do actual se hace median­te “elec­cio­nes libres y lim­pias” bajo la super­vi­sión de la “comu­ni­dad inter­na­cio­nal”.

Nues­tro men­sa­je al movi­mien­to de pro­tes­ta:

Las ver­da­de­ras deci­sio­nes se toman en Washing­ton DC, en el Depar­ta­men­to de Esta­do de EE.UU., en el Pen­tá­gono, en Lan­gley, cen­tral de la CIA, en H Street NW, la cen­tral del Ban­co Mun­dial, y en el FMI.

Hay que enca­rar la rela­ción del “dic­ta­dor” con los intere­ses extran­je­ros. Derro­cad a los títe­res polí­ti­cos pero no olvi­déis que hay que ata­car a los “ver­da­de­ros dic­ta­do­res”.

El movi­mien­to de pro­tes­ta debe­ría con­cen­trar­se en la ver­da­de­ra sede de la auto­ri­dad polí­ti­ca; debe­ría tener en la mira (de mane­ra pací­fi­ca, orde­na­da y no vio­len­ta) a la emba­ja­da de EE.UU., la dele­ga­ción de la Unión Euro­pea, las misio­nes nacio­na­les del FMI y del Ban­co Mun­dial.

Un cam­bio polí­ti­co sig­ni­fi­ca­ti­vo sólo se pue­de ase­gu­rar si se aban­do­na la agen­da de polí­ti­ca eco­nó­mi­ca neo­li­be­ral.

Reem­pla­zo del régi­men

Si el movi­mien­to de pro­tes­ta no se plan­tea el papel de las poten­cias extran­je­ras inclui­das las pre­sio­nes ejer­ci­das por “inver­sio­nis­tas”, acree­do­res exter­nos e ins­ti­tu­cio­nes finan­cie­ras inter­na­cio­na­les, no se logra­rá el obje­ti­vo de la sobe­ra­nía nacio­nal. En cuyo caso, lo que ocu­rri­rá es un pro­ce­so limi­ta­do de “reem­pla­zo de régi­men”, que ase­gu­re la con­ti­nui­dad polí­ti­ca.

Los “dic­ta­do­res” son ins­ta­la­dos y remo­vi­dos. Cuan­do están des­acre­di­ta­dos polí­ti­ca­men­te y ya no sir­ven a los intere­ses de sus patro­ci­na­do­res esta­dou­ni­den­ses se les reem­pla­za por un nue­vo líder, reclu­ta­do fre­cuen­te­men­te en las filas de la opo­si­ción polí­ti­ca.

En Túnez el gobierno de Oba­ma ya se ha posi­cio­na­do. Se pro­po­ne jugar un papel cru­cial en el “pro­gra­ma de demo­cra­ti­za­ción” (es decir la cele­bra­ción de las deno­mi­na­das elec­cio­nes lim­pias). Tam­bién se pro­po­ne uti­li­zar la cri­sis polí­ti­ca como medio para debi­li­tar el papel de Fran­cia y con­so­li­dar su posi­ción en el nor­te de Áfri­ca:

“EE.UU., que eva­luó rápi­da­men­te la olea­da de pro­tes­ta en las calles de Túnez, tra­ta de apro­ve­char su ven­ta­ja para pre­sio­nar por refor­mas demo­crá­ti­cas en el país, y más allá.

El envia­do de más alto ran­go de EE.UU. para Medio Orien­te, Jef­frey Felt­man, fue el pri­mer fun­cio­na­rio extran­je­ro que lle­gó al país des­pués de que el pre­si­den­te Zine El Abi­di­ne Ben Alí fue depues­to el 14 de enero y rápi­da­men­te lla­mó a rea­li­zar refor­mas. Dijo el mar­tes que sólo unas elec­cio­nes libres y lim­pias for­ta­le­ce­rían y otor­ga­ran cre­di­bi­li­dad a la diri­gen­cia ase­dia­da del Esta­do nor­te­afri­cano.

“Cier­ta­men­te espe­ro que uti­li­za­re­mos el ejem­plo tune­cino”, agre­gó el secre­ta­rio adjun­to de Esta­do Felt­man en con­ver­sa­cio­nes con otros Esta­dos ára­bes.

Fue envia­do al país nor­te­afri­cano para ofre­cer ayu­da de EE.UU. en la tur­bu­len­ta tran­si­ción del poder, y se reu­nió con minis­tros tune­ci­nos y per­so­na­li­da­des de la socie­dad civil.

Felt­man via­ja a París el miér­co­les para dis­cu­tir la cri­sis con los diri­gen­tes fran­ce­ses, refor­zan­do la impre­sión de que EE.UU. diri­ge el apo­yo inter­na­cio­nal para un nue­vo Túnez, en detri­men­to de la anti­gua poten­cia colo­nial, Fran­cia…

Las nacio­nes occi­den­ta­les apo­ya­ron duran­te mucho tiem­po a la diri­gen­cia depues­ta de Túnez, por ver­la como un bas­tión con­tra mili­tan­tes islá­mi­cos en la región nor­te­afri­ca­na.

En 2006, el enton­ces secre­ta­rio de defen­sa de EE.UU. Donald Rums­feld, hablan­do en Túnez, elo­gió la evo­lu­ción del país.

Explo­tan­do la situa­ción, la secre­ta­ria de Esta­do de EE.UU., Hillary Clin­ton inter­vino ágil­men­te con un dis­cur­so en Doha el 13 de enero, advir­tien­do a los diri­gen­tes ára­bes que per­mi­tie­ran más liber­ta­des a sus ciu­da­da­nos.

“No cabe duda que EE.UU. tra­ta de posi­cio­nar­se muy rápi­do del lado bueno…” AFP: “EE.UU. ayu­da a con­for­mar el resul­ta­do del levan­ta­mien­to tune­cino,”

¿Ten­drá éxi­to Washing­ton en la ins­ta­la­ción de un nue­vo régi­men títe­re?

Depen­de en gran par­te de la capa­ci­dad del movi­mien­to de pro­tes­ta al enca­rar el papel insi­dio­so de EE.UU. en los asun­tos inter­nos del país.

No se men­cio­nan los pode­res pre­pon­de­ran­tes del impe­rio. Con una amar­ga iro­nía, el pre­si­den­te Oba­ma ha expre­sa­do su apo­yo al movi­mien­to de pro­tes­ta.

Mucha gen­te den­tro del movi­mien­to de pro­tes­ta cree que el pre­si­den­te Oba­ma está com­pro­me­ti­do con la demo­cra­cia y los dere­chos huma­nos, apo­ya la deci­sión de la opo­si­ción de depo­ner a un dic­ta­dor, ins­ta­la­do por EE.UU. para comen­zar.

Cap­ta­ción de diri­gen­tes de la opo­si­ción

La cap­ta­ción de los diri­gen­tes de los gran­des par­ti­dos de opo­si­ción y orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil en anti­ci­pa­ción del colap­so de un gobierno títe­re auto­ri­ta­rio for­ma par­te de los cálcu­los de Washing­ton, apli­ca­dos en dife­ren­tes regio­nes del mun­do.

El pro­ce­so de cap­ta­ción es imple­men­ta­do y finan­cia­do por fun­da­cio­nes basa­das en EE.UU. que inclu­yen la Fun­da­ción Nacio­nal por la Demo­cra­cia (NED) y Free­dom Hou­se (FH). Tan­to FH como NED tie­nen víncu­los con el Con­gre­so de EE.UU., el Con­se­jo de Rela­cio­nes Exte­rio­res (CFR) y el esta­blish­ment de los nego­cios esta­dou­ni­den­se. Se sabe que tan­to NED como FH están liga­dos a la CIA.

La NED está acti­va­men­te invo­lu­cra­da en Túnez, Egip­to y Arge­lia. Free­dom Hou­se apo­ya a varias orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil en Egip­to.

“La NED fue esta­ble­ci­da por el gobierno de Reagan des­pués de que el papel de la CIA en el finan­cia­mien­to clan­des­tino para derro­car gobier­nos extran­je­ros se sacó a la luz, lle­van­do a que los par­ti­dos, movi­mien­tos, perió­di­cos, libros, revis­tas e indi­vi­duos que reci­bían fon­dos de la CIA fue­ran des­acre­di­ta­dos… Como fun­da­ción bipar­ti­da­ria, con par­ti­ci­pa­ción de los dos prin­ci­pa­les par­ti­dos, así como de la AFL-CIO y la Cáma­ra de Comer­cio de EE.UU., la NED se hizo car­go del finan­cia­mien­to de movi­mien­tos de derro­ca­mien­to extran­je­ros, pero de modo encu­bier­to y bajo la rúbri­ca de “pro­mo­ción de la demo­cra­cia”. (Stephen Gowans, enero de 2011 Wha­t’s left

Aun­que EE.UU. ha apo­ya­do al gobierno de Muba­rak duran­te los últi­mos trein­ta años, las fun­da­cio­nes esta­dou­ni­den­ses con víncu­los con el Depar­ta­men­to de Esta­do de EE.UU. y el Pen­tá­gono han apo­ya­do acti­va­men­te a la opo­si­ción polí­ti­ca, inclui­do el movi­mien­to de la socie­dad civil. Según Free­dom Hou­se: “La socie­dad civil egip­cia es al mis­mo tiem­po vibran­te y res­trin­gi­da. Hay cien­tos de orga­ni­za­cio­nes no guber­na­men­ta­les dedi­ca­das a expan­dir los dere­chos civi­les y polí­ti­cos en el país, que ope­ran en un entorno fuer­te­men­te regu­la­do.” (Comu­ni­ca­do de pren­sa de Free­dom Hou­se).

En una amar­ga iro­nía, Washing­ton apo­ya la dic­ta­du­ra de Muba­rak, inclui­das sus atro­ci­da­des, mien­tras res­pal­da y finan­cia a sus detrac­to­res, a tra­vés de FH, NED, entre otros.

Bajo los aus­pi­cios de Free­dom Hou­se, disi­den­tes egip­cios y opo­nen­tes de Hos­ni Muba­rak fue­ron reci­bi­dos en mayo de 2008 por Con­do­leez­za Rice en el Depar­ta­men­to de Esta­do y el Con­gre­so de EE.UU. Tam­bién se reu­nie­ron con el Con­se­je­ro de Segu­ri­dad Nacio­nal de la Casa Blan­ca, Stephen Had­ley, quien fue “el prin­ci­pal con­se­je­ro de polí­ti­ca exte­rior de la Casa Blan­ca” duran­te el segun­do perío­do de Geor­ge W. Bush.

El esfuer­zo de Free­dom Hou­se por empo­de­rar a una nue­va gene­ra­ción de pro­pug­na­do­res ha pro­du­ci­do resul­ta­dos tan­gi­bles y el pro­gra­ma de Nue­va Gene­ra­ción en Egip­to ha adqui­ri­do impor­tan­cia local e inter­na­cio­nal­men­te. Beca­dos egip­cios visi­tan­tes de todos los gru­pos de la socie­dad civil reci­bie­ron [mayo de 2008] aten­ción y reco­no­ci­mien­to sin pre­ce­den­tes, inclui­das reunio­nes en Washing­ton con la secre­ta­ria de Esta­do de EE.UU., el con­se­je­ro de segu­ri­dad nacio­nal y des­ta­ca­dos miem­bros del Con­gre­so. En las pala­bras de Con­do­leez­za Rice, repre­sen­tan la “espe­ran­za para el futu­ro de Egip­to. Free­dom Hou­se, http://​www​.free​domhou​se​.org/​t​e​m​p​l​a​t​e​.​c​f​m​?​p​a​g​e​=​6​6​&​p​r​o​g​r​a​m​=84.

Ambi­güe­da­des polí­ti­cas: Char­lan­do con “dic­ta­do­res”, con­fra­ter­ni­zan­do con “disi­den­tes”

En mayo de 2009, Hillary Clin­ton se reu­nió con una dele­ga­ción de disi­den­tes egip­cios, varios de los cua­les se habían reu­ni­do con Con­do­leez­za Rice un año antes. Esas reunio­nes a alto nivel se cele­bra­ron una sema­na antes de la visi­ta de Oba­ma a Egip­to.

La secre­ta­ria de Esta­do de EE.UU., Hillary Clin­ton, elo­gió el tra­ba­jo de un gru­po de acti­vis­tas de la socie­dad civil egip­cia con los que se reu­nió hoy y dijo que corres­pon­día a los intere­ses de Egip­to que se orien­ta­ra hacia la demo­cra­cia y mos­tra­ra más res­pe­to por los dere­chos huma­nos.

Los 16 acti­vis­tas se reu­nie­ron con Clin­ton y con el secre­ta­rio de Esta­do adjun­to inte­ri­no para asun­tos de Medio Orien­te, Jef­frey Felt­man, en Washing­ton al final de una beca de dos meses orga­ni­za­da por el pro­gra­ma Nue­va Gene­ra­ción de Free­dom Hou­se.

Los beca­dos mos­tra­ron preo­cu­pa­ción por lo que per­ci­bie­ron como el dis­tan­cia­mien­to del gobierno de EE.UU. de la socie­dad civil egip­cia y lla­ma­ron al pre­si­den­te Oba­ma a que se reúna con jóve­nes acti­vis­tas inde­pen­dien­tes de la socie­dad civil cuan­do visi­te El Cai­ro la pró­xi­ma sema­na. Tam­bién ins­ta­ron al gobierno de Oba­ma a que con­ti­núe sumi­nis­tran­do apo­yo polí­ti­co y finan­cie­ro a la socie­dad civil egip­cia y a que ayu­de a abrir el espa­cio para orga­ni­za­cio­nes no guber­na­men­ta­les que está fuer­te­men­te res­trin­gi­do bajo la anti­gua ley de emer­gen­cia de Egip­to.

Los beca­dos dije­ron a Clin­ton que ya aumen­ta el impul­so en Egip­to a favor de más dere­chos civi­les y huma­nos, y que se nece­si­ta urgen­te­men­te el apo­yo de EE.UU. en este momen­to. Sub­ra­ya­ron que la socie­dad civil repre­sen­ta una “ter­ce­ra vía” mode­ra­da y pací­fi­ca en Egip­to, una alter­na­ti­va a los ele­men­tos auto­ri­ta­rios del gobierno y a los que abra­zan un régi­men teo­crá­ti­co. (Free­dom Hou­se, mayo de 2009)

Duran­te sus becas, los acti­vis­tas pasa­ron una sema­na en Washing­ton reci­bien­do entre­na­mien­to como pro­pug­na­do­res y obte­nien­do una ense­ñan­za des­de den­tro del fun­cio­na­mien­to de la demo­cra­cia esta­dou­ni­den­se. Des­pués de su entre­na­mien­to se pudo a los beca­rios en con­tac­to con orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil de todo el país con las que com­par­tie­ron expe­rien­cias con sus homó­lo­gos esta­dou­ni­den­ses. Los acti­vis­tas ter­mi­na­rán su pro­gra­ma… visi­tan­do a fun­cio­na­rios del gobierno, miem­bros del Con­gre­so, medios noti­cio­sos y think tanks.” (Free­dom Hou­se, mayo de 2009)

Estos gru­pos opo­si­to­res de la socie­dad civil –que actual­men­te jue­gan un papel impor­tan­te en el movi­mien­to de pro­tes­ta– están apo­ya­dos y finan­cia­dos por EE.UU. Sir­ven inde­le­ble­men­te intere­ses esta­dou­ni­den­se.

La invi­ta­ción de disi­den­tes egip­cios al Depar­ta­men­to de Esta­do y al Con­gre­so de EE.UU. tam­bién pre­ten­de incul­car un sen­ti­mien­to de com­pro­mi­so y fide­li­dad a los valo­res demo­crá­ti­cos esta­dou­ni­den­ses. EE.UU. se pre­sen­ta como un mode­lo de Liber­tad y Jus­ti­cia. Y se des­ta­ca a Oba­ma como un «mode­lo ejem­plar».

Los titi­ri­te­ros apo­yan al movi­mien­to de pro­tes­ta con­tra sus pro­pios títe­res

¿Los titi­ri­te­ros apo­yan al movi­mien­to de pro­tes­ta con­tra sus pro­pios títe­res?

La expli­ca­ción es “apa­lan­ca­mien­to polí­ti­co”, “fabri­ca­ción de disen­so”. Apo­yo al dic­ta­dor así como a los opo­nen­tes del dic­ta­dor como medio para con­tro­lar a la opo­si­ción polí­ti­ca.

Estas accio­nes por par­te de Free­dom Hou­se y la NED por cuen­ta de los gobier­nos de Bush y Oba­ma, ase­gu­ran que la opo­si­ción de la socie­dad civil finan­cia­da por EE.UU. no diri­gi­rá sus ener­gías con­tra los titi­ri­te­ros tras el régi­men de Muba­rak, es decir el gobierno de EE.UU.

Esas orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil finan­cia­das por EE.UU. actúan como un “Caba­llo de Tro­ya” que se incrus­ta en el movi­mien­to de pro­tes­ta. Pro­te­gen los intere­ses de los titi­ri­te­ros. Ase­gu­ran que el movi­mien­to de pro­tes­ta en la base no enca­ra­rá el tema más amplio de la inje­ren­cia extran­je­ra en los asun­tos de Esta­dos sobe­ra­nos.

Blo­gue­ros de Face­book y Twit­ter apo­ya­dos y finan­cia­dos por Washing­ton

En rela­ción con el movi­mien­to de pro­tes­ta en Egip­to, varios gru­pos de la socie­dad civil finan­cia­dos por fun­da­cio­nes basa­das en EE.UU. han enca­be­za­do la pro­tes­ta en Twit­ter y Face­book:

“Acti­vis­tas del movi­mien­to egip­cio Kifa­ya (¡Bas­ta!) –una coa­li­ción de opo­nen­tes al gobierno– y del Movi­mien­to Juve­nil 6 de Abril orga­ni­za­ron las pro­tes­tas en las redes socia­les Face­book y Twit­ter. Infor­mes noti­cio­sos occi­den­ta­les dije­ron que al pare­cer Twit­ter se blo­quea­rá en Egip­to el mar­tes por la tar­de.” (Vea Voi­ce of Ame­ri­ca, Egip­to estre­me­ci­do por mor­tí­fe­ras pro­tes­tas anti­gu­ber­na­men­ta­les)

El movi­mien­to Kifa­ya, que orga­ni­zó una de las pri­me­ras pro­tes­tas diri­gi­das con­tra el régi­men de Muba­rak a fina­les de 2004, está apo­ya­do por el Cen­tro Inter­na­cio­nal de Con­flic­to No Vio­len­to basa­do en EE.UU. Kifa­ya es un movi­mien­to de amplia base que tam­bién ha toma­do posi­ción sobre Pales­ti­na y el inter­ven­cio­nis­mo esta­dou­ni­den­se en la región.

Por su par­te, Free­dom Hou­se ha esta­do invo­lu­cra­do en la pro­mo­ción y entre­na­mien­to en los blogs de Face­book y Twit­ter en Medio Orien­te y en el nor­te de Áfri­ca:

Los beca­rios de Free­dom Hou­se adqui­rie­ron peri­cia en la movi­li­za­ción cívi­ca, lide­raz­go y pla­ni­fi­ca­ción estra­té­gi­ca, y se bene­fi­cian de opor­tu­ni­da­des de cone­xión de redes median­te su inter­ac­ción con donan­tes basa­dos en Washing­ton, orga­ni­za­cio­nes inter­na­cio­na­les y los medios. Des­pués de vol­ver a Egip­to, los beca­rios reci­bie­ron peque­ños sub­si­dios para imple­men­tar ini­cia­ti­vas inno­va­do­ras como la pro­pug­na­ción de una refor­ma polí­ti­ca a tra­vés de men­sa­jes de SMS y Face­book. http://​www​.free​domhou​se​.org/​t​e​m​p​l​a​t​e​.​c​f​m​?​p​a​g​e​=​6​6​&​p​r​o​g​r​a​m​=84

Del 27 de febre­ro al 13 de mar­zo [2010], Free­dom Hou­se reci­bió a 11 blo­gue­ros de Medio Orien­te y del nor­te de Áfri­ca [de dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil] para un Tour de Estu­dios Avan­za­dos de Nue­vos Medios en Washing­ton, D.C. El Tour de Estu­dios sumi­nis­tró a los blo­gue­ros entre­na­mien­to en segu­ri­dad digi­tal, pro­duc­ción de vídeos digi­ta­les, desa­rro­llo de men­sa­jes y car­to­gra­fía digi­tal. Mien­tras estu­vie­ron en Washing­ton, los beca­rios tam­bién par­ti­ci­pa­ron en una infor­ma­ción del Sena­do, y se reu­nie­ron con res­pon­sa­bles de alto nivel de USAID, [el Depar­ta­men­to de] Esta­do y el Con­gre­so así como medios inter­na­cio­na­les inclui­dos Al-Jazee­raWashing­ton Post http://​www​.free​domhou​se​.org/​t​e​m​p​l​a​t​e​.​c​f​m​?​p​a​g​e​=​1​1​5​&​p​r​o​g​r​a​m​=​8​4​&​i​t​e​m​=87

Se pue­de com­pren­der fácil­men­te la impor­tan­cia dada por el gobierno de EE.UU. a este “pro­gra­ma de entre­na­mien­to” de blo­gue­ros, que va acom­pa­ña­do por reunio­nes de alto nivel en el Sena­do de EE.UU., el Con­gre­so, el Depar­ta­men­to de Esta­do, etc.

El papel de los medios socia­les Face­book y Twit­ter como expre­sio­nes de disen­so, debe ser eva­lua­do cui­da­do­sa­men­te a la luz de los víncu­los de diver­sas orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil egip­cia con Free­dom Hou­se (FH), (NED) y el Depar­ta­men­to de Esta­do.

BBC News World (trans­mi­sión en Medio Orien­te) citan­do men­sa­jes egip­cios en Inter­net ha infor­ma­do de que “EE.UU. ha esta­do envian­do dine­ro a gru­pos pro demo­cra­cia”. (BBC News World, 29 de enero de 2010). Según un infor­me en The Daily Tele­graph, citan­do un docu­men­to secre­to de la emba­ja­da de EE.UU. (29 de enero de 2011):

“Las pro­tes­tas en Egip­to están sien­do impul­sa­das por el movi­mien­to juve­nil 6 de abril, un gru­po de Face­book que ha atraí­do sobre todo a miem­bros jóve­nes y edu­ca­dos opues­tos a Muba­rak. El gru­po tie­ne unos 70.000 miem­bros y uti­li­za las redes socia­les para orques­tar pro­tes­tas e infor­mar sobre sus acti­vi­da­des.

Los docu­men­tos publi­ca­dos por Wiki­Leaks reve­lan que funcio­na­rios de la emba­ja­da de EE.UU. [en El Cai­ro] estu­vie­ron en con­tac­to regu­lar con el acti­vis­ta entre 2008 y 2009, con­si­de­rán­do­lo una de las fuen­tes más fia­bles para infor­ma­ción sobre abu­sos de los dere­chos huma­nos.

La Her­man­dad Musul­ma­na

La Her­man­dad Musul­ma­na en Egip­to cons­ti­tu­ye el mayor seg­men­to de la opo­si­ción al pre­si­den­te Muba­rak. Según infor­mes, la Her­man­dad Musul­ma­na domi­na el movi­mien­to de pro­tes­ta.

Aun­que exis­te una prohi­bi­ción cons­ti­tu­cio­nal con­tra par­ti­dos polí­ti­cos reli­gio­sos, los miem­bros de la Her­man­dad ele­gi­dos al par­la­men­to de Egip­to como “inde­pen­dien­tes” cons­ti­tu­yen el mayor blo­que par­la­men­ta­rio.

La Her­man­dad, sin embar­go, no cons­ti­tu­ye una ame­na­za direc­ta para los intere­ses eco­nó­mi­cos y estra­té­gi­cos de Washing­ton en la región. Las agen­cias de inte­li­gen­cia occi­den­ta­les tie­nen una anti­gua his­to­ria de cola­bo­ra­ción con la Her­man­dad. El apo­yo de Gran Bre­ta­ña a la Her­man­dad, orga­ni­za­do a tra­vés del Ser­vi­cio Secre­to bri­tá­ni­co, data de los años cua­ren­ta. Des­de los años cin­cuen­ta, según el ex fun­cio­na­rio de inte­li­gen­cia William Baer, “La CIA [cana­li­zó] el apo­yo a la Her­man­dad Musul­ma­na por “la enco­mia­ble capa­ci­dad de derro­car a Nas­ser”. 1954 – 1970: CIA and the Mus­lim Brotherhood Ally to Oppo­se Egy­ptian Pre­si­dent Nas­ser. Esos víncu­los encu­bier­tos con la CIA se man­tu­vie­ron des­pués de Nas­ser.

Comen­ta­rios fina­les

La remo­ción de Hos­ni Muba­rak ha esta­do, duran­te varios años, entre los pla­nes de la polí­ti­ca exte­rior de EE.UU.

El reem­pla­zo del régi­men sir­ve para ase­gu­rar la con­ti­nui­dad, mien­tras sumi­nis­tra la ilu­sión de que ha teni­do lugar un cam­bio polí­ti­co sig­ni­fi­ca­ti­vo.

La agen­da de Washing­ton para Egip­to ha sido “secues­trar el movi­mien­to de pro­tes­ta” y reem­pla­zar al pre­si­den­te Hos­ni Muba­rak por otro jefe de Esta­do títe­re, dócil. El obje­ti­vo de Washing­ton es sus­ten­tar los intere­ses de poten­cias extran­je­ras, defen­der la agen­da eco­nó­mi­ca neo­li­be­ral que ha ser­vi­do para empo­bre­cer a la pobla­ción egip­cia.

Des­de el pun­to de vis­ta de Washing­ton, el reem­pla­zo del régi­men ya no requie­re la ins­ta­la­ción de un régi­men mili­tar auto­ri­ta­rio como duran­te el apo­geo del impe­ria­lis­mo de EE.UU. Pue­de ser imple­men­ta­do median­te la cap­ta­ción de par­ti­dos polí­ti­cos, inclui­da la izquier­da, el finan­cia­mien­to de gru­pos de la socie­dad civil, la infil­tra­ción del movi­mien­to de pro­tes­ta y la mani­pu­la­ción de elec­cio­nes nacio­na­les.

Con refe­ren­cia al movi­mien­to de pro­tes­ta en Egip­to, el pre­si­den­te Oba­ma decla­ró en una trans­mi­sión por vídeo en You­Tu­be el 28 de enero: “El gobierno no debe recu­rrir a la vio­len­cia”. La pre­gun­ta más fun­da­men­tal es ¿cuál es la fuen­te de esa vio­len­cia? Egip­to es el mayor bene­fi­cia­rio de ayu­da mili­tar de EE.UU. des­pués de Israel. Los mili­ta­res egip­cios éstán con­si­de­ra­dos la base del poder del régi­men de Muba­rak:

“El ejér­ci­to y las fuer­zas poli­cia­les del país están arma­dos has­ta los dien­tes gra­cias a más de 1.000 millo­nes de dóla­res anua­les de Washing­ton… Cuan­do EE.UU. des­cri­be ofi­cial­men­te a Egip­to como “alia­do impor­tan­te” se refie­re sin que­rer al papel de Muba­rak como pues­to avan­za­do para ope­ra­cio­nes mili­ta­res y tác­ti­cas de gue­rra sucia en Medio Orien­te y más allá. Exis­te cla­ra evi­den­cia de gru­pos inter­na­cio­na­les de dere­chos huma­nos de que innu­me­ra­bles “sos­pe­cho­sos” entre­ga­dos por fuer­zas de EE.UU. en sus diver­sos terri­to­rios de ope­ra­cio­nes (cri­mi­na­les) son arro­ja­dos en secre­to a Egip­to para “inte­rro­ga­to­rio pro­fun­do”. El país sir­ve como un gigan­tes­co “Guan­tá­na­mo” en Medio Orien­te, con­ve­nien­te­men­te ocul­to al inte­rés públi­co esta­dou­ni­den­se y libre de suti­le­zas lega­les sobre dere­chos huma­nos.” (Finian Cun­ningham, Egypt: US-Bac­ked Repres­sion is Insight for Ame­ri­can Public, Glo­bal Research, 28 de enero de 2010).

EE.UU. no es un “mode­lo ejem­plar” de demo­cra­cia para Medio Orien­te. La pre­sen­cia mili­tar de EE.UU. impues­ta a Egip­to y al mun­do ára­be duran­te más de 20 años, com­bi­na­da con refor­mas “de libre mer­ca­do” cons­ti­tu­ye la raíz de la vio­len­cia esta­tal.

La inten­ción de EE.UU. es uti­li­zar el movi­mien­to de pro­tes­ta para ins­ta­lar un nue­vo régi­men.

El movi­mien­to popu­lar debe­ría reorien­tar sus ener­gías: Iden­ti­fi­car la rela­ción entre EE.UU. y “el dic­ta­dor”. Derro­car al títe­re polí­ti­co de EE.UU. pero sin olvi­dar a los “ver­da­de­ros dic­ta­do­res”.

Reorien­tar el pro­ce­so de cam­bio de régi­men.

Des­man­te­lar las refor­mas neo­li­be­ra­les.

Cerrar las bases mili­ta­res de EE.UU. en el mun­do ára­be.

Esta­ble­cer un gobierno ver­da­de­ra­men­te sobe­rano.

Tra­du­ci­do del inglés para Rebe­lión por Ger­mán Leyens y revi­sa­do por Caty R.

http://​www​.glo​bal​re​search​.ca/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​?​c​o​n​t​e​x​t​=​v​a​&​a​i​d​=​2​2​993

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *