La suer­te de Muba­rak está echa­da – Fidel Cas­tro

La suer­te de Muba­rak está echa­da, y ya ni el apo­yo de Esta­dos Uni­dos podrá sal­var su gobierno. En Egip­to vive un pue­blo inte­li­gen­te, de glo­rio­sa his­to­ria, que dejó su hue­lla en la civi­li­za­ción huma­na. “Des­de lo alto de estas pirá­mi­des 40 siglos os con­tem­plan”, cuen­tan que excla­mó Bona­par­te en un momen­to de exal­ta­ción cuan­do la revo­lu­ción de los enci­clo­pe­dis­tas lo lle­vó a ese extra­or­di­na­rio cru­ce de civi­li­za­cio­nes.

Al fina­li­zar la segun­da Gue­rra Mun­dial, Egip­to esta­ba bajo la bri­llan­te direc­ción de Abdel Nas­ser, quien jun­to a Jawahar­lal Neh­ru, here­de­ro de Mahat­ma Gandhi; Kwa­me Nkru­mah, Ahmed Sékou Tou­ré, líde­res afri­ca­nos que jun­to a Sukarno, pre­si­den­te de la enton­ces recién libe­ra­da Indo­ne­sia, crea­ron el Movi­mien­to de Paí­ses No Ali­nea­dos e impul­sa­ron la lucha por la inde­pen­den­cia de las anti­guas colo­nias. Los pue­blos del sudes­te asiá­ti­co, el Medio Orien­te y el Áfri­ca, como Egip­to, Arge­lia, Siria, Líbano, Pales­ti­na, el Saha­ra Occi­den­tal, el Con­go, Ango­la, Mozam­bi­que y otros, enfras­ca­dos en la lucha con­tra el colo­nia­lis­mo fran­cés, inglés, bel­ga y por­tu­gués con el res­pal­do de Esta­dos Uni­dos, lucha­ban por la inde­pen­den­cia con el apo­yo de la URSS y de Chi­na.

A ese movi­mien­to en mar­cha, se sumó Cuba tras el triun­fo de nues­tra Revo­lu­ción.

En 1956 Gran Bre­ta­ña, Fran­cia e Israel, ata­ca­ron por sor­pre­sa a Egip­to que había nacio­na­li­za­do el Canal de Suez. La audaz y soli­da­ria acción de la URSS, que inclu­so ame­na­zó con el empleo de su cohe­te­ría estra­té­gi­ca, para­li­zó a los agre­so­res.

La muer­te de Abdel Nas­ser, el 28 de sep­tiem­bre de 1970, sig­ni­fi­có un gol­pe irre­pa­ra­ble para Egip­to.

Esta­dos Uni­dos no cesó de cons­pi­rar con­tra el mun­do ára­be, que con­cen­tra las mayo­res reser­vas petro­le­ras del pla­ne­ta.

No es nece­sa­rio argu­men­tar mucho, bas­ta leer los des­pa­chos infor­ma­ti­vos de lo que inevi­ta­ble­men­te está ocu­rrien­do.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *