[Fotos] En el ani­ver­sa­rio del domin­go san­grien­to, [email protected] [email protected] [email protected] en Derry

El 30 de enero de 1972, 14 civi­les des­ar­ma­dos e inde­fen­sos fue­ron ase­si­na­dos por los para­cai­dis­tas de «su gra­cio­sa majes­tad» en la ciu­dad irlan­de­sa de Derry, bajo ocu­pa­cion bri­ta­ni­ca.

Es lo que se cono­ce como el domin­go san­grien­to, y cada año se recur­da a las vic­ti­mas del sal­va­jis­mo colo­nial bri­ta­ni­co. Este año, [email protected] [email protected] con Eus­kal Herria, en la mar­cha han recor­da­do tam­bien a l2s [email protected] vasc2s, sacan­do sus foto­gra­fias a la calle y como ges­to de soli­da­rui­dad e inter­na­cio­na­lis­mo.

Que­re­mos tam­bien recor­dar aqui, a quie­nes fue­ron ase­si­na­dos en las calles de Derry, por el ejer­ci­to de Gran Bre­ta­ña en uno de los epi­so­dios mas negros de la his­to­ria de Euro­pa

• Jac­kie Duddy (17 años), fue alcan­za­do por un dis­pa­ro en el hom­bro en el apar­ca­mien­to de Ross­vi­lle Park. La bala le atra­ve­só salien­do por la par­te izquier­da del pecho. Cua­tro tes­ti­gos decla­ra­ron que le aba­tie­ron mien­tras corría des­ar­ma­do huyen­do de los dis­pa­ros. Tres de ellos afir­ma­ron haber vis­to a un sol­da­do apun­tar deli­be­ra­da­men­te hacia él.

• Patrick Joseph Doherty (31 años), fue tiro­tea­do por la espal­da mien­tras se arras­tra­ba bus­can­do refu­gio. Doherty fue suje­to de una serie de foto­gra­fías, tan­to antes como des­pués de su muer­te, lle­va­das a cabo por el fotó­gra­fo fran­cés Gilles Peress. Aun­que el tes­ti­mo­nio de un sol­da­do le seña­la­ba como por­ta­dor de un arma con la que pudo haber dis­pa­ra­do con­tra las tro­pas bri­tá­ni­cas, el infor­me Wid­gery reco­no­ció pos­te­rior­men­te que en las foto­gra­fías se le podía ver des­ar­ma­do, resul­tan­do nega­ti­vas las prue­bas foren­ses bus­can­do resi­duos de haber uti­li­za­do un arma de fue­go.

• Ber­nard McGui­gan (41 años) que había esta­do escon­di­do en la esqui­na de los pisos Ross­vi­lle, salió agi­tan­do un pañue­lo blan­co para avi­sar de sus inten­cio­nes, tra­tan­do de lle­gar has­ta Patrick Doherty, que yacía mori­bun­do. En su camino reci­bió un dis­pa­ro en la cabe­za.

• Hugh Gil­mo­re (17 años) fue aba­ti­do cuan­do corría hacia los pisos Ross­vi­lle huyen­do de los disparos.[5] Tenía heri­das de bala en la par­te dere­cha y la par­te izquier­da del pecho, ade­más de en el bra­zo dere­cho. Pro­ba­ble­men­te estas heri­das se las cau­sa­ron dos balas.

• Kevin McElhin­ney (17 años) fue alcan­za­do por dis­pa­ros por la espal­da mien­tras se arras­tra­ba bus­can­do refu­gio. Dos tes­ti­gos decla­ra­ron que iba des­ar­ma­do. La bala le entró por la nal­ga izquier­da, salien­do por la par­te izquier­da de su pecho, cer­ca del hom­bro.

• Michael G. Kelly (17 años) reci­bió un tiro en el estó­ma­go mien­tras per­ma­ne­cía jun­to a la barri­ca­da de escom­bros pró­xi­ma a los pisos de Ross­vi­lle St. En el infor­me Wid­gery se reco­no­ció que iba des­ar­ma­do.

• John Pius Young (17 años) fue heri­do de bala en la cabe­za mien­tras esta­ba en la barri­ca­da de escom­bros. Dos tes­ti­gos decla­ra­ron que esta­ba des­ar­ma­do.

• William Noel Nash (19 años) reci­bió un tiro en el pecho cer­ca de la barricada.[6] Los tes­ti­gos decla­ra­ron que Nash esta­ba des­ar­ma­do e iba en ayu­da de uno de los heri­dos cuan­do fue aba­ti­do.

• Michael M. McDaid (20 años) fue heri­do de bala en la cara jun­to a la barri­ca­da mien­tras se ale­ja­ba de los para­cai­dis­tas. La tra­yec­to­ria de la bala, que entró por su meji­lla izquier­da salien­do por la par­te supe­rior dere­cha de su espal­da, indi­ca que podría haber sido aba­ti­do por un tira­dor des­de las posi­cio­nes que las tro­pas bri­tá­ni­cas ocu­pa­ban sobre las mura­llas de la ciu­dad.

• James Joseph Wray (22 años) fue heri­do y pos­te­rior­men­te rema­ta­do por dis­pa­ros a cor­ta dis­tan­cia cuan­do yacía en el sue­lo. Tes­ti­gos que no fue­ron lla­ma­dos a decla­rar para el infor­me Wid­gery afir­ma­ron que Wray esta­ba pidien­do ayu­da, gri­tan­do que no podía mover las pier­nas, cuan­do le dis­pa­ra­ron por segun­da vez. Un tes­ti­go (el padre O’Kee­fe) afir­mó que iba des­ar­ma­do.

• Gerald Donaghy (17 años) fue heri­do en el estó­ma­go mien­tras corría bus­can­do refu­gio entre Glen­fa­da Park y Abbey Park. Fue lle­va­do a una casa veci­na, don­de le exa­mi­nó un doc­tor. Allí le vacia­ron los bol­si­llos con obje­to de iden­ti­fi­car­lo. Una foto­gra­fía pos­te­rior de la poli­cía mos­tra­ba el cadá­ver de Donaghy con varias bom­bas de cla­vos en los bol­si­llos. Ni los que le regis­tra­ron en la casa ni el ofi­cial médi­co que cer­ti­fi­có su muer­te poco des­pués decla­ra­ron haber vis­to nin­gu­na bom­ba.
.
• Gerald (James) McKin­ney (34) fue aba­ti­do jus­to des­pués de Gerald Donaghy. Los tes­ti­gos decla­ra­ron que McKin­ney había esta­do corrien­do detrás de Donaghy. Cuan­do le vio caer, se detu­vo y levan­tó los bra­zos, gri­tan­do «¡No dis­pa­ren! ¡No dis­pa­ren!». En ese momen­to reci­bió un dis­pa­ro en el pecho.

• William A. McKin­ney (27 años) fue tiro­tea­do por la espal­da cuan­do inten­ta­ba ayu­dar a Gerald McKin­ney (con el que no le unía nin­gún paren­tes­co, pese al ape­lli­do). Aban­do­nó el refu­gio en el que esta­ba para ayu­dar a William.

• John John­son (59 años) fue heri­do en una pier­na quin­ce minu­tos des­pués de haber­se ini­cia­do el tiro­teo. Murió por cau­sa de sus heri­das cua­tro meses y medio más tar­de, en junio de 1972. Johns­ton fue la úni­ca víc­ti­ma que no asis­tía a la mar­cha; iba de camino a visi­tar a un ami­go en Glen­fa­da Park.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *