Fir­man el pac­to social: CCOO y UGT con­su­man la cana­lla­da- Corrien­te Roja

Fir­man el Pac­to social

CCOO y UGT con­su­man la cana­lla­da

Los diri­gen­tes de CCOO y UGT lle­ga­ron a un acuer­do con el gobierno y la patro­nal sobre el dere­cho a la jubi­la­ción y las pen­sio­nes públi­cas, como par­te fun­da­men­tal de un “gran pac­to social” que han fir­ma­do a bom­bo y pla­ti­llo en el día de hoy.

Por varias razo­nes el acuer­do sólo pue­de cali­fi­car­se como una trai­ción de dimen­sio­nes his­tó­ri­cas.

En pri­mer lugar, por­que pro­lon­gar la edad de tra­ba­jar en un país con cer­ca de cin­co millo­nes de parados/​as es un atro­pe­llo a los que lle­van toda una vida tra­ba­jan­do y un por­ta­zo en la nari­ces de los parados/​as. Retra­sar la edad de jubi­la­ción a los 67 años y exi­gir 38,5 años coti­za­dos para acce­der al 100% de la pen­sión exi­ge que un trabajador/​a comien­ce a tra­ba­jar a los 26 años y no deje de hacer­lo un solo día el res­to de su vida labo­ral. Quie­nes no garan­ti­zan el tra­ba­jo, quie­nes se han con­ver­ti­do en una fábri­ca de hacer para­dos exi­gen con­di­cio­nes inal­can­za­bles para poder cum­plir los requi­si­tos que la nue­va ley impo­ne.

En segun­do lugar, por el enor­me retro­ce­so que supo­ne para una con­quis­ta fun­da­men­tal de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, que ya había veni­do sufrien­do agre­sio­nes ante­rio­res. El Pac­to da satis­fac­ción, entre otras, a dos de las exi­gen­cias del capi­tal finan­cie­ro y de sus orga­nis­mos inter­na­cio­na­les (UE y FMI): retra­sar la edad de jubi­la­ción a los 67 años y ampliar el perío­do de cómpu­to de las pen­sio­nes de 15 a 25 años.

Estas dos medi­das supon­drán un recor­te de las pen­sio­nes de entre un 20 y un 25% en un país don­de las pen­sio­nes ya eran cla­ra­men­te insu­fi­cien­tes, con más del 70% de los pen­sio­nis­tas actua­les con pen­sio­nes de mise­ria. El acuer­do esta­ble­ce ade­más un meca­nis­mo de revi­sión quin­que­nal que faci­li­ta­rá nue­vos retra­sos en la edad de jubi­la­ción y en la cuan­tía de las pen­sio­nes. Es un empo­bre­ci­mien­to gene­ral de los trabajadores/​as, un acuer­do que satis­fa­ce los anhe­los del capi­tal finan­cie­ro de liqui­dar las pen­sio­nes públi­cas, para ase­gu­rar­se el sucu­len­to nego­cio con las pri­va­das.

En ter­cer lugar, por­que el acuer­do inclu­ye una “con­tra­par­ti­da” que no pasa de ser un auten­ti­ca toma­du­ra de pelo. Hablan de un plan de cho­que para los más jóve­nes y los para­dos de lar­ga dura­ción don­de se crea­rían 100.000 pues­tos tra­ba­jo para un sec­tor en el que hay 2.100.000 parados/​as de lar­ga dura­ción y cer­ca de 900.000 jóve­nes en don­de la tasa de des­em­pleo supera el 42%. Pues­tos de tra­ba­jo que serán como todos esos que se iban a crear con la refor­ma labo­ral. Pues­tos de tra­ba­jo que anun­cian que serán fomen­tan­do los con­tra­tos a tiem­po par­cial, o lo que es lo mis­mo tra­ba­jo con sala­rios de mise­ria y suje­tos a un incre­men­to ver­gon­zo­so de la fle­xi­bi­li­dad hora­ria, fun­cio­nal y geo­grá­fi­ca.

Y en cuar­to lugar, por­que el acuer­do com­pro­me­te a UGT y CCOO en el man­te­ni­mien­to de la paz social y la des­mo­vi­li­za­ción de la cla­se tra­ba­ja­do­ra des­pués del éxi­to de la huel­ga gene­ral del 29‑S, inten­tan­do mania­tar su capa­ci­dad de res­pues­ta ante los nue­vos y duros ata­ques que el patro­nal y el gobierno pre­pa­ran. Sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te, los diri­gen­tes de CCOO y UGT anun­cia­ron el acuer­do pre­ci­sa­men­te el mis­mo día en que en una huel­ga gene­ral con­tra el con­te­ni­do del mis­mo se desa­rro­lla­ba en Gali­za, Eus­kal Herria y en el res­to el esta­do se desa­rro­lló una impor­tan­te jor­na­da de lucha con paros y mani­fes­ta­cio­nes con­tra el pen­sio­na­zo y el pac­to social.

Esta­mos pues no ante una “nego­cia­ción” sino ante una capi­tu­la­ción en toda la regla para sos­te­ner el plan del FMI y la UE y apun­ta­lar a un cada día más des­cre­di­ta­do gobierno. Un Pac­to a cam­bio de dine­ro para que los diri­gen­tes de CCOO y UGT pre­ser­ven sus pri­vi­le­gios y sos­ten­gan a sus des­acre­di­ta­dos apa­ra­tos, empu­jan­do así a la mise­ria a millo­nes de trabajadores/​as. CCOO y UGT con­su­man así su papel de gen­dar­mes del capi­tal y de sus gobier­nos, recom­pen­sa­do con algu­nas pre­ben­das para finan­ciar su apa­ra­to y sus pri­vi­le­gios.

El pac­to social con­su­ma ade­más un frau­de anti­de­mo­crá­ti­co que des­nu­da el régi­men polí­ti­co. Los dipu­tados que van a votar tan ver­gon­zo­sa ley se apli­can para si otros cri­te­rios, para los trabajadores/​a 38,5 años de coti­za­ción para una jubi­la­ción de mise­ria, para sus “seño­rías” 7 años serán sufi­cien­tes para embol­sar­se una jubi­la­ción de pri­vi­le­gio más su suel­dos de expre­si­den­tes, ase­so­res de mul­ti­na­cio­na­les, etc,

Esta­mos ante un Pac­to polí­ti­co, de “uni­dad nacio­nal” para sos­te­ner a Zapa­te­ro, ava­lar la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca y social de este Gobierno de los ban­que­ros y con ello faci­li­tar que con­ti­núe con el durí­si­mo plan de ajus­te que vie­ne des­car­gan­do sobre la cla­se tra­ba­ja­do­ra en bene­fi­cio del capi­tal: recor­tes sala­ria­les y de pres­ta­cio­nes socia­les, refor­ma labo­ral que aba­ra­ta y faci­li­ta el des­pi­do,… ajus­te que tan­to el gobierno ZP, como un even­tual gobierno del PP, tie­nen inten­ción de seguir pro­fun­di­zan­do si se les deja.

Como veni­mos denun­cian­do des­de Corrien­te Roja, los ban­que­ros, la patro­nal y la dere­cha tie­nen tan cla­ro el papel del PSOE y de Zapa­te­ro que cuan­do todas las encues­tas pro­nos­ti­can un triun­fo segu­ro y amplí­si­mo del PP, nin­guno de ellos levan­ta la voz pidien­do elec­cio­nes anti­ci­pa­das. Se tra­ta jus­to de lo con­tra­rio: de que el PSOE haga el tra­ba­jo sucio has­ta el final, al dic­ta­do de la UE y del FMI, y deje el terreno lo más alla­na­do posi­ble a Rajoy. El pac­to tie­ne por eso un pro­fun­do sig­ni­fi­ca­do polí­ti­co, sella el com­pro­mi­so de la buro­cra­cia sin­di­cal y los Par­ti­dos par­la­men­ta­rios con el PP al fren­te, para sos­te­ner al Gobierno.

Inclu­so los que se mues­tran más dis­con­for­mes con lo fir­ma­do, como IU o el PCE, ponen empe­ño en no cri­ti­car a la direc­ción de CCOO-UGT y en no mover un solo dedo con­tra la fir­ma comen­zan­do por des­ca­li­fi­car las movi­li­za­cio­nes del pasa­do 27 de enero. En el fon­do nin­gu­na de estas opcio­nes tie­ne otra alter­na­ti­va en esen­cia dife­ren­te ante la cri­sis eco­nó­mi­ca a la que vie­ne plan­tean­do el Gobierno. Nin­guno ha esta­do ni esta dis­pues­tos a levan­tar medi­das resuel­ta­men­te anti­ca­pi­ta­lis­tas, a exi­gir que la cri­sis la paguen los capi­ta­lis­tas, a exi­gir la expro­pia­ción de la ban­ca, a no pagar la deu­da, a redu­cir la jor­na­da sin redu­cir el sala­rio, a garan­ti­zar sub­si­dio inde­fi­ni­do a los parados/​as, a rom­per con la Unión euro­pea y el FMI. Son Par­ti­dos del régi­men y del sis­te­ma por eso como hicie­ran en los Pac­to de la Mon­cloa en 1977, cuan­do ven ame­na­za­da su exis­ten­cia cie­rran filas en un gran acuer­do nacio­nal.

Con el pac­to CCOO y UGT y toda la cor­te par­la­men­ta­ria se han con­ver­ti­do en par­te acti­va y garan­tes de la apli­ca­ción de la polí­ti­ca del gobierno. Fren­te a ello, la tarea urgen­te es tra­ba­jar para enfren­tar con fir­me­za los pla­nes de ajus­te y los ata­ques a los dere­chos socia­les y labo­ra­les, opo­nién­do­se y denun­cian­do este ver­gon­zo­so pac­to y empe­ñan­do los mayo­res esfuer­zos en la cons­truc­ción de la herra­mien­ta de lucha, demo­crá­ti­ca y uni­ta­ria que per­mi­ta agru­par fuer­zas y supe­rar el obs­tácu­lo que supo­nen estas orga­ni­za­cio­nes.

Des­de Corrien­te Roja salu­da­mos los esfuer­zos del sin­di­ca­lis­mo de cla­se alter­na­ti­vo que opu­so a este pac­to la jor­na­da de lucha del pasa­do 27 de enero, que en reunio­nes como la cele­bra­da a nivel esta­tal el pasa­do día 22 de enero esta empre­ña­do en tra­ba­jar por levan­tar un refe­ren­te de cla­se y de lucha. Para ello es nece­sa­rio pro­fun­di­zar en el camino del 27 de enero, es decir, orga­ni­zar la movi­li­za­ción des­de su impul­so uni­ta­rio y no cejar en el empe­ño con­vo­can­do nue­vas accio­nes de pro­tes­ta antes de que la ley que entra en trá­mi­te par­la­men­ta­rio sea apro­ba­da. .

Para todo el sin­di­ca­lis­mo de cla­se alter­na­ti­vo, para la CIG, la mayo­ría sin­di­cal vas­ca, CGT, la Pla­ta­for­ma Hay que parar­les los pies y muchos otros agru­pa­mien­tos simi­la­res está plan­tea­do el desa­fío de pro­fun­di­zar la uni­dad de acción alcan­za­da el pasa­do 27 de enero. Para los sec­to­res de opo­si­ción que sur­gen des­de el seno de esto sin­di­ca­tos en espe­cial CCOO, el reto es no seguir un día más sos­te­nien­do a estos apa­ra­tos. No pue­den seguir man­te­nien­do ni eco­nó­mi­ca ni sin­di­cal­men­te a estos diri­gen­tes corrup­tos. Hay que unir todas las fuer­zas alre­de­dor de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les de cla­se y cons­truir jun­tos una herra­mien­ta de lucha que aca­be con la buro­cra­cia sin­di­cal.

Corrien­te Roja segui­mos afir­man­do que si a este gobierno no le echa­mos los trabajadores/​as con nues­tra movi­li­za­ción será el PP quien tome el rele­vo des­de las urnas. Si es la movi­li­za­ción obre­ra quien echa al gobierno, será un palo en la rue­da de los pla­nes de los ban­que­ros y el FMI y ven­ga quien ven­ga des­pués, nos va a encon­trar en la calle con más fuer­za para enfren­tar­los y a ellos con menos fuer­za y legi­ti­mi­dad social para apli­car esos pla­nes. Que sea la movi­li­za­ción obre­ra quien eche a este gobierno sería un paso en el camino de la úni­ca solu­ción de fon­do: impo­ner un plan de medi­das obre­ras de sali­da a la cri­sis y sen­tar los cimien­tos para que un gobierno de los tra­ba­ja­do­res y los sec­to­res popu­la­res plan­te cara a los ban­que­ros y tome en sus manos las rien­das de la eco­no­mía y del país.

Fren­te a los Pac­tos socia­les y la entre­ga que nos lle­va a la mise­ria, los trabajadores/​as y los pue­blos de Túnez o Egip­to son hoy el ejem­plo de cuál es el camino para toda la cla­se obre­ra en el mun­do.

Corrien­te Roja

2 de febre­ro de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *